Reciente

domingo, 23 de mayo de 2021

Matrimonio Depredador - Capítulo 174

Capítulo 174. No Puedo Quedar Embarazada (1)


Morga la elogió repetidamente por cómo ella había memorizado todas las complicadas estructuras del palacio real, dibujado un mapa, y todas las cosas importantes que dijo.

"Además, escuché que convertiste a Byun Gyeongbaek en un espía." Le sorprendía el hecho de que ella hubiera pensando en mentir con una poción.

Leah se mordió ligeramente el labio inferior. Ella no estaba acostumbrada a que le hicieran tantos cumplidos, por lo que se sentía avergonzada. Después de elogiarla durante mucho tiempo, Morga entró en razón tardíamente.

"Todavía no está listo, por favor espera un momento."

Puso una olla de agua caliente en un brasero. Luego ordenadamente comenzó a introducir en la olla los ingredientes extraños que estaban alineados a un lado. Incluso antes de introducir algunos ingredientes, los pesó en una balanza para comprobar su peso.

"Estoy haciendo una poción. Aunque ahora es el momento perfecto..." De alguna manera, parecía un poco inseguro. Mientras introducía el último ingrediente en la olla, Morga le dijo a Leah. "No hay ninguna ley que establezca que la hechicería sea incondicional. Cambia dependiendo de la situación. Aunque se utilicen los mismos ingredientes para elaborar una poción, el resultado puede variar según los cuerpos celestes, el estado del hechicero, entre otros factores."

Mientras Morga miraba dentro de la olla, añadió que cuanto más experto fuera el hechicero, existían más probabilidades de obtener los mismos resultados. Cuando escuchó ella la explicación sobre las pociones, recordó algo vagamente. Ella preguntó porque tenía curiosidad. "¿Realmente existen las pociones de amor?"

"En teoría, existen." Morga respondió, mientras revolvía el líquido en la olla con una espátula. "Pero dependiendo de quién haga la poción, los efectos pueden variar mucho. Como las pociones de amor intentan cambiar las emociones... en mi caso sólo puedo hacer afr0disíacos." También dijo que las pociones de amor que vendían los Tomari eran falsas. Leah, que había experimentado sus efectos en el pasado, escuchaba en silencio.

"Sólo un hechicero con gran poder puede hacer una verdadera poción de amor. Pero un hechicero con ese nivel podría hacer cualquier cosa." Morga se detuvo por un momento, agarró unos frutos de elaeagnus que estaban cerca y los introdujo en la olla. Luego, revolviendo de nuevo el líquido en la olla con una espátula, dijo. "A lo largo de la historia, sólo ha existido un hechicero de ese nivel."

"...Ya veo."

Leah, que había estado pensando en Cerdina, se sintió aliviada. Morga, que había sacado la olla del brasero para que se enfriara, miró a Leah con atención. Pudo notar las emociones en los ojos de Leah. "¿Estás preocupada por la Reina?"

Leah dudó, pero terminó diciendo lo que no quería decir. "Escuchó alucinaciones auditivas ocasionalmente... Puedo sentir que todavía estamos conectadas..."

Leah lo explicó ambiguamente, pero Morga sabía a qué se refería. "Esperamos que esos síntomas disminuyan un poco después de la ceremonia. Por favor, aguanta un poco más." Leah asintió lentamente.

 "No te preocupes, Leah."  Habló con firmeza. "Te protegeremos."

***
 
Morga le dijo que el hechizo que recibió esta vez no había sido muy fuerte, por lo que no dormiría durante días. Sin embargo, su cuerpo estaba muy cansado. Leah se quedó dormida en cuanto regresó a su habitación.

Estaba profundamente dormida, cuando sintió que alguien la abrazaba desde un lado. Leah lo llamó adormecida. "Ishakan..."

"Sigue durmiendo, Leah." Susurró.

Pero Leah quería tener una conversación con Ishakan porque no lo había visto en más de medio día, así que se giró. Ishakan tenía el cabello húmedo, probablemente se había lavado hace poco. 

"¿Qué has cenado?"

"Cordero y varias cosas más... comí mucho gracias a las damas de compañía que me atendieron muy bien. ¿Y tú?" 

Pero en lugar de responder, Ishakan tocó el cuerpo de Leah. Mientras acariciaba su vientre, dijo. "No parece que hayas comido mucho." Una gran mano le frotó las n@lgas. "Pronto tienes que elegir el vestido para la boda, pero no podrás usarlo estando tan delgada."

"Me esforzaré más en comer."

Continuaron hablando sobre la boda, cuando ella se acordó de algo y preguntó.

"¿Quedaré embarazada si hacemos la ceremonia?" Tenía miedo de que su debilitado cuerpo no pudiera soportar el embarazo. Pero no mencionó eso y siguió hablando casualmente. "Sólo preguntó para prepararme mentalmente."

Ishakan, que se quedó mirando fijamente a Leah durante un momento, respondió tardíamente. "Si no quieres, no."

Desafortunadamente, en cuanto escuchó su respuesta, ella se dio cuenta de inmediato. Su rostro se puso rígido y trató de sonreír forzadamente. Leah susurró en voz baja, tratando de parecer despreocupada.

"...Yo no puedo quedar embarazada."