Reciente

sábado, 22 de mayo de 2021

Matrimonio Depredador - Capítulo 173

Capítulo 173. Reunión Militar (3)


Ishakan seguía sorprendiendo a Leah. Ella abrió los labios y los cerró. Luego los abrió de nuevo y los volvió a cerrar. Después de repetir esto varias veces, finalmente hizo la pregunta. "...¿Me vas a convertir en Reina Reinante?"

A diferencia de la dudosa pregunta, la respuesta fue firme. "Sí. Es un regalo de bodas, Leah." Ishakan había decidido desde el principio darle la corona a Leah.

Ella se fue de Estia, pero no desapareció por completo el amor que sentía por su país. Aunque la familia real fuera derrocada, ella no quería que el pueblo de Estia sufriera daños, por eso estaba colaborando al máximo en la conquista.

Ella consideraba que el gobierno de Kurkan sería mejor para el pueblo que la tiranía de Blain, Cerdina y Byun Gyeongbaek. Al menos de esa manera Leah podría interferir.

Ella creía que ese sería el mejor escenario para Estia… Pero los planes de Ishakan estaban más allá de lo que Leah imaginaba.

Paralizada, Leah miró a los otros Kurkan. Ninguno de ellos parecía sorprendido de que el Rey le diera este regalo de bodas. Leah finalmente habló con un poco de dificultad.

"Pero Byun Gyeongbaek fue un regalo..."

"Sólo fue un pequeño regalo."

"......"

"¿No te gustó?"

Ishakan giró su cuerpo completamente hacia un lado, apoyando un codo en la mesa y la barbilla sobre su mano. Le preguntó a Leah mirándola fijamente.

"Si quieres, lo cambiaré por otra cosa." Leah negó con la cabeza rápidamente, su corazón latía intensamente. Ishakan se rió brevemente antes de decir. "Te dije que te daré cualquier cosa que quisieras." Realmente, no había límite cuando decía 'cualquier cosa'.  

Sus ojos dorados se veían brillantes. De repente, Leah sintió que sus mejillas se calentaban. Para tratar de ocultar su rubor, ella bajó rápidamente la cabeza y escondió su cara entre su cabello plateado.

En ese momento, ella entendió realmente el tipo de hombre con el que se casaría.

***

La reunión continuó. Sin embargo, como Leah no estaba concentrada, decidió abandonar la sala de conferencia.

En parte se debía a que estaba avergonzada porque su cara se puso roja por culpa de Ishakan. También, su corazón latía con tanta fuerza, que sentía que se escucharía en la sala de conferencia si se quedaba.

Cuando ella salió abriendo la puerta, se encontró con Haban y Mura, que estaban conversando. Existía un gran contraste entre el sombrío Haban y la vanidosa Mura.

Haban se acercó a Leah como si hubiera vuelto a la vida. "¡Leah!"

Ella se dio cuenta inmediatamente que no estaba presente Genin. Viendo que Leah había observado los alrededores discretamente, Haban le dijo con una sonrisa. "Genin está de permiso hoy. Pero no te preocupes, yo solo puedo servirle perfectamente a Ishakan."

Parecía que Haban quería que Leah se llevara a Mura rápidamente. Sin embargo, cuando ella se despidió adecuadamente, percibió que Haban miró a Mura con pesar. A diferencia de Haban, Mura se despidió impecablemente.

"Buena suerte, Haban."

"...Hasta luego, Mura."

Los ojos de Haban estaban llenos de sentimientos persistentes. Desde la perspectiva de Leah, parecían una pareja interesante en muchos sentidos. Si alguna vez tuviera la oportunidad, preguntaría cómo se conocieron y se hicieron pareja.

***

Después de descansar y cenar, Leah se dirigió al salón para reunirse con Morga. Cuando ella entró en el amplio salón, presenció un hecho interesante.

Leah no sabía el motivo, pero parecía que a las damas de compañía no les agradaba Morga. Aunque siempre habían querido estar cerca de Leah, en esta ocasión prefirieron mantenerse alejadas. Dejando a las damas de compañía en la puerta, Leah se acercó a Morga.

El salón estaba aún más caótico que la última vez. El patrón mágico en el suelo era más grande que antes, y en una esquina del salón estaban apilados diversos objetos.

Antes había un solo gran brasero, pero ahora habían ocho braseros que rodeaban el patrón mágico. Las braseros, que estaban llenos de ramas y hojas, desprendían el olor de las hojas de tabaco que Ishahan fumaba a menudo.

Si había otra diferencia, era que la última vez estaban presentes varios hechiceros, pero en esta ocasión sólo estaba Morga. Morga, estaba solo en el centro del salón, mirando atentamente un mapa de constelaciones zodiacales. De repente, murmuró con una mirada seria. "Aries y Leo... no, Escorpio..."

Morga, que estaba concentrado en el mapa de constelaciones zodiacales, levantó la vista cuando Leah se puso frente a él. "Has venido." La recibió con mucha alegría. "Todos se asombraron durante la reunión militar."