Reciente

sábado, 15 de mayo de 2021

La Emperatriz Se Volvió A Casar - Capítulo 310

Capítulo 310.



Lo mejor sería hablar con Sovieshu para resolver este asunto, como dijo Roteschu. Pero habían pasado menos de dos horas desde que le ordenó que se marchara y se puso del lado de la Vizcondesa Verdi.

Si voy ahora y le pido que me ayude... ¿me ayudará? Al recordarle que tenía sangre de esclava, ¿no se deshará de la princesa y de mí por ser demasiada molestia?

Después de mucho pensarlo, Rashta decidió visitar primero al Duque Elgy. Era el hombre en el que más confiaba en el mundo. 

***

Los bebés de su tribu se veían forzados a convertirse en pájaros durante varias horas al día. Por eso necesitaba un nido.

Cuando le pregunté qué sucedería si no pasaran varias horas al día como pájaros, respondió como si fuera algo natural.

— Pueden convertirse en pájaros en cualquier momento.

Dejé la cuchara en la mesa y miré mi vientre, que seguía plano. Entonces, recordé al pájaro que vi en mis sueños. ¿Quiere decir que mi bebé podrá convertirse en un pájaro adorable? ¿Como Heinley?

Cuando el bebé se convierta en pájaro, Heinley debería poder cuidarlo mejor que yo. Un bebé es pequeño, pero en forma de pájaro sería aún más pequeño.

Me imaginé a Heinley feliz de tener al polluelo, no más grande que el tamaño de mi palma, en su pecho. También me imaginé inmediatamente al bebé envuelto en una suave manta, con sólo su cara descubierta.

¿Seré capaz de cuidarlo bien? Aunque estaba preocupada, las comisuras de mi boca se elevaron naturalmente.

"¿Su Majestad?"

Al ver que mis labios se movían torpemente, Mastas me llamó como si le pareciera extraño.

"¿Está bien?"

"Estoy bien."

Respondí de inmediato, y sonreí deliberadamente con pesar.

Sabía que mis damas de compañía se pondrían muy felices si les decía que iba a tener un bebé. Lamentaba no poder hacerlo.

Mi embarazo seguía siendo un secreto. Había decidido usar esto para cavar una trampa, así que tenía que ser cuidadosa.

"Oh, sí, Su Majestad. Sobre Sir Koshar..."

Afortunadamente, Mastas cambió de tema.

"Era mucho más débil de lo que pensaba."

¿Qué?

Sin embargo, el nuevo tema resultó ser muy extraño. ¿Mi hermano era débil?

"Al ver a Sir Koshar, pensé, 'Increíble. Así que eso es lo que significa ser inocente'."

Además ¿inocente?

Eso no puede ser cierto.

"... ¿No te estarás confundiendo de persona, Señorita Mastas?"

Pero cuando le pregunté, Mastas se rió y sacudió las manos,

"Qué dice, Su Majestad. Es imposible confundir ese rostro."

Estaba desconcertada... ¿Mi hermano estaba empezando a cuidar su imagen ahora? ¿O se esforzó en actuar de forma inusualmente civilizada frente a Mastas?

* * *

Cuando dejó de llover después de dos días, abrí la ventana y contemplé el paisaje. El mundo se llenó de aire fresco en poco tiempo. Las gotas de lluvia se acumulaban en las hojas verdes y los pétalos amarillos, brillando como perlas bajo la luz del sol. El jardín se volvió aún más hermoso.

Entonces, intenté hablar de la misma forma que Heinley.

"Es un buen día para pescar."

... No lo haré de nuevo. No me queda bien.

Más tarde, envié invitaciones a nobles para celebrar una simple fiesta de té, incluso a nobles con los que tenía una mala relación.

Mis damas de compañía me ayudaron con las cartas, metiéndolas en los sobres y escribiendo la dirección en los mismos, pero al ver algunos nombres, preguntaron desconcertadas,

"¿También invitará a estas personas?"

"Su Majestad, esas personas eran muy cercanas a la anterior Reina."

"Sus propias familias están en buenos términos con la familia de la anterior reina."

Incluso tratándose de una fiesta de té, parecían preocupadas por invitar de la nada a nobles con los que tenía una mala relación.

Además, mis damas de compañía señalaron a aquellos que había calificado en broma con ellas como 'Nivel de Peligro 2'.

Cuanto más alto era el nivel, más hostiles eran hacia mí. En el nivel 1 estaban las Familias Ketron, Liberty y Zemensia. En el nivel 2 estaban los que se pegaban a ellos como sanguijuelas, y se enorgullecían de ello.

Era natural que mis damas de compañía estuvieran desconcertadas. Estaba invitando a un grupo de Nivel de Peligro 2 sin tomar ninguna contramedida. 

Aun así, no cambié de opinión. Estas invitaciones eran una trampa para fortalecer aún más el rumor de mi infertilidad. ¿No sería inútil invitar sólo a quienes estaban de mi lado?

Una vez que las invitaciones fueron enviadas, ordené poner una gran mesa en el jardín y preparar la comida.

Después de unas tres horas, las personas que recibieron las invitaciones se fueron reuniendo. Me saludaron y se sentaron mientras se saludaban entre ellos.

Incluso al tomar el té y comer, el ambiente era alegre y cálido. Las personas clasificadas en el Nivel de Peligro 2 no causaron ningún problema.

Si este buen ambiente se mantuviera durante toda la fiesta de té, el grupo que había convocado hoy bajaría de Nivel de Peligro 2.6 al Nivel 3. Entonces, traería a otro grupo de nobles hostiles para ponerlos a prueba.

"¿Te has enterado? La Señorita Imaru tendrá un hijo."

Pero unos treinta y cinco minutos después, finalmente mostraron sus verdaderos colores.

Fingí deliberadamente que me limpiaba la boca con un pañuelo para contener la risa.

"Oh, ¿tan pronto? ¿La Señorita Imaru no lleva casada sólo unos tres meses?"

"Han pasado casi cuatro meses. Debió quedar embarazada poco después de la boda."

"¡Qué buena noticia!"

A primera vista, no parecía gran cosa. Era sólo la noticia de que una joven dama, que se convirtió en una mujer noble, quedó embarazada. Incluso podría ser algo para celebrar.

Sin embargo, Imaru era la dama de compañía preferida de Christa. En otras palabras, se burlaban de mí de forma indirecta por aún no estar embarazada, mientras que una persona que se casó posteriormente daría a luz primero.

Quizá debería subirlos al nivel 1.5 en vez de al nivel 2.5.

"Por cierto, Su Majestad, ¿cuándo podremos escuchar esa buena de su parte?"

Como mínimo, la persona que acababa de hablar subiría definitivamente al nivel 1.5.

Luché por reprimir la risa que estaba a punto de salir y puse una expresión seria.

"Eso es un asunto de Su Majestad Heinley y Su Majestad Navier. No es de tu incumbencia."

Después de las frías palabras de Mastas, el ambiente cálido y alegre desapareció de inmediato. Algunos de los que pertenecían al Nivel de Peligro 2 comenzaron a agitar sus branquias con la misma fuerza que un pez en el agua.

"¿Por qué está tan alterada, Señorita Mastas?"

"Sólo preguntaba. El bebé de Su Majestad es el futuro de nuestro país."

"Así es. Esa es una pregunta que debería poder hacerse."

"Si quedara embarazada pronto, podría acabar con ese 'rumor'... ¿no es así?"

Mientras aquellos de Nivel de Peligro 2 se miraban y reían entre sí, el ambiente se volvió más frío.

"¿A qué rumor te refieres? No hemos escuchado nada al respecto."

"No están difundiendo nada extraño sobre Su Majestad, ¿verdad?"

La situación no tardó en convertirse en una acalorada discusión.

Si permitiera que continuara así, alguien de Nivel 2 podría hablar de más. No era propio de una emperatriz dejar que estallara una pelea, ¿cierto? Tenía que detenerlos con moderación.

Cuando consideré que era el momento adecuado, abrí la mano para dejar caer la taza de té que sostenía.

La taza de té se rompió en pedazos con un estruendoso sonido.

Los ojos de los nobles de Nivel 2 e incluso de los nobles que estaban de mi lado se abrieron por completo.

"Ah. Se me cayó por accidente."

Dije una mentira absurda, sonriendo con más frialdad que de costumbre.

"El sucesor es importante, pero más importante es estabilizar el país ahora mismo. ¿No hay un desacuerdo con Whitemond y otros países extranjeros ante nuestros ojos?

Era una línea preparada con el propósito de hacer creer a los demás que me sentía incómoda con el tema del sucesor.

Funcionó tan bien que varios de Nivel de Peligro 2 respondieron con excepcional regocijo.

Tenía que memorizar sus nombres.

***