Reciente

domingo, 18 de abril de 2021

La Emperatriz Se Volvió A Casar - Capítulo 299

Capítulo 299. Parto Prematuro (1)


Cuando le pregunté con inquietud, Heinley se mordió los labios con fuerza y me miró con ojos temblorosos. Como si tratara de contener la risa a punto de estallar.

¿Qué dije de gracioso?

Mirándolo desconcertada, Heinley apenas consiguió tragarse la risa y explicó,

"La habilidad no es hielo porque Reina sea una persona fría. Además, aún es demasiado pronto para afirmar que es hielo."

"Pero tu cabello y el lado de tu cama están congelados..."

"En eso tienes razón. Pero no se puede saber si es hielo, nieve o agua hasta que se manifieste por completo."

"Ah."

Aún estaba aturdida. Era la primera vez que me sentía así desde que me convertí en emperatriz cuando era muy joven y asumí las responsabilidades correspondientes.

Sentía como si me adentrara en un territorio completamente desconocido del que no sabía casi nada. De alguna manera se me puso la piel de gallina.

Mientras intentaba controlar los latidos de mi corazón, Heinley murmuró de repente con voz ansiosa.

"Desearía poder guiarte y ayudarte mejor, pero es difícil de explicar porque se manifestó en mí de pequeño."

"¿Tengo que escuchar una explicación?"

"No necesariamente, pero es bueno contar con la ayuda de un experto para perfeccionar la habilidad. Aunque sea por poco tiempo."

Ahora que lo pienso, Heinley se quedó en la academia mágica por un tiempo a pesar de no ser un estudiante regular. Entonces, fue para conseguir ayuda.

"Creo que lo mejor sería que fueras a la academia mágica..."

Quizá porque la academia se encontraba en el Imperio Oriental, la expresión de Heinley se volvió oscura.

Tras la tensión, Heinley preguntó de repente con el ceño fruncido,

"Por cierto, Reina. ¿No has comido muy poco últimamente?"

***

El secretario, al que Sovieshu envió para averiguar lo del collar de Evely, regresó unos días después e informó con una expresión rígida.

"El decano dice que le dio ese collar a Evely por un 'patrocinador'. Pero se negó a revelar la identidad de ese 'patrocinador'."

Parecía haber empleado un lenguaje duro para intentar abrir la boca del decano. El disgusto que se notaba claramente en la expresión del secretario daba una idea de la situación en ese momento.

"Sé que es bueno manteniendo la boca cerrada."

Sovieshu agitó la pluma en su mano y sonrió con satisfacción. Cuanto más difícil era obtener una información, más valiosa era.

Si el decano mantenía la boca cerrada, podía abrírsela apretando su mandíbula.

"Tendré que ir personalmente a Wirwol."

Aunque se decía que Wirwol operaba como una región autónoma, seguía estando en el territorio del Imperio Oriental.

Pensó en recordarle al decano que el Imperio Oriental estaba siendo considerado al no oprimirlos, y no porque no tuviera poder para hacerlo.

Después de que el secretario se retirara, Sovieshu convocó al Marqués Karl para chequear su agenda. Tenía tanto trabajo que casi no tenía días libres. Y es que ahora estaba más ocupado porque también se encargaba por su cuenta del trabajo que Navier realizaba.

"¿Es posible reorganizar la agenda? Necesito ir Wirwol."

"Este punto de la agenda es urgente, así que debe resolverse de inmediato. Este punto... este punto puede moverse."

Pero mientras estaban en plena discusión, otro secretario, el Conde Pirnu, entró e informó.

"Su Majestad, un miembro de la Corporación Oso está aquí."

"Si no es urgente, que venga más tarde."

"No sé si puede decirse que es urgente... hizo una solicitud extraña."

"¿Una solicitud extraña?"

"Dice que hubo una situación en la que alguien trató de falsificar los viejos pagarés emitidos por la Corporación Oso."

"¿Los pagarés?"

Sovieshu frunció el ceño. El Marqués Karl también se sobresaltó y se giró para mirar al Conde Pirnu.

Los pagarés de la Corporación Oso habían sido utilizados por la Familia Imperial durante generaciones. La falsificación de los pagarés se trataba de un problema muy serio.

"Afortunadamente, esa situación no pasó a mayores. Pero se preocuparon porque se trataban de viejos pagarés emitidos."

"Lo entiendo."

"Por eso lo primero que harán será cambiar los pagarés de mayor importe por otros pagarés hechos con un nuevo método. Los pagarés que utiliza Su Majestad son de mayor importe por lo que quieren cambiarlos, si decide enviarlos se hará en un día."

Como los pagarés no se iban a utilizar de inmediato, Sovieshu accedió sin dudarlo,

"Está bien."

***

El hombre de la Corporación Oso fue escoltado por caballeros de la Guardia Imperial hasta la sede.

Los Caballeros de la Guardia Imperial se aseguraron de que el hombre entrara en la sede de la Corporación Oso y se reuniera con el presidente antes de volver al palacio imperial.

"Aquí tiene, Presidente."

"Buen trabajo."

El presidente tomó el sobre con los pagarés, y lo dejó sobre la mesa, abrió un cajón, sacó las gafas especiales para distinguir los pagarés de la Familia Imperial y se las puso.

En efecto, todos eran pagarés de la Familia Imperial.

A continuación, sacó el libro de cuentas de pagarés emitidos y el informe detallado de uso para chequear el número y el importe de cada uno.

Hizo esto de forma rápida y cuidadosa. Como se trataba de un asunto importante el presidente lo comprobó unas cuatros veces, y suspiró quitándose las gafas.

'¡Lo que usó la Emperatriz Rashta fueron pagarés de la Emperatriz Navier!'

No era posible distinguir entre los pagarés de la emperatriz y los pagarés del emperador. Sin embargo, los pagarés emitidos al Emperador Sovieshu encajaban perfectamente con la emisión, el gasto y el importe total. 

En otras palabras, no había manera que fueran de la Emperatriz Rashta.

En este caso, sólo había una respuesta. La Emperatriz Rashta utilizó el dinero de la anterior emperatriz como si fuera de ella.

'Es realmente perversa.'

El presidente chasqueó la lengua.

Habiendo vivido como propietario de una gran corporación durante muchos años, también se había convertido en una persona calculadora. En muchos casos antepuso las ganancias al sentido de la justicia. Sin embargo, nunca usó sin permiso otro dinero que no fuera el suyo.

Además, se trataba de la Emperatriz Navier. ¿No se divorció por culpa de la Emperatriz Rashta? Cómo pudo atreverse a usar su dinero... incluso se aprovechó de ese dinero para elevar su reputación y ganarse los elogios de la gente. 

Había muchos emperadores y emperatrices peores en el mundo. Muchos estaban matando a decenas de miles de personas o arruinando su país cobrando más impuestos de los necesarios. Quizá la Emperatriz Rashta sea menos condenable que ellos.

Pero era despreciable.