Reciente

miércoles, 17 de marzo de 2021

El Retorno Del Gran Mago Después De 4000 Años - Capítulo 87

 Capítulo 87. Limpieza (3)



Frey e Iván siguieron a Snow cuando comenzó a ir hacia abajo.


“¿Vamos bajo tierra?”


“Para ser precisos, iremos hacia las raíces. Ju, ju. Usualmente solo las reinas y unos cuantos ancianos tienen permitido entrar, deberían sentirse honrados”.


“¿Nos estás llevando a tal lugar?”


Iván habló un poco dudoso.


En lugar de sentirse honrado por tal oportunidad, sentía que estaba siendo arrastrado a algo problemático.


Snow se encogió de hombros.


“No importa, fue Madre quien me dio permiso después de todo”.


Siguieron avanzando un poco más.


Los alrededores comenzaron a oscurecerse y dejaron de sentir la presencia de los elfos.


Frey se dio cuenta de que estaban realmente cerca de las raíces de Hruhiral.


Algo bastante interesante que Frey notó fue el hecho de que no estaba iluminado, pero tampoco estaba demasiado oscuro.


Y la razón de esto eran unas criaturas parecidas a las luciérnagas que volaban en los alrededores y desprendían una suave luz.


“¿Qué son? ¿Luciérnagas?”


“Eres muy grosero, son espíritus”.


“¿Hay espíritus así de débiles…?”


“Es porque ni siquiera se han convertido en espíritus de rango bajo todavía. De cierta forma, son los seres naturalmente más cercanos a la verdadera pureza”.


Snow asintió ante las palabras de Frey.


“No los toques, a ellos no les gustan los salvajes como tú”.


“Lo siento por ser un salvaje”.


Después de un tiempo llegaron a una enorme habitación.


Lo extraño acerca de la habitación era que era más brillante que las otras y había un árbol en el centro.


Iván miró extrañado.


“¿Hay un árbol entre las raíces de otro árbol?”


“La verdad es que esta es la verdadera forma de Hruhiral. Si Oydin hubiera sabido esto, habría venido aquí para contaminar a Hruhiral en lugar de ir a la cima”.


El árbol era mucho más pequeño que aquellos en la superficie.


Los árboles en el Gran Bosque Reynols eran todos bastante grandes, pero este árbol era solo la mitad de grande.


Sin embargo, a pesar de su pequeña estatura, el árbol exudaba un aura majestuosa que opacaba completamente incluso al Hruhiral en la superficie, tanto que incluso Iván, quien normalmente hacía comentarios sarcásticos, se quedó sin palabras.


Snow caminó hacia el árbol y luego saltó ligeramente para agarrar dos frutas que estaban creciendo en sus ramas.


Entonces, sonrió y estrechó sus manos hacia Frey e Iván.


Iván miró con extrañeza.


“Aunque no es una ensalada, tampoco es como que me guste particularmente este regalo…”


“¿Qué estupidez estás diciendo? Este es el fruto de Hruhiral, para aquellos como tú, que caminan por el sendero de la magia, es un objeto valioso que no podrían obtener ni siquiera si gastaran miles de monedas de oro”.


“¿Un tesoro? Bueno, admitiré que luce mejor que una manzana”.


Snow volteó la cabeza con expresión enojada y miró a Frey.


“Frey, tú entiendes su verdadero valor, ¿no es así?”


“Sí, es verdaderamente increíble. Es un objeto que no palidece ante ningún elixir conocido, Iván. Si lo comes, aumentará tu capacidad de maná al menos al doble”.


“¿En serio…?”


El maná era la fuente de poder más importante de los guerreros mágicos, especialmente para Iván, porque su arte marcial requería mucho más maná que las otras de su clase.


Si la capacidad de maná de Iván podía aumentar al doble solo por comer esta fruta, entonces lo beneficiaría enormemente.


Snow sacudió la cabeza.


“Eres como un mono que no puede reconocer un tesoro, aunque lo tenga frente a su rostro. Han sido más de 100 años desde que se le permitió a alguien que no fuera un elfo el consumir esta fruta…”


“Hruhiral nos ha dado un regalo asombroso. Es un gran honor”.


La expresión de Snow se suavizó un poco cuando Frey expresó su sincera gratitud.


Iván simplemente miró la fruta y luego le dio una mordida para comprobar.


“¡¡…!!”


“Bueno, el sabor no es malo”.


Tanto Frey como Snow se sorprendieron cuando lo vieron hacer esto.


“¡I-idiota! ¡Si la comas sin la debida preparación…!”


“¿Huh? Ugh…”


La cara de Iván se tornó roja repentinamente.


Frey golpeó la espalda de Iván con la palma de su mano al instante.


Chak.


“¡Urk…!”


“Siéntate y concéntrate de inmediato. Acabo de dispersar el maná de la fruta, cuando el choque desaparezca, el maná de la fruta volverá a fluir salvajemente”.


“K-kuh…”


“Si quieres que tus intestinos se queden dónde están, entonces tienes que concentrarte”.


Iván asintió con la cara llena de sudor.


Ni siquiera Frey pudo evitar hacer un comentario en esta situación.


“Qué idiota”.


***


“Él va a estar así por una semana”.


Frey suspiró mientras miraba a Iván.


Iván estaba sentado en el suelo con expresión seria mientras hacía lo mejor que podía para mantener su maná bajo control.


Fue afortunado que él fuera un guerrero mágico de primera clase, el cual había entrenado su cuerpo hasta su máximo, porque si no, su cuerpo ya habría explotado como fuegos artificiales.


Snow lo miró con un poco de lástima.


“Este tipo en serio no sabe nada. ¿Alguna vez ha tomado un elixir?”


“Si lo piensas, él es bastante impresionante”.


“¿Qué?”


“Si nunca ha tomado un elixir antes, significa que alcanzó el punto en el que está actualmente solo entrenando”.


“…”


No estaba diciendo que estaba mal el depender de los elixires, sino que los talentos de Iván debían ser reconocidos, ya que se había convertido en un guerrero mágico de primera clase con nada más que esfuerzo puro.


Especialmente cuando se tenía en cuenta que el arte marcial que practicaba no era otro que el Puño del Rey Guerrero Kasajin.


Frey solo poseía conocimiento superficial al respecto, así que no estaba seguro, pero lo que sí sabía era que mientras más alta era el nivel, más difícil se volvía.


Sería imposible el alcanzar el nivel actual de Iván sin entrenar hasta destrozarse los huesos.


“Eso es cierto”.


Como alguien que transitaba el camino de la espada, Snow fue la primera en reconocer los esfuerzos de Iván.


Con solo una mirada uno podía ver como su cuerpo estaba cubierto de cicatrices, las cuales mostraban lo comprometido que estaba con su entrenamiento infernal.


“No se puede evitar. Frey, todavía tienes que prepararte para el evento de mañana”.


“Hm…”


La expresión de Frey se endureció un poco.


Comenzó a sentir envidia por la situación de Iván repentinamente.


Como si hubiera adivinado lo que estaba pensando, la expresión de Snow se volvió algo seria.


“Los elfos no olvidan sus deudas. No los detendrías de mostrar su gratitud, ¿verdad?”


“Supongo que no…”


“Pienso lo mismo”.


Snow sonrió brillantemente. En ese momento, pareció que todo el oscuro espacio subterráneo se iluminaba de repente.


La belleza de Snow era verdaderamente destructiva.


‘Ella solo puede ser así en una villa de elfos’.


Los elfos, aquellos que valoraban la armonía y el equilibrio, solo sentirían admiración y asombro ante la belleza de Snow.


Sin embargo, si Snow aparecería en una ciudad humana, los cuales eran más sensibles a la belleza que cualquier otra raza, no habría límites para los actos lascivos que podrían cometerse.


Frey sacudió la cabeza ligeramente.


“¿Cuándo te comerás la fruta?”


“Hmm”.


Frey miró hacia la fruta en su mano.


Aunque no era mucho, si se comparaba con el corazón de Torkunta o el Frozen River, aun así, era una ayuda importante hacia su camino hasta las 8 estrellas.


Además, él no tendría que estar controlando su maná por una semana como Iván.


El cuerpo actual de Frey hacía que fuera fácil absorber elixires.


Además de esto, el gran control de maná de Frey hacía que pudiera ser capaz de absorber el maná de la fruta en un día o dos.


En otras palabras, no había necesidad de que se apresurara.


“Me tomaré mi tiempo, primero me prepararé para mañana”.


“Bueno, esa es una buena idea”.


Snow dejó salir una suave carcajada.


***


El día siguiente estaba destinado a ser ocupado.


Frey iba a ser agradecido directamente por los elfos ancianos como también por la población general de Altos Elfos.


“Gracias”.


“Salvaste nuestras vidas…”


Sus ojos, los cuales habían estado llenos de sospecha y hostilidad con anterioridad, ahora estaban llenos de calidez y gratitud.


Esto era de esperar.


Después de todo, Frey e Iván eran héroes que habían ayudado a salvar la villa de los elfos de una crisis.


Frey no sabía que hubiera pasado si Snow hubiera matado a Oydin y hubiera tenido que lidiar sola contra el Dragón de Hueso, tampoco sabía si de esa forma hubiera habido menos daño.


‘Es algo bueno que Iván no esté aquí’.


Frey daba apretones de manos con los elfos.


Ellos agarraban las dos manos de Frey con unas miradas llenas de gratitud.


Teniendo en cuenta la personalidad de Iván, él hubiera sido totalmente incapaz de manejar la situación actual.


Para ser honestos, incluso Frey lo encontraba algo tedioso y cansino.


A diferencia de sus pensamientos, la apariencia exterior de Frey y sus reacciones eran excelentes.


“Salvador, celebro su coraje”.


“La cicatriz en el bosque no es ligera, pero yo creo en que los hijos de Hruhiral serán capaz de sobreponerse a lo que sea”.


Frey permaneció humilde y escuchó a cada uno de los elfos con una sonrisa en su rostro.


Los elfos se entusiasmaban incluso más cuando Frey daba un ligero saludo durante el evento.


Los elfos reaccionaron como si estuvieran presenciando el regreso de los héroes.


‘No esperaba esto’.


Por dentro Frey estaba bastante sorprendido. Los elfos que recordaba eran criaturas mucho más simples.


Incluso aunque se sintieran verdaderamente agradecidos por dentro, aun así, expresarían la misma de manera modesta.


Sin embargo, estos elfos eran tan expresivos con sus emociones como los humanos.


Bueno, habían pasado 4000 años después de todo, así que no sería extraño si hubieran cambiado luego de tener más interacciones con los humanos.


La siguiente en dar un paso hacia adelante fue Camille, la cual tenía una expresión cansada en el rostro.


Miró a Frey antes de decir:


“En serio te volviste un héroe”.


“Camille, lo siento”.


Frey sentía que no tenía otra opción que disculparse con ella.


En el día en el que peleó contra Oydin, Camille había noqueado a los elfos que lo estaban vigilando.


Afortunadamente, Camille era bastante habilidosa, así que nadie sabía que ella había sido la causante. Sin embargo, Frey lo sentía por haberle pedido algo que sabía que ella no podía rechazar.


“Está bien, yo lo lamento más por no haber sido de más ayuda. Todo lo que pude hacer fue mirar desde un lado”.


Los ojos de Camille brillaron.


“Fue mi primera vez viendo a Swordna de Hiralgard en persona, pero es tan fuerte como dicen los rumores. Al igual que ese hombre llamado Iván… Ahora que lo pienso, ¿dónde está?”


“Tuvo que ocuparse de cierta situación… Así que, se está recuperando por el momento”.


“Hmm, lucía bien para mí, pero supongo que es imposible pelear contra un Dragón de Hueso y salir ileso”.


Frey no se molestó en aclarar el malentendido de Camille.


Camille sonrió mientras decía:


“De todas formas, ¿por qué no vienes con nosotros más tarde? Los mocosos que están conmigo quiere probar el pelear contra ti e incluso yo tengo ganas de tener una ronda”.


“Seguro”.


Luego de decir esto, Camille se fue.


Frey saludó a unos cuantos elfos más antes de volver a la casa de Syax.


Syax y Snow estaban sentadas en la mesa y parecían estar hablando de algo.


Cuando Frey apareció, Syax se levantó e hizo una reverencia.


“Entonces, me iré ahora, Su Majestad”.


“Hmm… De acuerdo, lo entiendo”.


Frey sintió que ella estaba huyendo de la casa.


Cuando Frey se dio la vuelta y la miró con curiosidad, Snow suspiró.


“Cuando vine por primera vez a Lilund, Syax y yo éramos amigas cercanas. Ella era muy curiosa para ser una elfa, fue la única que vino a verme a mí, una elfa de hielo. Yo era muy feliz en ese entonces…”


Snow pareció estar rememorando esos tiempos.


Sin embargo, después de sacudir su cabeza unas cuantas veces, volvió a su comportamiento usual y se dio la vuelta para ver a Frey.


“Hay noticias, Riki quiere verte. Dijo que quiere discutir contigo algo acerca de la próxima reunión de los Demigods”.


“¿Por qué conmigo?”


Cuando Frey preguntó esto, Snow lo miró con extrañeza.


“Parece que tiene planeado llevarte”.