Reciente

lunes, 15 de febrero de 2021

Matrimonio Depredador - Capítulo 116

Capítulo 116. Culpable


Viéndolo, Leah se puso nerviosa, así que lo lamió y lo chupó con más cuidado. Ishakan emitió un gemido largo, profundo y bajo. Inmediatamente, comenzó a mover su cintura, atacando la boca de Leah.

“Ah, kkk, creo que me vengo...”

Dijo rudamente mientras veía a Leah con las mejillas hinchadas debido a su virilidad.

“Eres demasiado sensual como para aguantarlo, Leah.”

Agarró el cabello de Leah y frotó su virilidad con la otra mano. Ella cerró la boca.

No podía apartar la mirada de Ishakan. Estaba viendo a un hombre impulsado por su deseo sexual, revelando lo más profundo de su verdadera naturaleza. Él soltó un gemido, y luego le pidió en voz baja.

"Mantén la boca abierta."

Leah abrió lentamente los labios. La punta de su virilidad tocó su lengua, y pronto, llenó su boca con abundante sem3n. 

"Ahhh, ah..."

Ishakan inhalaba y exhalaba profundamente, su corazón latía con fuerza. Por otra parte, Leah contuvo el aliento.

Desde su primer encuentro, le había gustado venirse dentro de ella. Al igual que los animales dejaban una marca en su territorio, quería dejar su marca en Leah.

Mientras Leah sostenía los rastros de sem3n en su boca, sus manos calientes la tocaron por todas partes. Finalmente, Ishakan acarició los labios de Leah, ligeramente hinchados y enrojecidos.

"Escúpelo aquí."

Leah escupió el semen en la palma de su mano. El líquido pegajoso mezclado con saliva se acumuló en el centro. Ishakan inclinó el cuerpo de Leah hacia atrás, y luego derramó el líquido directamente en su zona íntima. Luego, enterrando sus dedos, empujó el líquido hacia lo más profundo.

Dejó algo de sem3n sobre la húmeda carne rosada, el resto lo introdujo en su cavidad. Cuando terminó de hacer todo esto, su virilidad ya se encontraba erguida nuevamente.

Sus manos bronceadas agarraron sus delgadas pantorrillas y abrieron sus piernas de par en par. Frotó su virilidad en forma de antebrazo sobre su zona íntima. Luego, lo introdujo en su cavidad.

"Ahhh..."

Leah arqueó su espalda. Aunque su v4gina estaba muy dilatada, todavía le resultaba difícil aceptar la virilidad de Ishakan de golpe.

Sin embargo, entre el dolor, ella sentía más placer. Un gemido sollozante estalló, mientras su virilidad atormentaba sus paredes interiores. Ishakan se inclinó y abrazó a Leah, que estaba temblando.

"Ah… Leah, Leah..."

La besó, introduciendo su lengua. Luego, mordisqueó su barbilla y lamió su mejilla, comenzando a mover su cadera suavemente.

"¡Ahh, Ishakan, espera...!"

Sin embargo, Ishakan no le prestó atención a la petición de Leah. En cambio, empujó con su cadera con más fuerza. Lo hizo con tanta fuerza que se produjo un sonido parecido a una palmada y la piel de Leah se puso roja.

Por reflejo ella miró a Ishakan. En el momento en que ella hizo contacto visual con sus ojos, todo se sintió distante. Ishakan estaba demostrando abiertamente las emociones que sentía por ella.

"Leah..."

Dijo susurrando apasionadamente.

"Escapa conmigo, por favor..."

Leah parpadeó. Tenía miedo. Temía decir por accidente que 'lo haría'.

"Yo me encargaré de todo, así que ven al desierto conmigo..."

Agarró ambos lados de la cara de Leah con sus manos y continuó hablando.

"Si alguien pregunta..."

Con otro sonido parecido a una palmada, su virilidad penetró hasta lo más profundo. Leah gimió con intensidad. Mirando a Leah, que estaba sufriendo de placer, Ishakan dijo.

"Di que te secuestre y te hice sufrir..."

Respiraba ferozmente, con sus brillantes ojos dorados mirando a Leah. 

"Que el Rey de los Kurkan llevó a cabo un Matrimonio Por Captura... y que te obligó a comprometerte."

Leah estaba llorando y gimiendo, debido a la penetración en su interior. Por un momento, ella se mordió el labio inferior con todas fuerzas, sentía que le diría que lo seguiría. 

"Tú, simplemente, me echas la culpa de todo..."

Ishakan besó a Leah, que estaba retorciéndose.

"No tienes que responsabilizarte de nada, Leah."