Reciente

martes, 26 de enero de 2021

SSS-Class Suicide Hunter - Capítulo 5

 Capítulo 5. Cacería De Heroes (2)



4048.


“Has muerto”.


4047.


“Has muerto”.


4046.


“Has muerto”.


Me esforcé por borrar la historia de una sola persona. Una leyenda que seguramente se habría grabado en la Torre para toda la eternidad, la borraré. Así como Roma no se construyó en un día, la leyenda del Emperador de las Llamas no se hizo en unos pocos días. Obviamente, era difícil borrarla toda.


Pero no era imposible.


"¡Joder!" Me dolió.


Me presioné a mí mismo. Para matarme, me esforcé más allá de mis límites, dando más de lo que tenía. Usé la malicia para matarme. Todo el resentimiento y el rencor que me llenaba, lo usé para terminar con mi vida.


Cuando quería rendirme, lo recordaba todo. La agonía de ser quemado vivo por el Emperador de las Llamas. La injusticia. La rabia. Tuvo el valor de volver después de incendiar la ciudad. Y con esa cara desvergonzada, dijo, "¿Qué me van a dar?" Esa mirada condescendiente como si todos los demás fueran insectos. Como si yo fuera un insecto.


La furia venenosa se precipitó a través de mí.


‘¡Maldito, te mataré!’


Apretando fuertemente los dientes y fortaleciendo mi agarre del cuchillo, me clavé la hoja en el cuello.


‘¡Te mataré, Yoo Soo-ha!’


El acto de apuñalar era hecho para matarme.


Pero aún más, lo hacía para matar al Emperador de las Llamas. Para demolerlo a él y a su legado.


“Has muerto”.


“Regresarás 24 horas”.


***


‘¿Por cuánto tiempo me he estado matando? ¿Cuántas veces mi aliento se ha detenido?’


Como un reloj de arena que nunca disminuye, mi trabajo parecía interminable. Los logros del Emperador de las Llamas parecían ser tan formidables como una pirámide que siempre se mantendría en pie a través de los tiempos. Como si nunca se fuera a derrumbar. Pero miren, las grietas comenzaron a aparecer en esa pirámide. Finalmente, estaba empezando a agrietarse.


Me rodeaban innumerables trozos de periódicos pegados en las paredes de mi apartamento; testimonios que mostraban la historia del Emperador de las Llamas. Con cada muerte, se desvanecían. Uno por uno.


『 ¡El Emperador de las Llamas subyuga en solitario el piso 39! 』


『 ¡El Emperador de las Llamas despeja en solitario el piso 38! ¡Otra hazaña legendaria! 』


『 Subyugación del piso 37, ¡Un éxito! 』


『 Cazador Yoo Soo-ha coronado como el Rango número 1 del mundo. ¡El primer coreano en lograrlo! 』


『 Desaparición del Santo de la Espada y el Rango 1 vacío. ¿Quién tomará el trono? Los expertos extranjeros creen que Yoo Soo-ha de corea es el mejor candidato. 』


『 ¡El inexpugnable piso 10 despejado! ¿Quién es el héroe misterioso? 』


『 22 días desde la desaparición del Santo de la Espada. ¿Se enfrentará la Asociación de Cazadores a su peor crisis? 』


Una más. Otra página. Como cuando los dientes de un anciano se caían uno por uno, dejando una boca abierta. Así también, como los recortes de periódico desaparecían uno por uno, dejaron las paredes expuestas y despejadas.


『¡El Emperador de las Llamas despeja en solitario el piso 38! ¡Otra hazaña legendaria! 』


『 Subyugación del piso 37, ¡Un éxito! 』


『 Cazador Yoo Soo-ha coronado como el Rango número 1 del mundo. ¡El primer coreano en lograrlo! 』


『 Desaparición del Santo de la Espada y el Rango 1 vacío. ¿Quién tomará el trono? Los expertos extranjeros creen que Yoo Soo-ha de corea es el mejor candidato. 』


『 ¡El inexpugnable piso 10 despejado! ¿Quién es el héroe misterioso? 』


『 22 días desde la desaparición del Santo de la Espada. ¿Se enfrentará la Asociación de Cazadores a su peor crisis? 』


Se estaban desvaneciendo. Él estaba desapareciendo con mi último aliento.


‘¡Puedo verlo!’


El principio del fin era visible. Pero aún quedaba un largo camino por recorrer. Por lo tanto, lo soportaría. El Emperador de las Llamas había sido prácticamente inmortal. Hasta que yo aparecí. Ese psicópata ya no era eterno ni tampoco inmortal. Mientras supiera esa verdad, aguantaría todo el tiempo que fuera necesario.


‘¡No es imposible!’


Moví mi cuchillo y me aseguré de que se clavara fuerte y profundo.


Con ese último, maté la vez que el Emperador de las Llamas subyugó el piso 37.


『 Subyugación del piso 37, ¡un éxito! 』


『 Cazador Yoo Soo-ha coronado como el Rango número 1 del mundo. ¡El primer coreano en lograrlo! 』


『 Desaparición del Santo de la Espada y el Rango 1 vacío. ¿Quién tomará el trono? Los expertos extranjeros creen que Yoo Soo-ha de corea es el mejor candidato. 』


『 ¡El inexpugnable piso 10 despejado! ¿Quién es el héroe misterioso? 』


『 22 días desde la desaparición del Santo de la Espada. ¿Se enfrentará la Asociación de Cazadores a su peor crisis? 』


Rápidamente giré el cuchillo una vez más. Con esa muerte, maté la vez que el Emperador de las Llamas se elevó a la cima del mundo.


『 Cazador Yoo Soo-ha coronado como el Rango número 1 del mundo. ¡El primer coreano en lograrlo! 』


『 Desaparición del Santo de la Espada y el Rango 1 vacío. ¿Quién tomará el trono? Los expertos extranjeros creen que Yoo Soo-ha de corea es el mejor candidato. 』


『 ¡El inexpugnable piso 10 despejado! ¿Quién es el héroe misterioso? 』


『 22 días desde la desaparición del Santo de la Espada. ¿Se enfrentará la Asociación de Cazadores a su peor crisis? 』


Maté más.


『 Desaparición del Santo de la Espada y el Rango 1 vacío. ¿Quién tomará el trono? Los expertos extranjeros creen que Yoo Soo-ha de corea es el mejor candidato. 』


『 ¡El inexpugnable piso 10 despejado! ¿Quién es el héroe misterioso? 』


『 22 días desde la desaparición del Santo de la Espada. ¿Se enfrentará la Asociación de Cazadores a su peor crisis? 』


Maté otra de sus hazañas.


『 ¡El inexpugnable piso 10 despejado! ¿Quién es el héroe misterioso? 』


『 22 días desde la desaparición del Santo de la Espada. ¿Se enfrentará la Asociación de Cazadores a su peor crisis? 』


Hasta que, finalmente...


Miré la única cosa que se me quedó grabada a través de todo esto. Mi maltrecho cuchillo. Se había vuelto lustroso, como si fuera nuevo. Menos arrugas cruzaban mis manos. A medida que retrocedía en el tiempo, mi habitación alquilada se había vuelto cada vez más pequeña, más empobrecida. Había olvidado lo pobre que había sido.


Fui al baño para echarme agua en la cara y me encontré a mi joven yo mirándome al espejo. Y entonces, giré la cabeza para mirar alrededor de la habitación. No había nada.


No había recortes de artículos de periódico. Ni entrevistas en revistas. Ni un solo trozo de papel pegado en las paredes del apartamento.


Blanco y vacío. Un espacio puro y vacío.


Había borrado con éxito la historia del hombre conocido como el "Emperador de las Llamas".


"Lo hice". -Murmuré-, con la boca abierta. "Volví". A hace 11 años. El 6 de mayo. Un mes entero antes de que el Emperador de las Llamas, Yoo Soo-ha, despertara.


Había regresado. No hay necesidad de dudar. No necesito esperar.


Sudadera con capucha y pantalones de chándal baratos. Un nuevo cuchillo. Era todo lo que tenía a mis veinte años. Así que me puse la chaqueta sobre la sudadera y salí, llevando todo lo que tenía como una armadura. La emoción de volver al pasado... no había ninguna.


‘Yoo Soo-ha. Hasta que mate a ese bastardo, no tengo espacio para mierdas como el descuido’.


4090 veces... el número de veces que he muerto para volver al día de hoy.


40 muertes más que mis cálculos iniciales. Esto incluye el tiempo que tomó el suicidarme miles de veces y también los descansos cortos.


No sólo eso.


Había reunido toda la información concerniente a Yoo Soo-ha, cada cosa. Lo hice repitiendo hoy, 6 de Mayo, diez veces.


‘11:00 AM’, -me recordé a mí mismo-. Yoo Soo-ha casi siempre se despertaba a las 11:00 AM. El 6 de mayo. También se despertó a las 11:00 AM ese día. Anoche, había bebido cuatro botellas de cerveza, así que un ceño fruncido había estado permanentemente grabado en su cara toda la mañana.


‘2:00 PM’. Yoo Soo-ha dejó su estudio alquilado y se dirigió al terreno de caza. El tipo de apartamento-estudio en el que los cazadores de la clase F a menudo se quedaban. Sabiendo que los débiles Cazadores frecuentemente morían mientras cazaban, el dueño del estudio imponía un gran depósito de seguridad a cambio de una renta mensual barata. Tenía una buena mente para los negocios.


‘3:00 PM’. Yoo Soo-ha mató un débil Slime en el terreno de caza del segundo piso de la Torre. Sin embargo, matar un Slime no era suficiente para las ganancias del día.


A las 3:11 PM, Yoo Soo-ha se quejó para sí mismo. "Ah. Maldita plaga. Me pregunto cuándo me convertiré en el Santo de la Espada y viviré la vida de un rey."


A las 3:15 PM, 4 minutos más tarde. "Vaya, la caza de slimes es muy aburrida", -se quejó-.


Un cazador promedio de clase F. Una vida de espera para hacerse rico algún día. Ese era el joven de 21 años Yoo Soo-ha. No el Emperador de las Llamas de 32 años.


"Si sólo hubiera ganado la lotería", -murmuró-.


En poco tiempo, el joven de 21 años habría podido realizar su deseo. Porque, tan pronto como Yoo Soo-ha obtuvo la Habilidad del Reloj del Retornado, la usó para ganar la lotería.


AC, abreviatura de Asociación de Comerciantes, emitió boletos de lotería semanales. La Asociación de Comerciantes era el único gremio dentro de la Torre que podía imprimir billetes de lotería. Y todos los cazadores que ganaron la lotería estaban registrados. En los registros de ganadores, quedaba un joven que más tarde se llamaría el Emperador de las Llamas. Un bastardo "afortunado" que ganó el primer lugar, no una vez, sino dos veces seguidas.


‘Eso es dentro de tres y cuatro semanas, respectivamente. Sin embargo, tal futuro no le llegará al joven de 21 años Yoo Soo-ha que estaba mirando ahora mismo. Él muere aquí hoy’.


El 6 de mayo. 5:31 PM.


Yoo Soo-ha se movió del terreno de caza del segundo piso. Sin duda pensó que no tenía sentido pasar el resto de su vida matando sólo slimes. Se dirigió a un área más desafiante, el tipo de lugar que los cazadores novatos raramente visitarían.


Un poco más aislado y peligroso. Un lugar en el que nadie más que Yoo Soo-ha entraría durante los próximos 36 minutos.


...Está aquí. Había estado esperando. "Es él".


Un hombre estaba bostezando mientras se acercaba a Yoo Soo-ha. Aunque era 11 años más joven, pude reconocer a ese bastardo de inmediato. No era porque mi percepción fuera particularmente buena. Sólo que el Yoo Soo-ha actual se parecía a ese maldito tipo de 11 años más tarde.


En el futuro, probablemente encontrarás a ese maldito bastardo tomando un elixir para la juventud eterna. ¡Gracias por ser un maldito cerdo codicioso!


‘Ven’. Mi corazón estaba amenazando con salir disparado de mi pecho. Luché contra la tensión y abrí la boca. "¡P-por aquí, cazador-nim! Por favor, sálveme...!"


"¿Eh?" Yoo Soo-ha giró su cabeza en mi dirección.


"Fui emboscado por lobos", -lloré y resoplé-. "Se lo ruego, por favor ayúdeme. Alguna poción..."


Había cubierto todo mi cuerpo con sangre. Estaba cubierto de ella. Empapado. Por supuesto, no era mi sangre, sino la sangre de unos monstruos que había cazado antes. Pero para otras personas, debía parecer un cazador novato al borde de la muerte.


"Ah, mierda. ¿Qué carajo?" -exclamó Yoo Soo-ha-.


Naturalmente, yo también me vería así en los ojos de Yoo Soo-ha. Contaba con ello.


"Oye, ¿ya has provocado a los monstruos de aquí? Maldición. Entonces la cacería de hoy está jodida".


Maldito imbécil.


"P-poción..." -Le rogué-.


"Poción, mi culo. Ni siquiera puedo alimentarme bien." Yoo Soo-ha suspiró y se acercó. "¿Cuánto tienes?"


"¿Eh?" -pregunté-.


"¿Cuánto tienes para pagar por la poción? ¿Crees que estoy dirigiendo una organización benéfica aquí? No me digas que pensaste que te entregaría esta costosa poción gratis ahora, ¿verdad? ¿A un hombre que no conozco? Tienes que estar jodiéndome". Yoo Soo-ha sacó una botella de plástico.


Luego la sacudió justo frente a mis ojos. Salpicó. Un líquido rojo sangre salpicado dentro de una botella grabada con el emblema del Ministerio de Alquimia. Veinte de oro del Ministerio de Alquimia. Era una poción de recuperación que se vendía por diecinueve de oro cada una cuando se compraba en un paquete de 5.


"Te daré... veinte de oro. Así que, por favor, date prisa..."


"Vaya. Sólo mira a este tipo. Su codicia no es una broma". Yoo Soo-ha se arrodilló para poder mirarme en el suelo. "Oye, ¿no puedes saber lo que está pasando? Estás a punto de morir. Muerte. Esta poción es algo que podría salvar tu vida. ¿Y quieres comprar tu vida con sólo veinte de oro? ¿Tu vida vale sólo veinte de oro?"


"Bien..." Me acosté en un charco de mi ‘propia’ sangre.


"¿Y si te dejo aquí? Simplemente morirías. Si no quieres morir, tienes que pagar el precio correcto por tu vida".


Sí. Lo sabía. "C-cuarenta de oro", -dije-.


"Suficiente. Entrega todo lo que tienes ahora mismo."


Sabía que era este tipo de hombre.


"Ah, es cierto. No podrías darme nada aunque quisieras. Ni siquiera puedes mover las manos, ¿verdad? No te preocupes. Te ayudaré. Podría hacer al menos ese servicio." Yoo Soo-ha extendió la mano, rebuscó y buscó a tientas todo lo que tenía: el bolsillo de mi chaqueta, el interior de mi sudadera, incluso los bolsillos de mi pantalón.


El imbécil finalmente encontró mi cartera de cuero y sonrió. "Veamos. Uno de oro, dos de oro, tres de oro... Hmm. ¿Unas sesenta monedas de oro? Eres tan pobre. Lleva un poco más, hombre."


"Es todo lo que tengo..." Todo lo que tenía a mi nombre.


"Está bien. Lo gastaré bien en tu nombre." Yoo Soo-ha tomó mi billetera y me dio una palmadita en la cabeza.


Hace 4050 días, no. Estaba igual que cuando me quemó vivo 4050 días en el futuro.


"Así es la vida, ¿no estás de acuerdo?" Se sacó algo del pecho con un tirón, después de guardar la poción que había prometido darme. En cambio, sacó una cuchilla. Una espada.


No era un artículo destinado a salvar vidas. Por el contrario, era una herramienta para quitar vidas.


"Ja". Miré a Yoo Soo-ha. En lugar de parecer enfadado, sólo lo miré como si fuera ridículo.


Sin embargo, Yoo Soo-ha interpretó mi mirada de manera diferente y se encogió de hombros. "Oye, no me mires así. Estaba pensando en darte la poción, señor... Pero si te dejo vivir aquí, quizás quieras vengarte de mí más tarde, ¿verdad? No puedo dejar que eso suceda. Un hombre debe vivir sin preocupaciones, y ya que has visto mi cara..." Yoo Soo-ha sonrió. "Tienes que morir por mí".


El Cazador que sólo podía admirar en la televisión. El héroe que había adorado durante 10 años. El hombre que siempre había envidiado, el héroe que siempre había querido ser. La cara de ese héroe era horrible.


Más horrible de lo que podría haber imaginado.


De acuerdo. Miré en silencio a Yoo Soo-ha mientras sostenía el cuchillo. "Viviré sin preocupaciones en tu lugar".


Levantó lentamente el cuchillo.


Entonces...


Le di una patada en la entrepierna.


"¿Ggk!?" Yoo Soo-ha se tambaleó mientras movía el cuchillo. Pero eso fue más que suficiente tiempo para mí. Después de apenas esquivar el balanceo de Yoo Soo-ha, apuñalé con mi cuchillo en su cuello.


Yo era diferente a él. No dejaba a la presa que tenía que matar delante de mis ojos el verme mientras hablaba inútilmente. Le apuñalé la garganta, luego torcí el cuchillo y lo arrastré hasta su barbilla.


La sangre se roció. Me empapó las manos. Yoo Soo-ha se atragantó. Gorjeó y se ahogó con la sangre y cayó al suelo. Soltó un grito, salpicando la sangre que había estado obstruyendo su garganta.


Duro y chillón, se enredaba contra el dolor.


Pero sólo por un momento. La sangre le corrió desde el cuello, pintándole la garganta.


Lo vi todo.


Yoo Soo-ha se acercaba más a la muerte con cada segundo que pasaba. Instintivamente, debió haberse dado cuenta de que estaba muriendo. Yoo Soo-ha se retorció en el suelo, y luego se acurrucó. Presionó la herida de su cuello con ambas manos. Pero la sangre no se detuvo. Sólo salió entre sus dedos, incluso más gruesa que antes.


‘Bien’. No debe esquivar. Presioné mi pie contra el cuello de Yoo Soo-ha.


Sus ojos se abrieron mucho. ¿Por qué? ¿Por qué razón? Sus ojos estaban cargados de preguntas y resentimientos. No pasaría mucho tiempo antes de que esos ojos se extinguieran. No había necesidad de que diera ningún tipo de explicación.


‘Pensaré en esto como una experiencia valiosa’. Agarré el cuchillo. El cuchillo que me mató 4090 veces.


Entonces, me abalancé.


Para matar a un monstruo.