Reciente

domingo, 10 de enero de 2021

La Segunda Venida de Gula - Capítulo 548

Capítulo 548.

Historia Secundaria 59.  Epílogo (1)


Seol Jihu cumplió su promesa. Sólo después de ayudar a Valhalla a resolver sus problemas regresó a la Tierra.

Reanudó los planes que tuvo que detener para volver al Paraíso a toda prisa. Antes de hacer cualquier cosa, Seol Jihu explicó la situación y buscó ayuda.

Kim Hannah, Seo Yuhui, Ian, Jang Maldong, Phi Sora y otros, todos alentaron la desición de Seol Jihu. Pero también le aconsejaron que no se precipitara al hacerlo.

Como a la gente común que no sabía nada de este lado le resultaría difícil de creer, le recomendaron a Seol Jihu que tomara las cosas con calma, paso a paso.

Seol Jihu estuvo de acuerdo con esto sinceramente. Había planeado tomar las cosas con calma, pero no sabía cómo hacerlo. Había pocas maneras de implementarlo, por lo que tenía problemas para elegir la mejor opción.

Pero gracias a la ayuda de todos, tuvo una idea. Lo primero que hizo fue traer a Seo Yuhui a casa y presentarla a la familia. Esto no supuso un gran problema porque a todos les agradó Seo Yuhui.

Yoo Seonhwa tampoco representaba un gran problema porque los miembros de la familia asumieron que ella y Seol Jihu se habían separado en buenos términos.

Por supuesto, esto todavía le preocupaba. Así que Seol Jihu escogió un día para hablar con Yoo Seonhwa y resolver su relación pasada de una vez por todas.

Honestamente, estaba incómodo y nervioso por verla. Aunque Yoo Seonhwa fue la que había terminado con él, Seol Jihu sabía que tenía la culpa.

A juzgar por su expresión, ella que parecía decir, '¿Te atreves?'. A Seol le preocupaba que Yoo Seonhwa jugara la carta de la víctima y dijera, '¿Cómo puedes hacerme esto?'. Pero...

"...Está bien."

Yoo Seonhwa aceptó inesperadamente.

"Entiendo lo que estás diciendo."

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron. Esperaba que le diera una bofetada, que le tirara agua a la cara, o que le dijera todo tipo de malas palabras.

"Respeto tus deseos. Gracias por decírmelo. Me ayudó a reafirmar mi determinación también."

Actualmente, Yoo Seonhwa estaba dándolo todo en su negocio de cafetería. No sólo estaba expandiendo la franquicia en Corea, sino que también buscaba expandirse al extranjero.

"Al principio, quería que termináramos juntos.. Ya sabes, como una historia de éxito de dos amigos de la infancia convertidos en enamorados. Suena bien."

Aunque ella sonrió con tristeza, eso fue todo. Yoo Seonhwa entendió lo que Seol Jihu estaba diciendo, y Seol Jihu decidió apoyar los sueños de Yoo Seonhwa.

"Entonces, ¿Volveremos a ser sólo amigos de la infancia?"

Cuando Seol Jihu preguntó con una sonrisa incómoda, Yoo Seonhwa no dio una respuesta clara.

"Sí... aún estoy un poco sorprendida, aunque..."

Yoo Seonhwa se detuvo antes de mirar inocentemente a Seol Jihu.

"¿Quieres ir a cenar?"

"¿Cenar?

"Sí. Nos conocemos desde hace mucho tiempo. De hecho, casi 30 años. Sería una pena terminar con todo aquí."

Yoo Seonhwa suspiró y luego continuó.

"Además... hay algo que he querido mencionar, pero no creo que pueda decirlo con una mente sobria. Así que quiero hablar contigo mientras tomamos unas bebidas... ¿Qué dices? ¿Tienes tiempo hoy?"

"Bebidas..."

Seol Jihu se rascó la mejilla. Juró no volver a beber alcohol, pero esta invitación resultaba difícil de rechazar. No sólo las palabras de Yoo Seonhwa tenían sentido, sino que también se sentía demasiado en deuda con ella.

Sólo decir adiós aquí y caminar por sus propios caminos... de hecho sonaba demasiado frío.

"Bueno... está bien... si es sólo por hoy..."

Cuando Seol Jihu accedió, las comisuras de los labios de Yoo Seonhwa se curvaron. Ella chasqueó su lengua, diciendo en su mente, 'Cielos'. Luego le dio un golpecito en la frente a Seol Jihu.

"Ay."

"Estúpido."

Seol Jihu parpadeó aturdido mientras se frotaba la frente. A pesar de parecer tan lamentable hace un momento, Yoo Seonhwa sonreía como una niña.

"Juraste que tendrías cuidado con el alcohol. ¿Cómo puedes estar de acuerdo tan fácilmente?"

"Pero aún así..."

"Lo sé. Me alegra que pienses en mí, pero tienes que tener claro cómo cortar los lazos."

Yoo Seonhwa habló astutamente y cruzó los brazos.

"Pensé que habías cambiado, Jihu, pero parece que sigues siendo el mismo blandengue. No puedes ser tan débil de corazón cuando te convertirás en padre pronto."

Yoo Seonhwa extendió la mano y apretó las mejillas de Seol Jihu que miraba aturdido.

"No hay necesidad de cenar. Sólo ven a despedirme. También estoy ocupada, pero tengo tiempo para ti."

Yoo Seonhwa se dio la vuelta sin arrepentirse.

"¡Ah, está bien!"

Seol Jihu salió de su aturdimiento y persiguió tardíamente a Yoo Seonhwa.

Estaba conmovido por lo que ella dijo. Como esperaba, ella era diferente a la mayoría de la gente y realmente sabía cómo pensar en los demás. Realmente era una gran amiga en la que podía confiar.

"Por cierto, la Señorita Seo Yuhui fue bastante dura."

Yoo Seonhwa mencionó repentinamente mientras se marchaba.

"¿Hmm? ¿Qué quieres decir?"

"Sobre la Princesa Rosa."

Yoo Seonhwa aclaró su garganta.

"No estoy diciendo que lo que hizo la Princesa Rosa fuera correcto."

"......"

"¿Pero no es una persona importante para ti? Casi tanto como la Señorita Seo Yuhui."

Seol Jihu no dijo nada. Yoo Seonhwa debe estar hablando de cómo Teresa lo ayudó desde que era un Terrícola de bajo nivel... No, más bien de cómo ella lo ayudó a enviar sus emociones al pasado.

En cualquier caso, Yoo Seonhwa tenía razón, pues el Seol Jihu actual no habría existido sin Teresa.

"Ella dejó claro que sentía algo por ti varias veces. También respondiste de una manera poco clara que le hizo pensar que tenía una oportunidad. Deberías haberlo dejado claro como lo hiciste conmigo hoy. Le dijiste que le darías una respuesta una vez que la guerra terminara y luego te olvidaste de todo. ¿No sabes que deberían castigarte por eso? La Señorita Seo Yuhui también está haciendo el ridículo. Quejándose cuando hizo lo mismo, que hipocresía. ¿Cómo ella puede criticar a alguien? Y si ya ha aceptado a una persona. ¿Por qué no a otra?"

Seol Jihu escuchó en silencio. Todo lo que dijo Yoo Seonhwa parecía cierto.

"De todos modos, creo que tú y la Señorita Seo Yuhui son culpables en parte de la medida extrema que tomó la Señorita Teresa."

Después de terminar con una lógica invencible, Yoo Seonhwa miró al malhumorado Seol Jihu y tosió.

"Kuhum, bueno, no estoy en posición de señalar esto... Ustedes dos deberían hablar de ello y llegar a una conclusión."

Luego cambió el tema de inmediato.

"Oh, sabes que se acerca el cumpleaños del Tío Seol, ¿Verdad?"

"Sí, por supuesto. Voy a ir, no te preocupes."

"Eso es obvio. Pero deberías venir solo esta vez. No traigas a nadie contigo."

"¿Eh...? ¿Por qué? Iba a acudir con Yuhui."

"Porque yo también voy."

Yoo Seonhwa continuó.

"Estoy seguro de que el tío, la tía, Wooseok Oppa y Jinhee lo saben, pero debemos dejar clara nuestra relación. De esa manera, podrán estar tranquilos."

"Pero..."

"Estúpido. Imagina estar en ese lugar con tu novia y ex-novia cuando hace muy poco le dijiste a tus padres que has roto tu relación. ¿Cuál crees que será el estado de ánimo?"

Seol Jihu reflexionó.

"Sé que no deberíamos explicarles sobre nuestra ruptura en un día festivo. Pero no es que hayamos roto en malos términos, y sólo elegimos despedirnos para poder lograr nuestros propios objetivos."

"Mm..."

"Estoy seguro de que tienen una idea de lo que pasó, así que debería estar bien aclarar las cosas a la ligera."

Lo que dijo Yoo Seonhwa tenía sentido, así que Seol Jihu asintió.

"De todos modos, debes dar un paso atrás en esto. El tiempo lo resolverá todo. No debería haber ningún problema la próxima vez que nos veamos en una reunión familiar."

"De acuerdo, entiendo."

"Y una cosa más. Sé que puede parecer que estoy molestando, pero sólo digo esto porque es el final. Ten cuidado con el alcohol. En todo caso, la Señorita Seo Yuhui tenía razón en eso. Si realmente quieres beber, hazlo cuando estés con tu familia o tu esposa... mejor dicho, esposas. Básicamente, sólo bebe cuando estés con alguien en quien confíes."

"Por supuesto."

"Bien. Entonces me voy a ir a trabajar. Buena suerte con lo tuyo también."

Con una sonrisa, Yoo Seonhwa bajó las escaleras del metro. Seol Jihu agitó su mano mientras veía a Yoo Seonhwa alejarse.

***

El tiempo pasó volando, y en poco tiempo, llegó el cumpleaños del padre de Seol Jihu.

Se celebró una fiesta de cumpleaños, y la risa no se detuvo en la casa de la familia Seol. Después de trabajar durante años, un día tranquilo sin preocupaciones se sentía como algo para celebrar.

"¡No podemos dejar de beber en un día tan grandioso!"

El padre de Seol Jihu debe haber estado muy contento también cuando sacó su preciado licor que guardaba en el mostrador. Se trataba del licor fuerte que Seol Jihu le había regalado y que costaba más de 100 millones de won.

Además, el licor fuerte generalmente tenía un fuerte contenido de alcohol de más del 40%.

"¡Seol Jihu!"

"¿Sí?"

"¡Toma un vaso, bastardo!"

Seol Jihu obedientemente extendió su vaso. Realmente se trataba de un día festivo, y su padre era quien le daba el alcohol. ¿Qué podría salir mal con toda la familia a su alrededor?

"Aquí, toma esto. ¡Llena los vasos de todos!"

"Sí, padre."

"Ahora bébelo de una sola vez. ¿Qué estás haciendo, querida? ¡Deberías servirle a Jihu un vaso también a cambio!"

Su padre y su madre se turnaron para llenar su vaso. Después de un tiempo, las botellas vacías se apilaron. Naturalmente, la cara de Seol Jihu se había puesto bastante roja.

'¿Por qué hay... tanto...?'

Bebía y bebía, pero aparentemente no tenía fin. Fue entonces cuando Seol Jihu sintió que algo estaba mal.

En ese momento, vio a Seol Jinhee acercándose con dos botellas nuevas, diciendo que probaría una técnica de mezcla de vino de arroz y frambuesa que había aprendido. Seol Jihu preguntó con dificultad.

"Hey... ¿De dónde viene todo este alcohol...?"

"¿Hmm? Ah, Seonhwa Unni lo trajo todo. Aunque tengo que admitir que ella trajo mucho. Pero a papá le gusta el alcohol, así que estaba entusiasmado con ello."

"...¿Eh?"

"Oh, por cierto, tenemos que hablar de algo."

Seol Jinhee se sentó frente a Seol Jihu.

Seol Jihu, que estaba pensando en irse a casa antes de desmayarse, se sentó de nuevo aunque se había medio levantado. Parecía que Seol Jinhee tenía algo importante que decir.

"¿Recuerdas ese incidente?"

"¿Hmm...?"

"Cuando irrumpí en tu empresa."

"Ah..."

"Sabes, inicialmente no pensé que había hecho algo terriblemente malo. Hasta hace poco."

Seol Jinhee se mordió los labios.

"Sabía que lo que hice estaba mal, pero tú me habías hecho algo aún peor. Así que pensé que eso estaba justificado."

Seol Jinhee continuó.

"Pero cuando lo pensé un poco más, me di cuenta de que estaba equivocada."

"......"

"No es que no lo hayas intentado. De hecho, hiciste lo mejor para demostrar que habías cambiado. Yo sólo... no quería creerte en ese entonces. Porque te odiaba y estaba resentida contigo."

"......"

"Pero me di cuenta de mi error cuando hablé con Seonhwa Unni más tarde. Así que quiero aprovechar esta oportunidad para disculparme. Bueno, Seonhwa Unni me dijo que lo hiciera, pero también creo que es lo correcto."

Después de esto, Seol Jinhee hizo una pausa momentánea y recobró el aliento.

Luego, habló.

"Lo siento."

"......"

"Siento haberme comportado como una mocosa en aquel entonces, y siento mucho no haberte creído."

"Jinhee..."

"¿Aceptará mis disculpas?"

Seol Jinhee levantó la botella de mezcla de vino de arroz y frambuesa.

Seol Jihu no tuvo más remedio que levantar su copa. Seol Jinhee se acercó. Si se negaba por cualquier razón, con la estrechez de criterio de Seol Jinhee, seguro que ella le guardaría rencor.

La habitación también se había vuelto silenciosa, con todo el mundo mirando en silencio.

Seol Jinhee sonrió mientras vertía la mezcla en su vaso.

"Sírveme un vaso también."

"Está bien..."

"Bien. Entonces todo está arreglado de ahora en adelante. ¡Por un nuevo comienzo!"

Ambos hermanos brindaron y se tomaron el trago.

"¡Keu! ¡Excelente! ¡No puedo estar más feliz hoy!"

"Bien, bien. Bien hecho, Seol Jinhee."

La gente aplaudió.

Al escuchar el sonido de los aplausos desvanecerse, Seol Jihu se desmayó.

Y cuando Seol Jihu se despertó, vio un techo familiar. Sólo después de parpadear aturdidamente diez veces se dio cuenta de dónde estaba. Estaba en el apartamento de Yoo Seonhwa, al que le resultaba difícil entrar hace unos años.

Seol Jihu se levantó asustado y la manta se resbaló. Cuando levantó la manta...

"...Ah."

...E inmediatamente se quedó sin palabras.

Estaba desnud0.

"¿Estás despierto?"

Al escuchar una voz, miró hacia afuera de la puerta. Yoo Seonhwa estaba cocinando mientras tarareaba, usando sólo un delantal sobre su cuerpo desnud0.

"Ah, ha pasado un tiempo desde que la última vez que lo hice. Realmente me duele."

Ella sonrió dulcemente mientras giraba el cuchillo de cocina.

Seol Jihu casi podía escucharla cantar. ¿Creíste que podrías escapar?

"Buen trabajo ayer. Apúrate. Vamos a desayunar."

Aunque sólo se enteró más tarde, Yoo Seonhwa había sacado al inconsciente Seol Jihu, diciendo que lo llevaría a casa puesto que tenía que ir a trabajar a la mañana siguiente.

Lo que pasó después era  evidente.

En cualquier caso, Seol Jihu pensó naturalmente que estallaría un gran alboroto. Dada la personalidad de Seo Yuhui, dudaba que ella pasara por alto este asunto.

"No te preocupes. Sólo confía en mí."

Estaba demasiado avergonzado para encontrarse con Seo Yuhui, pero viendo a la confiada Yoo Seonhwa, no sabía que pensar.

***

"Lo sabía."

Sorprendentemente, Seo Yuhui estaba tranquila con todo el asunto.

"Esperaba esto. Bienvenida. Espero que nos llevemos bien."

"¿Oh? Esto es inesperado. Jihu estaba muy preocupado."

"Sabía lo que pasaría cuando Jihu me dijo que iría a la fiesta de cumpleaños de su padre solo. Lo habría detenido si realmente quisiera o hubiera asistido a la fiesta de una forma u otra."

"...¿Entonces por qué?"

"Bueno... digamos que me rendí y acepté el destino. Es imposible evitarlo de todos modos, y tratar de hacerlo sólo causa más acontecimientos absurdos."

Seo Yuhui se encogió de hombros.

"Es sólo un pensamiento reciente que tuve. Planeaba decir lo mismo más tarde, incluso cuando la Señorita Teresa regresara."

Seo Yuhui hizo un gesto hacia un lado. Estaba hablando con Teresa, que estaba parada detrás de Baek Haeju con la cabeza gacha. Habiendo adivinado la alianza de Seo Yuhui con Phi Sora, Baek Haeju había traído a Teresa como su aliada.

"Hola..."

Teresa habló mansamente.

Baek Haeju resopló.

"Es interesante, Señorita Seo Yuhui. Desde mi perspectiva, ¿No es que no puedes decir nada porque estás en la misma posición que las otras dos?"

"¿Yo? Para nada. Tengo mucho que decir."

"Entonces dilo. Te pedí que protegieras a Jihu, no que le pegaras."

Baek Haeju continuamente provocaba a Seo Yuhui, pero Seo Yuhui no se dejó provocar tan fácilmente.

"Dejemos de hablar de un universo paralelo sin sentido. No me gusta desperdiciar mi aliento en preguntas o conversaciones sin sentido."

Seo Yuhui habló bruscamente antes de burlarse fríamente.

"Si está tan segura, Señorita Baek Haeju, ¿Por qué no intenta detenerlo?"

"Sigues hablando de rendirse y del destino. No sé de qué está hablando, así que aclárelo."

"Lo sabrás una vez que lo experimentes. Ahora quedan cuatro."

Seo Yuhui suspiró.

"Trata de evitar que incluso dos ocurran. Entonces te adoraré como mi unni, dejaré a Jihu, o haré lo que quieras."

"¿Qué fue eso?"

Seo Yuhui no era del tipo que decía algo como eso por descuido. Finalmente sintiendo que algo estaba mal, Baek Haeju giró su mirada.

Teresa y Phi Sora tenían la cabeza agachada desde hace un tiempo como si fueran criminales que estaban siendo juzgadas. Seol Jihu también estaba mirando una montaña distante.

Aunque un poco de preocupación surgió en el corazón de Baek Haeju, ella habló con confianza.

"No olvides lo que acabas de decir. No te pediré que dejes a Jihu porque sé que él no querría eso. Pero yo seré quien lleve a cabo una boda con Seol Jihu en la Tierra."

Seo Yuhui sacudió su cabeza e incluso miró a Baek Haeju con lástima.

"Claro, te deseo buena suerte. Por supuesto, si fallas, tendrás que renunciar a la boda."

"Está bien. Y ahora que estamos en este tema, hagámoslo formal."

Las dos mujeres hicieron una promesa a sus dioses y firmaron un juramento.

Por supuesto, la vencedora estaba decidida desde el principio.

Fue porque el nivel de existencia de Seol Jihu había aumentado a un nivel absurdo después de despertar en Gula Sura.

Ahora, ni siquiera un dios de rango celestial 9 podría cambiar su destino.

No importa cuán increíble fuera Baek Haeju, no tenía ni idea sobre los dioses de rango celestial 9, que eran pocos en todo el universo y se decía que estaban al mismo nivel que el Dios de la Creación.

Después de eso, Seol Jihu tuvo un accidente en Valhalla. Una enfurecida Baek Haeju lo encerró en la prisión subterránea de Eva, pero él volvió a causar un accidente. Lo hizo regresar a la Tierra, lo envió al extranjero, y lo puso bajo la estricta supervisión de las Tríadas, pero aún así causó un accidente. Habiendo tenido suficiente, lo envió al Mundo de los Sueños de Roselle, pero incluso causó un accidente en ese lugar. Por supuesto, todas estas historias pertenecían al futuro.

Volviendo al punto principal, muchas cosas pasaron y muchos incidentes ocurrieron.

En realidad, resultaba imposible que varias mujeres vivieran en términos cordiales desde el principio alrededor de un hombre.

Había conflictos naturales para determinar su jerarquía, y Seol Jihu también luchó.

Pero hubo un asunto en el que las esposas de Seol Jihu se unieron con un solo corazón. Y era un asunto que Seol Jihu había planeado.

Cuando llegó el momento, las esposas de Seol Jihu llamaron a una tregua temporal y trabajaron juntas en torno a Seol Jihu. Fue porque sabían sobre el problema de Seol Jihu.

La adicción es algo aterrador, sin importar el tema. Incluso si alguien estaba libre durante diez años, se podría argumentar que sólo se contenía a sí mismo.

Seol Jihu había reunido su coraje y trataba de librarse de una adicción. Miraba a ambos mundos por igual y trataba de formar un equilibrio.

Conociendo la personalidad de Seol Jihu, las esposas sabían que no podían tomar este asunto a la ligera. Lo animaron con todo su corazón, asumiendo que podría no haber una próxima vez.

En pocas palabras, los pensamientos de todas coincidían.

Afortunadamente, los esfuerzos de Seol Jihu dieron frutos y avanzó un paso a la vez, incluso en momentos difíciles.

Y así, llegó el día de llevar a cabo la primera fase del plan.

Una cucharada de un plato no saciaría a nadie, pero un buen comienzo equivalía a la mitad de la batalla. El primer paso siempre es el más importante.

Seol Jihu se dirigió al lugar indicado, medio preocupado y medio nervioso.

El resultado se dio. Afortunadamente, parecía que había comenzado con el pie derecho. Escoger primero a Seol Wooseok, que confiaba en Seol Jihu, parecía la elección correcta.

Seol Jihu se volvió más confiado en el comienzo. También se motivó más, pero no se apresuró. Esperó con calma a que el primer paso que dio se estableciera. Sólo después se propuso dar el segundo y quizás el más difícil.

Seol Jihu se acercó a Seol Jinhee de manera similar a como se acercó a Seol Wooseok. Un día llamó a Seol Jinhee. Le dijo que no saliera todos los días sólo porque se graduó de la universidad, le aconsejó que pasara un tiempo leyendo y luego le regaló un libro.

Por supuesto, era el libro que escribió Ian.

Sabiendo que a Seol Jinhee no le gustaba la lectura, Seol Jihu dijo que su empresa planeaba colaborar con el editor del libro y le pidió que diera su sincera opinión después de leerlo. Por supuesto, no olvidó decir que le daría una buena propina.

Seol Jinhee aceptó sin pensarlo mucho. No tenía motivos para negarse cuando le pagarían por leer un libro que pronto sería publicado.

Seol Jihu recibió una llamada para hablar sobre el libro personalmente antes de lo que esperaba. Seol Jinhee no tenía trabajo o algo parecido, así que debió pasar todo el día leyendo. Por supuesto, su reacción inmediata fue lo difícil que fue leer todo el libro.

"¿Qué es esto? ¡Pensé que me habías recomendado un buen libro!"

"......"

"Como aquí, por ejemplo. Si realmente lo quieres, entonces trata de tomarlo sobre mi cadáver. ¡Ah! ¡Me estremecí tanto que casi tiro el libro!"

"......"

"¿Y qué le pasa al personaje principal? ¿Por qué el autor lo convirtió en un retrasado? ¡Este es el personaje principal, por el amor de Dios! ¿Por qué está tan obsesionado con las tetas? ¡Qué pervertido! ¡Asqueroso!"

"......"

"Su nombre también. ¿Seol? ¿Qué clase de nombre es Seol...? Espera, ahora que lo pienso, me recuerda a ti. ¿Eres Ian Denzel? Es por eso que el personaje principal es... Esto no puede ser sólo una coincidencia."

Seol Jinhee golpeó la mesa y se rió.

Seo Yuhui miró a Seol Jihu sin saber qué hacer.

Seol Jihu no dijo nada y sonrió amargamente.

Sintiendo el aire de seriedad, Seol Jinhee dejó de reír.

"Eh, de todas formas, ¿En qué clase de colaboración estás pensando para este libro?"

Se fijó en su postura y preguntó.

"...Honestamente."

Seol Jihu soltó el aliento que había estado conteniendo.

"Lo hice una vez antes... pero aún no estoy seguro de cómo sacar esto a relucir."

Se mordió el labio inferior y continuó con calma.

"Puede que no creas lo que estoy a punto de decirte..."

Manipuló la taza de té delante de él y dudó.

"Tú también podrías sentirte un poco traicionada."

Añadió.

"...¿Haa?"

Los ojos de Seol Jinhee se agrandaron.

"¡Ah, mierda, no me digas! ¿¡Apostaste de nuevo!?"

Se levantó de su asiento y se preparó para atacarlo.

"No, absolutamente no."

Pero se detuvo ante la firme negación de Seol Jihu.

"Jinhee, ¿Puedes calmarte y escucharlo?

"Unni, puedes quedarte sentada."

Cuando Seo Yuhui, cuya barriga estaba redonda, trató de levantarse para detenerla, Seol Jinhee se estremeció y se sentó rápidamente.

"Uf. De acuerdo, si no es un juego, ¿Entonces qué es?"

"Está relacionado con la forma en que dejé de apostar."

"...¿Oh, sí?"

Al escuchar esto, la expresión de Seol Jinhee se suavizó sigilosamente. Sinceramente, Seol Jinhee también tenía curiosidad. La adicción a las apuestas era una de las adicciones más difíciles de superar, pero Seol Jihu lo había hecho y se convirtió en una nueva persona prácticamente de la noche a la mañana.

"Pensé en cómo explicarte todo..."

Seol Jihu dio un suave golpe en la mesa y se detuvo.

"Agh, ¡Sólo sigue hablando!"

Viendo a Seol Jinhee gritar, sonrió débilmente.

Seol Jinhee era diferente de su hermano mayor. Seol Wooseok se sorprendió, pero lo escuchó seriamente de principio a fin.

Parecía que lo mismo que no podía esperar de Seol Jinhee, que era más bien una persona emocional. Así que, en lugar de seguir el mismo método, Seol Jihu se decidió por un plan que había preparado de antemano.

"Ya sabes lo que dicen, mirar algo una vez es mejor que escuchar algo mil veces. Pensé en mostrártelo."

"¿Mostrarme qué?"

"Lo descubrirás pronto."

Seol Jihu revisó la hora en su teléfono y luego estiró su espalda brevemente.

"Si me crees, Jinhee..."

Miró fijamente a Seol Jinhee y dijo...

"¿Puedes darme la mano?"

"¿Mi mano?"

"Sí. Y no lo digo en sentido figurado."

"...Sospechoso... muy sospechoso...."

Seol Jinhee parecía indecisa. Su intuición única parecía haberse activado.

"Me llamaste para pedirme mi opinión sobre este libro. ¿Por qué estás siendo tan serio?"

Viendo a Seol Jihu ansioso, extendió lentamente su mano.

"...Ah."

Entonces, de repente, ella retiró su mano.

"¿Jinhee?

"Oppa."

La ceja de Seol Jinhee se levantaron.

"Para que lo sepas, soy tu hermana menor."

"¿......?"

"No lo olvides. Somos una familia. Hermanos de sangre. La ley no nos permite..."

"...Hey."

Ella debe haber leído las malditas historias secundarias. Sintiendo un dolor de cabeza, Seol Jihu cerró los ojos. Aunque tenía mucho que decir, se contuvo.

"¿Oh? ¿Qué significa esa cara?"

"Piensa en ello. ¿Por qué intentaría algo contigo cuando tengo a Yuhui? ¿Parezco una bestia?"

"¿Bestia? Sí. Un conejo que desprende el olor lascivo de una presa, que es comida aquí y allá."

No había forma de saber si Seol Jinhee estableció la conexión o sólo se burlaba de Seol Jihu. Pero parecía pensar que Seol Jihu e Ian Denzel, el autor del libro, eran la misma persona.

Aunque ella no tenía razón, Seol Jihu no dijo nada, pensando que este malentendido no era algo tan malo.

"Jinhee, ¿Por qué no...?"

"Oh, confío en él. Lo hago, pero... Si me apuñalas por la espalda otra vez, eres un verdadero hijo de perra. ¿Lo entiendes?"

Seol Jinhee refunfuñó y a regañadientes extendió su mano.

"Muy bien, aquí tienes. ¿Qué es lo siguiente?"

En lugar de responder, Seol Jihu sacó un sello de su bolsillo. Era un bonito sello de diamante con una brillante gema verde en el centro.

"¿Qué es eso?"

"El Sello Maestro."

Seol Jihu respondió claramente a la pregunta de Seol Jinhee. Estampó la mano de su hermana antes de perder la oportunidad.

"Ah, ¿Por qué me estás estampando?"

"¿No recuerdas nada sobre un sello del libro?"

Seol Jihu habló mientras miraba fijamente a Seol Jinhee.

"¿Sello...? Uh..."

Los ojos de Seol Jinhee se agrandaron como si acabara de recordarlo.

"Este es mucho mejor que cualquiera de los que aparecen en la historia."

Seol Jihule guiñó un ojo. Luego guardó el sello y sacó una carta de invitación.

Revisó su teléfono una vez más. Era el momento justo.

"¡Oppa, Oppa! ¡Espera! ¿Esto es...?"

"No te preocupes. Esto no es una broma."

Seol Jihu la cortó.

"Lo descubrirás pronto."

Seol Jihu inclinó su cabeza y miró hacia arriba.

Seol Jinhee, que sostenía la carta de invitación, también inclinó su cabeza hacia arriba.

A continuación...

"Te estoy invitando a ese mundo."

Junto con el sonido de la voz de Seol Jihu...

¡Flash!

Una luz brillante estalló sobre la cabeza de Seol Jinhee.