Reciente

lunes, 4 de enero de 2021

La Segunda Venida de Gula - Capítulo 542

Capítulo 542.

Historia Secundaria 53. Monstruo y Monstruo (3)


¡KWANG!

Un sonido explosivo estalló en el aire. Seol Jihu y el monstruo retrocedieron después de chocar.

—¡Kiuk!

Al chocar contra la pared, el monstruo emitió un gemido. Se sorprendió un poco por la fuerza del ataque de Seol Jihu. Tenía tanta fuerza que se quedó desconcertado por un segundo.

Si había recibido un daño tan grande, entonces el daño que recibió su oponente debería haber sido mucho mayor. Pensando en eso, el monstruo tranquilizó su mente y recuperó su equilibrio. Sin embargo, se sobresaltó en el momento siguiente.

El enemigo debía haber salido volando de regreso, pero una luz cegadora se precipitaba imprudentemente.

—¡Kiiiiiiik!

El monstruo se apresuró a mover su garra. Debido a que ocurrió tan rápido, no podía distinguir si lo detuvo o si el enemigo lo esquivó. Sin embargo, sabía que la luz que estaba a punto de llegar a su cuello rebotó.

El monstruo se estremeció cuando Seol Jihu aterrizó ligeramente en el suelo. Estaría mintiendo si dijera que no se sorprendió.

Fuerza y velocidad. El enemigo no parecía inferior en ninguna de las áreas. De hecho, era superior.

En ese momento, la cabeza de Seol Jihu se inclinó ligeramente.

"...Extraño."

Murmuró.

"No eres... nada especial."

—¿Kiik?

El monstruo se estremeció. Sólo entonces se dio cuenta de que faltaba algo.

Lentamente levantó el brazo que había balanceado hacia Seol Jihu. Los dedos en forma de garra explotaron sin darse cuenta.

Estaba confundido, ¿Cómo?

Un ser humano no sería diferente a una hormiga que se podía pisotear hasta la muerte en cualquier momento. Pero esta hormiga, ahora mostraba de repente una extraordinaria habilidad física.

Sin despreciar más a su enemigo, el monstruo observó de cerca a Seol Jihu.

—......

Al examinarlo más de cerca, se sorprendió aún más. No sólo el enemigo estaba cubierto de energía incineradora del mal, sino que su energía se había amplificado un nivel más allá a través de un aumento en el nivel de existencia.

Sólo había una cosa de la que estaba seguro. Aunque no tenía ni idea de quién lo había creado o de la razón, el enemigo era un Mata Dioses diseñado para asesinar dioses.

—¡Krrrrr...!

De repente, una larga lengua salió de la boca del monstruo. Había atacado, sintiendo amenazada su vida.

Seol Jihu saltó. La lengua lo persiguió pero en vano.

Seol Jihu dio vueltas en el aire. Alcanzando con éxito el cuerpo principal del monstruo, levantó su brazo.

Fue entonces. ¡Pukak! Algo salió repentinamente del brazo roto del monstruo y se enrolló alrededor del brazo de Seol Jihu.

El monstruo no sólo trató de despistarlo, sino que también le apretó el brazo como para aplastarlo.

Esto fue un error por parte de Seol Jihu. No esperaba que el brazo del monstruo volviera a crecer de repente cuando su energía aún se lo estaba devorando.

Sin embargo, la cara de Seol Jihu estaba tranquila.

"¿Así que sólo sabes presumir con el poder con el que naciste?"

El monstruo se sorprendió de nuevo al momento siguiente.

¡Puk!

Seol Jihu levantó su mano izquierda y golpeó su brazo derecho. El brazo derecho que sostenía la Lanza de la Pureza se desprendió de la articulación del hombro.

Lo que el monstruo vio a continuación fue la palma izquierda de Seol Jihu acercándose de repente a su cara.

"Me recuerdas a alguien."

Una ráfaga de Qi de Espada salió disparada de su palma izquierda.

¡Boom, boom, boom, boom!

Golpeado directamente por un incontable Qi de Espada, el monstruo salió volando, atravesando las paredes.

—¡Kiiiiuuuuk!

Un líquido negro brotó de su boca destrozada. Aunque levantó su cuerpo por reflejo, su mente estaba completamente agitada.

"Gente como esa normalmente no puede hacer nada si son aplastados por un poder abrumador. Me pregunto si serás diferente."

El monstruo se estremeció.

"¿Por qué?"

Seol Jihu sonrió mientras bebía un Elixeer.

"¿Pensaste que la regeneración era algo que sólo tú podías hacer?"

Su hombro derecho sangrante se retorció, y un nuevo brazo derecho brotó.

"¿O debería haber fingido un poco más de dolor?"

Seol Jihu tiró la botella vacía al suelo antes de extender la mano.

La Lanza de la Pureza cortó la lengua del monstruo y voló hacia atrás.

Diferente. El monstruo tuvo la sensación de que la criatura que tenía delante era diferente. Pero al no saber lo que Seol Jihu había experimentado en el Camino del Alma, el monstruo no podía entenderlo.

Al experimentar algo anormal, la emoción que surgió en su interior fue la rabia.

Su última pizca de orgullo se había encendido.

—¡KIIIIIIIIIIII!

Una onda de alta frecuencia golpeó los oídos de Seol Jihu. El monstruo se acurrucó y su cuerpo se transformó de repente.

¡Crack! ¡Crack, crack! ¡Craaaaaaack!

La piel creció en sus largos brazos y piernas. Además, espinas afiladas brotaron en su cuerpo. En el siguiente momento, el monstruo acurrucado se levantó del suelo.

Cerró la distancia en un instante y movió su brazo izquierdo. Aunque el poder detrás de su movimiento bastaba como para cortar un continente por la mitad...

¡Koong!

Seol Jihu sólo tuvo que evitar que lo golpeara.

Entonces, el monstruo movió su brazo derecho hacia Seol Jihu, pero Seol Jihu saltó ligeramente y se puso a espaldas del monstruo.

El monstruo extendió su brazo izquierdo y golpeó mientras retorcía su cuerpo hacia atrás. Desafortunadamente, sólo golpeó el suelo vacío. Seol Jihu había saltado hacia atrás momentos antes. El monstruo sintió que estaba jugando con él.

¡Puk! Esta vez, una fuerza contundente lo golpeó antes de que incluso torciera su cuerpo. Seol Jihu había saltado un poco más rápido y lo golpeó con el asta de la lanza.

El cuerpo del monstruo se balanceó. Incluso entonces, se las arregló para balancear su brazo, esta vez de izquierda a derecha.

Seol Jihu bajó su cuerpo tan pronto como aterrizó en el suelo.

¡Chwek!

Una escalofriante sensación recorrió su espalda. Enderezó su espalda tan pronto como la mano del monstruo pasó, y luego corrió en dirección al monstruo.

La cuchilla de la lanza rociando luz dorada atravesó el estómago del monstruo.

—¡Keeeeeeu...!

El monstruo jadeó mucho. Su estómago penetrado por la Lanza de la Pureza se hinchó...

—¡Kuaaaaaaa!

Entonces, un hueso salió repentinamente de su zona del coxis y se enrolló alrededor de Seol Jihu. Levantándolo en el aire, el hueso lo lanzó hacia atrás violentamente.

Una feroz explosión hizo eco. Los azulejos del techo se desmoronaron, y una nube de polvo se levantó de la pared rota.

—Kiik... Kiiik....

El monstruo sonrió, jadeando con la boca abierta. Aunque el enemigo ha sido bueno esquivando sus ataques, ahora que lo ha golpeado directamente...

—¿Kiik?

El monstruo se calló. Una luz dorada surgió repentinamente del humo ascendente.

Luego, un poderoso torbellino se elevó, dispersando el humo. Luego, salió un poderoso viento.

Lancero Divino Nivel 9, Arte Secreto — Mutilación.

¡Shwiiiiiiiing!

El monstruo gritó ante las aspas de viento que mutilaban su cuerpo. Empujado hacia atrás en un estado de confusión, apenas pudo levantar su cabeza cuando  una gota de sangre aterrizó sobre su frente.

El monstruo miró rápidamente hacia arriba. Seol Jihu, que sangraba por la frente, estaba en el aire.

¡Psh, psh, psh!

Sintiendo una sensación de peligro, el monstruo sacó cientos de espinas de su cuerpo. Sin embargo, lo que le sorprendió fue que Seol Jihu siguió bajando en espiral mientras apartaba cada espina.

Viendo su cuerpo parpadeante desaparecer y luego reaparecer varias veces en un solo segundo, el monstruo se sintió abrumado por una inexplicable sensación de terror.

La lanza en su mano convirtió las espinas en pedazos. A continuación, la Lanza de la Pureza emitió un pilar dorado de luz.

Sintiendo la energía comprimida en su interior, el monstruo apretó los dientes. Concentrando sus huesos en un punto, también sacó una gran espina de hueso del tamaño de un pilar.

Seol Jihu golpeó con un Qi de Espada Reforzado al mismo tiempo que el pilar de hueso volaba como un látigo y golpeaba el aire.

¡Kwang! ¡Kwaaaaang!

Chispas brillantes surgieron del punto de impacto. El área circundante retumbó por la réplica.

—¡Kuaak, kuaaaaak!

El monstruo balanceó el pilar de hueso con locura. ¿Hubo algún momento en que utilizó toda su fuerza desde su nacimiento? El problema era que estaba siendo empujado hacia atrás a pesar de que estaba dando todo.

No, podía sentir que la energía del enemigo también se había debilitado.

¡Kwang!

—¡Keeeeeuuu...!

Bloqueando el Qi de Espada Reforzado que intentaba volarle la cara, el monstruo apretó los dientes. Podía sentir las grietas que se formaban en el pilar de hueso duro. Aún así, la energía del enemigo se debilitaba. ¡Si tan sólo pudiera durar un poco más...!

Tal vez su deseo se concedió cuando el Qi de Espada Reforzado que lo empujaba ferozmente hacia atrás se debilitó.

El monstruo, sosteniéndose mientras apretaba los dientes, vitoreó. Empujando la Lanza de la Pureza que perdió su luz, balanceó el pilar de hueso hacia Seol Jihu que huía a toda prisa.

En ese momento, el monstruo pudo verlo claramente, Seol Jihu se burlaba con frialdad y sacaba su lanza como si estuviera esperando esto.

Justo cuando se dio cuenta de que había caído en su trampa...

Lancero Divino Nivel 9, Habilidad de Clase — Némesis: Lanza de Venganza Castigadora.

El monstruo dejó caer su mandíbula. No tenía ni idea de lo que acababa de pasar. Todo lo que vio fue a Seol Jihu lanzando su lanza al aire, y su ataque parecía haberse invertido, devolviendo el daño que había causado hasta ahora.

Antes de que el monstruo pudiera entender y reaccionar a este fenómeno, llegó el indescriptible ataque.

¡Kwarrrrr!

Un profundo cráter se formó en el área donde el monstruo estaba parado, y el humo se elevó en el aire.

Seol Jihu, que aterrizó en el suelo, exhaló.

"¿Hmm?"

Entonces, levantó la cabeza. Una pizca de sorpresa apareció en sus ojos.

Pronto, un pilar de hueso roto salió disparado de la nube de humo.

—¡Kiaaaaaaaaak!

El monstruo saltó, gritando. Su cuerpo estaba agrietado, y la punta de la espina que había creado se había astillado, pero de alguna manera pudo soportar el castigo de la lanza y contraatacar.

Seol Jihu resopló.

'Qué estúpido'.

Aunque la fuerza física y la durabilidad del monstruo superaban lo que Seol Jihu se imaginaba, eso era todo. Si un árbol no se caía después del golpe del hacha, todo lo que debía hacer era balancear el hacha diez veces más.

Además, a Seol Jihu le encantaba luchar contra los enemigos que perdían la calma en el frenesí de la batalla. A veces, por mucho que no conociera al enemigo, éste no se conocía a sí mismo.

En tales casos, lo que determinaba el resultado de la batalla era: primero, la habilidad de uno, segundo, la compatibilidad, y tercero, la experiencia acompañada del razonamiento necesario para utilizar los dos primeros puntos.

Seol Jihu no perdía ante el monstruo en ningún aspecto.

Moviéndose detrás del monstruo con Movimiento Etéreo, Seol Jihu activó Mil Truenos y atacó como un relámpago.

Aunque el monstruo se las arregló para darse cuenta y mirar hacia atrás con su buena intuición, la lanza de Seol Jihu se dirigía hacia su cara.

El monstruo trató de apartar a Seol Jihu con el pilar de hueso y aplastarlo, pero Seol Jihu levantó la Lanza de la Pureza. El Qi de Espada Reforzado salió disparado y cortó el pilar de hueso dañado por la mitad.

"El Pequeño Polluelo tenía razón."

Seol Jihu saltó en un instante y luego murmuró.

"Tus habilidades físicas están por encima de las de un Comandante del Ejército."

Apuntó la Lanza de la Pureza al monstruo que lloraba de pena mientras se aferraba al pilar de hueso cortado.

"Pero en general, eres más débil que la Reina Parásito."

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe mientras vertía su energía. ¡Woooong! Docenas de Qi de Espada Reforzados se formaron alrededor de Seol Jihu y en la Lanza de la Pureza.

A continuación, Seol Jihu blandió la lanza, y el Qi de Espada Reforzado que irradiaba una luz dorada se dirigió hacia el monstruo neutralizado.

—¡Kuaaaaaaaaaa!

Un largo chillido resonó. Pero incluso eso quedó encubierto por las explosiones que reverberaban en la zona.

Después de que el polvo y las explosiones disminuyeran, todo lo que quedó dentro del profundo cráter fue un monstruo que permanecía boca abajo como una rana.

El pilar de hueso del que se enorgullecía se había hecho pedazos y resultaba difícil de distinguir. Sus patas parecían haberse desmoronado en pedazos, porque no se podían visualizar. Sólo quedaban pequeños restos que crepitaban con la electricidad.

La palabra 'lamentable' no comenzaba a describir su estado, aunque parecía seguir con vida, a juzgar por la forma en que se movía.

Después de la corta pero feroz batalla llegó el silencio.

Tap, tap.

El sonido de las pisadas sonó.

El monstruo hizo una mueca de dolor y trató de moverse.

Aunque levantó su cabeza temblorosa con gran dificultad, fue golpeado de nuevo contra el suelo por un pie.

Mirando al monstruo con una cara inexpresiva, Seol Jihu dijo.

"¿Alguna vez has escuchado hablar del Mandamiento Dorado?"

Preguntó, tirando del cabello del monstruo como una cadena.

Por supuesto, no respondió.

Seol Jihu sonrió y tiró del último brazo que le quedaba al monstruo.

¡Craaaaaaack!

El brazo fue arrancado con un horrible sonido.

La boca del monstruo se ensanchó. Sin embargo, no pudo gritar. Fue porque Seol Jihu giró su cabeza con fuerza y metió sus manos en su boca.

"Ya que no tienes ojos, usaré tu boca. Está bien, ¿Verdad?"

El monstruo sintió un dolor insoportable momentos después porque le destrozó los dientes y la boca.

—¡GIHUEEEEEEE!

Un chillido ronco se filtró.

Seol Jihu no había terminado todavía.

—¡Gihuek...!

Un sonido de asfixia surgió cuando Seol Jihu ató el cabello en forma de cadena del monstruo alrededor de su cuello y lo levantó.

"Esto va a doler un poco."

Luego, puso su mano en su cabeza. Taladrando con fuerza agujeros en su cuero cabelludo con sus dedos, dobló y abrió sus dedos repetidamente.

—¡Gik... giheu... gik, giikk...!

*Retorcerse* *Retorcerse* 

La saliva goteaba de la boca del monstruo, casi como si fueran lágrimas.