Reciente

jueves, 31 de diciembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 370

Capítulo 370. Alas Celestiales (8)


"Algunos de ustedes no se conocen todavía, así que vamos a comenzar con algunas breves presentaciones."

Bajo el liderazgo de Lam, los jugadores del Escuadrón 13 se presentaron brevemente.

"Hola. Mi nombre es Pam. Soy un espadachín."

"Tordak. Lancero."

"Sei. Soy un arquero. También hago de explorador."

Técnicamente, el Escuadrón 13 tenía muy poca gente para considerarse un 'escuadrón'.

Normalmente los jugadores intentaban alcanzar los pisos superiores, pero habían venido aquí para entrenar.

Cada uno de ellos era fuerte. La mayoría eran conocidos incluso en los pisos superiores.

Eso se podía comprobar porque habían sido capaces de pasar a través de las diez puertas, y sus capacidades continuaron creciendo mientras luchaban contra los seres divinos.

Yeon-woo comprobó sus capacidades con sus Ojos Dracónicos Divinos mientras escuchaba sus nombres. Lo hacía a través del maná que estos emanaban.

"Paneth."

La líder del grupo de Elohim sólo reveló su nombre. Todos aquí sabían sobre ella.

'Ella es la que asesinó con éxito a un dios'.

Se decía que ella se había encargado de Megaera.

Lograr el asesinato de un dios significaba que no sólo tenía talento, sino que también tenía habilidades que trascendían más allá de la norma.

'¿Descendió Poseidón u otro dios? ¿O le dieron un poder similar?'

Yeon-woo se preguntó qué tipo de cartas ocultas tenía Paneth. Claramente, Poseidón y otros le dieron algún tipo de bendición. Resultaba difícil de creer que Paneth hubiera matado a un dios con pura capacidad.

Gracias a ella, la conmoción causada por su evento de asesinar a Astraeus se redujo a la mitad.

Aún así, Yeon-woo pensó que sería difícil para ella y su grupo esperar que eso sucediera de nuevo.

En ese momento, Paneth terminó su introducción y miró en su dirección.

Parecía estar mirándolo, o quizás le estaba diciendo que había llegado su turno.

"Caín."

Yeon-woo le devolvió la mirada.

Paneth entrecerró los ojos.

"¿Es ese tu verdadero nombre?"

"¿Es importante?"

"Es importante. Eres alguien a quien tendré que confiarle mi espalda a partir de ahora. No quiero luchar junto a alguien que no puede decir su verdadero nombre con honor."

"Caín. No tengo nada más que añadir. Si no puedes confiar en mí... supongo que abandonaré o algo parecido."

Las caras de los jugadores demostraron que estaban sorprendidos.

Estaban tan cerca de su objetivo. Era absurdo decir que se retirara de repente.

¡Kwang!

Entonces, Lam golpeó el suelo con la lanza que sostenía. Ella miró irritada de un lado a otro entre Yeon-woo y Paneth.

"¿No se les advirtió que cualquier pelea innecesaria entre aliados implicaría que se les cortara la garganta? ¿Realmente quieren que les haga eso?"

Yeon-woo se encogió ligeramente de hombros, y Paneth retrocedió bajando la cabeza.

"Lo siento."

"Escuchen todos. No me importa si se llevan bien o no. Pero nunca causen problemas durante una batalla. Sólo concéntrense en el presente."

Después de que Lam declarara esa última advertencia, ella confirmó que todos los jugadores calmaron sus ánimos y comenzó su explicación.

"El lugar que necesitamos asegurar se llama 'Myeongbu-Jeon'. Anticipamos que dos Titanes estarán presentes; Toeh y Kimo."

Se sabía que Toeh y Kimo eran titanes que no podían absorber el poder de Cronos apropiadamente. Esto significaba que estaban en una posición inferior entre los Titanes en términos de divinidad. Aparte de esos dos, la mayoría de las fuerzas en Myeongbu-Jeon eran sus subordinados. El resto pertenecía a Tifón.

"Atacaremos Myeongbu-Jeon con los Escuadrones 11 y 12. Sigilosamente y muy rápidamente."

"¿Qué hará el Escuadrón 10?"

"Se moverán en secreto en la retaguardia mientras nosotros retenemos a los dos Titanes."

Lam sólo explicó hasta ese punto. No dijo específico el objetivo del Escuadrón.

Sin embargo.

'Los distraerán. Mientras los tres escuadrones llaman la atención de los titanes, el Escuadrón 10 se apresurará a ocupar el templo del centro'.

Yeon-woo pudo comprender el plan de Lam de inmediato.

'¿Planean encender la Antorcha y despertar el poder sagrado de Hades?'

En ese caso, se trataba de un plan excelente.

Por supuesto.

'Eso sólo funcionará si Toeh y Kimo son fáciles de manejar'.

Pero de una forma u otra, definitivamente valía la pena probar ese plan.

'De todos modos, la tregua se ha roto, así que no hay nada que perder. Sin embargo, no sabemos cuándo empezarán a atacar de nuevo. Se debilitará nuestro bando si el 30 por ciento de las tropas se desvían hacia ese lugar... o no.'

Mientras Yeon-woo organizaba sus pensamientos, se dio cuenta de que la batalla no iba a terminar en ese punto.

'¿Se van a dirigir a otro territorio sagrado después de tomar este lugar? Una guerra relámpago. La clave será cuántos territorios sagrados se puedan iluminar con la Antorcha en un corto período de tiempo'.

Di Hades estaba al límite. Habían encontrado una manera de contraatacar mientras tanto, y si tenían éxito, podrían cambiar las mareas por completo. Continuar aislados como estaban ahora sólo aseguraría su pérdida.

"Entonces, movámonos."

Ante la orden de Lam.

El escuadrón 13 comenzó a moverse rápidamente.

***

Myeongbu-Jeon era uno de los territorios sagrados más cercanos al Templo del Rey del Inframundo.

A pesar de eso, el Tártaro era enorme, así que tomaría mucho tiempo llegar a ese lugar. Además, tomaría más tiempo porque tenían que evitar a los subordinados de los Titanes y Gigantes.

[Tártaro. Siempre he querido visitar este lugar al menos una vez. Pero este lugar siempre es ruidoso.]

Jeong-woo miró el área a través de los ojos de Yeon-woo y chasqueó ligeramente su lengua. Este escenario oculto le resultaba fascinante, puesto que no pudo pasar por las diez puertas.

Sin embargo, no estaba particularmente impresionado. Sólo podía mirar el cielo rojo y una tierra moribunda. Sentía que si se quedaba mucho tiempo en este tipo de lugar, su mente también se arruinaría.

[Pero, Hyung.]

'¿Qué?'

[¿Qué vas a hacer ahora?]

Jeong-woo estaba hablando con un tono muy bajo

[Las alas aún están incompletas. No necesitas que mostrar tus habilidades tan pronto...]

'No. Tengo que hacerlo'.

Yeon-woo sonrió con satisfacción.

'De esta manera, retrocederán por su cuenta. O serán golpeados de imprevisto'.

[...¿En qué estás pensando?]

Jeong-woo no podía imaginar cómo actuaría Yeon-woo.

'Creo que lo haré de esta manera'.

Yeon-woo sonrió y dio un paso adelante.

Con la postura agachada, los soldados que esperaban el momento de asaltar Myeongbu-Jeon lo miraron.

"Yo tomaré la delantera."

Lam entrecerró los ojos. Luego, retorció la punta de sus labios.

"¿Crees que puedes hacer cualquier cosa porque has asesinado a un dios? Deja de decir tonterías y espera."

"Si estás esperando al escuadrón 10, ya han llegado."

"¿¡Qué estás diciendo...!?"

Cuando Lam estaba gritando.

Hwiik, pung-

De repente, bengalas azules se extendieron por el cielo, indicando que el escuadrón 10 había llegado a su posición de destino. Una vez que esta señal apareciera, los escuadrones 11, 12 y 13 debía comenzar su ataque. 

Lam miraba a Yeon-woo sorprendida. ¿Cómo sabía que el escuadrón 10 había llegado a su destino?

Creía que los jugadores ordinarios no podían compararse con ella, pero la percepción de Yeon-woo no se podía considerar normal. El escuadrón 10 estaba demasiado lejos.

"Entonces, iré primero."

Pero Yeon-woo parecía no tener intención de aclarar la confusión de Lam. Pisó fuertemente el suelo y se adelantó.

Waaaah-

Al mismo tiempo, gritos se escucharon del norte y del oeste. Estos sonidos los producían los escuadrones 11 y 12 que estaban moviéndose.

Lam, que había recobrado los sentidos, tardó en llamar la atención y levantó la voz.

"¡Todos, a la carga!"

Los jugadores comenzaron a avanzar con un rugido. El grupo de Yeon-woo estaba mezclado entre ellos, al igual que el grupo de Paneth, quienes estaban desconcertados por no poder prever los movimientos de Yeon-woo.

Victoria hizo grandes caracteres rúnicos en el aire.

Al eliminar la maldición del Tártaro sobre los seres vivos con la magia rúnica, el grupo encontró más fácil moverse.

[Gracias.]

Beneficiándose de esto, Galliard agradeció a Victoria y cargó sus flechas.

El arco que usaba, Atraxia, había sido hecho por Henova, quien se había convertido en un gran compañero de bebida durante su estancia en el Tártaro.

El arco se estaba hecho a partir de las ramas del Árbol del Mundo, que resultaban difíciles de conseguir, lo que significa que sus funciones superaban con creces a las de otros.

Fue suficiente para hacer cambiar de opinión a Galliard, que pensaba que una buena herramienta arruinaba los sentidos de un cazador.

Más que nada. A Galliard le gustaba cómo el arco se ajustaba a su mano.

Definitivamente era la primera vez que lo usaba en acción, pero no lo sentía de esa manera. El arco le quedaba tan bien que parecía que lo había estado usando durante mucho tiempo.

'Aunque nunca pensé que recibiría tanta ayuda de un Enano'.

La verdad era que los Elfos y los Enanos nunca se llevaron bien.

Pero con este tipo de apoyo, la especie y la raza no importaban. De todas formas, nunca le dio mucha importancia a ese tipo de cosas.

¡Pat!

Galliard pisó fuertemente el suelo para saltar, pensando que debería invitar a su compañero de bebida a un buen alcohol más tarde.

〈Shunpo — Corriente de Combate〉

Galliard se elevó al cielo de inmediato, creando una nube de polvo en el suelo. Los ojos de los Elfos podían observar con precisión incluso cuando estaban a kilómetros de su objetivo, y los suyos estaban fijados con firmeza en Myeongbu-Jeon.

Myeongbu-Jeon solía ser un territorio sagrado de Hades, pero ahora estaba en ruinas. Los muros estaban rotas y la tierra estaba muerta. Esto demostraba cuánto los enemigos habían devastado el lugar.

Más allá de eso, Galliard podía apreciar lo que parecían Titanes moviéndose rápidamente. Los subordinados estaban saliendo. Finalmente notaron la presencia de Di Hades.

'¿Debo intentarlo?'

Galliard sonrió con satisfacción ante la idea de intentar matar a un dios como lo hizo Yeon-woo.

"¡Brahm!"

Gritó el nombre de su amigo íntimo.

Mientras lo hacía, Brahm que estaba en el suelo, sacó un libro de su bolsillo del pecho. Se quejó con una expresión de insatisfacción.

"Aunque no me lo hubieras dicho, iba a hacerlo."

〈Libro de Jupiter〉Lo había creado usando parte del Libro de Marte, después de que el Libro de Mercurio se rompiera. Henova había contribuido en su creación.

¡Hwaak!

Después de pronunciar brevemente un hechizo, un círculo mágico apareció bajo los pies de Brahm y un brillo dorado se elevó en el aire.

En ese momento, Galliard sintió que una gran fuerza entraba en su cuerpo. Sí, necesitaba esto. Con una sonrisa de satisfacción, haló la cuerda del arco hasta el máximo, y luego la soltó.

〈Favorecimiento Cuerpo Completo〉y〈Pluma de Cuervo Negro〉

Fue un ataque combinado creado por los dos amigos que habían estado juntos durante mucho tiempo. Disparó varias flechas con un poder devastador.

¡Kwang!

¡Kwang! ¡Kwang! Kwakwakwa-

Cada vez que alguna flecha hacía contacto, los muros deteriorados explotaban.

Los subordinados que habían salido corriendo quedaron enterrados bajo los escombros de esos muros.

Aquellos que apenas lograron evitar quedar enterrados vivos seguían en peligro. Galliard no descansó y continuó disparando flechas. No tuvieron oportunidad de evadir sus disparos.

Las tropas enemigas estaban atrapadas en medio de las explosiones y murieron.

[Sueño... oscuro.]

Los subordinados de Yeon-woo también comenzaron a actuar.

Primero, Némesis apareció y se fundió en el aire, maldiciendo a sus enemigos y bendiciendo a sus aliados. Como consecuencia, parecía que algo estaba intentando atar los pies de las fuerzas de los Titanes. Aquellos que salieron corriendo caóticamente se atascaron aún más, creando una situación de cuello de botella.

Shannon y Hanryeong apuntaron a ese lugar. Acompañados por Rebecca, arrasaron a los enemigos con unas armas más elaborada y afiliadas que antes.

En el cielo, el espacio se desgarró en determinado ángulo, revelando dos ojos abiertos.

[Mueran.]

La magia de Boo mejoraba día a día a medida que recuperaba los recuerdos de Fausto. Con una simple palabra, varios círculos mágicos aparecieron en el aire, y magia llovió sobre los subordinados de los Titanes como una ducha, aniquilándolos.

Kiaaak-

¡Kkak! ¡Kkaak!

Explosiones y ondas ocurrían continuamente sobre los enemigos. Las fuerzas enemigas morían indiscriminadamente.

Por esto, los escuadrones 11, 12 y 13, que habían estado corriendo incansablemente a Myeongbu-Jeon, se detuvieron en su  camino, mirando fijamente al campo de batalla.

Sus enemigos se derrumbaban a un ritmo rápido incluso sin su ayuda. Más bien, pensaron que serían un obstáculo si trataban de participar.

Sin embargo.

El desastre aún no había comenzado.

"Anuncio de Territorio."

Una voz bastante atrajo la atención de todos.

Entonces, sus ojos se agrandaron.

El mundo alrededor de Myeongbu-Jeon se estaba retorciendo. Como si estuvieran rodeados por una barrera invisible, los subordinados de los titanes corrían frenéticamente, sin poder avanzar.

¡Kieeek!

Gritaron patéticamente para tratar de atravesarla, pero...

Por encima de sus cabezas.

Yeon-woo estaba flotando.

Con su ala izquierda completamente extendida, irradiando una luz negra.

Las alas, que estaban divididas en tres secciones, eran tan grandes que sus llamas negras parecían tocar el cielo.

Yeon-woo despertó las 666 autoridades contenidas en las plumas.

......

Un profundo silencio se estableció en el área de Yeon-woo.

Los números subordinados de los titanes, murieron al mismo tiempo.

Sin hacer ruido.

***

Gracias a todos los que siguen esta historia y forman parte de nuestra comunidad.

¡Les deseamos un feliz año nuevo!