Reciente

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 368

Capítulo 368. Alas Celestiales (6)


"Si esto no es obra suya, ¿Quién diablos lo hizo?"

"Te lo dije, no hemos sido nosotros."

"¿Quién más en este lugar podría hacer eso además de ti? Ya es suficiente de tu lloriqueo. ¡Trae a Caín o como sea que se llame!"

Agora, el centro del territorio sagrado donde los subordinados de Hades iban y venían ocupados.

En ese lugar, Aether y Kahn se fijamente. Los rostros de Victoria, Galliard y Creutz, que estaban parados detrás de ellos, estaban rígidos.

A medida que los dos hablaban entre sí, sus voces se volvían cada vez más fuertes y sus auras más feroces, como si fueran a desenvainar sus espadas en cualquier momento.

Con el paso del tiempo, más y más gente se reunió a su alrededor.

Pero nadie trató de contener a estos dos con firmeza.

La atmósfera lógicamente empeoró. De hecho, incluso los espectadores comenzaron a separarse en diferentes grupos.

El grupo de Paneth se había ganado la confianza de Di Hades después de hacer importantes contribuciones. Había un gran favoritismo en el ejército hacia Aether.

Pero lo mismo aplicaba para Yeon-woo y su grupo.

Remediaron la escasez de suministros y repararon las armaduras de los soldados de forma gratuita. Especialmente cuando se rumoreó que habían ayudado a Hades en la creación de su artículo, Kynee, muchos los consideraron muy favorablemente.

Como se trataba de un enfrentamiento entre estos dos grupos, resultaba lógico que Di Hades le prestara atención a lo que estaba pasando.

Por eso.

"¿Qué diablos es todo este alboroto?"

El líder del escuadrón 13 de Di Hades, Chanal, trajo un gran número de soldados para ayudar a mediar entre ellos.

Normalmente, habría ignorado esta situación diciendo que se trataba de un incidente entre jugadores que no valían nada.

Sin embargo, Yeon-woo y Paneth eran importantes aliados.

Por lo tanto, le resultaba difícil ponerse del lado de cualquiera de los dos. Por ahora, todo lo que podía hacer era escuchar a ambas partes tanto como pudiera.

Se preguntaba qué demonios había pasado puesto que no tenían conocimiento de que hubiera algún problema entre ambos lados.

En primer lugar, necesitaba entender la situación general para poder resolver el problema o saber qué lado elegir.

Sin embargo.

"El líder del escuadrón 13 no necesita preocuparse por esto."

Aether resopló y se negó a dar explicaciones, como si no le importara.

En ese momento, la expresión de Chanal se volvió rígida.

Sólo en ese momento Aether se dio cuenta de que había cometido un error. Después de todo, estaba hablando con el líder del escuadrón 13 del ejército de Hades. Además de eso, también poseía divinidad.

Esto significaba que Chanal, no era alguien a quien pudiera faltarle el respeto.

Pero.

[Un dios del Olimpo, Poseidón, te mira con interés.]

[Hestia te está mirando.]

[Deméter te está mirando.]

[Hera te está mirando.]

Sintiendo que esos ojos se posaban en su cuerpo, Aether sintió como si su corazón se encogiera.

'¡Maldita sea! Bien. También, esto podría favorecerme . Ahora que ha llegado a este punto, sólo necesito hacer lo mejor que pueda. Sólo son los Olímpicos; no hay nada que temer'.

Incluso cuando había sido miembro de Arthia, Aether nunca recibió mucha atención.

Por esa razón, había intentado unirse al Ejército del Demonio. Al final, no pudo atraer la atención del Demonio Celestial, así que tuvo que recurrir a Paneth.

Y ahora, había llamado la atención que tanto anhelaba de varios dioses, mientras actuaba como una marioneta en lugar de hacerlo por su propia voluntad.

Aether no pudo evitar sentirse increíblemente miserable en ese momento.

Sentía ganas de sentarse y llorar en este mismo momento.

Todo apestaba.

Se sentía triste porque sólo estaba siendo manipulado y usado sin que nada saliera como quería.

Por un momento, consideró que sería mejor suicidarse que vivir una vida tan miserable.

Desafortunadamente, ni siquiera tuvo el valor de hacerlo.

|Los perros ladran como perros. Y hacen lo que se les dice.|

Como dijo Paneth, él era sólo un perro. Un perro que ladraba cuando se le decía que ladrara y movía la cola cuando se le decía que la moviera.

|Un oráculo apareció durante la noche. Limita la influencia de Caín que se está extendiendo en Di Hades. Y si aparece la oportunidad, mátalo sin dudarlo.|

Independientemente de lo que Caín estuviera tramando, Aether estaba relacionado con él. A pesar de que se habían encontrado unas cuantas veces antes, Aether no tenía ninguna disputa en particular con Caín.

Habían rumores de que era una nueva estrella en ascenso, pero Aether nunca tuvo interés en esas cosas.

Sin embargo.

Lo sabía muy bien ahora.

La razón principal detrás de Poseidón y el oráculo de los demás.

|Es un enemigo que necesita que lo castiguen inmediatamente. Tal vez la única manera de describirlo sería 'el mal en la oscuridad'. Junto a su grupo, oscurece la sabiduría de Di Hades con sus dulces palabras y acciones. Debemos detener esto primero.|

Así que Paneth decidió eliminar la influencia de Yeon-woo y su grupo de la ecuación antes de enfrentarse a ellos directamente.

Sin embargo, para hacer eso, se necesitaba entender bien al grupo de Yeon-woo.

Necesitaban conocer sus personalidades y su fuerza.

|Así que los confrontarás.|

Aether fue elegido como el cebo.

Ahora los ojos de cuatro dioses estaban fijos en este cebo, observando cómo se comportaba y cómo pensaba.

En particular, los ojos de Poseidón estaban llenos de escarnio. Los despreciaba como los descendientes de un antiguo dios, que ni siquiera habían podido recuperar su antigua gloria mucho tiempo después de su caída.

"Igualmente deberías explicar lo que pasó para que podamos resolver esta disputa."

Aunque estaba molesto, Chanal se calmó e intentó hablar amablemente.

Sin embargo, su voz estaba llena de ira. Dando la impresión de que lo mataría, si se atreviera a actuar tan groseramente de nuevo.

Sólo entonces Aether habló.

Kahn parecía tener mucho que decir, pero Aether no le dio la oportunidad de intervenir.

"¡Haaah! Mira. Es esto."

"Una lanza rota. ¿Por qué me muestras esto?"

"¿Me creerías si te dijera que esta lanza estaba perfecta hace sólo dos días? ¿Y que también se trataba de la lanza sagrada que se usó para cortarle los tobillos a Megaera?"

Los ojos de Chanal se agrandaron por eso.

Tras la muerte del Titán Astraeus, la muerte de Meguera supuso un gran impulso para Di Hades.

¿Realmente había sido esta lanza?

"En ese momento, había un problema con la durabilidad de la lanza, así que me preguntaba cómo repararla. Cuando regresé al territorio sagrado, casualmente escuché que Caín y su grupo estaban haciendo reparaciones. Como es un aliado, pensé que podíamos confiar en él, así que le pedí que la reparara..."

"Y te la regresaron de esta manera. ¿Es eso?"

"No. Cuando la recibí, estaba seguro de que había sido reparada."

Chanal frunció el ceño cuando entendió lo que Aether estaba tratando de decir.

Aether continuó rápidamente antes de que Chanal pudiera responder.

"Estaba bien aparentemente. Tomé la lanza, y mientras la usaba para practicar esta mañana, de repente se rompió fácilmente."

Chanal frunció el ceño.

¿Qué pasaría si hubiera ido a la batalla con esta lanza sin comprobarla?

Sería casi seguro que hubiera ocurrido un accidente.

Aether actuaba desesperadamente como si hubiera sido engañado.

"Me preguntaba si me había equivocado, así que revisé las armas y armaduras de los demás. Pero pude confirmar que no había problemas con los artículos que no eran de mi grupo."

"......"

"Y aunque mi lanza hubiera sido dañada en la batalla, no se rompería tan fácilmente. ¿Quién sería capaz de quedarse quieto en está situación?"

Aether tiró la lanza en su mano al suelo.

"Por eso estoy discutiendo de esta manera. Pero el líder del grupo ni siquiera se muestra, y sus compañeros simplemente repiten que son inocentes como loros."

Una onda se extendió por la multitud.

Por lo que había dicho, parecía que el otro grupo tenía la intención de deshacerse de sus rivales, el equipo de Paneth.

"¡Eso no es cierto!"

Kahn trató desesperadamente de explicar que no habían sido ellos. Pero la atmósfera estaba a favor del oponente.

Al darse cuenta de que su actuación había funcionado bien, Aether apretó a la fuerza sus labios temblorosos.

[Poseidón se burla de tu excelente actuación.]

No necesitaba saber eso.

Chanal se frotó la frente. Se dio cuenta de que este asunto era mucho más complicado de lo que esperaba.

En los últimos años, la influencia de los jugadores en Di Hades había aumentado significativamente, lo que dio lugar a esta extraña situación.

Dondequiera que se reunieran los jugadores, pronto habría diferentes grupos y facciones. Parte de su trabajo consistía en evitar que se produjeran problemas importantes.

Pero esta vez, no había forma de manejar esta situación.

Ambas partes habían hecho tantas contribuciones que no podía contener esto fácilmente.

De hecho. Sólo considerando sus actuaciones, no tenía claro si sería capaz de luchar contra Yeon-woo o Paneth. Sabiendo que tampoco confiaba en poder derrotar a Lam, la Apóstol de Hades.

'¿Qué debo hacer?'

No podían dejar que Yeon-woo y Paneth se enfrentaran.

Además, por la ruptura de la tregua, los titanes y gigantes podrían atacar en cualquier momento, por lo que tampoco podía permitirse perder a ninguno.

'¿Adónde diablos se ha ido Lam?'

En esta situación, sería mucho mejor si la persona que estaba a cargo de los Jugadores resolviera esto.

Recientemente, ella había estado ocupada bajo las órdenes de Hades, y no tendría tiempo para intervenir.

"Sin ninguna explicación adecuada, sólo podemos usar la fuerza."

Siguiendo las solemnes palabras de Aether.

¡Cha-chaeng!

Miembros de su grupo sacaron sus armas, y parecía que estaban listos para atacar al grupo de Kahn en cualquier momento.

Las expresiones de Kahn y los demás se volvieron rígidas viendo lo que estaba sucediendo.

No pensaron que llegarían al punto de derramar sangre, aunque tuvieran una guerra de palabras.

Victoria, Creutz y Galliard también pusieron sus manos en sus armas.

Pero Kahn extendió su mano para detenerlos. Luego sacudió su cabeza hacia ellos señal de negación.

Su líder era Yeon-woo. Sin su permiso, no podían desenfundar sus armas precipitadamente.

Hwaa-

En su lugar, liberó el impulso que había estado ocultando todo este tiempo. Inmediatamente, el espeso aroma de la sangre pareció inundar el aire.

Sorprendidos, Aether y el resto dieron un paso atrás por reflejo.

'¿Quién es este tipo...?'

Los ojos de Aether se agradaron ligeramente.

Esto se debía a que no esperaba que este hijo de León de Hierro, fuera tan poderoso.

No creía que hubiera una brecha tan grande entre ellos.

"Será mejor que envainen sus espadas. En realidad odio el olor de la sangre y el hierro."

Kahn miró fijamente a Aether mientras pronunciaba esas palabras.

Pero Aether no podía retroceder como deseaba. Por el contrario, extendió los brazos mientras la comisura de sus labios se retorcía.

Sus brazos destellaron antes de quedar cubiertos por una luz.

Luz Blanca. Su habilidad característica.

"¿Y qué si no te gusta? ¿Pensaste que me retractaría?"

Cuando la tensión llegó a su punto máximo, la atmósfera alrededor de los soldados de Di Hades se volvió caótica.

Mirando los dos bandos, Chanal no pudo evitar fruncir el ceño.

Que sacaran un arma en está situación, significaba que lo estaban ignorando a pesar de su posición de líder de escuadrón. Justo cuando estaba a punto de gritar.

¡Clang!

De repente se escuchó un fuerte sonido, y Aether, que había sido golpeado por algo, salió volando violentamente, rebotando en el suelo unas cuantas veces.

Rodó unas cuantas veces antes de detenerse.

Los ojos de Khan y los demás se agrandaron.

"¡Ke-kek...! ¡Kek!"

Aether tosió sangre mientras intentaba levantarse. El ataque había sido tan repentino que no tuvo la oportunidad de mirar lo que había pasado.

Quería saber quién se había atrevido a hacer algo como esto.

Sin embargo, una patada en la parte posterior de la cabeza lo obligó a poner su cara contra el suelo una vez más.

"¿Cómo te atreves a sacar tus armas en el territorio de Lord Hades sin recibir su permiso? Están locos. Están realmente locos".

Lam gruñó mientras pisoteaba la cabeza de Aether unas cuantas veces, haciendo imposible que se levantara. Su voz aguda sonaba como un trueno en los oídos de todos los que estaban cerca.

Sin dudarlo, blandió su lanza y cortó la mano derecha de Aether, que aún brillaba en blanco, antes de dirigir sus ojos al resto del equipo de Paneth.

Ni siquiera pudieron prestar atención a los gritos de Aether mientras se retiraban nerviosamente. Desafortunadamente, ya habían desenfundado sus armas.

Shwack-

Lam trazó una línea horizontal con su lanza que brillaba con luz negra.

Inmediatamente después, sus manos derechas también resultaron cortadas, causando que una lluvia de sangre saliera a chorros.

"¡Kuaak!"

"¡Ack!"

Los ataques de ella fueron realmente impecables. A pesar de que se trataba de valiosos aliados que habían ayudado a sus tropas en numerosas ocasiones, no le importaba.

Sólo había una cosa que le importaba a Lam, y era el prestigio de Hades.

No perdonaría a nadie que no lo tuviera en cuenta, aunque fueran soldados del mismo ejército.

Sacar un arma en el territorio sagrado sin permiso significaba insultar al dios al que pertenecía. Lógicamente, se enfadaría muchísimo.

"¿Qué hay de ustedes? ¿Qué están haciendo? ¿Planean sacar sus armas también?"

Los ojos de Lam se dirigieron a Kahn y a los otros, que aún estaban conmocionados.

En ese momento, los tres que estaban parados detrás de Kahn sólo podían mirarse nerviosamente.

"......"

"......"

"......"

Entonces rápidamente apartaron sus manos de sus armas.

¿Cómo podía un cuerpo tan pequeño contener tanto poder?

Kahn podía sentir que su cuello estaba empapado de sudor frío.

***

"......"

[......]

Yeon-woo, que había llegado rápidamente debido a Doyle, no pudo evitar sorprenderse ante la escena.

Aether, el causante de la situación, estaba actualmente tendido con su cabeza enterrada en el suelo.

Aunque Yeon-woo no esperaba que estuviera en el Tártaro, tenía la intención de cortarle la cabeza de todos modos. Pero inesperadamente había molestado a su grupo primero.

En el reloj de bolsillo, Jeong-woo también estaba tranquilo. Debía tener muchos pensamientos en su mente después de mirar a Aether por primera vez en mucho tiempo.

Yeon-woo acarició el reloj suavemente mientras le decía en su mente.

'No te preocupes demasiado'.

[......]

'Porque definitivamente me aseguraré de cortarle la garganta'.