Reciente

jueves, 31 de diciembre de 2020

La Emperatriz Se Volvió A Casar - Capítulo 246

Capítulo 246. Una Pregunta Muy Importante (1)




"¿Una invitada de Su Majestad?"

Rashta preguntó fríamente, a lo que el Barón Lant respondió, "Sí."

Rashta hizo otra pregunta, mirando a Evely con una creciente sensación de inquietud.

"¿Qué clase de invitada?" 

Sin embargo, el Barón Lant se mostró vacilante al responder la pregunta con una expresión incómoda.

"Su Majestad, más tarde lo sabrá."

Rashta hizo pucheros, suprimiendo su ira, y dijo.

"Esta chica dijo que Rashta no era la Emperatriz."

Estaba tratando de contener su ira lo máximo posible porque se trataba del Barón Lant.

"Creo que Rashta tiene derecho de saber quién es esta chica."

"Eso es..."

El Barón Lant miró de reojo a Evely, sin saber qué hacer.

Evely, la causante del problema, se quedó allí sin siquiera parpadear. Con la barbilla levantada y mirando con desdén, una actitud que enfureció al Barón Lant. 

Era difícil responder a las palabras de Rashta, pero Evely parecía querer empeorar la situación.

Finalmente, le gritó a Evely.

"Señorita Evely, discúlpese inmediatamente con la Emperatriz. ¡¿Qué cree que está haciendo?!"

Pero aún así Evely respondió hoscamente.

"No he hecho nada."

"Precisamente ese es el problema. Debes mostrar a Su Majestad la Emperatriz el respeto que se merece."

"Hasta donde sé, Su Majestad la Emperatriz era definitivamente otra persona."

"¡Señorita Evely!"

La cara del Barón Lant estaba completamente roja de ira, y Rashta estaba perpleja.

'¿Quién se creía esta chica para negarse de esta manera? Por lo enojado que está el Barón Lant, no creo que sea una joven dama de la nobleza.'

***

Aunque hubo un poco de conmoción, el Barón Lant no siguió reprendiendo a Evely.

El Emperador Sovieshu estaba aguardando su llegada. Ya había sido informado de que venía en este carruaje, así que debía llevar a Evely adonde Sovieshu sin más demora.

Rashta resopló ante la aparición de la misteriosa chica, pero tuvo que hacerse a un lado a regañadientes cuando el Barón Lant le indicó que Sovieshu la estaba esperando.

Evely levantó la cabeza y miró a Rashta con ojos agudos antes de seguir al Barón Lant.

"Ella es la Emperatriz, así que cuida tus acciones."

Después de entrar en el palacio central, el Barón Lant dio un pequeño consejo a Evely mientras caminaban por uno de los pasillos.

"¿Era necesario que no reconocieras a Su Majestad la Emperatriz?"

Sin embargo, Evely no respondió en absoluto a sus palabras.

El Barón Lant chasqueó la lengua, pensando que era verdaderamente altiva y de mal carácter.

El Barón Lant no presentó adecuadamente a Evely frente a Rashta porque no sabía la razón por la que Sovieshu quería ver a Evely.

Era una maga cuyo mana despareció. Incluso si alguna vez fue una maga, es inútil si ahora no lo es.

Dicho esto, esta chica tampoco parecía muy encantadora para ser una concubina. No tenía respaldo, ni estatus, ni un rostro hermoso, ni un buen carácter.

Era completamente diferente de Rashta, que siempre sonreía y reconfortaba a las personas a su alrededor, incluso en situaciones difíciles.

Con ese carácter, incluso si se convirtiera en una concubina, sería echada en poco tiempo. El Barón Lant chasqueó la lengua nuevamente en su interior.

Sus pensamientos coincidían en un punto con los de Evely. Ella no sabía por qué estaba siendo llamada aquí ahora que no era una maga.

'Lo descubriré muy pronto.'

La imponente puerta se abrió ante sus ojos.

Evely respiró profundamente y entró.

'¡Oh!'

Tan pronto como dio unos pasos dentro, Evely soltó una pequeña exclamación.

Fue por la apariencia del Emperador Sovieshu, que estaba sentado en la silla de su escritorio.

Originalmente, Evely odiaba al Emperador Sovieshu. Debido a este emperador, la persona que más respetaba, quería y admiraba se había ido a un país lejano.

Evely pensaba que el Emperador Sovieshu era realmente tonto y ruin. Además, que esa personalidad se notaría claramente en su rostro.

Pero cuando lo vio en persona, el rostro del Emperador Sovieshu era más que apuesto, era radiante.

Después de un momento de vacilación, el emperador dijo con una sonrisa inesperada.

"No creo que pueda hablar con usted allí."

El Barón Lant le dio instrucciones de 'ir más adentro' desde atrás. 

Evely, que caminaba con vacilación, se acercó a tres pasos del escritorio. Sovieshu, que era apuesto de lejos, se veía aún más apuesto de cerca.

Evely recordó a Navier, a quien admiraba cada vez que veía. Y de inmediato, imaginó al emperador y a Navier uno al lado del otro. 

'Qué maravilloso habría sido verlos juntos.'

Sintiendo una punzada de pesar en su corazón, Evely notó que había mucho silencio a su alrededor.

Tan pronto como volvió en sí, el Emperador la estaba mirando fijamente.

La forma en que la miraba sin decir nada resultaba muy complicada y desconcertante.

Cualquier noble habría esperado tranquilamente a que el emperador hablara, pero Evely se sentía sofocada por la mirada del emperador, así que eventualmente habló primero,

"Me gustaría saber por qué me llamó, Su Majestad."

El Barón Lant la miró ferozmente desde atrás y susurró su nombre, "Señorita Evely."

Su voz era amenazadora, pero Sovieshu le hizo un gesto con la mano para que se retirara.

"¿No lo has oído todavía?"

"Lo he oído."

"Entonces, ¿por qué lo preguntas?"

"La persona que me contactó me dijo que había incurrido en la ira del Emperador al ser patrocinada por la Emperatriz."

Al escuchar esto las cejas de Sovieshu se levantaron de inmediato. Eso pensaban los ayudantes de Navier...

"Luego una persona que me encontré me dijo que sería la segunda concubina del Emperador."

Las cejas de Sovieshu, que se habían levantado, se levantaron aún más antes de estallar en risas.

"¿Hablas en serio?"

"¿Cuál es verdad?"

Sovieshu estalló en risas una vez más ante la audaz pregunta.

"Ninguna. En primer lugar, no odio a la Emperatriz. En segundo lugar, aunque lo hiciera, sería absurdo odiarte sólo porque te patrocinaba. En tercer lugar, eres demasiado joven para ser mi concubina."

"Entonces, ¿por qué me llamaste aquí...?"

"Eras inteligente y talentosa, pero te has visto envuelta en el fenómeno de la desaparición del mana."

"... Así es."

"Sólo porque tu maná haya desaparecido no significa que tu inteligencia también desapareció. Es un caso inusual, por eso tengo pensado apoyarte para que aproveches esa buena mente."

Habiendo terminado de hablar, Sovieshu tocó la campana para llamar al Barón Lant.

El Barón Lant entró, pero Sovieshu no apartó su mirada de Evely y volvió a hablar,

"Hay quienes se dedican al estudio de la magia con fines científicos. Uno de ellos dijo que necesitaba un asistente, así que me gustaría recomendarte a ti. ¿Estás de acuerdo con eso?"

"... sí."

"Barón Lant, lleva a la chica con Lord Axel."

"Como ordené, Su Majestad."

"Después de eso, llévala con la Condesa Reygess. ¿Evely?"

"Sí."

"Ella te cuidará hasta que puedas vivir sola." 

Sin nada más que decir, Sovieshu levantó la pluma a su lado, diciendo que podían retirarse.

Sin embargo, Evely dio otro paso adelante, diciendo, "Um, Su Majestad."

Cuando Sovieshu levantó la vista, Evely preguntó con valentía.

"Puedo trabajar como sirvienta en el tiempo libre, así que por favor permítame quedarme en el palacio imperial."

El Barón Lant chasqueó la lengua por sus palabras atrevidas, pero Sovieshu preguntó sin mostrarse disgustado.

"Hay muchas habitaciones disponibles, así que por esa parte no hay ningún problema. Sin embargo, es posible que seas víctima de falsos rumores. ¿Eso no te importa?"

"No, en absoluto."

"Entonces..."

Pensándolo bien, Sovieshu instruyó al Barón Lant de nuevo.

"Prepara una habitación para ella en el Palacio del Sur."

* * *

✨✨ EN ESTE ULTIMO CAPÍTULO DEL AÑO, QUEREMOS AGRADECER EL APOYO RECIBIDO Y DESEAR A NUESTROS QUERIDOS LECTORES UN FELIZ AÑO NUEVO. ✨✨