Reciente

domingo, 1 de noviembre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 481

Capítulo 481. Finis Belli (5)


¿Cuánto tiempo pasó?

Durante más de una hora, una feroz batalla tuvo lugar en el camino que conducía a la capital imperial, Gloria Aeterna.

Un dragón se enfrentaba a un ejército de mil, una escena que parecía una leyenda transmitida a través de los tiempos.

Por supuesto, si Bondad Retorcida podía triunfar, este momento se convertiría en una verdadera leyenda. Desafortunadamente, no lo logró.

"¡Kuk!"

Bondad Retorcida escupió sangre. Sus piernas se tambaleaban, le dolía la parte trasera del cuello y le picaba el cerebro. Había sido golpeada en la parte trasera de su cabeza sin darse cuenta.

Sin embargo, no tuvo tiempo de mirar hacia atrás o incluso de pararse derecha, porque una ráfaga de ataques llegó en el momento en que se detuvo brevemente.

Incluso mientras se tambaleaba, Bondad Retorcida balanceaba sus espadas para no quedar aplastada por los ataques consecutivos. Había cuatro enemigos de los que Bondad Retorcida se sentía amenazada.

El problema radicaba en los pequeños ataques que se producían entre cada uno de ellos. Por ejemplo, había un grupo de cuatro Altos Rankers, Servidores y Espíritus actuando bajo el mando de los Espíritus Reyes sin consideración por sus vidas.

Bondad Retorcida se estaba quedando sin recursos, y estos minúsculos ataques dejaron de ser insignificantes.

Los ataques de las cuatro amenazas vinieron fluidamente entre estos pequeños ataques. Cuando el fénix disparaba sus llamas sagradas directamente, la magia del origen de Eun Yuri apuntaba a su espalda, luego Baek Haeju y los apóstoles de los Siete Pecados atacaban por los lados.

Ni siquiera la gran Bondad Retorcida podría hacer algo en esta situación.

Al ser presionada repetidamente, se dio por vencida en el contraataque y se ocupó en tratar de bloquear los ataques. Incluso entonces, su mente se estremeció por los continuos ataques.

Después de cierto punto, tuvo que balancear sus espadas gemelas con cúmulos de Espíritus y espíritus malignos aferrados como enredaderas.

¡Puk!

Ella permitió que otro ataque pasara. Una sensación de congelamiento se extendió instantáneamente por su espalda. Perdió la cuenta de cuántas veces dejó que eso sucediera.

Lo siguiente que notó fue una ardiente espada larga descendiendo hacia su frente como si fuera a partirla por la mitad.

"¡Bastarda!"

Bondad Retorcida movió su brazo izquierdo en un ataque de ira.

¡Pk!

La espada en su mano cortó limpiamente el brazo de Phi Sora.

Pero como lo hizo justo después de sufrir un golpe, su movimiento había sido innecesariamente amplio. Como ella no podía permitirse el lujo de contraatacar en primer lugar, hacerlo creó una breve abertura.

Sin embargo, nadie consideró ese momento como una oportunidad de oro. Si hay algo que aprendieron de Roselle, es que se crea una oportunidad al explotar las aberturas y hacerlas más grandes.

Así que, lo que Phi Sora y sus compañeros de grupo hicieron fue aferrarse a esa pequeña oportunidad.

"¿UK?"

Bondad Retorcida se estremeció de repente.

Chohong, Hugo y Vlad Halep. Los tres se aferraron a su brazo izquierdo. Tirando sus armas, sólo se aferraron a su brazo como sanguijuelas.

"¡Tú...!"

Bondad Retorcida hizo todo lo posible para sacudirlos, pero no fue fácil, debido a que el Árbol del Mundo y Philip Muller enfocaron sus restricciones en su brazo izquierdo.

Lo que sorprendió aún más a Bondad Retorcida, fue que las luciérnagas se reunieron alrededor del brazo cortado de Phi Sora y lo regeneraron en un instante.

La unidad de espíritus malignos y los Espíritus del Reino de los Espíritus también evitaron que retorciera su cuerpo. Los cuatro miembros de Valhalla se negaron a soltarle el brazo.

Finalmente, Bondad Retorcida atacó ferozmente con su brazo derecho y los obligó a retroceder. Esto sólo hizo que ella se descuidara en otros aspectos.

Sus brazos, piernas e incluso su cola no habían sido suficientes. Así que para usar su brazo derecho, tuvo que pagar el precio en otra parte.

¡Kwang!

Como esperaba, una sensación de que su costado estaba siendo desgarrado surgió. El Qi de Espada Reforzado de Baek Haeju la golpeó inmediatamente.

Un gemido silencioso escapó de la boca de Bondad Retorcida. Se tambaleó hacia un lado, y sus pies finalmente dejaron el suelo.

Una oportunidad definitiva fue finalmente creada. La fuerza aliada no desperdició esta oportunidad. Todo tipo de ataques aparecieron.

Una colorida explosión estalló a partir de la caída del cuerpo de Bondad Retorcida. La luz que estalló tiñó su cuerpo como para devorarlo.

A pesar de esto, los ataques continuaron.

¡Kwang, kwang, kwang, kwang!

Con cada golpe, era empujada hacia atrás, incapaz de caer. Sólo después de haber sido golpeada por la pesada tacleada del fénix, se estrelló contra el suelo.

"¿Lo conseguimos?"

Dijo Chohong, jadeando. Hoshino Urara, que estaba a punto de lanzar su daga para comprobar el asesinato, se volteó hacia Chohong asustada.

"...¿Qué?"

Chohong, que se estaba limpiando la barbilla con el dorso de la mano, cerró la boca. Fue porque vio a Bondad Torcida levantándose a lo lejos, justo después de que se hubiera estrellado contra el suelo.

Por supuesto, no estaba en buen estado.

"¡Cough, cough!"

Bondad Retorcida escupió otro bocado de sangre. El sudor que caía de su frente se mezclaba con la sangre y empapaba su rostro. Su pecho y el área del estómago también estaban manchados de sangre. Lo más importante, su lado derecho estaba desgarrado.

Mientras se limpiaba la cara ensangrentada, parecía realmente un demonio. Lo que importaba señalar era que se había levantado incluso después de sufrir semejante bombardeo de ataques. Y hasta parecía que su energía se estaba volviendo más feroz.

"Esto es una locura..."

Oh Rahee murmuró con una mirada agotada.

"¡Aaaaaah! ¿¡Por qué dijiste eso!?"

Hoshino Urara fijó su agarre en su daga, gritando con rabia.

"¡Está casi muerta! ¡Mátenla!"

Teresa también gritó mientras apuntaba con su espada a Bondad Retorcida. Como respondiendo a su grito, docenas de personas se precipitaron al mismo tiempo.

"...¿Yo?"

En ese momento, el vigor de Bondad Retorcida se elevó.

¡Kwang!

Los soldados que atacaron tontamente salieron volando por los aires. Con un solo golpe de su espada larga, Bondad Retorcida había reventado sus cuerpos como globos.

En medio de la carne y la sangre que volaba, los ojos de Bondad Retorcida brillaban.

"¿Quieren matarme?"

A continuación, su cuerpo emitió una luz mezclada con un calor extraño.

Brillantemente, como una vela que arde en su luz final.

Bondad Retorcida, la más fuerte Comandante del Ejército de los Parásitos. La última miembro de la raza Dragón, habiendo sobrevivido a la guerra de los mitos, que sólo se transmite como leyenda.

"¡Veamos cómo lo intentan!"

¡Koong!

Cuando Bondad Retorcida plantó sus pies en el suelo, la tierra se abrió. Emitía una aterradora intención asesina y presión.

"¡Uwaaaaaah!"

Palideciendo por el miedo aterrador, muchos sin darse cuenta se precipitaron con sus armas. Ni siquiera pensaron en huir. Sentían que se volverían locos si no hacían al menos esto.

En ese momento, Bondad Retorcida extendió sus brazos y sacó el pecho.

¡Kwang!

La divinidad salió de su cuerpo, detonando todo lo que la rodeaba. Como si eso no fuera suficiente, se convirtió en masas con forma de dragón y se reunió alrededor de Bondad Retorcida.

"¡Haaaaaah!"

Cuando ella gritó, doce dragones formados de luz salieron disparados en todas las direcciones.

Arrastrada por la tormenta, Flone gritó y voló hacia atrás. Las Valquirias de Cinzia también se rompieron, incapaces de decir una palabra. Bondad Retorcida entonces agarró los hilos que penetraron a través de la tormenta y los arrojó lejos después de hacerlos girar.

Agnes giró en el aire antes de estrellarse contra Wu Lei, que estaba blandiendo su gran espada.

La unidad de espíritus malignos y el grupo de Espíritus alrededor de su cuerpo también desaparecieron. Ifrit y Aqua se movieron para detener su avance pero también fueron destrozados.

Cada vez que Bondad Retorcida daba un paso adelante, la tierra se dividía, y una tormenta de luz se desataba en todas las direcciones. Todo lo que entraba en su rango explotaba sin excepción.

Incluso cuando esto sucedía, Baek Haeju ocultaba su presencia y continuaba buscando una oportunidad para atacar.

Bondad Retorcida había recuperado de repente su energía. Baek Haeju no pensaba que su estado duraría mucho tiempo.

Su ataque anterior había sido definitivamente efectivo. Sintiendo que su vida estaba en riesgo, Bondad Retorcida debía haber extraído cada fragmento de su divinidad restante.

Ella había perdido la calma por primera vez en esta batalla.

'Un poco más... sólo un poco más....'

En ese momento, notó a los dragones de luz que giraban alrededor de Bondad Retorcida haciéndose más débiles.

"¡Congélate Mundo!"

El Solo Final de Eun Yuri llegó en un momento oportuno.

¡Whiiiish!

Un amargo frío se apoderó de ella. Atrapados en una tormenta de nieve, los dragones se congelaron y disminuyeron su velocidad.

Bondad Retorcida también se detuvo mientras caminaba hacia adelante con firmeza.

Los ojos de Baek Haeju se iluminaron.

'¡Ahora!'

Pisando fuertemente el suelo, se disparó hacia adelante como una bala. Apuntó a la abertura que se creó cuando Bondad Retorcida se detuvo repentinamente.

Sin embargo, ella se dio cuenta de que estaba equivocada al momento siguiente.

Estaba en lo cierto en gran parte, pero se equivocó en la conclusión. Era cierto que Bondad Retorcida estaba extrayendo cada pizca de energía que le quedaba, pero estaba equivocada con respecto a que había perdido la calma por la rabia.

De hecho, estaba siendo muy sensata en este momento.

Bondad Retorcida se giró ligeramente hacia un lado. Al mismo tiempo, agarró las espadas gemelas en reversa y cortó en diagonal.

Los fríos ojos de Bondad Retorcida destellaron.

'Ah'.

Baek Haeju reflexionó, dándose cuenta de que el simple movimiento del enemigo había arruinado sus cálculos.

Si al menos hubiera atacado como había planeado originalmente, habría sido capaz de lograr una muerte mutua. Sin embargo, cuando sus ojos se encontraron, Baek Haeju dudó.

Era demasiado tarde para retraer la lanza que había extendido, y también era demasiado tarde para esquivar. Cuando la espada de 'Bondad Torcida' se acercó a la punta de la nariz de Baek Haeju, esta se quedó aturdida.

Su mente se quedó en blanco, y su visión también se volvió blanca.

¡Clang!

De repente, escuchó un sonido ensordecedor.

¡Craaaaaack!

Algo se rompió y se hizo añicos delante de ella también.

Baek Haeju no tuvo tiempo de averiguar que había pasado. Para cuando recobró sus sentidos, sólo vio su lanza dirigiéndose directamente hacia el enemigo.

¡Puk!

Una sensación de pesadez se transmitió a sus manos. Los ojos de Baek Haeju se iluminaron. Bondad Retorcida todavía la miraba con su cuerpo medio torcido.

Por un momento, Baek Haeju se congeló por la mirada escalofriante. Bondad Retorcida tembló.

¡Clang!

Se escuchó el sonido de un cristal rompiéndose. Luego, el brazo que apuntaba a Baek Haeju cayó lentamente.

Y Bondad Retorcida...

"......"

...No se movió.

Baek Haeju giró lentamente su cabeza y vio los restos de una barrera rota cayendo.

¿La barrera de alguna manera tuvo éxito en bloquear el ataque de Bondad Retorcida?

Los ojos parpadeantes de Baek Haeju captaron a una persona.

Seo Yuhui.

Ella respiraba con dificultad con sus manos extendidas hacia Baek Haeju, sosteniendo la Prueba de Castitas en sus manos.

Un escalofrío recorrió la espalda de Baek Haeju mientras se frotaba inconscientemente la frente. Pensar que Bondad Retorcida usaría una situación tan peligrosa como una trampa.

Un pesado silencio fluía en el área. Baek Haeju se dio cuenta de que ella todavía estaba sosteniendo su lanza. La Lanza Tathagata había penetrado en el corazón del enemigo.

Normalmente, esto no habría sido suficiente como un golpe mortal. Sólo debió tener éxito por todo el daño que se había acumulado hasta ahora.

Bondad Retorcida ya no se movía, pero tampoco se desplomó. Estaba de pie en la misma posición que estaba hace un momento.

Sus ojos aún estaban abiertos.

Gulp. Baek Haeju tragó. Sentía que Bondad Retorcida vendría volando hacia ella en cualquier momento.

Afortunadamente, eso no sucedió.

...En realidad, Bondad Retorcida se había estado presionando a sí misma desde que el Árbol del Mundo terminó de migrar, y Philip Muller regresó para contener su divinidad.

Pronto, Baek Haeju pudo observar una luz brillante estallando frente a ella.

Bondad Retorcida estaba pereciendo.

Cuando la luz se apagó, Bondad Retorcida no se veía por ninguna parte. Sólo un orbe débilmente brillante permanecía en su lugar.

"...¡Haaaaaa!"

Fue entonces cuando todos dejaron escapar el aliento que habían estado conteniendo. Algunos de ellos incluso se derrumbaron en el suelo.

Mirando a su alrededor, Cinzia sonrió amargamente. Los dos Espíritus Reyes que quedaban se habían ido. Nadie se dio cuenta cuando los mataron.

La unidad de espíritus malignos y el ejército de espíritus que iluminaba el cielo casi había disminuido significativamente.

Eso no era todo. Los humanos también habían sufrido pérdidas significativas. Los cadáveres de los soldados y terrícolas de los seis reinos se encontraban por todas partes. Parecían un cardumen de peces que habían muerto en un derrame masivo de petróleo.

'Tanto daño, incluso con la sanación del Árbol del Mundo...'

Todos pensaron que las cosas serían más fáciles con el renacimiento del Árbol Mundial. Pero la realidad era que no pudieron bajar la guardia hasta el último momento.

Si Bondad Retorcida no apostara su vida, y si Seo Yuhui no llegaba en el momento perfecto, entonces quizás todavía podrían estar en medio de una feroz batalla.

Philip Muller recogió la divinidad de la Bondad. Su mano tembló mientras sostenía el orbe. No podía creer lo que estaba viendo incluso después de confirmar la muerte de Bondad Retorcida.

Agnes suspiró y miró a su alrededor. El campo de batalla se había vuelto mucho más tranquilo. La vanguardia de los Parásitos, las dos alas y el ejército del centro habían colapsado hace tiempo.

No era como si las batallas hubieran terminado completamente, pero se trataba más o menos de una masacre unilateral. Debido a que la Reina Parásito luchaba contra Seol Jihu, y con la aniquilación de los Comandantes y Nidos del Ejército, no quedaban especies de alto rango que pudieran controlar el ejército Parásito.

No era como si no quedaran especies de alto rango, pero no había suficientes para controlar el ejército Parásito restante.

Por lo tanto...

¡Koong, koong, koong...!

En ese momento, un estruendo ensordecedor sonó desde la distancia. Todos voltearon sus miradas y se pusieron firmes como si lo hubieran prometido de antemano.

Finalmente habían llegado hasta este punto.

"Es el momento."

Cinzia habló mientras preparaba un hechizo de teletransportación.

"¡Mi Jihuuuuuuuuuuuuuu!"

Seo Yuhui salió corriendo mientras atravesaba una multitud de gente.

"...Parece que está emocionada."

Cinzia sacudió la cabeza mientras veía a Seo Yuhui desaparecer mientras gritaba, '¡Mi Jihuuuuuuuuu!'

"En lugar de adorarlo... ¿No sería una enfermedad?"

Eun Yuri también se encogió de hombros mientras preparaba un hechizo de teletransportación.

Cinzia sonrió.

Tal vez la situación requería una celebración puesto que se ocuparon de un poderoso enemigo. Pero ella sabía que era demasiado pronto para abrir una botella de champán.

"Ahora sólo queda uno."

A falta de la última batalla, Cinzia habló tan concisamente como siempre.

"La fuerza principal se moverá primero, y el resto seguirá después."

En el siguiente momento, más de una docena de personas desaparecieron simultáneamente.

Se habían teletransportado al lugar donde la Reina Parásito y la batalla de Seol Jihu estaba ocurriendo.

Y allí...