Reciente

lunes, 23 de noviembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 348

Capítulo 348. Creación de Kynee (8)


El Rey Marcial chasqueó su lengua.

"Sabes cuál es mi política, ¿Verdad?"

"Sí, soy consciente."

El Rey Marcial tenía tres reglas para todo lo relacionado con la Tribu de un Solo Cuerno.

No interferir. No involucrarse. Sin tolerancia.

No aceptarían ninguna interferencia. Tampoco se involucrarían en nada. Pero cuando ocurriera cualquiera de los dos, no mostrarían ninguna tolerancia.

Así fue como la Tribu de un Solo Cuerno pudo mantenerse en alto, por encima de las disputas entre los Ocho Grandes Clanes y seguir creciendo hasta ahora.

Pero como Yeon-woo estaba causando caos en la Torre, la Tribu de un Solo Cuerno podría terminar siendo involucrada en ello por su culpa.

El Ejército del Demonio y la alianza mágica expresaron abiertamente que apuntarían hasta a la Tribu de un Solo Cuerno.

Mencionaron que estaban listos para luchar.

La alianza de Tierra Sangrienta y Dragón Negro incluso expresó su deseo de que el propio Rey Marcial diera un paso adelante.

No, el hecho de que dijeran que trabajarían con Yeon-woo, quien no tenía un gran fuerza, era evidentemente una medida para involucrar al Rey Marcial.

Pero el Rey Marcial no quería unirse a ellos.

La única razón por la que apareció en la lucha con el Dragón Rojo, había sido por la regla de 'no tolerancia'. Puesto que se vieron involucrados durante la persecución del culpable que mató a uno de sus miembros.

El Rey Marcial se reía de los que se peleaban por quién era el más fuerte.

No estaba aspiraba meterse en un charco de barro como ese.

Tenía mayores ambiciones.

AllForOne.

Su único interés consistía en derribar al tipo que lo miraba con orgullo desde arriba.

El Rey Marcial había venido a decirle eso a Yeon-woo.

Ya había echado a dos discípulos y apenas había encontrado a este. Y estaba mostrando algo de potencial también. No le agradaba cómo Yeon-woo siempre causaba incidentes, pero el Rey Marcial había hecho lo mismo en su juventud, así que fingió no darse cuenta.

Pero si Yeon-woo llevaba esto demasiado lejos y le salpicaba barro, no podía quedarse quieto.

Y como Yeon-woo lo sabía bien, asintió con la cabeza. Antes de que el Rey Marcial se convirtiera en su maestro, había sido un Rey que echó a su propio hermano por su tribu. No había manera de que Yeon-woo no pudiera entender su postura.

Dejando eso a un lado...

"Esta es mi lucha."

Tenía que llevar a cabo su venganza con sus propias manos.

"Creo que dijiste lo mismo hace tiempo. Bueno, como sea. Regresa a salvo. Aunque será bastante difícil."

Y con eso, el Rey Marcial desapareció.

Yeon-woo se inclinó, sabiendo que su maestro aún lo observaba desde algún lugar, y entró al portal.

Pat-

La luz llenó su visión.

***

[Has entrado en el escenario oculto 'Tartarus'.]

"El aire está demasiado denso."

"También hay una presión, ¿Es porque es un lugar donde viven seres divinos?"

"Esto es el Tártaro..."

El grupo frunció el ceño una vez que entraron en el Tártaro.

Un aire denso. Una atmósfera siniestra. Y una presión sobre ellos.

Estaban en un lugar donde los vivos no eran bienvenidos.

Los miembros del grupo sentían que sus almas y cuerpos se separarían si no se aferraban con fuerza a su cordura.

Kahn y Doyle rápidamente activaron Artes para escapar de la presión. Victoria activó el artefacto que Anastasia le había dado para crear una barrera esférica alrededor de ellos. Cuando Creutz clavó la espada sagrada Zulfikar en el suelo, se añadió otra barrera encima.

Henova, cuyo rostro estaba pálido desde su llegada al Tártaro, pudo finalmente tomar un respiro.

Entonces, miró a su alrededor hasta encontrar a Yeon-woo.

"Dijiste que íbamos al templo del Rey del Inframundo, pero ¿Dónde estamos?"

Incluso por lo que Yeon-woo podía observar, sus alrededores estaban completamente devastados. Sólo unos pocos rastros que quedaron atrás, mostraron que hubo una batalla en este lugar hace mucho tiempo.

Yeon-woo se giró hacia Brahm, quien activó el pergamino. Pero Brahm tampoco parecía saberlo.

"Inserté las coordenadas que me diste."

Yeon-woo revisó sus coordenadas en caso de que accidentalmente hubiera dado las equivocadas. Estaban correctas.

[Vimalamitra sonríe con satisfacción viendo la escena de la guerra.]

[Cernunnos te observa en silencio.]

[Perséfone te insta silenciosamente a encontrar rápidamente a su esposo.]

Mientras Yeon-woo fruncía el ceño ante los mensajes de los dioses conectados.

"Hades dijo que lo último de su territorio era un templo, ¿Correcto?"

Preguntó Brahm después de observar en silencio el cielo.

"Sí, señor."

"Entonces debe ser su territorio sagrado. En ese caso, hay dos posibilidades."

"¿Cuáles son?"

"La primera es que Hades fue destruido mientras buscabas materiales."

[¡Persefone muestra su ira!]

"¡Uek!"

Justo entonces, Doyle de repente se puso sus manos alrededor de su cabeza y cayó de rodillas.

"¿Qué te sucede?"

Kahn trató de ayudarlo a levantarse, pero Doyle apartó su mano y levantó su cabeza.

El grupo se alejó de Doyle por la energía que emanaba. La barrera que los rodeaba tembló.

Los ojos de Doyle se pusieron de color verde brillante.

"¿Te atreves a hablar de la muerte de mi esposo? ¿Un simple ser degradado como tú?"

Sonó una voz mordaz. 

Doyle estaba emanando un montón de poder sagrado. La propia Perséfone se había manifestado en el cuerpo de Doyle para hablar.

"Perséfone."

Brahm miró a Doyle, cuyo cabello estaba flotando hacia arriba, con sus ojos entrecerrados.

"Brahma, si no cuidas lo que vas a decir..."

"¿Qué? ¿Vas a castigarme? ¿Cómo? ¿Desde esa prisión del piso 98?"

Brahm se burló incluso cuando Perséfone irradiaba un aura violenta.

Él mostraba un lado generoso mientras cuidaba a Sesha, pero en realidad, había vivido de forma cínica con el apodo de 'Exiliado'. Su aversión a los seres sobrenaturales atados al piso 98 había empeorado.

"Si estás preocupada por tu esposo, deberías callarte y mirar."

Brahm puso su mano en la cabeza de Doyle como si no quisiera hablar más con Perséfone.

El cabello de Doyle se asentó y la luz verde de sus ojos desapareció.

Los ojos de Doyle se agrandaron, sin entender lo que había pasado, luego sonrió amargamente mientras hablaba con Brahm.

"Fuiste demasiado duro, Brahm."

"¿Por qué? ¿Supongo que te regañó?"

Doyle no pudo decir nada. Aunque no había pasado mucho tiempo desde que comenzó a servirle, seguía siendo el apóstol de Perséfone.

Pero Brahm también había sido un ser divino. Doyle había escuchado un poco sobre la situación de Brahm por Yeon-woo, así que tampoco podía tratar a Brahm a la ligera.

"Sólo ignórala."

Brahm terminó la conversación con eso y chasqueó su lengua mientras se giraba hacia Yeon-woo.

"Es famosa por ser una dama, pero eso desaparece cuando su esposo está involucrado. Tsk."

Yeon-woo vio a Brahm desde una perspectiva diferente.

"¿Cuál es la segunda posibilidad? No llegaste a decirlo."

"Oh, ¿Eso? Es simple. Hades cambió temporalmente las coordenadas del territorio sagrado."

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

"¿Eso significa que...?"

"Que probablemente haya una pelea en algún lugar. Ya que su territorio sagrado es bastante grande, probablemente no pudo cambiar las coordenadas en gran medida."

Yeon-woo rápidamente invocó a Nike y lo envió al cielo.

Nike agitó sus alas. Mientras volaba en círculos en el aire, pudo observar la oscuridad que se agitaba desde lejos.

[¡Maestro! ¡Hay algo ahí!]

Yeon-woo rápidamente miró a través de la visión de Nike.

El cielo del Tártaro siempre estaba oscuro y gris, por lo que resultaba difícil saber la distancia.

[Ojos Dracónicos]

Pero cuando observó los defectos, hubo algo que parecía como si estuviera completamente fluctuante.

'Un Titán'.

Seres similares al Titán que vio por primera vez cuando entró en el Tártaro estaban luchando intensamente.

La oscuridad se dividió. El suelo se agrietó, y una columna de fuego se elevó. Lo que se salió cuando el espacio se dividió fueron monstruos demasiado horrendos para describirlos.

Se trataba de una batalla de alto riesgo.

El problema consistía en que no podía determinar quién estaba ganando.

Sería bueno que el lado de Hades estuviera ganando, pero Yeon-woo se sentía ansioso. Si estaba ganando, ¿Por qué cambiaría las coordenadas?

[¡Pero está demasiado lejos!]

Nike entrecerró los ojos, estimando la distancia. Sólo podía saberlo porque era una Bestia Legendaria; los jugadores normales no podrían saberlo por mucho que lo intentaran.

'Alas de Fuego, Parpadeo y Camino de Viento... pueden disminuir un poco la distancia'.

Yeon-woo hizo circular su circuito mágico con todo lo que tenía.

[Control de Maná de Ala Celestial]

[Circuito de Maná - Salida Total]

"Brahm, tómate tu tiempo para llegar."

[Camino de Viento - Vendaval]

Kwaaang-

Yeon-woo no esperó a la respuesta de Brahm y rápidamente avanzó.

Podía escuchar a Kahn y a Doyle gritando algo desde atrás, pero sus voces quedaron silenciadas por la explosión. 

Yeon-woo no estaba muy preocupado.

Brahm sabía lo que estaba sucediendo a través de su conexión, así que podría explicar a los miembros del grupo.

Aparte de eso, Kahn, Doyle y Victoria lo seguirían pronto.

Sweek-

Yeon-woo avanzó usando el Camino de Viento y usó Parpadeo consecutivamente. Boo le dio buffs desde las sombras.

« Buff - efecto positivo que mejora alguna de las características de un personaje generalmente de manera temporal. »

***

¿Cuánto había recorrido?

Boom-

Yeon-woo podía observar todo tipo de monstruos.

'Uno, dos...19 por lo menos'.

Mirar a un solo Titán de kilómetros de altura luchando resultaba impactante, pero observar a un montón de ellos moviéndose juntos lo dejó sin palabras.

Había una diferencia demasiado grande entre ellos que ni siquiera podía imaginarlo.

Y.

Krrrng-

Hades parecía estar en peligro mientras balanceó su espada, atravesando a los Titanes.

La oscuridad salpicó como la sangre cuando blandió su espada, y extremidades que eran como montañas, cayeron al suelo. La divinidad de Hades, superaba a la divinidad de los Titanes, pero para Yeon-woo, Hades parecía un barco en medio de una tormenta.

Podía sentir el cansancio de Hades por luchar solo contra los Titanes sin ayuda durante tanto tiempo.

Yeon-woo miró rápidamente a su alrededor.

Bajo el cielo en el que Hades estaba luchando, había un asedio a lo largo de los grandes muros del castillo.

Di Hades estaba luchando contra los seres inferiores que los Titanes habían traído con ellos.

Hicieron retroceder a los seres que trataron de escalar los muros del castillo. La determinación de proteger lo último de su territorio se podía notar claramente en sus caras.

Pero a pesar de su voluntad, la situación no estaba a su favor.

Montones de monstruos muertos estaban apilados alrededor de los muros del castillo, pero no había fin, puesto que más seguían llegando.

No les importaban sus semejantes en el suelo y se subían a sus cuerpos para escalar los muros del castillo. Usaban los cadáveres como escudos o les infundían maná para lanzarlos al territorio sagrado como si fueran bombas.

Por otra parte, Di Hades parecía cansado de la larga batalla. Unos pocos no pudieron soportar y sucumbieron.

Sin embargo, una cosa interesante que pudo notar, era que habían seres sin divinidad en Di Hades. Incluso a simple vista, Yeon-woo podía distinguir que habían jugadores.

No sabía cómo llegaron los otros jugadores, pero dejó la pregunta a un lado y comenzó a devanarse los sesos.

[Segmentación del Tiempo]

'Es demasiado peligroso. ¿Hay alguna manera de bloquear a esos monstruos, aunque sea temporalmente?'

Yeon-woo extendió su reconocimiento de todo el territorio. Afortunadamente, los seres divinos no estaban interesados en un debilucho como Yeon-woo. Era una buena oportunidad para él.

En ese momento.

'Esa'.

A través de su Percepción Extrasensorial, un ser captó la atención. Rodeada de Titanes, era demasiada pequeña para ser vista, pero no carecía de nivel en absoluto cuando se la comparaba con los Titanes.

Era una mujer con cabello verde largo. Ella miraba las barreras alrededor del territorio sagrado con una cara de aburrimiento. Una luz negra se envolvía alrededor del cristal que llevaba. Una energía similar a la de los monstruos. El cristal parecía ser un artefacto de invocación.

'¿Funcionará?'

En su tiempo ralentizado, incontables cálculos e hipótesis pasaron por su cabeza. Pero siempre terminaban en fracaso.

A menos que estuviera al nivel del Rey Marcial, o incluso de los Nueve Reyes, resultaba imposible que luchara contra un ser divino con el poder que tenía. En cambio, podría hacer que se enfureciera aún más y empeorara las cosas.

Tal vez sería posible si tuviera una Autoridad para matar a los seres divinos, pero no había nada de eso entre sus 900 Autoridades.

No había forma de que los dioses y los demonios le dieran algo que les haría daño.

Tenía que pensar más allá de la caja.

'¿Si apunto sólo al cristal?'

La probabilidad de éxito todavía era sólo del 5%.

La distancia que tenía de su oponente todavía era demasiado grande.

Necesitaba cerrar la brecha.

'¿Y si finjo volverme loco y despertar a todas las Autoridades?'

Podía estimular su fiebre podría volver, pero no tenía la mente para preocuparse por eso ahora.

Los resultados llegaron pronto.

15%.

'Es mucho más alto, pero aún así. ¿Y si uso el método como con Asesino de Dragones?'

Si no tenía miedo de que su cuerpo se destruyera y usara la Regeneración... 20%.

Había aumentado mucho las posibilidades, pero aún así no bastaba.

En ese momento, se le ocurrió otra idea. Tenía un arma a la que los dioses y los demonios le temían. El artículo divino que ataba a los sobrenaturales, el Hierro Divino.

'¿Las piezas del Ruyi Bang...?'

Separó su mano. Las piezas que obtuvo después de derrotar al Ejército del Demonio brillaron y giraron en la palma de su mano.

Una sonrisa se extendió por su cara.

'30%'.

Yeon-woo dejó de correr. El tiempo a su alrededor volvió a la velocidad normal.

[Tercera Etapa de Despertar del Cuerpo de Dragón]

[Todas las Autoridades liberadas.]

Crunch, crunch...

Su cuerpo no podía soportar la fuerza que de repente crecía y comenzaba a temblar. La regeneración se activó para mantenerlo quieto, y forzó las 900 Canalizaciones desconectadas por el Tártaro.

Vertió todo ese poder en las piezas del Ruyi Bang.

Hwaaaak-

[Ojos Dorados Ardientes.]

Las piezas del Ruyi Bang brillaban. Los ojos de Yeon-woo también brillaban de un color dorado. Ojos Dorados Ardientes. Los ojos del Rey Mono se asentaron sobre sus Ojos Draconianos.

Las piezas bailaron en el aire y comenzaron a ensamblarse.

Clack, clack...

Un arma dorada nueva apareció en su mano. Era una lanza de unos 2 metros de largo.

Yeon-woo sacó a Vigrid y la fijó en el extremo de la lanza. El mango de Vigrid y la ranura de la lanza encajan como piezas de un rompecabezas. Agarrándola, se puso en posición de lucha.

Su cuerpo aún temblaba. La Piedra Filosofal estaba sobrecalentada.

[Asesino de Dragones]

[Fuego Sagrado]

[Soporte Celestial - Rueda de Flama]

El fuego demoníaco que el Gran Sabio había usado cuando quemó el mundo celestial se encendió y se combinó con el Fuego Sagrado para crear un Fuego Divino de color negro rojizo.

Tiró la larga lanza que tenía en su mano. La opción de Vigrid se había activado y ya estaba apuntando al objetivo.

"¡Crece, Ruyi Bang!"