Reciente

lunes, 23 de noviembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 347

Capítulo 347. Creación de Kynee (7)


"Cielos. No tienes que esforzarte tanto para ayudarme."

"No es nada. Lo hago porque quiero."

El viejo sonrió cálidamente y miró al joven que llevaba su carga por él.

"No sé de quién eres hijo, pero tus padres deben estar muy orgullosos de ti."

"Gracias."

El joven se rascó la parte trasera de su cabeza y comenzó a subir la pendiente con el viejo. Una expresión de tristeza atravesó en su rostro, pero rápidamente volvió a sonreír.

La sombra que observaba desde lejos se volvió emocional.

Después de convertirse en el subordinado de Yeon-woo, había estado ocupado tratando de recuperar su fuerza y ayudando a Yeon-woo, así que no tenía tiempo para preocuparse por su hijo.

En parte porque parecía que Yeon-woo estaba cuidando de su hijo como lo había prometido.

Pero verlo con sus propios ojos le hizo sentir aliviado.

Escuchó que había dejado las dr#g4s y que estaba trabajando en una tienda para ganarse la vida.

Después de seguirlo todo el día, parecía que realmente estaba viviendo un estilo de vida diligente.

La forma en que trataba bien a los clientes cuando vendía artículos y ayudaba a la gente en la carretera ocasionalmente, difería del hijo que había conocido.

Por un momento, Hanryeong se preguntó si había encontrado a la persona adecuada.

También pensó que su hijo podría haber estado actuando de esa manera sólo en el día y haciendo algo más por la noche, pero tampoco parecía ese el caso.

Realmente había pasado a una nueva página.

No tenía las capacidades como jugador, pero seguía actuando como un humano.

¿Qué le había hecho Yeon-woo a su hijo?

Ese pensamiento se le ocurrió de repente, pero rápidamente sacudió la cabeza.

'Podría haber sido que lo crié de forma inadecuada'.

Hanryeong hizo todo lo que pudo por Hanbin, pero no estuvo presente cuando Hanbin más lo necesitaba. Estas cosas podrían haber sido lo que hicieron que Hanbin desarrollara esa personalidad en el pasado.

Por supuesto, eso no justificaba lo que había hecho Hanbin.

Mucha gente había sido lastimada por él, y el piso 16 casi terminó siendo destruido.

Pero después de observar cómo había cambiado su hijo, sintió que su cabeza se aclaraba.

'Sin Rostro...'

Hanryeong pensó en cuando se encontró con 'Sin Rostro' en el palacio del Rey Mono.

|¡Jejejeje! ¡No pensé que te encontraría aquí! ¡Mi querido amigo!|

Ese no fue 'Sin Rostro'.

Sin Rostro tenía muchas caras, y quien apareció era alguien que creía muerto o casi muerto.

'Dios de la Espada'.

Hanryeong apretó sus puños.

'Me preguntaba dónde se había escondido todo este tiempo...'

Sin Rostro fue incluido dentro de las Seis Nuevas Estrellas, pero se trataba de un jugador que había estado en la Torre durante bastante tiempo.

Era bastante famoso por sus actos, pero no era muy popular porque no tenía mucho potencial.

Después de que Dragón Rojo colapsara de repente, había estado en ascenso con todos los cambios en la Torre.

El Dios de la Espada era Sin Rostro.

No, siendo exactos, estaba disfrazado de Sin Rostro.

'Probablemente se lo tragó. El verdadero Sin Rostro'.

El Dios de la Espada estaba loco por las artes marciales, pero no había ignorado completamente otras habilidades. Tenía sentido que usara otros métodos y artes para evitar los ojos de aquellos que lo buscaban.

Sin embargo, si había un problema, era que...

'No era sólo una persona'.

Como Noble de la Muerte, Hanryeong se dio cuenta.

Había muchas almas aparte del Dios de la Espada en Sin Rostro. 

'Mubyeol, Cadik, Heebaeksul, Sey, Tyler...Y hasta Flang'.

Todos habían sido subordinados que estuvieron dispuestos a dar sus vidas por el Dios de la Espada en cualquier momento. Ellos habían sido la 'espada' que permitió que Cheonghwado estuviera entre los Ocho Grandes Clanes.

Todos ellos estaban con el Dios de la Espada.

Y uno de ellos era alguien que nunca hubiera imaginado.

Flang. El hermano menor del Rey Marcial y uno de los fundadores de Cheonghwado.

Había otras almas también, pero la mayoría de ellas pertenecían a Cheonghwado.

Sin Rostro era un Cheonghwado ambulante.

Sin embargo, debido a que había demasiadas almas en un cuerpo, el cuerpo no podía hacer sus funciones normales.

Crujía con sólo un pequeño movimiento, y la personalidad dominante cambiaba frecuentemente.

Pero Hanryeong pensó que Sin Rostro sería capaz de superar esas limitaciones.

No, incluso podría alcanzar un pico más alto que el Dios de la Espada.

Sería capaz de procesar los pensamientos de muchas personas al mismo tiempo.

Sobre todo, el Dios de la Espada que Hanryeong conocía, nunca sucumbió frente ante la adversidad y se forzó a sí mismo a avanzar.

|Te veré la próxima vez si el destino nos lo permite.|

Sin Rostro ayudó a Hanryeong antes de que la cueva se derrumbara.

Y hasta ahora, Hanryeong se sentía frustrado e incómodo.

Incluso si regresara a aquel entonces, él haría lo mismo.

Todo había sido por él.

Ya le había dicho a Yeon-woo todo lo que sabía sobre Sin Rostro.

Yeon-woo le dijo con firmeza a Hanryeong que no necesitaba preocuparse por nada, pero aún así se sentía inquieto.

Ya que Sin Rostro había visto que estaba con Yeon-woo, a menos que Sin Rostro sea un tonto, sabría quién había destruido Cheonghwado.

[Hanryeong, ¿Dónde estás?]

Justo entonces, escuchó la voz de Yeon-woo a través de su conexión.

Parecía que había llegado el momento de volver.

Después de responder que regresaría, miró a su hijo por un rato y desapareció en las sombras.

"...¿Hm?"

Hanbin se detuvo y miró a su alrededor. Definitivamente había sentido algo familiar.

"¿Qué es lo que pasa?"

"Na... nada. Continuemos."

Hanbin sacudió la cabeza y siguió caminando con el viejo.

***

"¡Tío! ¡¿Vas a trabajar de nuevo?! ¡No es justo!"

Yeon-woo cargó a la llorona Sesha.

"Volveré pronto."

"Hmph. Eso es lo que dijiste la última vez. Y Brahm irá contigo esta vez también."

Yeon-woo sabía que ella estaba un poco molesto, así que sonrió. Probablemente se debía a que Brahm, que la cuidaba a menudo, también se iba.

"¡Entonces trae un Melona cuando vuelvas!"

« Melona - es un tipo de helado originario de Corea. »

"¿Qué?"

"¡Lo que hiciste la última vez estuvo realmente bien! ¡Hazlo para mí otra vez!"

Yeon-woo se rió a carcajadas. Le dio una suave palmada en la espalda a Sesha, diciendo que lo haría. Además, esperaba desesperadamente tener buenas noticias para Sesha cuando regresara.

"No te preocupes... Yo me ocuparé de Sesha. No, incluso sin mí, no hay nadie en esta aldea que no la cuide."

El Anciano Principal dijo, ajustando sus gafas mientras Yeon-woo bajaba a Sesha de sus brazos. Las peleas entre los chicos de la aldea empeoraron cada día debido a ella.

Henova miraba fijamente a Sesha.

"Ese niña es..."

"Sí. La hija de Jeong-woo."

"Ya... veo."

Asintió con la cabeza. La había visto algunas veces cuando estaba haciendo la Piedra Filosofal, pero no se había dado cuenta. Aunque ella llamó al tío Yeon-woo, pensó que sólo lo hacía por afecto.

"¿Te gustaría abrazarla?"

Henova dudó un poco y abrazó cuidadosamente a Sesha, como si ella se rompería si él no tenía cuidado. Los ojos de Sesha se agrandaron.

"¡Tío! ¡Este niño abuelo es raro!"

Niño abuelo. Yeon-woo contenía la risa que estaba a punto de escapar de sus labios. Otros miraron hacia otro lado con sus caras rojas también.

Henova soltó sus brazos cortos alrededor de Sesha y suspiró. Luego, miró a Yeon-woo con ojos estrechos.

"Parece que la forma en que ustedes hablan es un rasgo familiar."

"Eso parece."

Yeon-woo miró a sus compañeros. Khan, Doyle, Victoria, Creutz. Además, Brahm, Galliard y Henova. Un total de 8 personas.

El número de miembros de su grupo había crecido bastante.

Considerando que cuando entró en la Torre, sólo quería andar en solitario, muchas cosas habían cambiado.

"Entonces abriré el camino."

Brahm rasgó el pergamino en su mano. Un portal rojo apareció.

El pergamino usó las coordenadas de Yeon-woo, puesto que había estado en el Tártaro previamente.

Podían observar el cielo negro del Tártaro más allá del portal.

Cuando estaban a punto de entrar...

"¿Discípulo? ¿Podría por favor venir un segundo?"

El Rey Marcial llamó a Yeon-woo desde el techo de la casa de Brahm.

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron ante la repentina aparición de su maestro y les pidió a sus compañeros que lo esperaran. Luego, caminó hacia el Rey Marcial.

"¿Sí, maestro?"

"Deberías encargarte de tu propio desorden."

"¿......?"

Yeon-woo lo miró con dudas y el Rey Marcial le tiró un pedazo de papel como si no quisiera molestarse en responder.

Yeon-woo agarró el periódico con facilidad y lo leyó. Sus dos ojos se volvieron profundos.

"Esto es..."

"El Ejército del Demonio ha declarado la guerra."

『...En nombre del dios, declaramos una guerra a nuestro enemigo, el Acaparador, por perturbar las acciones del dios.

Además, el castigo seguirá a los rufianes, herejes y gente inmoral que siguen al Acaparador.』

"Como pudiste leer, dicen que van a matar a todos los que te ayuden. También me afectará a mí, ¿Verdad?"

El Rey Marcial continuó con una cara molesta.

"Y ese bastardo de la Glotonería debería estar comiendo tranquilamente sus galletas en sus aposentos, pero dice que va a trabajar con las salamandras negras y contigo, para golpear a esos lagartos blancos."

Parecía que con salamandras negras se refería al Dragón Negro y con lagartos blancos se refería al Dragón Blanco.

"Además, esos imbéciles de la Torre Mágica deben haber recibido algo parecido a un disparo en la cabeza, porque hicieron una alianza y te tienen como objetivo."

Yeon-woo pensó en cómo el Doctor Perdición y Necrópolis habían sido destrozados por Boo.

"Elohim, esos hijos de perra también están actuando de nuevo... Y ese Clan León de Hierro o lo que sea está reuniendo mercenarios también."

Cuatro de los Ocho Grandes Clanes se estaban moviendo. Las Torres Mágicas no habían sido capaz de mostrar todo su poder debido a las luchas internas, pero si estaban unidas, eran una fuerza significativa. Si el Clan León de Hierro reunía a individuos del mundo mercenario, también serían una fuerza poderosa.

Podría suceder una gran guerra.

"Pero estás en el centro de todo esto. ¿Qué clase de desastre has estado haciendo?"

El Rey Marcial entrecerró los ojos. Estaba sonriendo, pero el aire a su alrededor estaba gélido.

"Debido a nuestro Discípulo, todo nuestro pueblo estará involucrado en algo molesto, así que, ¿Qué debemos hacer?"

Pero.

"¿Eso es todo?"

Yeon-woo no se preocupó.

El Rey Marcial frunció el ceño.

"¿Qué?"

"Todavía necesita desarrollarse más. Esto no es lo que quería."

"Tú... ¿Quieres que ocurra una gran guerra?"

"Es posible."

"Lunático."

El Rey Marcial se agarró la frente con una cara de incredulidad.

Una gran guerra.

Había ocurrido muchas guerras durante los miles de años de historia de la Torre. Sin embargo, pocas habían sido a una escala tan grande, donde casi la mitad de la población había disminuido.

Una de las guerras más conocidas era la legendaria Segunda Gran Guerra de la Masacre de los Dragones.

La especie de los Dragones que querían abrirse camino al piso 98 para recuperar su sobrenaturalidad, pero AllForOne los había bloqueado en el piso 77.

El resultado de la guerra fue la extinción de la especie de los Dragones, de quienes se decían que gobernaban la Torre en ese entonces. Si la joven Reina del Verano no hubiera sobrevivido, toda la especie de los Dragones habría muerto.

Ocurrieron unas cuantas grandes guerras más después de eso, y cada vez, hubieron cambios en la jerarquía de la Torre.

Y Yeon-woo estaba esperando eso.

Desde la perspectiva del Rey Marcial, parecía inconcebible. Pero los ojos de Yeon-woo estaban más serios que nunca.

"Por favor, sólo ignóralo. La guerra no ocurrirá tan fácilmente de todos modos. Porque no podrán avanzar como esperan, estarán ocupados desconfiando el uno del otro. Mientras el fuego en el horno no esté encendido, sólo habrá conversaciones de aliarse entre ellos."

"¿Y vas a encender el horno?"

Yeon-woo no dijo nada.

Los ojos del Rey Marcial se posaron intensamente. Levantó una esquina de su boca. Parecía una sonrisa burlona, pero también traviesa.

"¿Es este el panorama que querías?"

"Sí."

"Las habilidades de mi discípulo para planear están muy desarrolladas."