Reciente

viernes, 20 de noviembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 343

Capítulo 343. Creación de Kynee (3)


¿Qué son los dioses y los demonios?

¿Por qué están atados al piso 98 cuando son seres sobrenaturales?

Incontables personas se hicieron esa pregunta e intentaron encontrar esa respuesta, pero nunca pudieron.

Sin embargo, una cosa segura era que habían más dioses y demonios que los que enviaban mensajes al mundo inferior desde el piso 98.

A veces, los dioses de otro mundo llaman a nuestra puerta.

No se sabía nada sobre el secreto de los dioses y demonios en el piso 98.

Sólo se rumoreaba que AllForOne, que estaba manteniendo separado el mundo celestial y el mundo inferior en el piso 77, sabía algo.

Debido a la situación, tampoco había información sobre los dioses externos de otros mundos.

'No. Hay algo más'.

Yeon-woo sintió que su conexión con Boo se volvía más clara de nuevo.

Fausto.

El gran mago que creó la Piedra Filosofal y la Tabla Esmeralda basándose en la información que le dio el dios externo, Mefistófeles.

Eso significaba que había sido un jugador que contactó con un dios externo.

Boo actualmente sabía quién era, pero no había recuperado todos sus recuerdos.

No sabía cómo hizo un trato con un dios externo. Yeon-woo esperaba que pudiera recordar algo pronto porque sus recuerdos estaban volviendo a un ritmo rápido.

¿Pero un dios externo se le había acercado?

Definitivamente había algo parecido en los mensajes. Algo que se sentía desconocido.

Entonces, ¿Un dios externo se le había acercado a través de Boo? ¿Por qué?

Anastasia miraba a Yeon-woo con los ojos entrecerrados. El Fuego del Zorro flotaba amenazadoramente a su alrededor.

Yeon-woo no tenía otra opción que decir la verdad.

"No lo sé."

***

La noticia de que Yeon-woo se despertó rápidamente se extendió entre sus compañeros.

"¡Hey! ¿Te has despertado?"

"¿Te sientes mejor?"

Kahn y Victoria irrumpieron a través de la puerta en medio de la noche. Creutz los siguió silenciosamente.

"Gracias. De verdad. Y lo siento."

Kahn se arrodilló y se disculpó. Victoria, sorprendida, intentó levantarlo, pero Kahn sacudió la cabeza y se quedó abajo.

"Si no fuera por ti..."

"¿Qué pasa con Doyle?"

"¿Eh? Doyle acaba de despertarse. Puede reconocernos."

"Entonces eso es bueno. Levántate."

"Pero..."

"O puedes quedarte de ese modo. Victoria, ¿Se fue el Rey de Hielo?"

Yeon-woo habló de manera discreta y se volteó hacia Victoria. Kahn, que había estado tratando de disculparse y agradecerle a Yeon-woo por todo, se quedó incómodo en el suelo.

Victoria se sorprendió un poco y respondió con una sonrisa cuando se dio cuenta de lo que Yeon-woo estaba tratando de hacer.

"Sí. Se marchó primero. Dijo que no tenía nada más que hacer."

Yeon-woo asintió. Resultaba comprensible puesto que forzó al Rey del Hielo.

Sin embargo, seguía agradecido porque el Rey del Hielo había hecho lo mejor hasta el final. Casi quería invitarlo al clan que pronto formaría.

'Nos encontraremos de nuevo si el destino quiere'.

La Torre era un mundo vasto, pero también pequeño.

Kahn se puso de pie torpemente cuando lo ignoraron en la conversación.

"¡Ejem!"

Su cara estaba roja de vergüenza.

"Pero Caín."

"¿Qué?"

"Me enteré de su situación por casualidad."

"¿......?"

"Quiero ayudarte esta vez. ¿Hay algo que pueda hacer?"

Kahn miró a Yeon-woo con una cara seria.

Yeon-woo miró a Nike, que había estado con Kahn. Nike giró la cabeza, silbando torpemente. El sudor se reflejaba en sus plumas.

Estaba claro de dónde se había filtrado la información.

Yeon-woo asintió a Kahn.

"No tienes que decir eso. Estaba planeando hacerlo aunque no quisieras de todos modos."

"...¿Hm?"

Kahn estaba sin palabras. Normalmente los amigos confirmaban su amistad estrechando lazos y bebiendo vino juntos. Pero... sentía que algo andaba mal mientras continuaba hablando con Yeon-woo.

De repente, pensó que Yeon-woo podría estar actuando de esta manera a propósito.

Lo estaba haciendo para no avergonzarse.

"Ya veo."

Kahn se acercó a Yeon-woo con una sonrisa.

".....No te acerques más."

"No seas tímido."

"No es eso."

"El gran Acaparador también tiene estos momentos... ¿No?."

"¡No es eso!"

" ...Tu cara debe estar roja ahora mismo, ¿Eh? Quítate la máscara."

"¡Vete!"

Yeon-woo retrocedió mientras Kahn se le acercaba con una sonrisa traviesa. La habitación se volvió ruidosa cuando Kahn comenzó a perseguir a Yeon-woo.

Victoria sacudió su cabeza mientras miraba.

"Hombres..."

Una leve sonrisa se extendió por su cara.

Era la escena pacífica que ella quería presenciar.

***

La lucha entre Yeon-woo y Kahn terminó con la victoria de Yeon-woo.

"...Hijo de perra. ¿Realmente usaste tus puños?"

Kahn murmuró mientras se frotaba su ojo morado. Trató de bloquearlo, pero no tenía la habilidad de evitar el puño de alguien que había alcanzado el nivel de Alto Ranker.

Yeon-woo arregló su retorcida máscara.

Kahn se preguntó cómo se vería la cara de Yeon-woo. ¿Acaso Yeon-woo usaba una máscara porque tenía alguna deformación facial, o algo parecido? 

Aunque tal vez podría estar relacionado con el hecho de que encontrara a su hermano pequeño.

En realidad, mientras Yeon-woo estaba siendo tratado por su fiebre, Kahn impidió que Anastasia y Victoria le quitaran la máscara.

Fue porque creía que había una razón para que Yeon-woo no se quitara la máscara.

Yeon-woo escuchó lo que había pasado por Nike y se sentía agradecido.

Aunque parecía descuidado, Kahn era un tipo muy considerado. Alguien que podía mantener cerca.

'Pero el complejo de inferioridad que sentía con respecto a Phante y Edora me preocupa un poco... Me pregunto si ha desaparecido con el tiempo...'

Kahn y Doyle habían sido muy cautelosos con Phante y Edora en el Tutorial. Yeon-woo sentía curiosidad por saber qué pasaría si se reunieran todos en un solo lugar.

Kahn también se había hecho más fuerte.

Las 72 Artes que Kahn usaba eran demasiado avanzadas incluso para Yeon-woo.

Después de tragarse la muda de piel del Rey Mono, su comprensión se hizo más profunda, pero se especializaba en la batalla. Había varios tipos de Artes, así que su camino difería del de Kahn.

"Kahn."

"¿Qué?"

Kahn respondió irritado. Todavía se estaba frotando el ojo.

"Te has enterado de adónde voy, ¿Verdad?"

"Sí."

"No sé cuándo volveré después de irme. También es peligroso. Es una batalla en la que tienes que luchar con seres divinos. Es diferente a la Torre."

Kahn se dio cuenta de que Yeon-woo estaba hablando en un tono serio y lo miró en silencio, estrechando sus ojos.

"¿Qué estás tratando de decir?"

"¿Cómo vas a cuidar a Doyle? ¿No tienes que permanecer a su lado para bloquear al Ejército del Demonio con las Artes?"

A pesar de que Doyle había recuperado la conciencia, estaba debilitado por la energía demoníaca derivada de haber sido el recipiente del obispo principal durante mucho tiempo. Las Artes de Kahn eran necesarios para mantenerlos alejados.

"Oh, Victoria dijo que ayudaría con..."

En ese momento, la puerta se abrió de golpe.

Yeon-woo dirigió su mirada a la puerta y sus ojos se agrandaron.

Doyle había entrado. Parecía un poco cansado, pero tenía una mirada clara.

"Por favor permíteme participar."

"Te despertaste."

"Sí, todo gracias a ti. Muchas gracias."

"Eso díselo a Kahn."

"Kahn hizo lo que debía hacer. En cambio, ¿No hemos molestado a las personas que nos rodean al hacer que se involucraran?"

Doyle seguía siendo el mismo de siempre, igual que Kahn. Yeon-woo se rió.

"De todas maneras, no."

"Por favor, llévame al Tártaro."

"¡Hey! ¿A dónde intentas ir con ese cuerpo tuyo...?"

Kahn se acercó para persuadir a Doyle, pero...

Spark-

Dio marcha atrás sin poder llegar muy lejos. Una energía demoníaca negra se elevó como chispas alrededor de Doyle.

No sólo eso, sino que Doyle abrió su palma derecha. La energía demoníaca chispeante se extendió a su alrededor y terminó siendo atraída a un solo punto, tomando una forma pequeña. Había mostrado un hábil control de la energía demoníaca.

Kahn miró a Doyle con sorprendido. Yeon-woo se dio cuenta de lo que pasaba viendo a través de sus Ojos Dracónicos, y chasqueó su lengua.

"Remanentes del obispo principal."

"Sí, es correcto."

Quedaba energía demoníaca en todo el cuerpo de Doyle. 

"Y también, tengo bastante conocimientos remanentes del obispo principal."

Parecía que habían quedado partes de sus pensamiento y sus conocimiento.

En cierto modo, esto podría haber sido algo bueno para Doyle.

La mente del obispo principal le ayudaría a crecer. Además, tenía la energía demoníaca pura que el obispo principal había acumulado. Tenía suficientes recursos.

"En realidad, todo esto fue posible gracias a la Dama Perséfone."

"¿Persefone?"

Fue una respuesta completamente inesperada.

Doyle asintió con la cabeza.

"Ella me ató al mundo viviente para que no hubiera sido arrastrado al Más Allá. Dijo que me despertaría pronto, así que debería relajarme..."

Se había preguntado cómo Doyle pudo vivir tanto tiempo evitando los sentidos del obispo principal. Ahora lo entendía, con la ayuda de Perséfone era posible.

"Debería haber sido difícil para un dios interferir directamente de esa manera, puesto que no eres un apóstol."

"Um...en realidad ha pasado algún tiempo desde que me convertí en el apóstol de la Dama Perséfone."

Los ojos de Kahn y Victoria se agrandaron. Yeon-woo tampoco lo esperaba. ¿Ya no tenía Perséfone un apóstol? Bodi de Yin Verde.

"Tampoco sé muy bien eso. Sólo que se convirtió en un espíritu heroico según la Dama Perséfone."

Varios pensamientos pasaron en la cabeza de Yeon-woo. Perséfone se deshizo del apóstol que tenía y nombró a Doyle para el puesto. Considerando lo complicado que resultaba hacer eso, era una señal de que ella se involucraría activamente en este asunto.

¿Era un indicio de lo rápido que quería reunirse con su esposo y terminar la rebelión en el Tártaro?

Si no es así...

Yeon-woo recordó la amarga sonrisa que Hades tenía cuando le entregó la carta de Perséfone.

La primera emoción que mostró en su fría y exhausta cara.

Yeon-woo sacudió su cabeza. No podía llegar a conclusiones precipitadas. Lo que pasaba con los dioses sólo sería una molestia para él.

Las cosas eran demasiado complicadas.

'Entonces, ¿Los dioses y los demonios están jugando conmigo?'

Cerró los ojos. Desde Atenea a Perséfone, todos los dioses y demonios sabían cómo terminaría esto.

Atenea lo miró con tristeza durante todo el incidente, y Perséfone se había ofrecido para tomar a Doyle como su apóstol. Habría sido peligroso si la ceremonia del obispo principal hubiera tenido éxito, pero su apuesta había funcionado. Un apóstol que usaba el poder del Demonio Celestial. Fue un logro que ningún dios había sido capaz de hacer.

Yeon-woo se sentía como una pieza en un tablero de ajedrez en el que los dioses y los demonios estaban jugando.

Lo había sentido desde antes, pero el mundo inferior parecía sólo un escenario para que el mundo celestial jugara.

[Atenea sacude la cabeza en señal de negación.]

[Perséfone permanece en silencio.]

"Además, la Dama Perséfone me dijo que te entregara un mensaje."

"¿Qué?"

"...'Tan pronto como sea posible', es lo que ella dijo."

Ella quería que se diera prisa.

"Si me das unos días, me recuperaré. Y organizaré mis pensamientos. Sobre todo, el poder de la dama Perséfone será de gran ayuda en el Tártaro. ¿No seré de ayuda para ti?"

Yeon-woo no pudo evitar asentir con la cabeza.

Así, se formó el grupo para un nuevo viaje.