Reciente

martes, 17 de noviembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 339

Capítulo 339. Descendientes del Rey Mono (14)


Debido a que Yeon-woo era intangible, no cortó físicamente a Kindred . Había forzado el poder de la muda de piel que aún estaba explosionando en Kindred.

[¿Otra sombra? Es como una ameba que se divide constantemente en más células.]

Yeon-woo chasqueó su lengua viendo el cadáver de Kindred dispersarse. Cada vez que lo encontraba, se trataba de una sombra.

[00:26:49_78]

Yeon-woo revisó la cuenta regresiva y se dio vuelta.

Podía observar a Doyle, inclinado con los ojos en blanco en el suelo.

[Volvamos.]

***

*Retumbar*

El terremoto que comenzó en el centro se extendió al resto del palacio.

El polvo y las rocas caían del techo.

Los primeros en ponerse nerviosos por el derrumbe del palacio fueron los mercenarios que continuamente entraban al palacio.

[¡Mierda! ¡Keack!]

[¡...Kuk!]

Querían escapar de la peligrosa situación, pero resultaba imposible cuando no podían distinguir un lado u otro.

El ejército de no muertos seguía acercándose y los mataban. Parecían elefantes pisando a las pequeñas hormigas.

[Un dios del Olimpo, 'Tánatos', está emocionado.]

[Un dios de la Secta Chan, 'Rey de los Siete Infiernos', observa las almas muertas con calma.]

[Un dios de Ea, 'Nergal', asiente con satisfacción. Expresa su satisfacción por el hecho de que el mortal pueda usar bien el poder.]

[Un dios de Deva, 'Ksitigarbha', mueve la cabeza de un lado a otro y observa la situación cuidadosamente.]

......

[Un demonio de Niflheim, 'Hel', se lame los labios con su lengua roja. Su cuerpo se estremece de felicidad.]

['Asmodeo' comprueba si hay alguna alma que vaya a él. Expresa su pesar por no poder hacer nada sobre la gran cosecha.]

......

[Los dioses relacionados con la muerte asienten. Todos hablan como uno solo.]

[Mensaje: Él.]

[Los demonios relacionados con la muerte están felices. Disfrutan de un festival y entregan un mensaje común.]

[Mensaje: Sucesor.]

Los dioses y los demonios no se detuvieron ni dudaron en revelar mensajes como si estuvieran encantados con la situación.

Los mercenarios estaban enfadados porque sólo servían de entretenimiento para los dioses y demonios relacionados con la muerte, e incluso se sentían indefensos, al no poder hacer nada al respecto.

[Atenea te mira con tristeza.]

Sólo había una diosa que observaba la batalla desde otro punto de vista.

Y...

Con ella, otros tipos de dioses y demonios comenzaron a mostrarse.

[Un dios del Olimpo, 'Ares', asiente con satisfacción.]

[Un dios de la Secta Chan, 'Príncipe Nezha', viene a observar la situación después de escuchar las noticias.]

La guerra.

Los dioses de la guerra y la lucha comenzaron a mostrarse.

En este lugar, la guerra se extendía con la muerte.

Si se trataba de una simple pelea, no les habría interesado porque era sólo una de las muchas que ocurrían en la Torre.

[Un dios de Asgard, 'Tyr', deja lentamente su libro de leyes. Observa la situación con imparcialidad.]

El importante era que Yeon-woo estaba luchando contra el incontable número de fuerzas solo.

Siendo exactos, era que Yeon-woo estaba luchando con todos sus subordinados, pero mostrando una cantidad de poder abrumador que ningún Lord en la historia había sido capaz de hacer.

Tal vez hace mucho tiempo en el pasado, el Lord Bathory de los vampiros había mostrado tanto poder.

Así que resultaba comprensible que los dioses y demonios relacionados con la guerra estuvieran observando con tanta atención.

Fue la primera persona en la que se interesaron después del Rey Marcial.

[Un demonio de la Secta Jie, 'Vimalamitra', asiente con satisfacción. Felicita al jugador ### por ser capaz de enfrentarse a todos estos soldados.]

[Vimalamitra ofrece su autoridad, 'Gubitara'.]

[Agares muestra su incomodidad, diciendo que ni siquiera miren lo que es suyo.]

[Todos los dioses lo ignoran.]

[Todos los demonios lo ignoran.]

[Cernunnos está en silencio.]

El directorio de autoridades de Yeon-woo siguió aumentando a un ritmo más rápido.

[...¡Estos locos bastardos!]

Kwang-

Doctor Perdición salió volando por una fuerte explosión. La barrera que lo protegía se había destrozado, por lo que el impacto al chocar contra una firme pared le rompió la columna vertebral.

Ya ni siquiera tenía la fuerza para vomitar sangre.

Debido a los continuos ataques, había comenzado a perder la mente clara.

Cadáveres de magos estaban apilados a su alrededor. La desesperación llenaba sus ojos.

Y mientras los mensajes de los dioses y demonios seguían apareciendo...sintió que iba a morir de frustración.

Los magos creían en la ley natural de lo que les rodeaba. Por eso muchos de ellos eran ateos. Sólo consideraban a los dioses y demonios de los 98 sobrenaturales que no se diferenciaban demasiado de los jugadores normales.

Doctor Perdición era uno de estos.

Odiaba sentirse como un mono en un zoológico.

Sin embargo, había un viejo sunbae al que admiraba como un dios.

 « Nota: Sunbae - es aquella persona que tiene más experiencia académica o jerarquía. »

El creador de cierta magia y el creador de los Estudios de Demonios junto con De Roy. Había creado la Tabla Esmeralda, abriendo el camino a la Piedra Filosofal.

Fausto.

El problema fue que se encontraron como enemigos.

[Eres. Persistente.]

Las dos Visiones Infernales en el aire se estrecharon, como si no tuviera de buen humor.

Doctor Perdición se sintió más consternado a medida que la situación avanzaba. Boo no era tan fuerte como el Fausto que conocía. Fausto alguna vez se había enfrentado a la Reina del Verano. Su magia estaba en otro nivel, podía crear milagros. Estaba claro que le faltaba algo en su memoria.

Sin embargo, seguía teniendo parte de su poder.

Un poder abrumador y aplastante.

[Conviértete. Fertilizante. Para. Maestro.]

El espacio se abrió, y una gran mano cubrió al Doctor Perdición. Ya no tenía fuerzas para resistirse.

No entendía por qué Fausto era el subordinado de un simple jugador.

Además, de repente se le ocurrió que la razón por la que no obtuvo una adivinación particularmente buena ese día. Lo más probable es que no tenía un futuro.

'Ma, Maestro...'

Sus pensamientos terminaron en ese punto.

Ssss-

Boo giró lentamente en otra dirección después de tragarse el alma del Doctor Perdición y recuperar algo de su memoria.

La cueva estaba colapsando.

Había pasado más tiempo del que esperaba.

Ahora, como su gran maestro le había ordenado, tenía que proceder con la última de sus órdenes.

[Despierten.]

A la orden de Boo, todos los no muertos conectados con Boo gritaron al cielo.

Checheche-

El vacío descendió donde Boo, y desapareció el cadáver de Doctor Perdición. Entonces, las piedras cayeron.

***

[Osiris observa el campo de batalla.]

La destrucción de la cueva se aceleró.

Los jugadores que se habían quedado para terminar la lucha estaban en peligro.

Kahn e Ivan estaban entre ellos.

¡Clang!

Las dos personas lucharon intensamente como si no fueran padre e hijo y giraron sus cuerpos en dirección opuesta después del último clang, disparando Aura en todas direcciones.

Shing-

Chwak-

Los dos obispos, que estaban observando a Kahn, se desplomaron en el suelo antes de que se dieran cuenta.

Mientras que su atención estaba en otro lugar debido al repentino problema con la ceremonia, fueron golpeados sin pie

Kahn tomó la espada ensangrentada que tenía en sus manos y se dio la vuelta.

[...Paremos aquí por hoy.]

[¡Kahn!]

Ivan gritó con voz melancólica ante frío tono de su hijo. Sin embargo, sólo vino una fría respuesta de Kahn.

[No digas mi nombre con esa boca sucia. No tienes derecho.]

[¿Todavía me odias...?]

[¿Odio? Por supuesto que no hay nada de eso.]

Kahn se burló.

[Necesitas tener expectativas de alguien para poder odiarlo.]

[Kahn...]

La voz de Ivan estaba llena de tristeza cuando dijo el nombre de Kahn. Tenía una gran reputación en el campo de batalla como el León de Hierro, pero delante de su hijo, sólo era un mal padre.

Resultaba desagradable para Kahn mirar ese lado de su padre.

[Deja de fingir. ¿No esperabas esto en el momento en que echaste a mamá?]

Se sintió asqueado viendo al perpetrador actuar como la víctima. Kahn se alejó.

El vacío se asentó a su alrededor y ocultó su presencia. Shanon y el Dragón Óseo también retrocedieron silenciosamente.

Ivan había extendido su mano para agarrar a su hijo que terminó volviendo al vacío. Entonces, tuvo que darse la vuelto y comenzó correr. Sus subordinados probablemente aún estaban en la cueva. Tenía que salvar a los que pudiera.

Kahn se detuvo en la oscuridad y observó la espalda de su padre mientras este se alejaba.

Sus hombros parecían pequeños, y su espalda estaba curvada. Ya no veía al padre que solía ser un gran paraguas para protegerlo y darle paseos a caballo.

[Kahn...]

Como si sintiera los complejos pensamientos de Kahn, Nike apareció y lo abrazó con sus dos alas.

El fuego cálido calmó su mente confusa.

[¿Cómo es que un tipo como Caín tiene un hijo como tú?]

Bromeó cuando rápidamente comenzó a moverse de nuevo. No tenía que preocuparse por perderse. El Lich que Yeon-woo comandaba le había estado enviando mensajes, así que su ruta de escape estaba garantizada.

'¿Cuánto se fortaleció Caín en este tiempo? Probablemente le tomó bastante tiempo acumular todos estos no muertos'.

¿Tenía como objetivo convertirse en un Lord? Pero también tenía potencial para convertirse en un sobrenatural.

Además, los mensajes de los dioses y demonios que llenaban la cueva sugerían un puesto de apóstol para él.

'Es asombroso en muchos sentidos'.

Mientras Kahn se sentía desconcertado por Yeon-woo, el Vacío desapareció repentinamente, y pudo sentir una luz brillante.  Como si hubiera estado esperando, la cueva se derrumbó y desapareció completamente.

La montaña vibró por todas partes.

Kahn pudo ver a Yeon-woo fuera de la cueva. Y Doyle, que estaba durmiendo en los brazos de Yeon-woo...

[¡Doyle!]

Kahn corrió rápidamente hacia donde estaba Yeon-woo. Victoria vio a Kahn y extendió sus brazos con una sonrisa para abrazarlo, pero él inconscientemente la evitó y llegó hasta Yeon-woo.

[¡Hey!]

Victoria gritó, habiendo abrazado el aire, pero Kahn no la escuchó mientras miraba a Doyle.

Doyle estaba durmiendo tranquilamente, como si no supiera lo que había pasado a su alrededor.

Kahn rápidamente lo revisó. Doyle había sido usado como una marioneta, así que pensó que podría haber una manera de ayudarlo a través de las 72 Artes.

En ese momento, las pestañas de Doyle se agitaron. Mientras sus ojos se abrían lentamente, vio a Kahn enfrente.

[...¿Hyung?]

[¡Doyle!]

Kahn abrazó a Doyle. Se sintió arrepentido por hacer sufrir a Doyle, y estaba agradecido porque hubiera abierto los ojos de nuevo.

[Mierda, ¿Por haces esto?]

Doyle trató de alejar a Kahn, no estaba familiarizado con este tipo de comportamiento de su parte, pero Kahn no lo dejó ir.

Victoria, que había estado enfadada, se acercó a ellos con una cálida sonrisa. El Rey de Hielo asintió con alivio.

De esa manera, toda la conmoción terminó.

No, eso parecía.

[Huk huk. Es un alivio, ¿No es así, Maestro?]

Nike se limpió las lágrimas con su ala y giró la cabeza hacia Yeon-woo porque no estaba reaccionando.

[¿Maestro?]

La mirada de Yeon-woo estaba fija en el aire, no en Kahn y Doyle.

[Atenea te mira con tristeza.]

Había muchos dioses y demonios mirándolo.

Después de esta batalla, los dioses y demonios relacionados con la muerte parecían aceptarlo como sucesor del Rey Negro. Muchos más dioses y demonios relacionados con la muerte se interesaron por él. Su lista de Autoridades superaba las 800.

Pero de todas las miradas, había una diferente. No se trataba de una mirada llena de codicia o rabia, sino de tristeza.

¿Por qué?

Había derrotado al Ejército del Diablo, salvando a Kahn y Doyle. Ahora, como todo estaba arreglado, podía dirigirse al Tártaro y ayudar a Hades.

¿Por qué no cambiaba la mirada de Atenea? ¿Pasó algo más en el Tártaro?

Pero Atenea no podría saberlo porque la vista del Tártaro estaba bloqueada desde el mundo celestial.

En ese momento, algo pasó por su cabeza.

Algo que no quería considerar...

[Kahn.]

[¿Qué?]

Kahn, que estaba calmando al confundido Doyle, miró hacia atrás a Yeon-woo. La voz de Yeon-woo había sonado extrañamente fría.

[Retrocede.]

[¡¿Qué estás diciendo...!?]

[¡Retrocede!]

Yeon-woo gritó en un tono diferente al habitual. Kahn se levantó y se alejó de Doyle. Victoria y el Rey de Hielo también retrocedieron, sintiendo que algo no estaba bien.

Doyle sólo miraba a Yeon-woo. Había una sonrisa en su rostro, pero no se podía sentir ninguna emoción.

Como un muñeco.

[¿Hasta cuándo planeas actuar?]

Yeon-woo miró a Doyle.

[Obispo principal.]