Reciente

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 332

Capítulo 332. Descendientes del Rey Mono (7)


Ding ding ding-

La noticia de la llegada del Acaparador se extendió en la base del León de Hierro. Los jugadores se movieron frenéticamente, pero Yeon-woo comenzó su ataque primero.

¡Kwakwang!

Cada golpe de Vigrid vertió fuego desde el cielo y redujo la base a ruinas.

"¡¿Dónde crees que estás?!"

El vice líder del clan León de Hierro, Jonathan, corrió a la escena, rechinando los dientes.

Después de que muriera Torca, a quien trataba como un hermano, estaba discutiendo sobre cómo encargarse del Acaparador. Así que, cuando escucho las noticias de que había venido, se movió frenéticamente.

Jonathan agarró su espada. El Acaparador había estado usando el método de 'golpe y huida' para dejar indefensa a la 'alianza' poco a poco.

Había aparecido de repente. Eso sólo podía significar una cosa. Los estaba menospreciando.

El fuego volvió el cielo rojo y el suelo negro. Los Monstruos Excéntricos salieron y masacraron a los jugadores.

Entonces, Yeon-woo se giró hacia él.

Llevaba una máscara, pero sus ojos parecían un abismo. Jonathan retrocedió inconscientemente, sorprendido. Algo aterrador envolvió su corazón.

"Déjame preguntarte una cosa."

"¿Qué clase de mierda quieres?"

Jonathan gritó para ocultar el hecho de que había estado asustado por un momento.

A pesar de todo, Yeon-woo sólo hizo su pregunta.

"¿Qué piensa el clan del León de Hierro sobre Kahn?"

"¿Qué? ¡......!"

"¿Creen que es el hijo del líder? ¿O simplemente un enemigo?"

Desde el Tutorial, Kahn y Doyle habían sido cautelosos al hablar de sus padres. Yeon-woo sabía que eran hijos de Ranker destacados, pero no hablaban de ello. Creía saber cómo se sentían.

Como si los hubieran echado a la basura.

Yeon-woo también despreciaba a su padre, que desapareció repentinamente en su juventud.

Borró completamente todo recuerdo de ese hombre mientras crecía. Así que, simpatizaba con Kahn y Doyle.

Pero el padre de Kahn, León de Hierro, estaba tras Kahn. Si sólo estaba tratando de salvar a Kahn, Yeon-woo habría considerado al clan como su aliado, pero no parecía el caso.

Trataban a Kahn como si fuera un enemigo... no, como si fuera un criminal.

Parecía que iban a coaccionar a Kahn y arrastrarlo, una vez que lo atraparan.

Sin embargo, esa era la opinión de Yeon-woo. No sabía lo que el clan del León de Hierro estaba buscando.

Quería escuchar lo que tenían que decir.

Su relación con el clan León de Hierro había pasado el punto de no retorno, pero por Kahn, estaba dispuesto a trabajar con ellos.

También...

Como si los pensamientos de Yeon-woo hubieran sido leídos claramente, la mirada de Jonathan se volvió tranquila. Su furia hirviente y su aura violenta desaparecieron. En su lugar, miró a Yeon-woo con frialdad.

"¿Por qué tienes curiosidad sobre eso?"

"Soy su amigo."

Amigo. La palabra que pensó que nunca diría naturalmente salió de la boca de Yeon-woo.

La sombra que contenía a Shanon y Hanryeong se estremeció.

"¿Amigo?"

Pero Jonathan sólo resopló.

"¿Dijiste 'amigo'?"

Levantó una esquina de su boca, formando una fría sonrisa.

"Él es el hijo de un león. ¿Crees que los leones tienen amigos? Puede que haya aprendido los hábitos de los perros salvajes después de salir con ellos, pero un león sigue siendo un león. ¿Crees que alguien que no tiene raíces claras como tú, puede ser su amigo?"

Kwaaaa-

Jonathan empuñó sus espadas en cada una de sus manos. Manejaba espadas gemelas, algo raro en la Torre.

"Está andando por el camino equivocado porque se encuentra en una etapa rebelde. Depende de nosotros guiarlo por el camino correcto de nuevo."

Su aura se movió alrededor. El segundo al mando, el orgullo del clan del León de Hierro estaba preparado.

Aunque había sido asustado por Yeon-woo por un momento, sus habilidades estaban cerca de las de un Alto Ranker.

"Así que cualquiera que sea tu razón al final, tu propósito es proteger a Kahn."

Yeon-woo se mantuvo firme. Un corto sonido de risa escapó de su máscara.

En cierto modo, sonaba como una risa de alivio, pero también como una burla.

Jonathan estaba a punto de dar un paso adelante con ira.

"Lo que acabas de decir te salvó la vida."

"¡Qué...!"

Jonathan ni siquiera pudo hablar. Yeon-woo de repente se movió. Jonathan instintivamente trató de dar un paso atrás, cubriéndose con sus espadas gemelas, pero...

Shing-

¡Puak!

Su brazo derecho se sintió caliente, se separó de su hombro y salió volando por el aire.

"¡Keaaaaack!"

Yeon-woo apareció brevemente detrás del gritón Jonathan y extendió sus alas de fuego para adentrarse en el clan León de Hierro.

"Aunque están del lado de Kahn, ahora sólo son una molestia. Será mejor que disminuya sus fuerzas."

Krrrng-

***

León de Hierro.

Ivan siempre estuvo orgulloso de su nombre. 'Hierro' significaba fuerte, y 'león' porque gobernaba el campo de batalla. Un león de hierro. La invencibilidad y la tenacidad lo simbolizaban.

Pero...

"...¡Qué desastre!"

Ivan se rió con incredulidad ante la vista que tenía enfrente.

Habían pasado 10 días desde que dio la orden de traer a su tonto hijo agarrado por el cuello. Había venido con la primera brigada tras recibir la noticia de que el clan León de Hierro estaba en peligro. Al llegar, lo que vio fue una base militar en ruinas.

De las cinco brigadas que mandó al piso 20, dos de ellas habían sido destruidas, una estaba casi destruida, y las dos restantes tenían muchos soldados que necesitaban recuperarse o tomarse un descanso por un tiempo.

Según lo que escuchó, cada una de las bases de la 'alianza' fueron atacadas y la mitad de sus fuerzas desaparecieron. No se podía tomar esto a la ligera.

La derrota, lo que más odiaba, estaba ante sus ojos.

Si se tratara de una simple derrota, se habría enfadado, pero ni siquiera estaba enfadado por esta devastadora pérdida.

"Por favor, máteme, señor."

Jonathan se puso de rodillas y bajó la cabeza. Estaba apretando los dientes.

Ivan bajó su cuerpo en silencio y le dio una palmada en el hombro derecho a Jonathan. Tenía ese hombro envuelto con vendas, no estaba su brazo. Podía sentir un fuego hirviendo en su interior.

Jonathan, era un subordinado que había permanecido a su lado cuando no tenía nada. Mejor dicho, era su camarada, su familia y su único amigo.

Tal amigo estaba en este estado.

"Levántate."

"¡Pero...!"

"Levántate. ¿Vas a seguir avergonzándome de esta manera?"

Jonathan se levantó después de recibir la ayuda de Ivan. Sin embargo, debido a su lesión, su cuerpo estaba temblando.

La cara de Iván se volvió rígida.

"¿El Acaparador, dijiste?"

"...Sí."

"No sólo se atrevió a interponerse en mi camino, sino que se metió con mi gente. Escuché que era insolente, pero no sabía que tanto."

Ivan se giró para mirar a su subordinado, que aún tenía la cabeza baja.

"Tú."

"¡Si, señor!"

Los leones masculinos siempre lideran la manada y muestran los dientes cuando la misma es atacada. Entonces, cuando sus dientes estaban al descubierto, atacaban usando todo lo que tenían.

"Envía gente a cada base de la alianza. Para que se reúnan los líderes. Inmediatamente."

Sus dientes estaban al descubierto.

"Y si parece que van a tratar de abandonar..."

Sus afilados caninos se podían mirar a través de sus labios.

"Diles que primero serán despedazados."

***

A petición de Ivan, los líderes de cada grupo se reunieron en el campamento del clan León de Hierro.

Lunático. Niños callejeros, Fundador de Cinco Estrellas, Carrera Nocturna... eran poderosos clanes. Con la desaparición de Tritón, algunos afirmaban que podrían ser nuevos clanes emergentes.

Sin embargo.

Cada uno de los líderes tenían caras sombrías. Una pérdida devastadora. Habían sufrido enormes daños por el contraataque de Yeon-woo.

Había cuatro personas cuyas expresiones no podían interpretarse.

Ivan León de Hierro.

Sin Rostro.

Doctor Perdición.

Nocturno.

Ivan fue el que más daño había recibido, pero como rey del mundo mercenario y la persona que convocó esta reunión, no lo expresó.

No, el clan León de Hierro se consideraba el más grande del mundo mercenario. Podían soportar los daños que recibieron. Había rumores de que estaban trayendo más fuerzas al piso 20.

La expresión de 'Sin Rostro' no podía distinguirse debido a las vendas, y Doctor Perdición participaba en representación de todas las Torres Mágicas, así que mantuvo su expresión bajo control.

Y Nocturno, el mercenario de la clase S, parecía indiferente como siempre.

"¿Por qué todos están parados tratando de parecer rudos? Parece que todos están presentes. ¡Creo que sería mejor empezar...!"

En la tranquila sala de conferencias, Sin Rostro fue el primero en hablar.

Sin Rostro habló con una actitud frívola cuando una espada se acercó de repente a su cuello.

¡Clang!

La espada de Ivan apenas se detuvo frente al cuello de Sin Rostro. Los ojos de Sin Rostro parpadearon.

"¿Qué estás haciendo, León de Hierro?"

Sin Rostro gruñó. Un violento espíritu de lucha surgió. Se sentía deshonrado.

Ivan no olvidó advertir a Sin Rostro a pesar del repentino cambio en la atmósfera.

"No soy yo quien está tratando de parecer rudo, sino ustedes."

"¿Qué?"

Ivan miró a su alrededor de forma intenso. El aire estaba lleno de un aura aguda.

Los ojos de 'Sin Rostro' se agrandaron con sorpresa. Ivan se consideraba actualmente como uno de los mejores, pero no se podía comparar con los Nueve Reyes. Pero mirándolo ahora, parecía casi tan poderoso como los Nueve Reyes. Eso significaba que estaba entre los 100 mejores jugadores.

"Sin Rostro. He escuchado que has estado persiguiendo al Acaparador, pero no ayudaste a nuestros aliados cuando estaban siendo atacados."

Sin Rostro desvió la mirada y silbó. Estaba en una situación desfavorable.

Como dijo Ivan, Sin Rostro sólo había perseguido a Yeon-woo con Cofre de Almas. Lo hizo para comprobar qué tipo de habilidades y almas tenía Yeon-woo.

Ivan frunció el ceño ante la actitud de Sin Rostro y se volteó hacia Doctor Perdición y Nocturno.

"Doctor Perdición, escuché que escapaste con los magos y Nocturno sólo observó la pelea."

"......"

"......"

Doctor Perdición cruzó los brazos, sin abrir la boca, y Nocturno entrecerró los ojos.

Una emoción se reflejó en el rostro de Nocturno por primera vez. El deseo de derrotar a León de Hierro, nada más.

Sólo pensaba en lo fuerte que era Ivan. Nocturno parecía una hiena que sólo buscaba gente fuerte.

"La gente presente sólo tiene curiosidad por los Estudios de las Artes que también tiene el Acaparador o por saber dónde está mi hijo. No les importa lo que le suceda a los demás."

Iván se detuvo y miró a los líderes a su alrededor. Cuando se encontraron con la mirada de Ivan, temblaron o bajaron su cabeza.

Ivan soltó sus siguientes palabras.

"Sólo somos una alianza en nombre. Esta no es una alianza real. Más bien, somos una buena presa para que la devoren."

¡Kwang!

Ivan golpeó con su puño la mesa. El rugido del león calentó la atmósfera.

"A partir de ahora, no permitiré la acción individual. Si no les gusta, márchense. Sin embargo, si los encuentro merodeando por aquí..."

En lugar de hablar, Ivan reveló sus dientes. Estaba claro lo que quería decir.

Si no lo seguían, morirían.

Básicamente estaba diciendo que controlaría la alianza.

Cada uno de los líderes de los clanes miraron a tres personas. Sin Rostro y el Doctor Perdición formaban parte de las Nuevas Estrellas. No les gustaría que alguien estuviera por encima de ellos. Nocturno probablemente sentiría lo mismo también.

Sin embargo, Sin Rostro se encogió de hombros, y el Doctor Perdición asintió.

Nocturno miraba a Ivan a los ojos pero no dijo nada.

La alianza estaba ahora en manos de Ivan sin ninguna rebelión.

Los ojos ardientes de Ivan estaban en los tres cuyos pensamientos no podían descifrarse.

En ese momento.

¡Kwang!

La puerta se abrió de golpe y alguien entró corriendo frenéticamente. Un mercenario de León de Hierro. Todas las miradas se dirigieron a él.

"¡Un reporte urgente!"

"¿Qué es?"

"El joven maestro... no, Espada de Sangre, Kahn, ¡Ha sido encontrado!"

Todos se pusieron de pie.

Ivan se dio cuenta de cómo los ojos de Sin Rostro brillaron peculiarmente en ese momento.

***

[¿Qué está haciendo Caín?]

Los ojos de Kahn se agrandaron viendo las diferentes batallas que ocurrían en el escenario.

La red para capturarlo se había debilitado, así que se preguntó qué estaba pasando.

Cuando miró hacia abajo desde la cima de una montaña, algo inesperado estaba pasando.

Yeon-woo, Victoria y el Rey de Hielo estaban trabajando juntos para romper la red.

A lo lejos, podía observar al León de Hierro desmoronándose a gran velocidad.

Kahn tenía una sonrisa amarga. Aunque los había dejado, ellos eran como su familia. Jonathan era como un tío amable para él, así que esperaba no resultara malherido en la pelea con Yeon-woo.

[Aún así. Es un alivio que Noona no parezca estar tan mal.]

Suspiró aliviado. Después de dejar atrás a Victoria de esa manera, había estado constantemente preocupado. Parecía que Yeon-woo la había ayudado a tiempo.

Terminó usándolos sin querer, pero aún así estaba agradecido y arrepentido.

No faltaba mucho tiempo para que pudiera salvar a Doyle.

[Ya he reunido suficiente.]

Kahn abrió la palma de su mano. Múltiples piezas del Ruyi Bang flotaron y se combinaron en una sola.

Había podido obtener estas piezas porque Yeon-woo y los otros le consiguieron tiempo. Fue más de lo que había obtenido. Los peces pequeños se habían ido y sólo quedaban los grandes, así que había podido reunir más en menos tiempo.

Con esto, el recipiente de sacrificio podría completarse.

Kindred estaba en el lugar de reunión. Todo lo que tenía que hacer era dirigirse a ese lugar.

Pat-

Después de recolectar piezas del Ruyi Bang, Kahn comenzó a moverse de nuevo.  Su destino era el palacio del Rey Mono, el lugar donde residía la muda de piel del Rey Mono. Un lugar que había visitado hace mucho tiempo.

Con Yeon-woo desviando la atención, sería capaz de llegar fácilmente.

Shriek-

En lo alto del cielo, un ave rojo descubrió a Kahn y gritó.

[¡Maestro! ¡Encontré a Kahn!]