Reciente

viernes, 6 de noviembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 328

Capítulo 328. Descendientes del Rey Mono (3)


Torca miró al Rey del Hielo con una expresión de asombro.

A pesar de todo, el Rey del Hielo dio un paso atrás. Estaba claro que no quería involucrarse esta vez.

'Por esto es que no debemos trabajar con gente vieja'.

Torca pudo sentir que el último de sus respetos hacia el Rey del Hielo desaparecía. El Rey del Hielo tenía miedo. Demasiado asustado para el gusto de Torca.

Después de todo, ¿Quién diablos era el Acaparador?

Torca asintió con la cabeza a sus subordinados en la parte de atrás. Todos los guerreros de León de Hierro levantaron sus armas ante el Acaparador.

Shing-

Torca levantó silenciosamente sus espadas gemelas, sus armas características, y dio un paso adelante.

***

[No quería mostrar este lado de mí, jaja...]

Victoria sonrió amargamente y miró a Yeon-woo. A través de su cabello ensangrentado, pudo notar que sus ojos estaban desenfocados. En otras palabras, su visión estaba destruida.

'Ella está en peligro'.

Los ojos de Yeon-woo se volvieron rígidos cuando miró a Victoria en sus brazos. Victoria estaba en estado crítico.

Una de sus manos había sido cortada, y todo su cuerpo estaba cubierto de quemaduras. Además, tenía heridas internas por haber forzado su maná. No estaba en un buen estado.

Sanación y Recuperación estaban funcionando, pero no bastaba. Su vida estaba siendo consumida a un ritmo rápido.

'Adamantio Estrella Nueva'.

Justo entonces, Yeon-woo vio a el Adamantio Estrella Nueva rodando por el suelo con el rabillo del ojo. No brillaba como de costumbre, pero todavía emanaba una poderosa longitud de onda de maná.

Cuando Yeon-woo se acercó, el Adamantio Estrella Nueva flotó hacia arriba y aterrizó en la mano de Victoria.

Urrrng, urrng-

Victoria lo frotó con su mano. El Adamantio Estrella Nueva estaba de nuevo en su posesión. Sin embargo, su mirada aún estaba vacía.

[Esta vez...quería ser de ayuda.]

Yeon-woo pensaba que Victoria se culpaba por dejar a Kahn en las Cinco Montañas de la Penitencia.

El arrepentimiento de aquel entonces todavía se acumulaba en su corazón. Yeon-woo no sabía qué decir.

Todo lo que podía hacer era abrazarla fuerte.

[Boo.]

Checheche-

A su orden, una Visión infernal se encendió como un fuego fatuo detrás de Yeon-woo.

[Sí. Señor.]

[Sálvala. No importa lo que cueste.]

[Sí. Señor.]

Urrrng-

Justo entonces, el Adamantio Estrella Nueva comenzó a temblar fervientemente y a brillar con fuerza. La luz comenzó a envolver a Victoria.

Sus ojos se agrandaron. ¿Cómo? El Adamantio Estrella Nueva era algo difícil de manejar.

Incluso Anastasia sólo lo había usado como núcleo para sellar artefactos, y la propia Victoria extrajo el maná de ello a través de una herramienta. Y cuando está herramienta se rompió, ya no pudo usar el Adamantio Estrella Nueva.

Pero el Lich, que parecía ser subordinado de Yeon-woo, no parecía afectado y lo estaba usando sin problemas.

Además, estaba usando una magia superior llamada <Poción de Sanación>. En principio, no debería poder usar ese tipo de magia, puesto que un Lich se ocupa de la muerte.

Sin embargo, Boo no se detuvo por la curiosidad de Victoria y se centró en sanarla como Yeon-woo había ordenado.

Mientras Yeon-woo también estaba absorto en el tratamiento...

[Entrega a Árbol Rojo Sagrado, Acaparador.]

Muchos jugadores estaban comenzando a acercarse a ellos. Sus ojos estaban llenos de codicia.

No se podía observar debido a la máscara, pero la cara de Yeon-woo estaba más fría que nunca.

En lugar de responderles, movió sus alas de fuego hacia un lado.

Con el intenso calor, las cosas que no quería mirar fueron barridas.

Kwakwakwa-

[¡......!]

[¡......!]

Los rostros de los jugadores se volvieron rígidos. Todos los jugadores que estaban en el rango de ataque de Yeon-woo habían sido vaporizados.

No quedó ni uno solo. Todos se fueron.

Los que levantaron barreras y los que estaban en guardia, no hubo excepciones. Sólo quedaron cenizas donde solían estar.

El problema consistía en que el gran calor seguía circulando alrededor de Yeon-woo.

¡Shwoo!

[¡Todos tengan cuidado!]

Torca, que se dio cuenta del peligro primero, gritó precipitándose hacia adelante.

Todos los jefes de León de Hierro avanzaron, e incluso el famoso cazador de recompensas Caminante Lunar dio un paso adelante.

Cada vez que las alas de fuego se agitaban, se propagaban intensas olas de calor a su alrededor, calentando la atmósfera.

Las nubes de polvo se elevaban para nublar su visión.

[¡Hup!]

Yeon-woo apareció de repente junto a Caminante Lunar. Se movió tan sigilosamente como un fantasma. Yeon-woo se había desplazado tan hábilmente que Caminante Lunar no había podido leer su presencia en absoluto.

Caminante Lunar abrió los ojos y rápidamente trató de defenderse, pero Yeon-woo le apareció enfrente antes de que se diera cuenta.

¡Kwang!

Yeon-woo extendió su puño. Se trataba de un simple puñetazo. Sin embargo, su poder destructivo no se podía considerar simple.

El Caminante Lunar quedó impresionado. Debido al impacto, salió rebotando, su armadura quedó aplastada, y la sangre que brotó de su boca contenía trozos de sus órganos internos.

Yeon-woo había mostrado una sorprendente cantidad de fuerza que no debería haber sido posible mientras sostenía a Victoria con un brazo.

Sin embargo, eso no fue todo. Las alas de fuego de Yeon-woo crecieron aún más, y rápidamente persiguió al Caminante Lunar, que había volado muy lejos. Como Caminante Lunar había cortado la mano de Victoria, Yeon-woo planeaba cortarle la garganta.

[¡¿A dónde crees que vas?!]

[¡Detente!]

Los mercenarios de León de Hierro se precipitaron. Streege estaba protegiendo sus espaldas desde atrás. Estaba planeando usar el Disparo de Luz Lunar para mantener a Yeon-woo ocupado.

Pero Yeon-woo no colisionó con ellos directamente. De repente se detuvo en el aire y giró su cuerpo.

Sus alas de fuego dibujaron un enorme torbellino a su alrededor. Cuando el poder del calor se volvió tan intenso que los jugadores no pudieron acercarse, algo salió hacia el exterior.

Los mercenarios, que pensaron que era Yeon-woo, se sorprendieron. Lo que salió del fuego no era Yeon-woo. Eran monstruos que derramaban Sangre Venenosa Residual.

Detrás de ellos, fantasmas grisáceos aparecieron, causando confusión.

[Segundo Espíritu]

Kyakyakya-

¡Kiaaak!

[¿Qué es esto?]

[¡Keaccck!]

Los Monstruos Excéntricos que siguieron creciendo en número rápidamente ascendieron a unos cincuenta, metiéndose entre las filas de los mercenarios.

Cada vez que atacaban con las uñas, chorreaba sangre, y los mercenarios envenenados caían al suelo con los rostros pálidos.

[¿Dónde está?]

En medio de toda la confusión, Streege vaciló con su flecha lista para disparar.

'¿Se ha ido?'

No vio a Yeon-woo para nada. ¿A dónde había desaparecido? Sintiendo escalofríos en su espalda, se dio vuelta rápidamente, pero...

[Demasiado tarde.]

Yeon-woo apareció detrás de Streege y ya estaba atacando con su Bayoneta Mágica.

¡Phwooo!

Una fuente de sangre se derramó y el cuerpo de Streege se desplomó en el suelo. Había otro cadáver tendido junto al de Streege. Era el cadáver de Caminante Lunar.

Dos Rankers habían muerto en un instante.

[¡Tú...!]

Torca avanzó con la cara roja. No, lo intentó. Y podría haberlo hecho, si no fuera por la monstruosa energía que apareció repentinamente antes de que pudiera alcanzar a Yeon-woo.

¡Boom!

Esta vez, un sonido explosivo estalló desde atrás.

Torca giró su cabeza en la dirección del sonido y frunció el ceño.

Un Zorro de Nueve Colas del tamaño de una casa, estaba parado sobre ellos.

Los aullidos que ella soltó mientras sus nueve colas apuntaban hacia arriba le hicieron temblar.

[¡¿Un simple humano se atreve a poner un dedo sobre mi discípula?! ¡¿Un simple humano?!]

Torca no tuvo la oportunidad de responder.

Cuando el Zorro de Nueve Colas pisoteó uno de sus pies, el Fuego de Zorro se encendió y se extendió a su alrededor en un instante.

Los jugadores restantes fueron barridos.

[¡Ah, ahhh!]

Como consecuencia, Torca había caído sobre su trasero y estaba retrocediendo en esa posición. Estaba medio consciente. La poderosa y monstruosa energía que el Zorro de Nueve Colas estaba exudando había matado su espíritu de lucha.

[Muere.]

Esa palabra bastó para determinar la muerte de Torca. En el momento en que dio la orden, mirando a Torca con ojos de monstruo, el resto de su voluntad desapareció.

Plop-

Yeon-woo miró a la única persona que quedaba.

[¿Qué hay de ti? ¿Le gustaría pelear?]

[Déjame fuera. No me uní a la lucha cuando apareciste.]

El Rey del Hielo sonrió amargamente y miró a sus camaradas, no, las 'cosas' que solían ser sus camaradas.

Habían desaparecido por completo o se habían reducido a cenizas. Una mala elección los había llevado a la muerte.

Yeon-woo asintió en silencio. Iba a encargarse del Rey de Hielo, pero como no parecía tener voluntad de luchar, así que no hizo nada.

[Aún así, permítame encargarme de los cadáveres.]

[Siéntase libre de hacerlo.]

[Gracias.]

El Rey de Hielo se inclinó con genuina gratitud y pensó para sí mismo, 'Esta vez también será igual'.

—Siempre hay conmoción cuando el Acaparador aparece.

Tales rumores sobre el Acaparador se extendieron por toda la Torre, pero parecía que no se detendrían.

El clan mercenario más fuerte, León de Hierro, no dejaría pasar esto fácilmente, y con dos Rankers muertos, la gente que perseguía a Kahn se quedaría muy sorprendida.

El Rey de Hielo ya se sentía cansado por las preguntas que recibiría.

***

[Todo esto es por tu culpa.]

Anastasia, habiendo regresado a su forma humana, habló con Yeon-woo, sosteniendo a Victoria en sus brazos.

[Si no hubieras aparecido para animar a esta niña, esto no habría pasado.]

Anastasia se marchó, dejando esas palabras atrás.

[¿Qué pasa con esa anciana? Es tan grosera. ¿Por qué te habla de esa manera?]

 ¿Victoria habría ido a buscar a Kahn incluso sin la visita de Yeon-woo? Shanon pensaba que sí. 

Anastasia sólo necesitaba alguien a quien culpar.

Sin embargo.

[......]

Yeon-woo no dijo nada por un tiempo. Había experimentado algo similar en el pasado.

Victoria se había movido para rescatar a Kahn. Por otra parte, él estaba tratando de encontrar el alma de su hermano. Las dos imágenes se superponían.

[¿Maestro?]

[¿Eh? ¿Qué?]

[¿Por qué actúas así de repente?]

[No es nada.]

Yeon-woo sacudió su cabeza. Shanon estaba preocupado por él, pero no lo reflejó y rápidamente se dio vuelta.

[¿Qué vas a hacer ahora? Esa anciana tiene una mala actitud.]

[Tenemos que averiguar qué pasó aquí.]

Sin embargo, Anastasia se había llevado a Victoria, quien podía explicar la situación. ¿A quién podría preguntarle? Miró a su alrededor y vio al Rey de Hielo a punto de irse después de encargarse de los cadáveres.

Estaba mal impedir que se fuera después de haberle dicho que podía irse, pero no había nada que pudiera hacer.

'Y es un poco molesto'.

Se sentía ofendido por lo que Anastasia le dijo. Ella lo había culpado por lo que técnicamente el Rey del Hielo había hecho.

[Por favor, espere un momento.]

Pensando que había hecho algo malo, el Rey del Hielo se enderezó y se volteó hacia Yeon-woo. El sudor goteaba por su espalda.

[¿Qué sucede?]

[Cambié de opinión. Creo que deberías quedarte aquí con nosotros.]

El Rey del Hielo se rió torpemente.

[¿Qué quie...?]

[Necesito que alguien me explique la situación.]

[......]

Yeon-woo entrecerró los ojos.

[¿No quieres hacerlo?]

Abrió la palma de su mano. El fuego negro se encendió y desapareció.

Whoosh-

Las imágenes de Torca y los otros siendo arrastrados por el fuego en un instante pasaron por la cabeza del Rey del Hielo. Además, el fuego era la perfecta debilidad de sus habilidades.

[Jaja, jajaja...]

Se rió torpemente.

[¡Claro que no! Eres tú quien lo pide, así que por supuesto que escucharé. También conozco a tu maestro. Pregúntame lo que quieras.]

Él sonrió brillantemente.

[Entonces. ¿Por dónde debería empezar?]