Reciente

jueves, 26 de noviembre de 2020

La Segunda Venida de Gula - Capítulo 505

Capítulo 505.

Historia Secundaria 16. Reunión


La relación de Seol Jihu con su familia había mejorado enormemente. Sin embargo, eso no significaba que no hubieran cosas que pudieran mejorar más.

Seol Jihu había atormentado a su familia con su adicción a las apuestas durante años. Esas heridas tan profundamente grabadas generalmente tomaban un período de mucho más tiempo para sanar.

Seol Jihu lo sabía mejor que nadie. Así que durante los últimos meses, hizo constantes esfuerzos para visitar a su familia. Volvía al menos dos veces por semana, sin importar lo ocupado que estuviera, y gracias a sus esfuerzos, la forma en que su familia lo trataba había cambiado significativamente.

Por lo menos, ahora no tenían ningún problema para hablar con él normalmente.

'He llegado lejos considerando que me cerraron la puerta en la cara la primera vez'.

Hoy, Seol Jihu regresaba de haber visitado a su familia como siempre. Su destino eran los Apartamentos SY. Después de conseguir un apartamento en el complejo residencial por casualidad, se había quedado en ese lugar desde entonces.

Los apartamentos no sólo estaban situados en el centro de Seúl, sino que también tenían una excelente infraestructura, con una seguridad impecable y servicios complejos.

'La mayoría de los intrusos ni siquiera podrían pasar del puesto de guardia'.

Seol Jihu se rió mientras miraba al fornido guardia que había dentro.

Después de aparcar su coche, subió al ascensor y abrió la puerta principal. Una gran sala de estar apareció ante su vista. Aún no se había acostumbrado a la soledad que sentía cuando se encontraba solo en esta gran sala.

'No me importa quién. Sería bueno tener a alguien en casa'.

Primero pensó en su familia. Por supuesto, no había sido tan descuidado como para contarle a su familia sobre su nuevo hogar sólo porque consiguió un buen lugar. Dadas las personalidades de su padre y su hermano mayor, seguro que le preguntarían cómo podía permitirse un lugar que costaba más de mil millones de won.

Decidió pedirle ayuda a Kim Hannah en este asunto. La compañía en la que trabajaba Seol Jihu en la Tierra crecía constantemente. Kim Hannah declaró audazmente que la convertiría en un conglomerado de renombre mundial en los próximos 5 a 10 años. Con el Paraíso estando detrás de la compañía, no debería resultar demasiado difícil.

Ya que Seol Jihu tenía una posición como uno de sus fundadores, sería capaz de decírselo a su familia entonces.

'Todo debería estar bien porque Kim Hannah dijo que se aseguró de que el dueño de mi antiguo apartamento se quedara callado'.

Fue entonces.

¡Bzz, bzz!

Escuchó una vibración mientras colgaba su abrigo en el perchero mientras pensaba en varias cosas.

Seol Jihu sacó su celular del bolsillo del abrigo.

La persona que lo llamaba era su madre.

"Sí, madre."

—Jihu...

El corazón de Seol Jihu se hundió. La había visto hace menos de media hora, pero no sonaba bien.

"¿Qué pasa? ¿Pasó algo?"

—No, no es eso...

Seol Jihu pudo sentir que ella estaba dudando.

—Estaba pensando mucho en si debería decírtelo o no, y...

"Está bien. Por favor, dímelo."

Seol Jihu simuló estar calmado, pero su corazón latía con fuerza. Empezaba a dudar acerca de si su madre se había dado cuenta de algo.

—He estado teniendo sueños extraños recientemente.

"¿Sueños?

Seol Jihu soltó una suave risa vacía. Sus piernas se debilitaron un poco.

—No te rías.

"Hey, madre, pensé que algo serio había sucedido."

—No, no, escucha, creo que significan algo.

"¿Qué clase de sueños tuviste?"

—Bueno... no los recuerdo muy bien. Son diferentes cada noche... Siempre apareces en ellos. Una vez, estabas muy borracho, y otra vez, estabas en pánico. También había una mujer de cabello largo y ropa blanca llorando a tu lado...

Seol Jihu se sorprendió. La última parte especialmente le dio escalofríos.

"Los sueños son sólo eso. Sueños. Algunas personas incluso dicen que son lo opuesto a lo que sucede en la vida real."

—Pero aún así...

"No te preocupes. No he tenido ningún problema recientemente. He estado ocupado con el trabajo, pero eso es mejor que estar sin trabajo."

—Es bueno escuchar eso.

Su madre suspiró.

—De todas formas, ten cuidado. Asegúrate de mantenerte a salvo.

"Vale, lo haré."

—Oh sí, ¿No te dio Wooseok algo la última vez? ¿Todavía te lo estás guardando? ¿O ya te las terminastes?

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron con las palabras de su madre.

|Mamá consultó a una famosa adivina sobre ti. Dijo que deberías tener cuidado al beber durante los próximos tres años y que tendrías un problema con las mujeres si no lo hacías. Lleva esto contigo por si acaso.|

|El presidente de nuestra compañía lo desarrolló personalmente. Aparentemente, tiene efectos inmediatos. Traje algunos como muestras.|

Pensándolo ahora, recordaba haber recibido algo.

"Ah, las píldoras para recuperar la sobriedad..."

Seol Jihu hurgó en sus bolsillos, pero no había forma de que estuviera allí. Se detuvo, recordando que se las había dado a un conductor borracho en su camino a encontrarse con Seo Yuhui.

"Por supuesto, las tengo. No he estado bebiendo mucho."

Seol Jihu mintió. Las píldoras para la sobriedad se podían encontrar fácilmente en cualquier farmacia, y no quería que su madre se preocupara.

—Ya veo. Es bueno escuchar eso.

Su madre dio un suspiro de alivio.

—Te costaría encontrar algo como eso en el mercado. Incluso Wooseok sólo pudo traer un par de frasco con él.

"Oh, ¿En serio?"

—Sí. Las píldoras no sólo despejan la mente al instante, sino que desintoxican el cuerpo y aumentan su tolerancia.

"...¿Eh?"

—Ha sido probada en el laboratorio y todo, pero el presidente de la compañía de Wooseok de repente cambió de opinión...

Seol Jihu parpadeó justo cuando estaba a punto de decir, '¿Cómo puede existir una medicina como esa?'

'Espera, el nombre del laboratorio al que va Hyung es...'

Si hay algo que Seol Jihu aprendió recientemente mientras llevaba a cabo la petición de Gabriel, es que el mundo es mucho más pequeño de lo que pensaba.

Por ejemplo, Han Soyoung fue el presidente de su alma mater. Fue lo mismo para Jegal Haesol.

'Ella es una maga que penetra en el origen, lo cual es un reino que incluso la Dama Roselle apenas tocó en sus últimos días...'

Para alguien como ella, quizás hacer esa medicina no resultaba tan difícil. En ese caso, ella debe haberse retractado de la decisión de liberar esas píldoras, pensando que era demasiado pronto para la etapa en que se encontraba la medicina moderna.

'Tal vez debería haberlos tenido después de todo'.

Seol Jihu se arrepintió tarde.

—¿Jihu?

"¿Sí?"

Seol Jihu se despertó de sus pensamientos cuando su madre lo llamó.

—¿Qué sucede? ¿No las tienes? ¿Debería decirle a Wooseok que te dé otro?

Como esperaba, su madre fue muy lista.

"No, no, está bien."

Seol Jihu sacudió la cabeza aunque no estaba en una videollamada.

Pero, no fue hasta que soportó un largo y preocupado discurso de su madre que finalmente quedó libre.

'Mi madre se preocupa demasiado'.

Seol Jihu suspiró, sacó un papel del bolsillo de su abrigo y lo partió por la mitad.

***

No pasó mucho tiempo después.

Había pasado una cosa. Yi Seol-Ah había desafiado oficialmente a Seol Jihu a un duelo.

El duelo estaba en marcha con 5.000 deseos en juego. Incluso ella llegó a escribir un contrato y conseguir que el templo lo aprobara.

Yi Seol-Ah terminó de prepararse. Poniendo sus dedos en la línea de salida, puso su pie izquierdo adelante y su pie derecho atrás. Inclinándose un poco hacia adelante con la parte superior de su cuerpo, ella se dio vuelta y miró a Seol Jihu.

"Orabeo-nim."

"¿Hmm?"

"Puedo ganar hoy, ¿Verdad?"

Las comisuras de los labios de Yi Seol-Ah se enroscaron.

"¡Jujuju, hoy es el día en que me voy a vengar!"

"......"

"¡Finalmente puedo borrar esos momentos humillantes de la Zona Neutral!"

"......"

"¡Ah! ¡Puedo verlo! ¡Puedo verte retorciéndote de vergüenza y frustración después de perder hoy conmigo...!"

Seol Jihu se rió. Parecía que Yi Seol-Ah aún recordaba que la había superado en la pista de la Zona Neutral.

'Ahora que lo pienso, escuché que ella desempeñó un gran papel recientemente permitiendo que una expedición tuviera éxito'.

Parecía que su confianza estaba en un nivel alto debido a esa expedición.

'Sé lo que se siente', dijo Seol Jihu en su interior. Después de todo, él había sido igual.

Pensando en el pasado, la risa escapó de los labios de Seol Jihu. Pero tomando esta risa como una burla, Yi Seol-Ah gritó enojada.

"¡Hmph! ¡Veamos si puedes reírte cuando terminemos!"

"Sólo creo que eres linda."

"Por supuesto. Por supuesto. Estoy segura de que no soy nada más que una niña risible para ti. Lo comprendo. Pero deberías saber esto, Orabeo-nim."

La voz de Yi Seol-Ah disminuyó repentinamente.

"Mientras vivías en reclusión después de dejar la línea frontal, estuve trabajando en todo tipo de situaciones de vida o muerte..."

"Está bien, está bien... ¿Así que estás segura?"

Seol Jihu se rió mientras crujía su cuello de un lado a otro.

"...Orabeo-nim."

Llamas ardían en los ojos de Yi Seol-Ah. Parecía muy ofendida.

"No soy la Yi Seol-Ah que solía encender tu cigarrillo."

Habló más seriamente que nunca.

Seol Jihu respondió.

"Lo entiendo. ¿Por qué no empezamos? Tengo que prepararme para abrir mi restaurante pronto."

"Estoy esperando a que te pongas en posición de salida."

"Está bien."

Seol Jihu se encogió de hombros.

"Un experto no puede competir al máximo con un aprendiz. Puedes tener una ventaja. Estamos haciendo una vuelta alrededor de Eva y regresando a la línea de salida, ¿Cierto? Puedo alcanzarte fácilmente."

"...Te arrepentirás."

Yi Seol-Ah apretó los dientes y giró la cabeza hacia adelante.

"¡En sus marcas!"

Gritando por su cuenta, comenzó a levantar lentamente su trasero.

"Tres, dos, uno." Después de la cuenta regresiva...

"¡Comienza!" Ella avanzó como el viento.

'¡Perfecto!'

Yi Seol-Ah estaba confiada. Desde el principio, el ángulo de sus tobillos, torso, brazos y rodillas estaban perfectos. Sus zancadas también ran optimizadas para la aceleración.

'¿Cómo va Orabeo-nim...?'

Yi Seol-Ah miró hacia atrás, sus ojos se abrieron inmediatamente. Seol Jihu estaba corriendo justo a su lado. No, era difícil decir que estaba corriendo. Seol Jihu estaba caminando con grandes zancadas. Incluso tenía las manos en la espalda. Parecía alguien que había salido a tomar una copa en una tienda.

'¡Como era de esperar...!'

Yi Seol-Ah no se sorprendió. Seol Jihu seguía siendo la leyenda del Paraíso, no importaba lo mucho que estuviera sumido en la rutina. No esperaba que fuera derrotado tan fácilmente.

"¡Aura!"

Gritó Yi Seol-Ah. Junto con la risa de un Espíritu, un feroz viento se desató.

Yi Seol-Ah se mordió el labio inferior.

'Todavía no'.

Aunque una tormenta la empujaba hacia adelante, Yi Seol-Ah no creía que esto bastara. Sabía que su Orabeo-nim seguramente la alcanzaría.

'¡Voy a decidir al ganador en un solo aliento!'

Yi Seol-Ah recogió el maná que fluía en su circuito y lo comprimió varias veces.

"¡Haa!"

Dejando salir un grito enérgico, detonó el maná recogido en un instante. ¡Kwang! Junto con una explosión, el cuerpo de Yi Seol-Ah salió disparado hacia adelante.

Usando la explosión del maná para ganar un impulso explosivo, aceleró aún más con el poder de su Espíritu. Aunque este acto ponía una carga significativa para sus piernas, estaba bien por un tiempo.

'¡Con esto...!'

Yi Seol-Ah, que corría mientras su sudor volaba por todas partes, se sobresaltó. Seol Jihu seguía caminando a su lado.

Lo importante era que estaba caminando mientras comía alegremente un tazón de ramen que hizo dios sabe cuándo.

"¡Tú...!"

Yi Seol-Ah apretó los dientes.

¿Caminaba mientras comía ramen en medio de un combate sagrado?

Como corredora de pista, no podía aceptar tal cosa.

Por supuesto, las habilidades divinas de Seol Jihu resultaban sorprendentes, pero tampoco era como si hubiera usado todas sus cartas.

'Pero es demasiado pronto para usarlo...'

Dudó por un momento pero pronto tomó una decisión.

Aunque estaban corriendo una vuelta alrededor de la ciudad, para Seol Jihu y ella, la distancia era minúscula. Ella tenía que sacar todas sus cartas mientras pudiera.

"¡Ruptura de Límiteeeeee!"

Yi Seol-Ah desató su propio reino independiente, Ruptura de Límite.

Inmediatamente, su cuerpo comenzó a brillar con luz.

¡Chweeeek!

Comenzó a atravesar las calles más rápido que una bala, moviéndose a una velocidad supersónica.

'Está bien aunque se me rompan los tobillos. Está bien incluso si no puedo usar mis piernas de nuevo. ¡Mientras pueda vencer a Orabeo-nim ahora...!' La fuerte voluntad de Yi Seol-Ah la impulsó hacia adelante mientras controlaba su aceleración perfectamente.

'¡Así...!'

Yi Seol-Ah, que estaba a punto de llegar a la meta, de repente se quedó sin palabras. Seol Jihu seguía corriendo a su lado.

"¡Eh~! ¡Macarena!"

Todo el tiempo haciendo el baile de la Macarena.

"No, no..."

Yi Seol-Ah tartamudeaba.

"Te di más que suficiente tiempo, así que empezaré ahora."

Seol Jihu sonrió. Finalmente se puso en una postura adecuada para correr y despertó su maná.

¡Pang, pang, pang! Incluso activó el Pendiente Festina tres veces.

Luego, usando el Dios de la Lanza, pisó el suelo.

¡Flash!

Un relámpago destelló. Al menos, eso fue lo que sintió Yi Seol-Ah.

Un haz de luz amarilla avanzó y desapareció, regresando en menos de un segundo.

Seol Jihu disminuyó significativamente la velocidad cuando pasó por delante de Yi Seol-Ah, y luego...

"¡Queso~!"

Saltó en el aire e hizo una señal de V con los dedos antes de volver a avanzar.

Cuando volvió por segunda vez...

"¡Ve! ¡Ve!"

Usó la Lanza de la Pureza como un palo para animar a Yi Seol-Ah.

Y cuando la pasó por tercera vez, hizo un triple giro en el aire como un patinador artístico.

Para entonces, Yi Seol-Ah había notado que Seol Jihu dio tres vueltas alrededor de la ciudad antes de que ella pudiera terminar una.

Yi Seol-Ah no dejó de correr. Siguió avanzando aturdida. Sólo cuando la línea de meta estuvo a la vista sus piernas se detuvieron.

Seol Jihu estaba moviendo su pierna antes de la línea de meta, entrando y saliendo. Claramente se estaba burlando de ella.

Los párpados de Yi Seol-Ah temblaban. Pronto, ella cayó de rodillas en la línea de meta. No fue sólo por el agotamiento. La gran sensación de pérdida influyó más.

"¿Eh? ¿Por qué te detuviste? Puede que no haya cruzado la línea de meta."

Seol Jihu se rió mientras movía su pie de un lado a otro.

"Uuu..."

Los labios de Yi Seol-Ah temblaban. Al final...

"¡Uuuaaaaaaang!"

Yi Seol-Ah estalló en lágrimas.

***

"¡Abububububu!"

"¡Kkiiing! ¡Kkiiing!"

Phi Sora, que había capturado un pastel de arroz amarillo y estaba soplando en su estómago, giró repentinamente la cabeza. Fue porque la entrada principal estaba ruidosa.

Mirando atrás, vio a un hombre y una mujer entrando.

Yi Seol-Ah estaba chupando de una pajilla, bebiendo de un vaso de jugo.

"Hic, hic... hic..."

Ella estaba llorando sin parar. Sus ojos estaban enrojecidos, y los mocos seguían corriendo por su nariz. 

"Lo siento. Lo siento. Te di un poco de jugo. Perdóname, ¿Vale?"

Seol Jihu estaba consolando a Yi Seol-Ah con una expresión de preocupación.

"¿Qué pasó?"

Sintiendo que algo serio había sucedido, Phi Sora soltó el pastel de arroz amarillo que se retorcía en sus brazos y se levantó.

"¡Oabeouu-nim!"

Yi Seol-Ah gritó con una voz llorosa.

"¡Tuvimos... una competencia de carreras...! Y... se burló de mí... ¡Y no... compitió conmigo apropiadamente...! ¡Comió ramen... y bailó...!"

Phi Sora no podía entenderla bien con todos los lloriqueos, pero parecía que Seol Jihu se había burlado de Yi Seol-Ah.

"¿Por qué hiciste llorar a la niña?"

Cuando Phi Sora presentó una queja, Seol Jihu se rascó la cabeza.

"No fue mi intención."

"Un adulto burlándose de una niña. Sabes lo fuerte que eres comparado con ella."

"No pude evitarlo. Había 5.000 deseos en juego."

"¿Deseos?"

Phi Sora miró a Yi Seol-Ah.

"Tenía... un deseo... quería hacer..."

Yi Seol-Ah murmuró con una mueca.

Phi Sora suspiró y luego miró a Seol Jihu.

Seol Jihu asintió rápidamente.

"¿Cuál es el deseo? Dímelo."

"Está bien...Perdí..."

"Al menos puedes decírmelo. Si no es nada demasiado difícil, puedo ayudarte."

"...¿Realmente...?"

Yi Seol-Ah le echó un vistazo a Seol Jihu.

"Entonces... ¿Puedes encontrarme en la Tierra...?"

"¿Hmm?"

"La gente de la Zona Neutral... prometimos reunirnos en la Tierra...."

"Ah, así que quieres que participe en una reunión de la Zona Neutral."

Phi Sora organizó el deseo de Yi Seol-Ah.

Seol Jihu puso una cara de estupor.

"¿Eso es todo...? Deberías habérmelo dicho. ¡Pensé que ibas a pedir algo grande!"

"...¡Pero!"

Yi Seol-Ah gritó.

"Pero... si no hago algo como esto... ¡Orabeo-nim no se preocupa por mí en absoluto...!"

Al escuchar esto, la expresión de Phi Sora se contorsionó inmediatamente.

"¡Claro que no!"

Seol Jihu también gritó.

"Seol-Ah, eres mi única y linda hermanita."

"Eh... ¿En serio?"

"Iré, así que no te preocupes."

"...¡Sí! ¡Orabeo-nim!"

La cara de Yi Seol-Ah se iluminó. Dejó de llorar y corrió a los brazos de Seol Jihu con una sonrisa radiante. Los pasteles de arroz que estaban en el lugar los aplaudieron.

Yi Seol-Ah se marchó diciendo que tenía que decírselo a todos los demás.

"...Disculpe."

Phi Sora no parecía muy feliz. Mirándolos a los dos, de repente se encontró de mal humor por alguna razón. Sinceramente, se sentía muy mal.

"¿Cómo se te ocurren todas estas líneas cursi?"

"¿Cursi?"

"Sí, dímelo para que pueda usarlas para provocar a la gente también."

"No sé de qué estás hablando. Lo dije completamente en serio."

Phi Sora sacudió la cabeza. Pase lo que pase, no quería presenciar una escena como esto por segunda vez.

"Esa reunión, ¿Vas a ir?"

"Por supuesto, lo prometí. De todas formas hace tiempo que no los veo."

"Bien. No hagas ramen en todo el día y sal un poco. Me estaba cansando de verte vendiendo ramen todo el día."

"¿Te estás cansando de mi ramen?"

"No, no tu ramen. Tú."

Phi Sora suspiró y luego puso su mano en su cadera.

"De todos modos, suena divertido. Avísame cuando la fecha y el lugar estén decididos. Quiero participar."

"¿Por qué te unirías a nuestra reunión?"

"Hey, no seas así. ¿No van a comer y beber?"

"Eso es verdad, pero..."

"Perfecto. Ya has estado allí una vez, así que deberías saber lo bueno que es. No es demasiado caro y sabe muy bien. Realmente no hay un lugar mejor."

Phi Sora asintió con la cabeza.

"Sabes dónde trabajo a tiempo parcial, ¿Verdad?"