Reciente

jueves, 19 de noviembre de 2020

La Segunda Venida de Gula - Capítulo 498

Capítulo 498.

Historia Secundaria 9. Sombra


Hay un dicho que dice, la curiosidad mató al gato. Significaba que podías meterte en problemas siendo demasiado curioso sobre los asuntos de los demás. También era el lema de Kim Hannah cuando hacía trabajos de investigación. Después de todo, cuanto más se profundizaba en algo, más suciedad se encontraba.

Sin embargo, esta vez era una excepción.

'Goh Yeonju, Jung Hayeon, Jegal Haesol, Han Soyoung...'

Las comisuras de los labios de Kim Hannah se curvaron cuando leyó la lista de nombres que dio Seol Jihu.

Fue bastante interesante. Incluso estando en posiciones prominentes como CEO, presidentas de famosos negocios, universidades o laboratorios de investigación, estas mujeres tenían una relación secreta con el mismo hombre.

Por supuesto, Kim Hannah conocía su lugar y no tenía intención de filtrar esta información al público. Sólo tenía curiosidad sobre su relación.

Después de todo...

'...Kim Hanbyul'.

El nombre de su prima también estaba incluido en la lista.

No era muy difícil encontrar el hogar de gente famosa. Uno podía simplemente buscar su información en Internet. Sin embargo, resultaba difícil de confiar en una información tan fácil de encontrar y a veces podía ser totalmente falsa.

"Oh."

Pero Kim Hannah no era el tipo de persona que confiaba en métodos tan simples. Con una sonrisa, sacó su teléfono móvil.

***

Miau Entretenimiento. Se trataba de la compañía que Valhalla contrató para ayudar a sus miembros a viajar entre el Paraíso y la Tierra con facilidad. Con la administración sometida a la revisión de Kim Hannah, la forma en que la compañía funcionaba era similar a la de Sinyoung. Incluso había guardias de seguridad en el edificio de la compañía tanto de día como de noche para parecer una compañía real.

Tarde en la noche, Kim Hannah entró al edificio de la compañía, tarareando. Pronto, una pantalla de computadora se iluminó en la sala de oficina, que de otro modo estaría oscura.

"Muy bien, veamos ahora...¿Hmm?"

Mientras Kim Hannah se sentaba en la silla después de enchufar un pendrive, sintió que el bolsillo de su abrigo vibraba. Cuando sacó su celular, vio el nombre 'Kim Hanbyul' en él.

"¿Hola? ¿Para qué me llamas...?"

—¿Qué estás haciendo, Unni?

Una voz aguda sonó tan pronto como contestó la llamada.

"¿Hmm? ¿Qué quieres decir?"

—¿Qué has estado haciendo últimamente?

Incluso sonaba un poco enfadada.

"¿Qué estoy haciendo? Me estoy preparando para salir del trabajo."

Kim Hannah estaba un poco sorprendida pero respondió sin inmutarse.

—...Unni.

Una voz baja sonó.

—¿Estás tratando de hacer algo porque el asunto de la última vez no salió muy bien?

"¿Qué? ¿Estás loca? ¿Por qué me involucraría con esa persona?"

Kim Hannah se sobresaltó.

"Te lo dije, me estoy preparando para salir del trabajo. ¿Qué haces tan tarde en la noche?"

—......

Un pesado silencio fluyó del teléfono desde el otro extremo.

—...No vayas demasiado lejos.

"¿Qué?"

—Entonces, no sé por qué haces esto, pero no pongas tu nariz donde no te corresponde. ¿Sabes cuánta gente está molesta por ti en este momento?

Los ojos de Kim Hannah se entrecerraron. Kim Hanbyul estaba siendo bastante directa, casi como si supiera lo que estaba haciendo.

"¿Por mi culpa? ¿Por qué? ¡No puedo entender lo que estás diciendo!"

—Te lo advertí.

Kim Hanbyul estaba actuando con una frialdad poca habitual, Kim Hannah incluso podía incluso sentir una pizca de amenaza en sus palabras. Era como si le estuvieran dando una severa advertencia.

Kim Hannah respiró hondo.

"Hanbyul, voy a colgar."

Tk. La llamada terminó. Kim Hannah miró fijamente el teléfono con una cara de sorpresa.

"...Maldita chica."

Kim Hannah apretó los dientes.

"¿Qué ha sido eso? ¿No vayas demasiado lejos?"

Ella tiró el teléfono sobre el escritorio y agarró el ratón de la computadora.

"Parece que te has equivocado en esto."

Murmurando para sí misma, movió el ratón. Clic, clic, clic. El clic del ratón sonó.

"Yo sólo..."

Entonces, mientras abría la carpeta de la unidad USB e intentaba abrir un archivo...

"¿......?"

Kim Hannah giró bruscamente la cabeza.

Fue porque sintió una intensa mirada fija en ella.

Sin embargo, no había nadie más dentro de la oscura oficina.

"......"

Su respiración sonaba más fuerte que de costumbre. Kim Hannah cerró y abrió los ojos dos veces antes de levantarse lentamente.

Clack, clack, clack. Ella caminó hacia la puerta y miró hacia el pasillo iluminado por la luna. Mientras pensaba, no había nada importante.

En ese momento, Kim Hannah frunció el ceño. A menos que se equivocara... su sombra, que se reflejaba en la luz de la luna, se movió.

La expresión de Kim Hannah permanecía sumamente tranquila. Su siguiente acción tampoco fue nada fuera de lo común.

Encendió las luces y volvió a su asiento.

El problema fue... ¡Tak! Las luces que acaba de encender se apagaron de nuevo.

Al mismo tiempo, la pantalla de su ordenador se apagó.

En un instante, la oscuridad total envolvió la oficina.

La respiración de Kim Hannah se detuvo.

"...¿Hay un corte de energía?"

Después de quedarse quieta por un momento...

"Maldita sea, no es un buen día, eh."

Kim Hannah se puso de pie.

Sacó el pendrive con una ligera vacilación. Luego, cuando lo tiró en el bolsillo de su abrigo, cayó al suelo, aparentemente sin dar en el blanco.

El sonido del pendrive golpeando el suelo sonó. Kim Hannah se puso su bolso al hombro, fingiendo no haber escuchado el sonido. Luego, sigilosamente sacó un pequeño papel de su bolsillo.

Fue entonces.

"¡......!"

Los ojos de Kim Hannah se abrieron de golpe. Su cara se puso rígida. No fue que ella viera algo. De hecho, ni siquiera sintió nada. Sólo notó que no podía mover las manos y los pies.

No estaban congelados por la presión mental, sino que habían dejado de moverse, casi como si algo los mantuviera en su lugar. Sólo había una cosa segura en esta situación.

"Divertido."

Jojojo. Una suave risa sonó abruptamente. Crack. Junto con el sonido del pendrive siendo aplastado, el papelito en la mano de Kim Hannah fue robado.

Kim Hannah cerró los ojos. Justo como ella pensaba, alguien la había estado observando.

"Ha sido un lindo espectáculo."

"...¿Quién eres?"

"Hmm, ¿Quieres adivinar?"

La voz se rió juguetonamente.

Kim Hannah dejó salir el aliento que había estado reteniendo y luego inhaló profundamente otra vez. Como decía el refrán, mantener la calma era el primer paso para escapar ileso de la guarida de un tigre.

Sin embargo...

"Si hubiera sido yo, habría dejado caer el pendrive hacia el suave asiento de la silla."

"......"

"No tiene mucho sentido pretender que no escuchaste el sonido cuando golpeó el suelo tan fuerte, ¿Verdad?"

Kim Hannah comenzó a entrar en pánico cuando se dio cuenta de que se había metido en un lugar más aterrador que la guarida de un tigre.

Ssss. Sentía un cosquilleo en la espalda. Kim Hannah se estremeció. Sin embargo, sabiendo que su vida estaba en riesgo, reunió su valor y pronunció algunas palabras.

"¿Por qué no te detienes en este punto?"

"¿Oh? ¿Y qué si no lo hago?"

Una voz intrigante sonó.

Kim Hannah apretó los dientes.

"Sigue adelante si quieres saberlo. No te detendré."

"¿Por qué, vas a gritar?"

"No veo por qué no lo haría. ¿Por qué? ¿Quieres que lo haga?"

"Claro. Inténtalo."

"¿Qué?"

"Intenta gritar. ¿O estás demasiado asustado para hacerlo?"

La voz se rió.

"¿Quieres que lo haga por ti? ¡Ayuda! ¡Que alguien me ayude!"

La voz gritó antes de que Kim Hannah tuviera la oportunidad de responder. La voz gritona resonó en el pasillo.

Sin embargo, el edificio estaba completamente en silencio. Kim Hannah ni siquiera escuchó el sonido de alguien corriendo. Se quedó aturdida.

"No pasó nada."

La voz se rió.

Las pupilas de Kim Hannah temblaban fuertemente.

"¿Q-Quién eres?"

Entonces, la risa se detuvo.

"¡Cómo has...!"

"Silencio."

Kim Hannah cerró la boca inconscientemente.

"Deberías saber que no estás en posición de hacer preguntas."

Una voz lenta le susurró al oído.

"Voy a hacerte una sola pregunta. Todo lo que tienes que hacer es contestarla con sinceridad. ¿Entendido?"

"¿Qué pregunta?"

"¿Por qué nos está investigando? ¿Por qué razón?"

"¿Investigando? No sé de qué están hablando..."

¡Kwang!

Un fuerte ruido sonó en la oficina. El escritorio tembló fuertemente.

"¡Kak...!"

Un doloroso gemido se escapó de los labios de Kim Hannah. Su cara había sido puesta sobre la mesa en un instante.

"Estaba siendo amable desde que parecías una persona inteligente. Pero si vas a comportarte de esta manera, mi vieja personalidad va a salir a la luz."

"¡Euk!"

"Si ibas a investigarnos, entonces deberías haberlo hecho más abiertamente. Entonces podría haber pensado que se trataba de otro reportero desesperado por una historia o un fanático inmaduro."

"¡Eeeeeuk!"

"Pero fuiste tan reservada que incluso me extrañó. Entonces, ¿Cómo podría no investigarlo?"

Kim Hannah luchó por escapar. Sin embargo, estaba atada por algo invisible.

"Una astuta zorra agita su cola como para burlarse de nosotros... ¿Cómo podría no enfadarme?"

¡Kwang!

La frente de Kim Hannah golpeó el escritorio de nuevo. Luego, una fría cuchilla tocó su cuello, junto con la sensación de un líquido corriendo por su garganta. Kim Hannah dejó de luchar.

"Escucha, cariño. Considérate afortunada. Si no fuera por la llamada telefónica que recibí de camino a este lugar, habría empezado por cortarte los brazos y las piernas. Es muy divertido hablar sólo con la cabeza y el torso de una persona."

Kim Hannah se estremeció de nuevo.

"Ahora, déjame preguntarte de nuevo. Esta es tu última oportunidad."

Una voz suave sonó en sus oídos.

"¿Por qué nos estabas investigando?"

"...Sólo porque...."

"¿Sólo porque?"

"Sí..."

Kim Hannah habló con una voz suprimida y luego torció la comisura de su boca hacia arriba.

"Tenía curiosidad..."

Se rió con la cabeza todavía plantada en el escritorio.

"...Oh, ¿En serio?"

La suave voz se volvió fría en un instante.

"Supongo que ustedes dos realmente comparten la misma sangre. Ambas son muy decididas."

Con un resoplido, el dueño de la voz de repente agarró a Kim Hannah por su cola de caballo. La cabeza de Kim Hannah se giró hacia un lado con fuerza.

"Habla."

En ese momento, dentro de la negra oscuridad, Kim Hannah pudo verlo claramente.

"¿Quién te lo ordenó?"

Ante un par de pupilas de color amarillo brillante, la cabeza de Kim Hannah se quedó en blanco.

***

Seol Jihu estaba entrenando a Baek Haeju y a Seo Yuhui como siempre.

"¡Otra vez!"

Mientras gritaba 'otra vez' por sexta vez hoy, el timbre de la puerta sonó.

Al abrir la puerta, una persona entró tambaleándose en el restaurante.

"¿Kim Hannah?"

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron. Se notaba fácilmente que no estaba bien. Su cabello estaba despeinado, y su frente estaba magullada. También pudo observar sangre seca en su garganta.

"¿Qué pasa? ¿¡Qué ha pasado!?"

Cuando Seol Jihu se acercó, Kim Hannah cayó en su abrazo.

"¡Kim Hannah!"

"Agua..."

Seo Yuhui trajo rápidamente un vaso de agua. Kim Hannah la bebió de un sorbo antes de respirar con dificultad. Tan pronto como Seol Jihu la sentó en una silla, la parte superior de su cuerpo cayó sin fuerzas sobre la mesa.

Seo Yuhui cantó un hechizo de sanación antes de que Seol Jihu dijera una palabra. Sin embargo, no pasó nada importante. Aunque sus heridas externas se curaron, seguía en el mismo estado.

"¿Qué pasó?"

Seol Jihu preguntó mientras agarraba los hombros de Kim Hannah.

"La cosa... que me pediste que hiciera...."

Kim Hannah levantó su cabeza, jadeando.

"No puedo hacerlo..."

"¿Qué?"

"Descubrí algunas cosas, y..."

"¿Y?"

"Iba a decírtelo después de leerlo, pero...."

La voz de Kim Hannah temblaba.

"No recuerdo...."

Entonces, ella dejó caer su cabeza de nuevo.

"Siento que algo pasó...pero no recuerdo nada...y estaba tan confundida cuando me desperté...Entonces me asusté..."

"¿Kim Hannah?"

Kim Hannah no dijo nada más. Respiró profundamente antes de sacar un cuaderno de notas. Anotó algo y luego arrancó la página.

"Aquí.... Este el número de teléfono y la dirección de mi prima..."

"¿Kim Hanbyul...?"

"Puede ser una coincidencia... pero dudo mucho que compartan el mismo nombre..."

"......"

"Esto es todo lo que..."

Kim Hannah luchó por continuar con sus palabras.

"...Puedo darte...Lo siento..."

La cara de Kim Hannah se retorció de indignación.

Seol Jihu cerró la boca. Fue porque podía notar un miedo indescifrable en los ojos inyectados de sangre de Kim Hannah. Quiso preguntarle qué pasó, pero tampoco parecía que lo recordara.

—Sombra.

En ese momento, una voz sonó en su cabeza. Era Roselle.

—Puedo mirar rastros de sombras en su cuerpo.

'¿Sombras?'

—Sí, y también rastros de haber entrado en su mente.

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

'¡Entonces la mente de Kim Hannah...!'

—No, no creo que haya sido contaminada.

Roselle habló bruscamente.

—Quien sea que haya hecho esto es muy experimentado y hábil. También puedo notar que la persona tuvo mucho cuidado con ella.

'¿Cuidado? ¿El perpetrador?'

—Sí. En cualquier caso, esto es realmente una energía aterradora. Sólo este pequeño rastro de energía es mucho más feroz que el de la Reina Parásito...

Roselle respiró profundamente.

—No sé por qué, pero puedo decir una cosa con certeza, el perpetrador mostró su misericordia.

'......'

—Es difícil decir que Kim Hannah escapó... Probablemente es más creíble que haya sido enviada de vuelta como una advertencia.

La cara de Seol Jihu se volvió rígida. Tenía más que unas pocas preguntas, pero ayudar a Kim Hannah era el asunto más urgente. Después de todo, ella había sufrido innecesariamente por su culpa.

"Hannah, descansa. ¿Quieres acostarte en una cama?"

Kim Hannah sacudió la cabeza.

"¿Quieres ir a la sala de descanso del templo?"

Kim Hannah sacudió la cabeza otra vez.

"¿O quieres comer algo? Dime si hay algo que tengas en mente."

"...Ramen."

Sólo entonces Kim Hannah reveló silenciosamente sus verdaderos pensamientos.

"Hazme ramen."

"Está bien, prepararé uno inmediatamente. Espera aquí."

Seol Jihu corrió a la cocina.

"¿Eh? Esto es...."

Mientras encendía la estufa y ponía una olla con agua, podía escuchar a Seo Yuhui murmurando algo de la mesa.

Estaba mirando el papel que Kim Hannah le entregó.

Seol Jihu también echó un vistazo, abriendo los ojos inmediatamente.

『Kim Hanbyul
    010 - 5882 - 4545
    Apartamento SY, Edificio 101, Suite #5201』

Apartamento SY. Seol Jihu había ido a este apartamento multiusos de gran altura construido por el famoso conglomerado SY de Corea.

"Yuhui, ¿No es esto...?"

"Sí, es donde vivo. Aunque el número del edificio es diferente."

Seo Yuhui asintió con la cabeza.

"Pero el edificio 101 Suite #5201..."

"¿Qué pasa con eso?"

"Ah, SY tiene cuatro edificios de apartamentos."

Edificio 101, Edificio 102, Edificio 103, y Edificio 104. El precio de la vida en cada uno de estos apartamentos ascendía en orden inverso, y vivir en un nivel más alto naturalmente significaba que costaba más.

Seol Jihu estaba a punto de preguntarle a Seo Yuhui si podía visitar esta suite de apartamentos, pero después de mirar a Kim Hannah de nuevo, inmediatamente descartó ese pensamiento.

Después de reflexionar por un momento, dijo...

"No será fácil entrar, ¿Verdad?"

"Ni siquiera podrás entrar en el vestíbulo si no vives allí. Su seguridad hermética es una razón, pero el edificio 101 es el más caro, y el piso 52 es también el penthouse..."

"Hm.... ¿Necesito mudarme a este edificio o algo parecido? Tal vez pueda decir que vine de visita como vecino."

"Eso tampoco será fácil."

"¿Por qué no?"

"Bueno, no es una cuestión de dinero o de disponibilidad. Los requisitos exactos no se han dado a conocer al público, pero he escuchado que hay que cumplir una serie de condiciones muy particulares para vivir en ese lugar."

Seol Jihu parpadeó. Sabía que Seo Yuhui vivía en la suite 4702 del Edificio 102. ¿Qué tipo de antecedentes familiares debía tener?

"...La Señorita Seo Yuhui tiene razón."

Kim Hannah también se acercó con una voz quejosa.

"No es por este asunto...pero también traté de buscar un lugar para vivir... y fui rechazada no hace mucho tiempo..."

"Tú también..."

Seol Jihu se sorprendió en su interior. Después de terminar el ramen de Kim Hannah, se quedó pensativo. De repente, recordó lo que Gabriel dijo. Ella se había disculpado profusamente por pedirle que hiciera esto.

No pensó mucho en ello en ese momento. Después de todo, decir una o dos palabras no parecía tan difícil. Pero ahora, pensaba de una manera diferente. Por supuesto, todavía no estaba seguro de lo que pasó exactamente. Pero sabía una cosa con seguridad.

'Tal vez...'

Que este asunto quizás no terminaría simplemente con la entrega de un mensaje.

Sólo entregar este mensaje podría ser una tarea extremadamente difícil. Quizás incluso más que matar a la Reina Parásito.

"¿Quieres intentar venir al complejo de apartamentos? Si te invito, podrás entrar al Edificio 102. El edificio 101 será una historia diferente, sin embargo..."

"Ah, sí, gracias."

Seol Jihu asintió con la cabeza ante la sugerencia de Seo Yuhui. Ese era el único método que se le ocurría por ahora.

Dicho esto, no podía ir sin estar preparado. Roselle había dicho que el perpetrador poseía una fuerza superior a la de la Reina Parásito. Si eso era cierto, significaba que el perpetrador superaba el rango celestial 7.5.

El actual Seol Jihu no podía derrotar a tal persona, especialmente en la Tierra, donde muchas de sus habilidades estaban restringidas.

'No me siento muy bien con eso...'

Necesitaba un arma. Un arma secreta que le permitiera atravesar el obstáculo.

'¿Qué debería hacer?'

Había una cosa en la que Seol Jihu podía confiar.

¡Slurp! ¡Slurp!

Seol Jihu miró fijamente a la alegre Kim Hannah, que sorbía su ramen como si su anterior estado de miedo hubiera sido una mentira.