Reciente

domingo, 25 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 475

Capítulo 475. El Desmoronamiento de la Línea de Defensa (5)


El humo creado por la explosión se elevaba lentamente. Humildad Desagradable apareció en medio de un cráter masivo y profundo.

La predicción del Negro Seol Jihu fue acertada. Humildad Desagradable no había muerto todavía.

El caballo espectral debe haber sido despedazado, dado que no se veía por ninguna parte. La condición de Humildad Desagradable era aún más sorprendente.

Su espada, que se había convertido en una gran espada después de la liberación de su divinidad, se partió por la mitad. La cuchilla que quedaba tenía grietas como una telaraña, lo que hacía obvio que no funcionaría correctamente, casi como el dueño de dicha espada.

La armadura negra, que parecía estar hecha de un material especial, estaba completamente rota. Con algunos trozos restantes en su cuerpo, parecía que llevaba ropa rota.

Los huesos que se revelaron debajo de su armadura rota no se veían bien. Estaban incandescentes, casi como si estuvieran sumergidos en un horno de fundición. Además, una parte de ellos se había fundido y goteaba un líquido blanco.

Resultaba fácil notar que sufrió un daño terrible. Debía haber estado rebosante de energía divina por el simple hecho de haber liberado su divinidad, pero había sido golpeado por cientos de rayos y flechas de Trueno. A pesar de esto, Humildad Desagradable seguía parado, sus dos piernas huesudas fijadas en el suelo.

[Keeeeeeuuuu...]

'Muévete, muévete'.

Se balanceaba como si se fuera a caer en cualquier momento. Entonces, su espinilla izquierda se rompió. No podía sostener su peso porque sus huesos se habían derretido mientras se debilitaba.

Humildad Desagradable se balanceaba antes de caer de rodillas. Fue entonces.

¡Koong!

Cayó de espaldas, sintiendo de repente un gran peso y una violenta intención maligna en su cuerpo. Cuando levantó la vista, rechinó sus dientes, la mayoría de ellos rotos.

Un gigantesco espíritu maligno lo presionaba como si fuera a matarlo aunque eso significara sacrificarse.

Eso no fue todo. Varias personas se metieron en la nube de humo.

[¡Delicioso!]

La primera Servidora de Gula, Flone, entró rápidamente.

"¡Uriyaaaaaah!"

La Estrella de la Ira, Wu Lei, balanceó su gran espada mientras desprendía una poderosa energía.

Cinzia, la Estrella de la Pereza, entró mientras creaba docenas de círculos mágicos púrpuras, y Agnes, la Estrella del Orgullo, hizo lo mismo mientras disparaba telarañas.

Más de una docena de Servidores los siguieron, y en la parte más alejada, preparando un hechizo, estaba la segunda Servidora de Gula, Roselle.

Todo antes, de que Humildad Desagradable se recuperara del bombardeo de los Truenos.

Su rostro palideció rápidamente.

***

Bondad Retorcida miraba con gran asombro.

Ella sospechó que algo pasaba porque no escuchaba ningún Trueno. ¡Pero nunca en su imaginación más salvaje pensó que los usarían todos en un solo ataque!

Estrictamente hablando, no era como si los Parásitos no ganaran nada con esto. Sin los Truenos, los Enanos eran simples técnicos que no podían contribuir a las batallas. El único problema radicaba en que los daños que sufrían a causa de los Truenos eran enormes.

Con la desaparición de Castidad Vulgar, la pérdida de Humildad Desagradable encima de eso... significaría un revés irreversible para los Parásitos.

La Reina Parásito tenía los mismos pensamientos que Bondad Retorcida. Tan pronto como se dio cuenta de esto, realizó varios ataques de largo alcance a Seol Jihu, luego se dio la vuelta y se fue volando.

Sin embargo, al momento siguiente, sintió que algo tiraba de su pie. Entonces, el cuerpo de la Reina Parásito se echó repentinamente hacia atrás.

[¡Tú!]

La Reina Parásito sacudió su pierna con rabia, e inmediatamente apuntó los extremos de sus alas óseas en dirección a Humildad Desagradable.

¡Zwooooong!

Haces de luz blanca salieron de sus catorce pares de alas óseas. Estaba tratando de ayudar a Humildad Desagradable desde una gran distancia.

¡Boom, boom, boom!

Sin embargo, incluso eso se detuvo a mitad de camino. Seol Jihu había usado el Movimiento Etéreo y bloqueó los ataques.

Balanceando la Lanza de la Pureza, el cuerpo de Seol Jihu estaba brillando como el oro antes de que la Reina Parásito se diera cuenta. Había activado Dios de la Lanza de nuevo.

"¿A dónde cree que va, Su Majestad?"

Seol Jihu guiñó un ojo con una sonrisa radiante.

La Reina Parásito se mordió el labio inferior. Estaba claro como la luz del día cómo resultarían las cosas de ahora en adelante.

Aunque Castidad Vulgar pereció, las tropas de derecha seguían vivas, y la mayoría de las tropas de la fuerza aliada se habían retirado, por lo que seguía siendo soportable.

El problema consistía en la vanguardia. Ya se estaba derrumbando, pero en el momento en que pereciera Humildad Desagradable, se desmoronaría inmediatamente.

Sin la vanguardia, los Terrícolas se unirían al ejército de espíritus malignos y al de los Seis Reinos que luchaban contra el ejército central.

Las principales potencias de la fuerza aliada serían capaces de moverse a la izquierda, aplastando a 'Paciencia Explosiva'.

Con eso, el único que quedaría sería la Comandante del Séptimo Ejército en la línea final defensiva.

La Reina Parásito no creía que Bondad Retorcida pudiera lidiar con tantas tropas. No importaba la manera, tenía que evitar que Humildad Desagradable pereciera.

"¿Qué bastardo está en tu mente? ¡No puedo creer que estés pensando en alguien más en medio de nuestra cita!"

El problema, entonces, consistía en lidiar con este maldito tipo delante de ella.

[Lo siento, pero no me interesa un hombre que constantemente se hace el tonto cuando la mujer es tan atrevida.]

"......"

Seol Jihu se estremeció, había sido golpeado donde le dolía. Admiró a la Reina Parásito por poder decir una buena frase cuando estaba tan ansiosa e inquieta.

Pronto, las tropas cercanas a los Nidos e incluso las especies madre que los rodeaban, comenzaron a moverse. La Reina Parásito juzgó que estaban en el punto más crítico de la guerra. Uno que determinaría la dirección de esta guerra dependiendo de lo que ocurriera a continuación.

Lo mejor sería rescatar a Humildad Desagradable, curarlo y hacerlo regresar al campo de batalla. Pero si llegaba demasiado tarde, no podía dejar que el ejército del centro se abriera paso.

Antes de que la guerra llegara a un punto irreversible, tendría que lograr algo equivalente a perder dos Comandantes del Ejército.

Eso dependería de ella y de Bondad Retorcida.

[¡Fuera del camino!]

La Reina Parásito elevó ferozmente su energía y se apresuró hacia adelante para un avance frontal.

En el momento en que ella estaba a punto de chocar con Seol Jihu, él se escabulló sigilosamente hacia un lado. Esperando que la obstruyera, la Reina Parásito entrecerró los ojos. Fue porque vio la comisura de los labios de Seol Jihu curvarse al moverse, como si la dejara irse a propósito.

A pesar de todo, la Reina Parásito siguió adelante. Si no hubiera sido por la escalofriante energía que se extendía detrás de ella, habría atravesado el campo de batalla en un instante.

En ese momento, la Reina Parásito se estremeció y se giro.

|Concéntrate en una cosa, ¿De acuerdo? No intentes aprovecharte de todo.|

Por alguna razón, las palabras burlonas de Sung Shihyun pasaron por su mente.

Justo cuando la Reina Parásito se dio la vuelta y vio a cierta Maga flotando sobre la capital... eso estaba sucediendo.

***

Retrocediendo el tiempo en cinco minutos.

Una Maga se teletransportó sigilosamente al campo de batalla de la retaguardia. No era otra que Eun Yuri.

La Reina Parásito estaba peleando con Seol Jihu, sin prestarle la menor atención. Además, justo ahora, el ejército de los Parásitos y las especies madre, parecían estar en camino de unirse al ejército del centro.

Esta era una oportunidad de oro.

Eun Yuri asintió. Ella había terminado de encontrar la ubicación. Sólo faltaba llevarlo a cabo. Ella tenía que tener éxito sin importar lo que pasara, para convertirse en el puente que condujera al final del segundo plan, y para todos los demás.

Pronto, Eun Yuri se subió las mangas y extendió sus brazos. Un orbe brillante se elevó en el cielo.

"——. ———. ——. ———."

Sus dedos se movían como si estuviera tocando el piano, su boca rápidamente comenzó a cantar un hechizo.

Mientras su canto continuaba, el orbe se ondulaba con más y más energía. Cuando la energía de hielo de la Esencia de Soma de Eun Yuri se mezcló con el orbe, un viento frío comenzó a soplar.

Este fue también el momento en que la Reina Parásito decidió romper la defensa de Seol Jihu.

Los brazos de Eun Yuri temblaron cuando el orbe, condensado con una cantidad inimaginable de energía, vibró intensamente. El hecho de que el orbe no hubiera explotado significaba que Eun Yuri controlaba perfectamente el hechizo mágico.

Pronto, los ojos de Eun Yuri se abrieron de golpe.

Un hechizo hecho con la Luz Eterna de la Sabiduría, a través de la Verdad Completa, y lanzado con el Recital de Roselle.

"...¡CONGÉLATE-!"

El orbe vibrante irradiaba una luz intensa.

Pronto, la superficie del orbe se agrietó, y el frío interior estalló como aspas de viento.

Un total de 47 aspas de viento salieron de la Eterna Luz de la Sabiduría antes de salir disparadas en todas las direcciones.

La razón por la que Eun Yuri, cuya fuerza sólo era superada por Seol Jihu, había permanecido pasiva ha sido por este momento.

"¡MUNDO!"

El último movimiento de Roselle, el Solo Final, sonó.

Una voz que contenía un poderoso maná se extendió y golpeó las aspas del viento que cortaban el aire.

Fue entonces. Los furiosos vientos se transformaron en olas y cayeron como una lluvia repentina.

Casi como las chispas de los fuegos artificiales, la tormenta de escarcha que de repente se convirtió en vientos rápidos se desató en el área circundante. En concreto, fue en el lugar donde la Reina Parásito había colocado los nidos.

Cuando la Reina Parásito notó la anormalidad y miró hacia atrás, una espantosa tormenta de nieve se arremolinó en el lugar de los Nidos.

—¡KIIIIIIIIIIIII!

—¡KIIIAAAAAAAAA!

Con la energía subcero que los rodeaba, los Nidos gritaron. Las especies madres que protegían los Nidos no eran una excepción. El hechizo de Eun Yuri los había encapsulado a todos.

"¡CONGÉLATE-!"

Eun Yuri no se detuvo.

"¡CONGÉLATE-! ¡CONGÉLATE-!"

Mientras continuaba cantando el Solo Final, los gritos de los Nidos disminuyeron rápidamente. La superficie de sus cuerpos se cubrió de escarcha, congelándolos en su lugar.

Gracias a que Eun Yuri derramó todo su maná en este ataque, no pasó mucho tiempo antes de que los Nidos perdieran su capacidad de resistencia, y los movimientos desesperados de los Nidos moribundos se detuvieron.

Las pupilas de la Reina Parásito temblaron débilmente. Nunca en su imaginación más salvaje pensó que habría alguien capaz de destruir los Nidos extendidos simultáneamente.

La comisura de los labios de Seol Jihu se enroscó.

Entonces, Eun Yuri aplaudió con fuerza.

¡Chak!

Sus palmas chocaron entre sí.

¡Clang!

Con el sonido de cristales rompiéndose, el hielo congelado explotó simultáneamente y destruyó los Nidos. Los cristales brillantes de hielo y los fluidos corporales viscosos de los Nidos se mezclaron en una hermosa niebla.

"Huff... Huff..."

Eun Yuri jadeó mucho y se contuvo con fuerza para no tambalearse. Su túnica estaba pegada a su cuerpo, empapada de sudor, y un olor a quemado salía de su boca.

Ella había usado toda su fuerza en el ataque anterior.

Como dice el refrán, un discípulo eventualmente alcanza a su maestro, el poder y el control que Eun Yuri mostró no fue menor que el de Roselle.

Lo importante era que Eun Yuri tuviera éxito. Destruir los Nidos que la Reina Parásito tanto apreciaba tenía un gran significado.

Los Parásitos dejaron de tener un método para reponer sus especies reproductivas. Una gran parte de sus tropas habían escapado de su control, y Seol Jihu, que luchaba contra la Reina Parásito, se quitó una gran carga de su hombro.

Además, con todos los Nidos desapareciendo, los Parásitos ya no podían corromper la tierra. Por supuesto, la tierra del Imperio ya estaba corrompida hasta el límite, pero una vez que la fuerza aliada purificara la tierra, los Parásitos no tendrían un método para corromper la tierra de nuevo.

Con esto, el segundo plan, que permitiría a la fuerza aliada apoderarse de la victoria, estaba llegando a su fin.

***

Al mismo tiempo.

El caos total se estaba desatando dentro del cráter.

[¡Nom nom nom nom nom nom!]

Flone mordisqueaba el estómago de Humildad Desagradable como un hámster rabioso.

"¡Uriyaah! ¡Uriyaaaah!"

Wu Lei estaba continuamente balanceando su gran espada después de cortar el brazo de Humildad Desagradable con su primer ataque.

"¡Muere! ¡Muereeee!"

Y Agnes estaba agitando sus brazos locamente, logrando finalmente cortar las dos piernas de Humildad Desagradable.

Eso no fue todo. Docenas de doncellas de batalla apuñalaban al caballero inmóvil con sus lanzas, y lanzas de hielo como el granizo se disparaban desde el cielo.

Todos seguían el plan de Seol Jihu, pero parecía que lo hacían en exceso.

La escena dentro del cráter recordaba un evento del Romance de los Tres Reinos, donde los soldados de Liu Bang se apresuraron a desmembrar el cadáver del General Xiang Yu y reclamar la fama después de que cayera en batalla.

[Vamos, Gorgo...]

Los miembros de la fuerza aliada atacaban tan fuerte que el espíritu maligno que mordió la espalda de Humildad Desagradable gimió de dolor.

[......]

Mientras tanto, el receptor de todo este ataque estaba en silencio.

No podía hacer nada aunque quisiera.

Sus miembros habían sido cortados, y su cuerpo estaba siendo destrozado en pedazos. La Humildad Desagradable estaba genuinamente aturdido. Estaba tan horrorizado que casi se sintió engañado.

Siendo bombardeado con truenos y luego inmediatamente atacado por todos lados.

...En verdad, ya sabía que las cosas resultarían de esta manera desde el momento en que fue golpeado por los Truenos. Sólo que saber algo era completamente diferente a experimentarlo de primera mano.

Fue... descorazonador.

[...Cometí un error.]

Con estas palabras, la débil luz de sus ojos se apagó.

Pronto, la gran espada de Wu Lei se estrelló y destruyó su cráneo.

¡Flash!

Un gran pilar de luz salió disparado del cráter.

Entonces...

***

"¡Los Nidos han sido todos destruidos!"

Una voz fuerte sonó en el campamento principal de la fuerza aliada.

El Hada del Cielo, que recibió el informe, miró hacia atrás a Seo Yuhui.

"¿Realmente estarás bien...?"

Seo Yuhui asintió con la cabeza, su cara pálida.

El Hada del Cielo la miró con preocupación antes de agarrar la semilla y la juncia en su mano.

"No hay necesidad de que hagas todo."

"......"

"Plantar la semilla y ayudarla a echar raíces en el suelo... eso es todo."

Seo Yuhui asintió con la cabeza otra vez y cerró los ojos. En las ocho direcciones a su alrededor había altares llenos de ofrendas.

Seo Yuhui juntó sus manos y lentamente se arrodilló.

"...O Luxuria."

Seo Yuhui, la Estrella de la Lujuria y la Santa Emperatriz de Nivel 9, comenzó una ceremonia.