Reciente

sábado, 24 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 474

Capítulo 474. El Desmoronamiento de la Línea de Defensa (4)


Castidad Vulgar, que estaba a cargo de uno de los frentes de batalla de los Parásitos, pereció.

Si esto hubiera sucedido hace unos años, no habría sido un asunto de mucha preocupación. Aunque la muerte de un Comandante del Ejército habría causado una gran conmoción, los Parásitos siempre tuvieron el tiempo suficiente de su lado.

Si un Comandante del Ejército no bastaba, enviarían a dos. Si dos Comandantes del Ejército no bastaban, enviarían tres o cuatro. Incluso entonces, tendrían fuerzas en reserva.

Sin embargo, ese no era el caso. Quedaban menos de la mitad de los siete Comandantes del Ejército que alguna vez invocaron el miedo en cualquiera que escuchara sus nombres.

Por otro lado, la Federación y la humanidad crecieron en fuerza. Además, apareció un Terrícola que podía rivalizar con la última línea de defensa de los Parásitos, la Reina Parásito.

Ya no bastaba con decir que la fuerza aliada tenía una ventaja. Los Parásitos experimentaban un sentimiento de desesperación cuando se enfrentaban a las abrumadoras probabilidades que tenían en su contra.

A diferencia de la fuerza aliada, que experimentaba esta sensación cada vez que eran atacados, esta era la primera vez para los Comandantes del Ejército de los Parásitos, por lo que resultaba una sensación un tanto desconocida.

Si tan solo tuvieran tiempo para pensar en un método...

Sin embargo, la fuerza aliada no se mostró tan indulgente como para dejar pasar una oportunidad tan preciada.

"¡Ahora es el momento! ¡Vamos!"

Roselle habló rotundamente y se acomodó el sombrero cónico. La escoba sobre la que estaba, rápidamente atravesó el aire hacia la vanguardia, o más precisamente, donde estaba Humildad Desagradable.

Philip Muller también corría... o mejor dicho, caminaba a paso ligero. No estaba en condiciones de luchar. Como permitió que Avaricia se apoderara de su cuerpo, ahora sufría las secuelas.

Sin embargo, gracias a que Castidad Vulgar murió rápidamente, no quedó en un estado de aturdimiento. Sólo tenía que descansar hasta que su maná se calmara.

Desafortunadamente, no había suficiente tiempo. Tenía que precipitarse a la vanguardia para hacer creer a Humildad Desagradable que iba a ayudar a la fuerza aliada para la segunda parte del plan que comenzaría pronto.

Sólo que no pudo acercarse demasiado.

La razón de ello....


***


"¡Unni!"

Eun Yuri ayudaba a Seo Yuhui a mantenerse de pie. El rostro de Seo Yuhui estaba pálido y casi sin vida. La sangre fluía por la comisura de sus labios. Todo esto se debía a que usó varias oraciones antiguas y recibió algunos de los ataques de Castidad Vulgar.

"Estoy bien. Todavía puedo luchar..."

Seo Yuhui apartó a Eun Yuri y se puso derecha.

Había demasiadas cosas que tenían que hacerse. La situación actual sólo era posible gracias a que los miembros de Valhalla mantenían ocupada a Bondad Retorcida, y no había manera de saber cuánto tiempo durarían.

Además, con Seol Jihu probablemente en una lucha feroz contra la Reina Parásito, Seo Yuhui quería actuar con rapidez.

"Gracias por ayudarme".

"¿Estás segura de que no necesitas descansar?"

Eun Yuri preguntó con una expresión de preocupación.

Seo Yuhui fingió una sonrisa.

"No te preocupes. Todavía puedo antes de que necesite descansar.... Además, ¿No hay algo que necesites hacer?"

"...Sí."

Eun Yuri asintió. Ella se había convertido en una de las principales potencias de la fuerza aliada después de aceptar la herencia de Roselle y usar el Camino del Alma.

Dado que duró varios días contra Sung Shihyun durante la defensa de Haramark, no sería una exageración decir que era una de las personas más fuertes después de Seol Jihu.

Había una razón por la que alguien de su nivel aún no había aparecido en el campo de batalla.

En cualquier caso, Eun Yuri no era tan estúpida como para no entender que Seo Yuhui le decía que se concentrara en la tarea que se le había encomendado.

"Ten cuidado."

Poco después, Eun Yuri se dio la vuelta y voló. Ella miró hacia el campo de batalla con los ojos llenos de nerviosismo.

Ya había terminado de encontrar el lugar.

Sólo había una oportunidad. Para tener éxito, tenía que empezar a prepararse ahora.

"......"

Seo Yuhui se giró lentamente hacia el campo de batalla después de ver a Eun Yuri volar.

El movimiento de la fuerza de vanguardia se estaba volviendo desordenado. La vanguardia de la fuerza aliada se estaba retirando repentinamente.

***

Humildad Desagradable gruñó. Había aumentado su cautela tan pronto como Castidad Vulgar pereció. Y justo ahora, dos personas entraron en su radar.

Una bruja, emanando un aura aterradora y la Estrella de la Avaricia, se acercaban.

Su intención era obvia. Debía ser su próximo objetivo.

Humildad Desagradable examinó el campo de batalla. Era un desastre, no importaba cuántas veces lo mirara. El ejército de no muertos estaba completamente destrozado por la combinación de la unidad de espíritus malignos, la caballería y la infantería.

Incluso los pocos Caballeros de la Muerte que lo protegían no podían verse.

En realidad, Humildad Desagradable le iba bastante bien desde que se unió a la batalla. Aunque la fuerza de vanguardia se abrió paso, había que considerar que la fuerza aliada invirtió la mayoría de las tropas en esta tarea.

El hecho de que durara hasta ahora sin liberar su divinidad significaba que había realizado por lo menos el trabajo de una persona y media.

Pero ahora, aguantar se estaba volviendo difícil. Estaba en un sitio peligroso. Además, ¿Si la poderosa bruja, la Estrella de la Avaricia, y la Estrella de la Lujuria se unían...?

Ni siquiera el Segundo Comandante del Ejército podía garantizar nada en ese caso.

'Supongo que no hay elección'.

Dado que se trataba de una emergencia, la Humildad Desagradable no dudó mucho tiempo. Mordiéndose sus labios, despertó su energía.

"¡Está liberando su divinidad!"

Sintiendo que la energía de Humildad Desagradable aumentaba exponencialmente, Cinzia gritó con un maná imbuido en su voz.

"¡Retírense! ¡Retírense!"

En el siguiente momento, los que luchaban contra la Humildad Desagradable se retiraron como si hubieran estado preparados todo este tiempo.

Una vez que se reunieron alrededor de Cinzia, ella usó Teletransporte sin dudar ni un momento.

[¡Gorgonu! ¡Regresa! ¡Tú también, Abuelo!]

Flone también tomó a su Abuelo y a su cachorro, luego voló alto.

No fueron sólo ellos. Los Terrícolas que luchaban en la zona también ignoraron a los enemigos con los que luchaban y se distanciaron rápidamente. Se movieron con rapidez y prontitud como si les hubieran avisado de antemano.

Humildad Desagradable no le dio mucha importancia. Cuando un Comandante del Ejército liberaba su divinidad, una gran onda expansiva de energía estallaba a su alrededor.

Siendo la divinidad una energía poderosa, no era raro que la gente muriera por la onda expansiva. Y por lo tanto, huir con el rabo entre las piernas no era algo tan inesperado.

Sin detenerse, Humildad Desagradable liberó completamente su divinidad.

Entonces, mientras una tremenda luz irrumpía en el campo de batalla...

"¡Todos, prepárense!"

Vidalif gritó a todo pulmón.

La unidad de Enanos estaba en una posición parecida a la de Eun Yuri. No habían participado en la batalla en su mayor parte. Sólo se les había confiado una tarea en esta guerra. Y era detonar todos los Truenos al mismo tiempo.

Esto hubiera sido inimaginable en el pasado. No sólo no había suficientes Truenos, sino que el uso de los mismos era crucial para mantener el equilibrio cuando se encontraban en desventaja.

Sin embargo, ahora que la fuerza aliada podía mantenerse firme independientemente, se encontró un nuevo uso para los Truenos.

La idea no vino de Vidalif. En realidad, la sacó a relucir Seol Jihu.

|¿Yo? ¿Cómo maté a Caridad Aborrecible?|

|Bueno... No fue nada grandioso si eso es lo que estás pensando. Usamos prácticamente todas las herramientas de nuestro arsenal para apenas tener éxito.|

El entrenamiento no fue lo único que Seol Jihu hizo en el Camino del Alma. Habló sobre la próxima batalla final y buscó consejos.

El Negro Seol Jihu había participado en más batallas contra los Parásitos que nadie e incluso había matado al Tercer Comandante del Ejército desde una situación desfavorable.

|No fue nada especial. No podría haberlo matado por mi cuenta, nunca. Todo fue gracias a los Enanos.|

|Luché desesperadamente con mi vida en la línea, esperando que usara el Teletransporte, luego predijimos donde aparecería y detonamos Truenos locamente. Terminé con él después.|

|¿Por qué? ¿Quieres intentarlo?|

Cuando Seol Jihu afirmó, el Negro Seol Jihu añadió más detalles.

|Entonces deberías elegir un objetivo primero. Ninguno de los Comandantes del Ejército está exento de los Truenos, pero matarlos es un asunto completamente diferente.|

|Primero, ni siquiera pienses en usar este método en Bondad Retorcida. Será un desperdicio de Truenos. La Reina Parásito está obviamente fuera de discusión también.|

|¿A quién deberías elegir? Hmm, si yo fuera tú... elegiría a Humildad Desagradable.|

Debido a esto, Seol Jihu eligió priorizar a Humildad Desagradable como el Comandante del Ejército para matar si un cuerno sonaba en cualquiera de las alas.

La luz que tiñó el cielo se desvaneció lentamente. A continuación, una figura negra comenzó a crecer dentro del cúmulo de luz.

Una gota de sudor rodó por la cara de Vidalif.

Todavía no, todavía no. La luz no ha desaparecido por completo.

|¿Sabes cuándo los Comandantes del Ejército están más desprotegidos?|

|Es inmediatamente después de liberar su divinidad. Se embriagan con su fuerza aumentada y se vuelven demasiado confiados. También, normalmente no hay nada que los amenace, porque que no hay muchos que puedan soportar la onda expansiva de la liberación de la divinidad.|

|Si dependiera de mí, ése sería el momento al que apuntaría.|

Eso fue lo que dijo el Negro Seol Jihu, y Seol Jihu naturalmente transmitió la información a la fuerza aliada.

En el momento en que un Comandante del Ejército liberaba su divinidad y la energía furiosa se calmaba...

Ese momento era ahora.

"...¡Todas las tropas!"

Vidalif gritó. Los Enanos apuntaron sus cañones todos al unísono.

|Para que conste, Diligencia Eterna sobrevivió incluso después de que lo atrapamos dentro de todo tipo de barreras y hechizos mágicos, donde detonamos 100 Truenos Especiales en dos etapas.|

El Negro Seol Jihu le aconsejó a Seol Jihu que preparara al menos 200 Truenos y que la mitad de ellos fueran Truenos Especiales.

Los Enanos prepararon 107 Truenos Especiales para este ataque y 511 Truenos normales.

Eso no fue todo. Había cientos de Terrícolas y Hadas del Cielo que apuntaban a Humildad Desagradable. Las flechas que tenían en sus arcos eran todas de color azul brillante.

Este ataque era una apuesta de la fuerza aliada. Si hacían las cosas a medias y fallaban, sólo habrían desperdiciado preciados Truenos que normalmente habrían sido valiosos activos en la guerra.

Si iban a hacer esto, tenían que hacerlo perfectamente. En lugar de desperdiciar la oportunidad y los Truenos, Vidalif tomó la audaz decisión de usar todos los Truenos en este único ataque.

Pronto, la luz se disipó, y un caballero vestido con una armadura negra comenzó a emerger.

Fue entonces. ¡En esta volátil situación de absoluta quietud y silencio...!

"¡FUEGO!"

Vidalif gritó a todo pulmón.

¡Boom, boom, boom, boom!

Por fin, las 618 armas que apuntaban a Humildad Desagra dispararon simultáneamente. Los Enanos habían disparado los Truenos sin un momento de vacilación.

Los cientos de francotiradores también dispararon sus flechas...

"¡Aceleración Jinn!"

Las Hadas del Cielo extendieron sus brazos y cantaron hechizos de aceleración.

Grandes y pequeños Truenos, así como flechas azules, cubrieron el cielo en un instante. Al mismo tiempo, un viento feroz se desató.

Y así.

¡Chweeeeek!

Los preciosos truenos atravesaron el campo de batalla en un instante, todos apuntando a un solo ser.

[Huu...]

Humildad Desagradable levantó su cabeza. Sin embargo, inmediatamente después, apretó los dientes.

[¿......?]

No se pudo evitar. Cuando levantó la cabeza, vio un enjambre de luz azul cubriendo su visión.

Sin embargo, no tuvo tiempo de mirar bien. ¡Whish! Un viento tormentoso se desató tan pronto como terminó la liberación de su divinidad. Lo que sucedió después fue una ráfaga de Truenos que se precipitó en su dirección con una luz amenazadora.

Humildad Desagradable agarró su espada sin darse cuenta.

[¡Espera...!]

¡BOOOOOOM!

La tierra se levantó. Era la única forma de describirlo.

En un instante, la tierra se elevó caóticamente. Una nube masiva de tierra también se levantó, pero fue tragada por un destello de luz azul que entró en erupción un segundo después.

La explosión no terminó con una sola vez. Hubo explosiones encadenadas superpuestas. Junto con las explosiones, la luz única en forma de cruz de los Truenos se superpuso entre sí y se expandió en tamaño como una nube de humo.

La explosión sacudió todo el campo de batalla. El cielo y la tierra retumbaron como si el mundo fuera a destruirse. Incluso un terremoto comenzó a causa de las explosiones.

¡Ddududududu!

No sólo eso, el suelo se estaba agrietando, incluso donde se encontraba la fuerza aliada.

A pesar de que los Sacerdotes estaban preparados para lo peor, las barreras que lanzaron se rompieron como un pedazo de papel arrugado, sólo por las secuelas de las explosiones.

Los chillidos estallaron en todas las direcciones. Tanto las fuerzas aliadas como las enemigas cayeron al suelo gritando.

La guerra se detuvo momentáneamente. Incluso Seol Jihu y la Reina Parásito se retiraron para mantener el equilibrio.

[No me digas.]

La intensidad de la luz que llegaba incluso a la capital del Imperio era tan grande que la Reina Parásito sospechó que otro Comandante del Ejército había caído.

¿Cuánto tiempo pasó?

Guoooooooo...

A medida que la luz azul disminuía gradualmente y las secuelas de las explosiones se calmaban....

Cinzia se quitó una mano de su oreja con el ceño fruncido.

"Argh... Ugh...."

Un zumbido resonaba en sus oídos.

Todavía estaba parcialmente sorda.

Por presenciar una calamidad tan catastrófica, incluso su cuerpo convulsionó esporádicamente. Mirando hacia abajo, vio a la tierra agrietada como telarañas, todavía vibrando débilmente.

"Una locura..."

Cinzia dijo sin darse cuenta. Parecía completamente aturdida. Se había teletransportado muy lejos del epicentro de la explosión e incluso había exprimido cada gramo de su energía para crear una poderosa barrera. Sin embargo, aún así había sufrido tales daños.

No tenía dudas de que nadie podría sobrevivir de un golpe directo de esta explosión.

No obstante...

"¡Levántense todos!"

Cintia se levantó mientras instaba a los que la rodeaban para hacer lo mismo. Fue porque recordó lo que Seol Jihu dijo antes de la guerra.

|¿Podríamos matarlo si nos esforzamos al máximo?|

|Francamente no sé la respuesta a eso. ¿Cómo podría saberlo? No es como si fuera un dios.|

|Lo importante es lo que haces después. Estoy seguro que lo sabes desde que luchaste contra Diligencia Eterna. Los Comandantes del Ejército son cucarachas. Malditas cucarachas, ¿Me entiendes?|

|No es tan fácil matarlos. Sobre todo a Humildad Desagradable, que tiene el atributo de inmortalidad como un no-muerto.|

|Quizás te preguntes, ¿Qué estoy tratando de decir?|

Cinzia se preparó para usar Teletransporte mientras miraba la zona donde el humo se elevaba. No podía visualizar la Humildad Desagradable debido a los obstáculos visuales.

Sin embargo, ella no podía sentir una presencia desde el interior de la nube, a pesar de que Humildad Desagradable había liberado su divinidad.

Aún así, Cinzia no bajó la guardia.

|Sólo finge que no murió. Eso será mejor para tu corazón.|

|Si el ataque hubiera funcionado, definitivamente habría sufrido graves daños. No pierdas esa oportunidad.|

|Te lo digo, no te quedes parada como un idiota, pensando, ¿Está muerto?|

|Recuerda. Hazlo tan pronto como las explosiones disminuyan. Ya sea que la Humildad Desagradable pereciera o no, lleva a todos los que puedas, ¿Entendido?|

'...Es lo que él dijo'.

Poco después, tras haberse teletransportado cerca del epicentro de la explosión, Cinzia invocó a las Valquirias.

Algunos habían llegado antes y se apresuraban hacia el epicentro.

[¡Vamos! ¡Gorgonu!]

[¡Gorgor!]

Un enorme espíritu maligno se abalanzó en la dirección a la que apuntaba el dedo de Flone.