Reciente

jueves, 22 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 472

Capítulo 472. El Desmoronamiento de la Línea de Defensa (2)


—¡Kyajajajajaja!

La risa aguda resonó en el cielo. Con su divinidad liberada, Castidad Vulgar era realmente una fuerza a tener en cuenta. Agitaba su tela, creando tormentas de cuchillas que despedazaban a sus enemigos.

Eso no fue todo. Giró en círculo y expulsó una niebla tóxica de su boca. Los Ángeles Caídos que se encontraron con sus ojos inyectados de sangre, perdieron su fuerza y cayeron... O se dieron la vuelta y apuntaron sus tridentes hacia la fuerza aliada.

Luego, cuando más columnas de fuego surgieron del suelo, el caótico campo de batalla se convirtió en un infierno.

No había ninguna táctica o estrategia de la que hablar. Castidad Vulgar simplemente bombardeaba a los enemigos con todo su poder.

Pero irónicamente, esa era la mejor táctica en la situación actual. Con Castidad Vulgar liderando el camino y haciendo retroceder a la fuerza aliada, la moral de la fuerza aliada se tambaleó.

Por otro lado, el ejército de Castidad Vulgar y las fuerzas 
 de los Parásitos avanzaban por primera vez.

[¿Quién es el siguiente? ¿Adónde se fue todo el mundo? ¿Hmm?]

Castidad Vulgar miró a su alrededor con ojos brillantes antes de fijar su mirada en un solo lugar.

Un Mago con túnica estaba abriendo un grueso libro.

Era la Estrella de la Avaricia.

[¿Qué planeas hacer?]

Castidad Vulgar extendió bruscamente su brazo izquierdo. Luego, cuando apretó el puño...

"¡Euk!"

Philip Muller soltó un gruñido y frunció el ceño. A continuación, su cabeza y sus hombros comenzaron a contraerse, casi como si una gran mano lo estuviera apretando.

Trató de resistir tanto como pudo y cantó un hechizo, pero eso no bastaba. Cuando un poder aterrador le bloqueó la boca y apretó sus dedos que hacían mudras, no tuvo más remedio que dejar caer el libro en su mano.

En ese momento, como si fuera para salvar a Philip Muller, una luz brillante descendió sobre él.

[¡Como si te lo permitiera!]

Castidad Vulgar resopló y extendió su mano derecha.

Seo Yuhui, que estaba cantando un hechizo a distancia, de repente escupió sangre y cayó hacia atrás.

Castidad Vulgar apretó su puño derecho y levantó su mano. Entonces, Seo Yuhui se elevó en el aire con fuerza.

[¡No te interpongas en mi camino!]

Castidad Vulgar negó con fuerza con la cabeza. Seo Yuhui hizo un giro de 180 grados en el aire y comenzó a descender en espiral.

¡Kwang, kwang, kwang, kwang!

Mientras estaba descendiendo hacia el suelo, incontables explosiones estallaron en sus alrededores.

Eun Yuri salvó a Seo Yuhui por poco antes de que su cabeza golpeara el suelo, y luego apretó los dientes mientras veía el caos que se desataba en el campamento de la fuerza aliada.

Aunque ella tenía su propia misión que cumplir, no podía quedarse parada y simplemente mirar a Seo Yuhui en una situación peligrosa.

Mientras tanto, como si quisiera pagar su ira acumulada mil veces, Castidad Vulgar comenzó a moverse como una mujer loca.

Por su culpa, la izquierda de la fuerza aliada se estremeció, y el campamento principal naturalmente se sumió en el desorden.

—Ahorren sus fuerzas, todos.

Roselle transmitió un mensaje mental a Gabriel, Felipe y Seo Yuhui.

—Yo me encargaré de esta perra, así que apártense y esperen para que puedan hacer un ataque cuando llegue el momento.

Roselle movió su escoba y se acercó a Castidad Vulgar, que todavía estaba girando y cortando con su tela.

[Cielos, miren quién está aquí.]

Los ojos de Castidad Vulgar se iluminaron al encontrarse con Roselle.

Roselle la miró sin decir nada.

[¿Qué pasó? ¿Un gato te comió la lengua? ¿Por qué no balbuceas como lo hiciste antes?]

Castidad Vulgar se burló emocionada, aparentemente disfrutando de la expresión ansiosa de Roselle.

[¡Vamos! ¡Di algo!]

Ella extendió sus manos bruscamente, y la tela que revoloteaba se enderezó, lanzándose hacia adelante.

Roselle completó un hechizo defensivo que había preparado de antemano y se elevó. Castidad Vulgar la persiguió con una risa estridente, sin saber que todo esto era parte del plan de Roselle.

Habiendo experimentado todo tipo de dificultades, Roselle no era el tipo de persona que revelaba sus emociones fácilmente. La razón por la que mostró una expresión de ansiedad era para engañar a Castidad Vulgar, haciéndole creer que era impenetrable.

Un jabalí que atacaba imprudentemente, que sólo cree en su fuerza y no tiene en cuenta su entorno, estaba obligado a tropezar con una piedra y caer.

La pregunta consistía en si Roselle podía durar hasta que el jabalí chocara con la piedra.

Al mismo tiempo.

Mientras que el campo de batalla se había vuelto ruidoso, un lugar, en particular, era extremadamente silencioso. No, definitivamente había sonidos de metales y gritos cerca. Sólo que el ambiente contenía un espeluznante silencio.

Marcel Ghionea, que tenía un ojo abierto y el otro cerrado, respiraba lentamente.

¿Cuál era el factor más importante para que un francotirador diera en el blanco?

El Marcel Ghionea del pasado habría dado varios factores, pero el Marcel Ghionea actual era diferente.

Dejando a un lado la habilidad y la experiencia, había ahora una cosa que consideraba más crucial.

Voluntad.

Impulsar el perno con el deseo de golpear sin importar qué.

Algunos podrían llamarlo una tontería, pero Marcel Ghionea había llegado a esta conclusión mientras recorría el Camino del Alma.

De repente recordó una conversación que tuvo con el Negro Seol Jihu.

|...¿Qué? ¿Quieres golpear a quién?|

|Sigue soñando. En tu estado actual, puedes disparar cien flechas sin acertar ni una sola. No puedes hacerlo.|

|No intentes hacer más de lo que puedes manejar. Sólo quédate atrás y dispara en silencio.|

El Negro Seol Jihu había resoplado cuando le preguntó qué tenía que hacer para derribar a Castidad Vulgar.

|¿Tus habilidades? Sé que eres muy competente. Pero, ¿Cuándo dije que el problema eran tus habilidades?|

|Es tu forma de pensar, retrasado.|

|¿Qué quiero decir con eso? Bien, pensemos. Nuestro Arquero de Acero acaba de recibir un maravilloso nombre de clase, Cazador Furtivo, ¿Verdad?|

El Negro Seol Jihu había resoplado cuando le preguntó qué tenía que hacer para derribar a Castidad Vulgar.

|¿Tus habilidades? Sé que eres muy competente. Pero, ¿Cuándo dije que el problema eran tus habilidades?|

|Es tu forma de pensar, retrasado.|

|¿Qué quiero decir con eso? Bien, pensemos. Nuestro Arquero de Acero acaba de recibir un maravilloso nombre de clase, Cazador Furtivo, ¿Verdad?|

|El Tirador Preciso de la Bala Mágica. ¿Por qué crees que Superbia te dio ese nombre?|

Marcel Ghionea nunca había pensado en ello hasta entonces.

|Estoy seguro de que sabes de dónde vino Tirador Preciso. Explícame lo que significa Bala Mágica.|

|¿Flecha de maná...? ¿Realmente crees que te hago esta pregunta sólo para escuchar eso? ¿Crees que esto es una entrevista de trabajo?|

|Explícame lo que significa maná. Maná.|

|Te lo diré. Mana es... tu voluntad.|

La verdad es que Marcel Ghionea se encogió de hombros levemente cuando escuchó esto por primera vez.

|¿Ah? ¿Qué pasa con esa cara?|

|¿Tienes maná o no? El maná siempre se mueve de la manera que quieres, y se convierte en lo que quieres que sea. ¿Me equivoco?|

|El maná, en esencia, es energía imbuida de tu voluntad. ¿Lo entiendes, idiota?|

Una vez que escuchó la explicación del Negro Seol Jihu, comenzó a pensar que tenía sentido.

|Digo que no puedes porque no lo sabes.|

|Estabas muyyyyy lejos cuando disparaste al Árbol del Mundo en el Reino de los Espíritus, ¿Verdad?|

|Piénsalo. Si el tirador está temblando como un conejito por la presión, ¿Su flecha daría en el blanco correctamente?|

|¿Todavía no lo entiendes? ¿Qué pasó cuando disparaste la flecha en ese entonces?|

...Cierto.

|Si tienes conciencia, no deberías decir que le diste al Árbol del Mundo.|

|Porque no lo hiciste. ¿Estoy equivocado?|

Él tenía razón.

Estrictamente hablando, Marcel Ghionea había fallado en darle al Árbol del Mundo. Si los Espíritus no se hubieran sacrificado, habría salido volando.

Recordando esto, una fina sonrisa se extendió por el rostro de Marcel Ghionea.

Sin embargo, su sonrisa pronto desapareció.

A decir verdad, no era como si no sintiera ninguna presión.

Sin embargo, Marcel Ghionea creía.

Creía en sí mismo, que había disparado mil pernos todos los días en el Sendero del Alma.

¿Cuánto tiempo pasó?

Después de soltar un largo aliento, el cuerpo de Marcel Ghionea dejó de moverse. Era como si estuviera en un retrato.

Era una escena extraña. Nadie prestaba atención al hombre dentro del caótico campo de batalla.

El aire, el olor, el viento, el sonido... todo parecía desvanecerse cuando entraban en sus alrededores.

Pronto, con el sonido disminuyendo como comienzo, todo lo que le rodeaba se alejó, y la sensación de completa soledad se apoderó de su cuerpo. Fue entonces. Un solo pensamiento llenó la cabeza de Marcel Ghionea.

'Puedo hacerlo...'

Una apertura no se debía esperar. Era algo que debía crearse.

Afortunadamente, Roselle estaba interpretando ese papel para él.

'Puedo hacerlo...'

Una vez que su mentalidad cambió, también lo hizo la forma en que veía la situación.

Cada momento en que Castidad Vulgar ponía a Roselle en un aprieto parecía una oportunidad.

'Yo...'

Fue entonces.

Aunque no sabía si lo hizo intencionadamente...

"¡Aaaaaack!"

Roselle fue enviada volando con un grito después de haber sido golpeada por la tela de Castidad Vulgar.

Desde la perspectiva de Castidad Vulgar, esta era la oportunidad perfecta para deshacerse de uno de los principales poderes de lucha de la fuerza aliada. Castidad Vulgar persiguió a la incapacitada Roselle.

¡En el momento en que ella ignoró todo lo demás y se precipitó... en el momento en que Marcel Ghionea vio a Castidad Vulgar acercándose para agarrar el cuello de Roselle, en el momento en que la mirada de reojo de Roselle se encontró con sus ojos...!

El Arquero de Acero no dudó más.

'¡Yo...!'

Sus párpados, inquietos por el sudor, se abrieron de golpe.

'¡Puedo golpearla...!'

Y finalmente soltó la cuerda del arco, que estaba muy tensada.

¡Chweeeeek!

Un intenso deseo de matar al objetivo. Un perno con una voluntad aún mayor de dar en el blanco sin importar qué, atravesó el cielo como un rayo de luz.

Realmente ocurrió en un instante. Castidad Vulgar, que finalmente logró agarrar el delgado cuello de Roselle, se estremeció.

[¿Ah...?]

Castidad Vulgar giró bruscamente la cabeza y miró hacia atrás.

No sintió ninguna intención asesina.

Ni siquiera escuchó un sonido.

Tampoco podía decir por qué lo hizo.

Sólo que su cuerpo reaccionó por su cuenta.

Luego, sintiendo que algo volaba hacia ella, Castidad Vulgar movió su tela por reflejo.

No, lo intentó.

Hubiera movido su brazo si una escalofriante luz azul no hubiera pasado por su vista.

Sin embargo...

'¡Trueno!'

Cuando se dio cuenta de que el perno brillaba con una luz azul, Castidad Vulgar agitó su mano instintivamente.

La tela de repente se movió en círculos.

No había tiempo de envolverla. La tela tocó suavemente la parte trasera del perno que tenía casi al frente, cambiando su curso muy ligeramente.

Al mismo tiempo, Castidad Vulgar movió su cuello a un lado.

¡Chwak!

Un destello azul pasó por su cuello. Una delgada línea roja se dibujó en su cuello, y un escalofrío recorrió su columna vertebral.

No tomó ni tres segundos para que todo esto sucediera.

Pronto, Castidad Vulgar sonrió encantada. En su mano estaba la bruja que quería hacer pedazos.

Siendo disparada por el perno de su aliado.

[¡Jajaja!]

Castidad Vulgar se rió alocadamente de sólo de pensarlo. Sin embargo, cuando se volteó hacia el frente de nuevo...

[¿......?]

La cara de Roselle era extraña.

Sus ojos y nariz estaban distorsionados, pero una fría sonrisa de desprecio colgaba de sus labios.

[...¿Tú...?]

Fue sólo entonces cuando sintió que algo estaba mal. Incluso tenía una fuerte sensación de déjà vu.

Algo era extraño...pero ella no podía señalarlo….

'Espera'.

Ahora que lo pensaba, no había podido mirar el perno. Como apuntaba hacia su espalda y terminó rozándole el cuello, debería haber golpeado a Roselle, que estaba en el otro lado.

Sin embargo, el perno se había desvanecido como si nunca hubiera existido.

¡Chak!

Fue entonces cuando Roselle levantó las manos y aplaudió una sóla vez.

Castidad Vulgar parpadeó. Sintió como si se hubiera acabado de despertar después de haberse dormido por unos segundos.

Nada había cambiado.

Todo a su alrededor era igual. Roselle seguía en su mano, y...

Y el perno... ¿Dónde estaba el perno?

'¿Qué? ¿Dónde está...?'

—¿Qué pasa?

Sonó una voz melodiosa.

—¿Tuviste un lindo sueño?

Castidad Vulgar se quedó aturdida. Luego, se dio vuelta apresuradamente, como lo hizo antes.

No, no era de ahí de donde venía el perno...

¡Chweeeek!

Lado derecho.

En ese momento, justo cuando Castidad Vulgar se giró a la derecha, su cabeza cayó súbitamente.

Al igual que un lobo se lanza sobre su presa cuando se le da la oportunidad y la somete en un instante, el certero perno asesino se había clavado en su objetivo.

La mandíbula de Castidad Vulgar se abrió, y una sonrisa floreció en el rostro de Roselle. Sus expresiones habían cambiado.

¡Puk!

Sentía una sensación escalofriante. Como si los colmillos de una bestia invernal se hubieran clavado en su corazón.

El lobo azul...

¡Flash!

...había mordido el corazón de la diosa corrompida.