Reciente

lunes, 12 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 463

Capítulo 463. Corriente Dorada Ondula en el Imperio (1)


"Están perfectamente afilados."

Esa fue la evaluación de Jang Maldong sobre los miembros de Valhalla después de que regresaron del entrenamiento.

Y tenía razón. Rodeados de una enigmática pero aguda energía, todos ellos se veían completamente diferentes de cuando se marcharon.

El cambio era natural, considerando el número de veces que murieron, el interminable abuso verbal que soportaron y las lágrimas que derramaron mientras subían la pendiente.

Seol Jihu hizo una reunión de estrategia tan pronto como regresaron.

Durante su ausencia, la Federación envió a toda la raza de enanos para ayudar a restaurar la humanidad, mientras hacían los preparativos para la guerra, incluyendo la 'migración' del Árbol del Mundo.

Se decidió que se reunirían en la Cordillera Hiral.

La distancia de viaje sería más corta para la humanidad si cruzaban la Cordillera Arden y unían sus fuerzas dentro del territorio de los Parásitos. Sin embargo, decidieron congregarse antes de cruzar la frontera en caso de que los Parásitos intentaran destruir las dos fuerzas por separado.

Aparte de eso, se discutieron varios temas diferentes durante la reunión, pero sólo había una cosa a la que Seol Jihu debía prestar atención.

La Reina Parásito.

El resultado de la batalla entre Seol Jihu y la Reina Parásito tendría un gran impacto en el resultado de la guerra.

La Federación y la humanidad prometieron crear un entorno en el que Seol Jihu pudiera concentrarse en su misión.

Si su ayuda tiene éxito, será de gran utilidad para Seol Jihu.

Después de establecer la agenda, Seol Jihu se puso en contacto con las familias de la realeza y las organizaciones representativas de todas las ciudades, les pidió que enviaran tropas a Eva.

Enfatizó que aquellos que rechazaran el llamamiento a filas no tendrían un lugar en el Paraíso después de la guerra.

Seol Jihu supuso que el procedimiento no sería tan fácil como deseaba.

Sin embargo, sorprendentemente, la gente de las ciudades de todo el Paraíso respondió de buena voluntad a su petición.

Claro, las organizaciones representativas estaban obligadas por los juramentos, así que no tenían elección, pero le sorprendió que otros Terrícolas que no pertenecían a estas organizaciones también estuvieran dispuestos a cumplir.

Por curiosidad, Seol Jihu investigó el asunto. Descubrió que la noticia de su victoria sobre Sung Shihyun y su asesinato de Caridad Aborrecible se había extendido por todo Haramark.

Kim Hannah le dijo que este incidente reflejaba de nuevo la tendencia de los Terrícolas a priorizar sus intereses.

Sólo participaban en la guerra porque la situación no parecía tan desesperada como antes. Si pudieran volver con vida, no sólo serían reconocidos como héroes sino que también podrían evitar ser tachados de cobardes.

Al principio, esto hizo que Seol Jihu se sintiera un poco amargado, pero pronto cambió de opinión. Esto, de hecho, representaba una prueba sólida de que había cambiado la humanidad.

La humanidad respondió rápidamente a la petición de ayuda de Valhalla, porque era algo que esperaban.

Haramark fue el primero en llegar.

Jan Sanctus llevó las tropas a Eva en nombre de Teresa, y los Terrícolas de Sicilia fueron los siguientes en llegar.

Agnes se benefició de los cambios liderados por Seol Jihu y fue nombrada Apóstol de Superbia. Otra buena noticia es que también había sido ascendida al Nivel 8 'Arachne', en reconocimiento a sus servicios durante la Expedición del Juramento Imperial y la guerra que siguió.

<< Nota: Aracne - Se trata de una tejedora que fue convertida en una araña por Minerva. Quizás le dieron ese nombre de clase a Agnes porque usa hilos. >>

Luego vinieron Philip Muller de Odor y Yun Seora de Scheherazade, cada uno liderando sus ejércitos.

Grazia y Caligo llegaron después...

Pronto la humanidad entera se reunió en Eva bajo el mando de Valhalla.

La noche antes de la tormenta...

[Tu Ventana de Estado]

[1. Información General]
Fecha de Invocación: 16 de Marzo de 2017
Grado de Marca: Oro
Sexo/Edad: Hombre/27
Altura/Peso: 180.5cm/75.8kg
Condición Actual: Saludable
Clase: Nvl 9. Lancero Divino
Nacionalidad: Corea (Área 1)
Afiliación: Valhalla
Alias: El Adversario, Representante de Valhalla, Salvador de la Federación, Enoorme, Apóstol de Gula, Héroe de Guerra de Haramark, Blanquito, Masoquista de Entrenamiento

[2. Características]
1. Temperamento
-Autocomando (Suprime las emociones, la codicia y los impulsos con la voluntad racional)
-Sobrehumano (Increíblemente excepcional para soportar el dolor y las dificultades cuando se compara con un ser humano promedio)
-Competitivo (Un deseo de ganar)

2. Aptitud
-Esfuerzo (Se esfuerza con el cuerpo y la mente para lograr un objetivo)
-Espejo Claro, Agua Quieta (Posee una mente tranquila y limpia que se asemeja a un espejo brillante y agua quieta.)
-Corazón y Alma Como Uno (Determinado e inquebrantable al concentrarse en una sola cosa)
-Promedio (Normal en todos los sentidos; no tiene ningún talento en particular)

[3. Nivel Físico]
Fuerza: EX
Resistencia: EX
Agilidad: EX
Estamina: EX
Maná: Comienzo Divino
Suerte: Alto (Intermedio)
Puntos de Habilidades Restantes: 4

[4. Habilidades]

1. Autoridades (3)
—Servidor (Grado Desconocido) 1. Flonecia Lusignan La Rothschear (100%)
—Mata Dioses (Grado Desconocido)
—Gula (Grado Desconocido)

2. Habilidades Innatas (1)
—Nueve Ojos que Miden el Futuro (Grado Desconocido)

3. Habilidades de Clase (12)
—Habilidad de Despertar: Berserk (EX)
—Técnicas Básicas de Lanza: Estocada (EX), Golpe (EX), Corte (EX)
—Némesis: Lanza Maldita que Entrega Desgracia (Más Alto)
—Némesis: Lanza de Venganza Castigadora (Más Alto)
—Movimiento Aéreo (EX)
—Lanza de Maná - Múltiple (EX)
—Arte Secreto: Ola de Qi de Espada (EX) - Explosión (EX)
—Arte Secreto: Qi de Espada Reforzado (Más Alto) - Explosión (Más Alta)
—Arte Secreto: Mutilación (EX)
—Armonía de la Trinidad (Grado Desconocido): Uno con la Lanza (Grado Desconocido), Lanza Voladora (Grado Desconocido), Lanza Sin Forma (Grado Desconocido), Lanza Mental (Grado Desconocido), Sin Límites (Grado Desconocido), Convergencia de Mil Corrientes (Grado Desconocido)
—Movimiento Etéreo (EX)
—Corazón Justo (EX)

4. Otras Habilidades (7)
—Circuito Reforzado (EX)
—Gran Cambio Cósmico (EX)
—Voluntad Indomable (EX)
—Ruptura Infernal (EX)
—Intuición (EX)
—Mil Truenos (Más Alto)
—Explosión de Supernova (EX)

[5. Nivel de Cognición]
Ejecutor (La Estrella de Gula, el que dirige el Paraíso) / Nervioso / Regla de Oro (Tratar a los demás como te han tratado a ti)

Una sonrisa se extendió por el rostro de Seol Jihu mientras examinaba su ventana de estado.

Su peso había vuelto a la normalidad.

Todo gracias a los cuidados de Seo Yuhui. Preocupada por que Seol Jihu había perdido mucho peso, se aseguró de que comiera bien y durmiera bien durante su estancia en el Camino del Alma.

Otros dos cambios además de su peso destacaron.

El primero era que las Autoridades asociadas con la Lanza de la Pureza se trasladaron a Habilidades de Clase.

Esto sugería que Seol Jihu había dominado completamente estas habilidades, aunque aún no había aprendido el Séptimo Arte Definitivo. La Lanza de Dios requería un nuevo nivel de maestría, inalcanzable incluso con la Armonía de la Trinidad.

El Negro Seol Jihu dijo que no se podía evitar, que Seol Jihu había hecho mucho logrando la Convergencia de Mil Corrientes, que se unió al flujo infinito de Sin Límites en uno.

La segunda era que había elevado a Mil Truenos a Más Alto.

El Negro Seol Jihu se opuso originalmente a esto, pero desde entonces, la Resistencia y Estamina de Seol Jihu había subido a EX.

Seol Jihu podría haber elevado Mil Truenos a EX si hubiera querido, pero deliberadamente se detuvo en Más Alto para estar completamente seguro.

Estaba muy contento con este cambio, puesto que ese Más Alto aumentaba significativamente el poder destructivo de la Ruptura Infernal y la Explosión de Supernova.

'¿Pero qué demonios es Enoorme...?'

Recientemente se dio cuenta de que las mujeres del Valhalla se reían cada vez que pasaba por delante de ellas. Algunas veces las descubrió mirando a su área privada.

Entonces, Seol Jihu inclinó su cabeza, y su mirada se dirigió repentinamente al espejo. Recordó lo que el Negro Seol Jihu había dicho.

'¿Qué debo hacer...?'

Después de pensarlo mucho, Seol Jihu se paró frente al espejo.

Sabía que sería mejor no mirarse.

Pero incluso si se acostara en la cama ahora mismo, no sería capaz de dormir, como lo demostraba la segunda ranura de su Nivel de Cognición.

Seol Jihu calmó su respiración y se miró en el espejo.

Luego activó los Nueve Ojos que Miden el Futuro.

Cuando su cuerpo comenzó a emitir luz dorada...

¡FLASH!

Una visión comenzó a desarrollarse.

***

Un fuego ardía en el campo de batalla.

Ese día, la estrella roja, un invasor del espacio exterior, finalmente recuperó su luz.

Un fuego negro ardía en el cielo y se tragaba todas las estrellas del universo. La Tierra y otro planeta estaban manchados de sangre.

Una escena infernal se desplegaba en el centro de la luz carmesí que se extendía como una acuarela sobre un lienzo.

La sangre estaba por todas partes. Los cuerpos, sus huesos destrozados y su carne desgarrada, formaban un fango sin fondo.

'Este lugar es...'

Mientras Seol Jihu observaba los alrededores, instintivamente se dio cuenta de dónde estaba.

Estaba mirando al pasado, no al futuro. Estaba parado en el campo de batalla de la última guerra de su vida anterior.

En medio de la conmoción, sólo un lugar permanecía tan silencioso que se destacaba del resto.

En ese lugar, un hombre y una mujer se miraban el uno al otro, el espacio entre ellos estaba lleno de tensión.

[¿Cómo te... sientes?]

La mujer fue la primera en romper el silencio sofocante, aunque difícilmente se le podía llamar mujer.

Sólo su rostro era el de un humano. El resto de su cuerpo parecía haberse transformado en una especie completamente diferente.

[Dije, ¿Cómo te sientes? Respóndeme.]

La criatura, que creía que había sido una mujer en algún momento de su vida, volvió a preguntar. Parecía bastante entretenida.

[La mujer que tanto aprecias, y el mundo que tanto amas... ambos han llegado a esto. Me encantaría escuchar tus pensamientos sobre este asunto. ¿Quiere hablar?]

'Espera un segundo. Ese Parásito es....'

"¿Yun Seohui?"

Al mismo tiempo que Seol Jihu murmuraba para sí mismo sin querer....

¡Puhak!

Sangre salpicó.

Con una mirada de incredulidad, Yun Seohui miró su pecho.

Una lanza había atravesado su pecho izquierdo.

El hombre, que ahora estaba parado detrás de ella, la había atravesado con su lanza con una cara completamente inexpresiva.

'El Negro Seol Jihu'.

Los ojos de Seol Jihu se pusieron tensos.

En el momento en que Yun Seohui sintió el frío metal atravesar su corazón, sus ojos se agrandaron, y luego lentamente comenzaron a cerrarse.

Incluso mientras caía, los labios de Yun Seohui se curvaron, sonriendo triunfalmente por su victoria sobre Seol Jihu.

Fue entonces...

[¡Seol Jihuuuu!]

Mientras Yun Seohui caía al suelo, una sombra rugió y atacó al hombre por detrás. Se movió a la velocidad del relámpago.

El Negro Seol Jihu se estremeció y dejó caer su lanza.

Pero eso fue todo. El hombre se giró con el puño cerrado, y golpe aterrizó con precisión sobre el enemigo que estaba detrás.

La sombra se desplomó en el suelo.

[...Bien. Tú también estabas aquí.]

El Negro Seol Jihu murmuró en voz baja.

[Kang Seok.]

<< Nota: Gula le dijo a Seol Jihu en el capítulo 61, que detener al humano llamado Kang Seok había sido la decisión correcta. Esto ocurre en la Zona Neutral. >>

Seol Jihu dudó de sus oídos por un segundo.

No reconoció a Kang Seok de inmediato porque se había convertido en un parásito.

[¡Todo es tu culpa...!]

Kang Seok trató de gritar algo incluso cuando la sangre brotaba de su herida, pero el Negro Seol Jihu no quiso escuchar.

[Lo mismo digo. Si no fuera por ti, la Expedición del Reino de los Espíritus habría tenido éxito.]

Su puño empapado en sangre se movió de nuevo sin dudarlo.

¡Bam!

La cabeza del parásito, que se retorcía como un gusano en el suelo, estalló en un instante.

[En aquel entonces.]

Pero el hombre no se detuvo.

Una vez.

[En la Zona Neutral.]

Dos veces.

[Debería haberte...]

Tres veces.

[Matado....]

Cuatro veces....

[¡Sin importar qué...!]

Golpeó y golpeó, gritando a todo pulmón.

La paliza unilateral terminó sólo después de que el cráneo de Kang Seok quedó totalmente aplastado, y su cerebro estaba chorreaba.

El Negro Seol Jihu levantó su cabeza y miró a su alrededor como si buscara la siguiente presa.

Tomó su lanza del suelo y se puso en marcha, sus pies pisando el suelo manchado con trozos de cerebro y carne.

Corrió hacia la espesa niebla, hacia las cenizas arremolinadas, sus ojos brillando como un demonio...

***

La repentina e inesperada aparición desconcertó a Seol Jihu.

Cuando recobró el sentido, la visión ya había progresado bastante.

El Negro Seol Jihu sabía exactamente lo que pasaría después.

Seo Yuhui vendría y lo reviviría de su muerte.

Pero estaba equivocado.

Alguien vino antes que Seo Yuhui.

|¿Entonces por qué no le concediste su deseo?|

La mandíbula de Seol Jihu cayó lentamente.

|...Oh Venerable Gula.|

|Por favor, conceda el deseo de ese Terrícola.|

"Ah."

|El Juramento Real... no te has olvidado de él, ¿Verdad?|

"Ah, ah...."

Cuando Seol Jihu vio a Teresa levantar su collar, cerró los ojos.

Ahora finalmente lo sabía. Le había tomado demasiado tiempo.

La visión terminó en ese punto.

Sintiéndose perturbado, Seol Jihu salió de su habitación y se dirigió al jardín.

Se sentó solo y se quedó pensativo.

Repasó las cosas que acababa de mirar en la visión. Pensó en la sonrisa triunfante de Yun Seohui, en las cosas que Kang Seok nunca llegó a decir, y...

'Tal vez no debería haberlo visto en primer lugar'.

No podía entender por qué el Negro Seol Jihu le había sugerido que le echara un vistazo.

Seol Jihu se quedó quieto durante mucho tiempo...

Tap

Hasta que alguien le tocó el hombro por detrás.

"¿Qué haces aquí solo?"

Rápidamente se volteó sorprendido y vio a Teresa sentada a su lado.

"¿Princesa?"

"No podía dormir, así que pensé en dar un paseo. Entonces te vi."

Teresa le dio un codazo a Seol Jihu.

"¿Tú también?"

"Ah.... Sólo tenía algunas cosas en las que pensar."

"Eso es una sorpre..."

Teresa se detuvo en medio de su frase.

"Quiero decir... por supuesto, que tú también eres humano."

Apoyó su cabeza en el hombro de Seol Jihu y acercó su cara a la de él.

"Tal vez los dos que sufren de insomnio deberían hacerse compañía. Afortunadamente para ti, conozco la manera de ayudarte a relajarte y a dormir bien."

"¿Qué es?"

"Ya sabes de lo que estoy hablando."

"Quiero que lo digas."

"Sex0."

Seol Jihu sonrió, y Teresa se rió.

"¡Cierto! ¿Qué vas a hacer cuando la guerra termine?"

Fue una pregunta inesperada. Él nunca antes había pensado en ello.

Después de que derrotara a la Reina Parásito y ganara la guerra....

"¿Hay algo que quieras hacer? ¿O quieres ser?"

Algo que quisiera hacer o que quisiera ser....

'...¿Hmm?'

De repente, Seol Jihu comenzó a parpadear rápidamente.

Sin embargo, no se le ocurrió nada, pero su cabeza se sintió clara de nuevo, libre de toda preocupación y ansiedad. Era una sensación extraña.

"Yo voy a convertirme en una reina."

Seol Jihu se dio cuenta de que todas sus preocupaciones habían sido en vano.

"No sólo la Reina de Haramark..."

Seol Jihu miró al cielo nocturno mientras escuchaba la charla de Teresa.

'Hasta ahora...'

Siempre miraba hacia arriba, incluso cuando caminaba por un camino lleno de irregularidades.

Ahora, un futuro tan brillante como las estrellas en el cielo nocturno estaba justo ante sus ojos.

Pero se sentía... incierto.

Sólo necesitaba dar un paso más, pero no estaba seguro de si podría ganar contra la Reina Parásito.

De hecho, las posibilidades de que perdiera eran mucho mayores de las que tenía de ganar, y...

"......"

...Se sentía afligido con sólo pensar en lo que pasaría si perdía.

Había sacrificado tanto para llegar hasta este punto. No podía dejar que todo se desperdiciara por una sola derrota.

Sólo el Negro Seol Jihu parecía haberse dado cuenta de las preocupaciones de Seol Jihu, que intentaba ocultar a los demás.

"...No, no lo haré. Eso fue en el pasado. Ahora tengo que mirar hacia el futuro."

De repente, la voz de Teresa fluyó en sus oídos.

'Ah'.

¿Fue por eso que el Negro Seol Jihu quería que mirara la visión?

|No te preocupes demasiado.|

Seol Jihu finalmente entendió.

El pasado era sólo eso. El pasado.

Incluso algo tan trivial como el aleteo de las alas de una mariposa podría eventualmente desencadenar una tormenta, y los cambios que Seol Jihu había hecho hasta ahora habían ido mucho más allá en términos de escala.

Así que, por supuesto, el futuro habría cambiado.

'Así es'.

Cualquiera que fuera el resultado, sería mejor que en el pasado.

Así que no te obsesiones con el pasado que nunca experimentaste y avanza como siempre lo has hecho.

Eso debe haber sido lo que el Negro Seol Jihu quería decirle.

...Tenía razón. Seol Jihu no tenía nada que temer.

"No vas a volver a la Tierra sólo porque la guerra haya terminado, ¿Verdad?"

Justo cuando finalmente logró calmarse, una voz agradable sonó.

"No, no puedes irte. No lo permitiré."

Teresa anunció.

"Si realmente tienes que irte, al menos deja atrás a un niño. Entonces podré seguir criando a nuestro hijo."

Seol Jihu miró a Teresa, que hacía pucheros con los brazos cruzados sobre su pecho.

Todavía recordaba la primera vez que se encontraron.

Incluso ahora, no podía evitar preguntarse 'por qué' hizo las cosas que había hecho.

Siguió a Teresa al campo de batalla cuando sólo estaba en el 1, y se ofreció como cebo para salvarla.

'Siempre me pregunté por qué me sentía tan obligado a estar cerca de ella...'

¿Quién sabía que algo como eso había sucedido?

Seol Jihu sonrió levemente.

"¿P-Por qué sonríes?"

"Princesa, tú..."

"Ah, sé lo que vas a decir. Tú..."

"Debo gustarte mucho."

Una mirada de conmoción se extendió por la cara de Teresa.

En está ocasión, ella pensaba que le diría de nuevo...

"...¿Perdón?"

...Pero ella se convirtió en la que lo dijo.

"No lo sé."

Seol Jihu continuó.

"No sé qué voy a hacer o en qué me voy a convertir. Lo pensaré cuando la guerra haya terminado."

"Yo... Uh...."

"Y también será cuando podré decirte lo que siento por ti, princesa."

Los ojos de Teresa se agrandaron.

¿No evadió el tema?

"Porque..."

De repente, una brisa fresca sopló y les erizó el vello a ambos.

Aquí en el jardín iluminado por la luna....

"Esta noche...."

Seol Jihu...

"No puedo pensar en otra cosa que no sea la batalla de mañana."

Estiró su brazo y peinó el cabello de Teresa con su mano.

"...¿Princesa?"

De repente, su mirada se dirigió a la cara de Teresa.

Teresa estaba mirando a los ojos de Seol Jihu con una expresión de felicidad en su cara.

Sus labios se separaron lentamente.

"Tan genial..."

Ella murmuró en voz baja, tanto que Seol Jihu no escuchó.

Sus mejillas estaban ruborizadas bajo la brillante luz de la luna.

"¿Por qué no puedes simplemente...? No, no importa."

Podría estar equivocado, pero Seol Jihu creía estar viendo corazones en sus ojos.

"Tienes razón... No tiene que ser ahora."

Incluso su respiración se estaba volviendo más pesada.

"Traje esto por si acaso...."

Aunque la cara de Teresa permanecía completamente hipnotizada, sus manos se movían con agilidad.

Tomó algo pequeño y cuadrado de su bolsillo.

"Muy bien. Te dejaré libre por hoy."

¿De qué estaba hablando? ¿Y por qué de repente hablaba de esa manera?

Seol Jihu sólo se dio cuenta de que algo andaba mal cuando Teresa le mostró lo que tenía en la mano.

"Pero esto está bien, ¿Verdad?"

"¿Qué quieres decir?"

"No te preocupes. No lo perforé ni nada."

*Desgarrar*

Sin dudarlo, rompió el envoltorio. Un objeto redondo, translúcido y parecido a la goma, salió de él.

'...¿Eh?'

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron en un instante.

*

*Chirrido* *Chirrido*

La mañana llegó con el sonido de las aves.

Tan pronto como Seol Jihu se levantó, comenzó a prepararse para la partida.

Se sentía muy bien. Anoche pudo relajarse y dormir bien gracias a Teresa.

Esta mañana, las calles de Eva ofrecían una magnífica vista.

Las tropas de todas las ciudades, excepto Nur, que había sido completamente destruida, se reunieron, y las tiendas se alineaban no sólo dentro sino también fuera de los muros de la ciudad.

"Vámonos."

Después de que se hicieron todos los preparativos, Seol Jihu llevó a los miembros de Valhalla afuera.

Ese día, la humanidad comenzó a marchar hacia la Cordillera Hiral.

Su objetivo: la destrucción total de los Parásitos.

La batalla para marcar el final de la larga guerra finalmente había comenzado.