Reciente

sábado, 10 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 461

Capítulo 461. Preparación Para El Final (3)


El Camino del Alma. Era un espacio aislado creado con el propósito de probar a los Terrícolas.

Lo que llamó la atención de Seol Jihu fue su flujo de tiempo. El tiempo fluía diez veces más rápido en este mundo que en el Paraíso. Es decir, diez días en este espacio equivalían a un solo día en el Paraíso.

Seol Jihu usó su último Deseo Divino para usar el Camino del Alma como un campo de entrenamiento. Dada la inmensidad del lugar y la cantidad de gente que entraría, hubo muchas cosas que tuvo que dejar de lado para hacer esto posible.

Primero, las recompensas que se podían obtener al pasar las pruebas habían sido eliminadas. Incluso si un participante llegaba a la cima con sus propias fuerzas, no podría recibir la Autoridad Mata Dioses.

Tampoco había necesidad de comer o beber en el Camino del Alma, pero este efecto también había sido eliminado. Después de todo, la comida podía ser traída desde el exterior.

Además, como el propósito de usar el Camino del Alma en esta oportunidad, consistía en entrenar y no en hacer las pruebas, Seol Jihu no pretendía llevar el cuerpo de todos al límite. Jang Maldong siempre decía que comer y descansar bien también era parte del entrenamiento después de todo.

"¡Euuuuh!"

Phi Sora revivió en el punto de partida después de morir de nuevo. Miró a la montaña con frustración. Actualmente, había seis o siete personas entrenando en ella.

Chohong y Hugo estaban empujando rocas en la primera pendiente, y Yi Sungjin bloqueaba las rocas que rodaban hacia abajo con su escudo en la segunda pendiente.

Por supuesto, como Teresa, algunos no subían las pendientes sino que practicaban el Gran Cambio Cósmico, que enseñó Seol Jihu.

"No lo entiendo."

Phi Sora frunció el ceño mientras miraba a Yi Seol-Ah, que estaba corriendo con Aura en la segunda pendiente, mientras se divertía esquivando las rocas que rodaban hacia abajo.

"Sé que hay diferencias entre los Guerreros y los Arqueros, pero cómo..."

"El Camino del Alma no afecta a todos de la misma manera."

Seol Jihu habló con calma.

"La condición de la persona que toma la prueba es lo que lo determina. Cada uno tiene sus propios deseos y límites, después de todo."

Phi Sora se mordió el labio inferior ante la razonable explicación de Seol Jihu.

"Chohong y Hugo siguen subiendo la primera pendiente por una razón similar. Deben tener más fuerza que la Señorita Phi Sora, pero todavía están empujando sus rocas hacia arriba, ¿Verdad?"

"Bueno... eso es porque no necesitamos pasar por todas las pendientes..."

Phi Sora hizo una mueca, pero no era como si no lo entendiera. Pronto, suspiró y miró a Seol Jihu.

"...¿Realmente estuviste en este lugar durante siete años?"

"Sí. Pero no necesitas hacerlo como en mi caso. Estoy seguro de que no tardarías tanto de todos modos."

"Querido, gracias por creer en mí, pero ¿No puedes darme un consejo más realista o algo parecido? Ya sabes, como hice esto, hice aquello."

Seol Jihu puso una expresión de preocupación. Después de observar durante los últimos días, notó la debilidad de Phi Sora. Era casi perfecta como líder de un ataque, pero le faltaba agilidad.

"¿Por qué no dices nada? ¿No puedes decirme una o dos cosas?"

Fue entonces.

"¿Debería decírtelo?"

Una voz sarcástica intervino. Un hombre vestido con una armadura negra entraba por la izquierda. Parecía un delincuente total por la forma en que mordió trozos de pollo de una brocheta.

"Tú eres..."

El Negro Seol Jihu.

Ninguno de los miembros de Valhalla se sorprendió al verlo, sólo un poco asustado. Fue porque Seol Jihu les había hablado del Negro Seol Jihu antes de entrar en el Camino del Alma.

Aunque el Negro Seol Jihu era realmente una manifestación de la Visión Futura, todos lo conocían como un ayudante designado por Gula para las pruebas. El problema radicaba en que nadie intentaba conseguir su ayuda.

"Ya basta de lloriqueos. Tú eres la que no puede hacerlo. ¿Qué quieres que haga al respecto?"

"¿Qué dijiste? ¿Lloriquear?"

"Sí, lloriqueos. ¿De qué otra forma podría llamarlo? Escucha, ¿Por qué crees que no puedes subir la segunda pendiente aunque tengas un conocimiento básico del Gran Cambio Cósmico? No me digas que no lo sabes. Tu agilidad es mala, y tu velocidad de reacción es generalmente lenta."

El Negro Seol Jihu habló con una sonrisa radiante.

"¿Cómo pueden tus piernas moverse rápido cuando tu cuerpo es lento para reaccionar? Si fuera tú, me concentraría en esquivar y aumentaría mi capacidad de reacción a los cambios rápidos. De hecho, dejaría todo lo demás a un lado y haría eso. De lo contrario, ¡No sería capaz de dormir!"

"......"

"Ni siquiera sabes la condición de la prueba y te quejas de que te vas peor que Seol-Ah... Y encima eres codiciosa."

"...¡Keuk!"

"Escuchen. ¿Crees que puedes aprender el Movimiento Etéreo corriendo como un toro sin cerebro? ¿Hmm?"

El Negro Seol Jihu se encogió de hombros.

"Si crees que te estoy criticando injustamente, continúa como lo estás haciendo. En realidad he visto a un tipo hacer eso antes. Corrió día tras día hasta que finalmente pudo dominarlo. Si eres tú, estoy seguro de que sólo te llevará dos años corriendo sin parar."

"Eres tan increíble, ¿Eh?"

Phi Sora lo miraba fijamente. No pudo encontrar nada malo en lo que dijo el Negro Seol Jihu, pero su tono era simplemente demasiado provocativo.

"Sí, soy increíble. Puedo decir esto porque soy más asombroso que tú."

El Negro Seol Jihu no se inmutó y continuó siendo sarcástico.

"Puedes tomar mi consejo o rechazarlo. Y si no estás contenta conmigo... ya sabes qué hacer, ¿Verdad?"

El Negro Seol Jihu señaló la lanza que colgaba de su espalda. Phi Sora gruñó. Quería darle una paliza, pero...

"......"

No se atrevía a comenzar una pelea. Fue porque, el primer día, vio cómo mataba a Hugo docenas de veces después de reaccionar fuertemente a su agrio comentario, 'Un perro que no puede entender necesita que le enseñen con un palo'.

"...Qué humilde."

Phi Sora escupió en el suelo y se dio la vuelta. El Negro Seol Jihu se rió.

"Mucho temperamento para alguien que va a decir, sí, cariño~ en el futuro."

"¡Vete a la mierda!"

Phi Sora gritó mientras corría por la pendiente. Parecía que estaba a punto de estallar en lágrimas.

'Sabía que esto iba a pasar'.

Seol Jihu suspiró.

"...¿Qué estás comiendo?"

"¿Esto? Pollo frito en un pincho."

El Negro Seol Jihu sacó un plato de pinchos de pollo mientras mordió uno.

"Haeju lo trajo. Deberías probar uno también. Es crujiente, y el sabor es de otro mundo."

"Ven un momento."

"¿Q-Qué pasa?"

Seol Jihu arrastró al Negro Seol Jihu a un lugar vacío y habló en voz baja.

"¿No puedes ser un poco más amable?"

"¿Más amable? Ya estoy siendo bastante amigable. ¿No recuerdas lo que te dije cuando estabas en su lugar?"

"Pero no estaba en la misma situación que ellos. Además, el entrenamiento acaba de comenzar, así que aún no se han acostumbrado. Tienes que ser consciente de eso."

"No es que haya dicho algo malo. Además, Sora necesita este tipo de críticas. De lo contrario, no se entusiasmará y no se esforzará más."

"Pero... haaa, no importa. No te burles de ellos."

"...¿Piensas que estoy bromeando?"

La voz del Negro Seol Jihu se redujo repentinamente. Seol Jihu se sobresaltó. El Negro Seol Jihu vació el plato antes de que Seol Jihu se diera cuenta y se metió un cigarrillo en la boca. De repente se veía sombrío, como si hubiera envejecido diez años.

"...¿Por qué me miras de esa manera?"

"Cigarrillo... ¿No me dijiste que lo dejara?"

"¿Por qué crees que estoy fumando?"

Como dice el refrán, enfadarse con los demás por su propio error, el Negro Seol Jihu se enfadó.

"Joder, ni siquiera puedo maldecirte porque sería como escupirme a la cara. Estoy agradecido de que el futuro haya cambiado, pero el resultado... ¿Cómo....?"

El Negro Seol Jihu suspiró de forma inusual y bajó la cabeza.

Seol Jihu inclinó su cabeza.

Según el Negro Seol Jihu, eran como diferentes compartimentos de un mismo tren. Es decir, las elecciones que Seol Jihu hizo afectarían el futuro del Negro Seol Jihu.

Por supuesto, como el Negro Seol Jihu era una manifestación del 'futuro', su cuerpo seguía siendo el mismo que su futuro original. No reflejaba las elecciones que Seol Jihu hizo en el presente. Aún así, era capaz de descubrir cómo cambiaba el futuro.

"¿Pasó... pasó algo malo?"

Cuando Seol Jihu preguntó cuidadosamente, el Negro Seol Jihu levantó su ceja.

"Tú."

Luego, habló.

"Ten cuidado con esto".

Le dio un ligero toque a la entrepierna de Seol Jihu con el asta de la lanza. Seol Jihu retrocedió, preguntando qué estaba mal.

"Para Yan, Blandita y la Señorita Rosa... Bien, vinieron a ti decididas, así que digamos que era inevitable. Conociéndote, probablemente no había manera de escapar de todos modos."

<< Nota: Yan - hace referencia a Yandere. Es un término japonés usado para referirse a una persona con personalidad dulce y agradable por fuera, pero hostil y agresiva por dentro. >>

"...¿Qué?"

"Luego está la ganancia en el día, la pérdida en la noche... Hannah y la Señorita Pervertida... pero dejémoslas de lado también."

<< Nota: Ganancia en el día, la pérdida en la noche - Se usa para alguien que es dominante durante el día, pero sumiso y tímido durante la noche. >>

Seol Jihu no podía entender lo que decía el Negro Seol Jihu.

"Pero tampoco eres un santo. No hay excusa para Honghong y Hughug..."

"Puedo saber a quién te refieres con Honghong, pero ¿Quién es Hughug?"

"Charlotte Aria, obviamente."

El Negro Seol Jihu se mordió los labios.

"Pero... sé amable con Hughug. Es un verdadero encanto. Cuando las cosas se ponen difíciles, ella es la única que siempre está ahí para ti."

En este momento Seol Jihu comenzó a entender de qué hablaba el Negro Seol Jihu.

"Guao...."

"¿......?"

"Pensé que Haeju sería la único para ti."

Sabía que el Negro Seol Jihu era su futuro yo, pero no podía imaginar que algo como eso sucediera puesto que Seo Yuhui era la única chica en su mente.

"¿Por qué no fuiste más cuidadoso? ¿Cómo resultaron las cosas de esa manera?"

Fue en ese momento que el Negro Seol Jihu estaba más que indignado y miró fijamente a Seol Jihu. Parecía furioso pero también frustrado porque no podía decir nada en detalle.

"...Hermano."

El Negro Seol Jihu bajó la voz y gruñó.

"Tú eres el verdadero problema. ¿Por qué eres así?"

"¿Qué?"

"¿Qué? ¿Qué? No estaría diciendo esto si sólo hubiera ocurrido una o dos veces. Te vas con alguien sin saber que te está acechando, y luego te devoran. Te emborrachas y cometes un error, te dejas llevar por el humor...eso te lleva a lo otro..."

"Ese eres tú."

"No seas ridículo. ¡Yo soy tú, tú!"

"No te preocupes, cambiaré ese futuro para ti también."

"¡Jajajaja! ¡¡Hilarante!!"

El Negro Seol Jihu estalló en risas.

"Estoy seguro de que lo harás. Oh, claro, ahora que estamos hablando, déjame decir algo más. Explosión de Supernova. ¿Qué demonios es la Explosión de Supernova? ¿No te da vergüenza?"

La expresión de Seol Jihu se volvió fría rápidamente. Agarró la Lanza de la Pureza inconscientemente.

"...Retira lo dicho."

Se negaba a aceptar que su sentido del nombre estuviera siendo ridiculizado.

"¿Qué, quieres quedarte con ese nombre?"

El Negro Seol Jihu también agarró su lanza, encantado.

"Señor Seol Jihu, seguro que has crecido."

"Retira lo que has dicho."

"Ya eres un chico grande, eh. ¿Crees tienes un alto nivel físico por eso? Hmm?"

"Te lo advertí."

"Cállate y ven. ¿Te enseñé a luchar con tu boca?"

Los dos Seol Jihu arreglaron su postura.

Entonces, simultáneamente avanzaron, desapareciendo a simple vista.

¡Clang, clang!

Sólo sus imágenes posteriores destellaban en algunos lugares, con sonidos metálicos resonando.

Sólo con la lanza, el Negro Seol Jihu podría ser superior. La experiencia y la aplicación de habilidades que obtuvo de innumerables batallas bastaba para compensar su falta de nivel físico hasta cierto punto.

El problema residía en que había un punto máximo.

El Negro Seol Jihu creó una abertura en la defensa de Seol Jihu y atacó, pero Seol Jihu contraatacó golpeando con el codo.

Cuando el Negro Seol Jihu trató de devolverle el golpe, Seol Jihu apareció repentinamente a sus espaldas y lo golpeó con el asta de su lanza.

Esto no podía evitarse porque la única estadística de rango EX del Negro Seol Jihu era la de Maná, mientras que la de Seol Jihu estaba en el rango de Comienzo Divino. Y el resto de las estadísticas de Seol Jihu, aparte de la suerte, estaban en el rango EX, tenía sentido que el Negro Seol Jihu no fuera su rival.

"De hecho... estás en un reino mucho más alto que Sung Shihyun. Estoy gratamente sorprendido."

Seol Jihu habló con sinceridad. Planeaba derrotar al Negro Seol Jihu desde el principio, pero la impecable destreza de su lanza y sus movimientos le hicieron perder la oportunidad en cada ocasión.

"...Hijo de perra."

Cuando el Negro Seol Jihu vio que Seol Jihu se estaba considerando superior, una aterradora intención asesina surgió de su cuerpo. Despertó su maná, con la idea de darle una lección a Seol Jihu, pero se arrepintió en el momento siguiente.

Para el Negro Seol Jihu, los relámpagos se juntaban en la punta de su lanza cuando usaba el Ruptura Infernal, pero para Seol Jihu, el cielo mismo retumbaba. Y cuando el Negro Seol Jihu fue golpeado por una Explosión de Supernova de la que se había burlado, experimentó de primera mano lo ridículamente poderoso que era. Olvídense de contrarrestar, tuvo que gastar todo su esfuerzo sólo para evitarla.

...Tener un alto nivel físico era lo más importante.

"¿Realmente quieres hacer esto?"

El Negro Seol Jihu, que estaba carbonizado, apretó los dientes y liberó Qi de Espada Reforzado. Sin embargo, el Qi de Espada Reforzado que salió de la Lanza de Pureza de Seol Jihu era mucho más grande y denso, incluso irradiaba una luz más brillante.

El Negro Seol Jihu se quedó sin palabras por un momento ante la pureza de la luz.

"...¡Hijo de perra!"

El Negro Seol Jihu gritó como si estuviera equivocado.

Era inevitable que el discípulo superara un día a su maestro, pero no podía evitar pensar, ¿No es esto demasiado?


***


¡Kwang, kwang, kwang...!

"Monstruos... son monstruos...."

Viendo la pelea que sacudía tanto el cielo como la tierra, Phi Sora sacudió su cabeza y se estremeció.

Ella no había logrado subir la segunda pendiente de nuevo. Tenía hambre, y como Baek Haeju acababa de traer algo de comida, decidió tomarse un respiro y descansar un poco.

Poco después, el aroma del viento hizo que otros se reunieran a su alrededor. Cuatro o más mujeres hablaron de esto y aquello.

[¡Es verdad! ¡Lo vi!]

Estaba Flone, hablando apasionadamente sobre algo.

"¿Eh?"

Y estaba Seo Yuhui, que jadeó con su mano sobre su boca. También Baek Haeju, Chohong, Teresa, Phi Sora...

...Por supuesto, ninguna de las mujeres presentes lo sabía todavía. Que esto se convertiría en el comienzo de lo que se conocería como la 'Reunión de la Corte'.

¡Kwang!

"Oye, ¿Por qué hay tanto ruido? ¿No pueden ver que estamos tratando de comer?"

Chohong refunfuñó mientras se tapaba las orejas con las manos.

"No lo sé. Los dos estaban charlando y de repente empezaron a pelearse."

Phi Sora cogió un pincho de pollo frito y lo mordió. No pudo ocultar su asombro mientras veía al Negro Seol Jihu siendo golpeado, sentía algo de Schadenfreude.

<< Nota: Schadenfreude - el sentimiento de alegría generado por el sufrimiento, infelicidad o humillación de otro. >>

"...Todavía no puedo creerlo."

"¿No puedes creer qué?"

"Esa persona."

Phi Sora continuó mientras tartamudeaba.

"No puedo imaginarme igualarlo. ¿Cómo se hizo tan fuerte incluso siendo un humano, como el resto de nosotros?"

Seol Jihu dijo una vez que respetaba a Phi Sora. Phi Sora también respetaba a Seol Jihu. No como persona, sino como Terrícola.

"Es realmente asombroso, y no lo digo sólo porque sea nuestro Representante... ¿Quién hubiera pensado que un terrícola capaz de aplastar a un Comandante del Ejército aparecería?"

Phi Sora tenía una mirada admiración antes de inclinar repentinamente la cabeza.

"Pero..."

Entonces comenzó a reírse, haciendo que Chohong parpadeara confundida.

"¿Por qué te ríes de repente?"

"Quiero decir..."

"¿......?"

"Piensa en ello. ¿Quién hubiera pensado que se volvería tan fuerte cuando lo vimos por primera vez?"

"Ah, ya veo...."

"¿De qué están hablando ustedes dos?"

Teresa se unió sigilosamente a su conversación. Baek Haeju, que estaba sentado a distancia del resto del grupo, también puso atención en escuchar.

"En realidad, ha mejorado mucho estos días. No se parece en nada al pasado."

"¿Te refieres a cómo buscaba pechos como un bebé cuando duerme?"

"Ah, eso también. Escucha, los dos estábamos bebiendo en la Tierra, y como se emborrachó demasiado, tuve que llevarlo a un motel. No creerías lo mucho que él..."

"...¡Kuhum!"

Phi Sora levantó la cabeza en medio de su historia. Baek Haeju tosió tranquilamente con su mano sobre su garganta. Se veía incómoda.

"¿Te estás ahogando con algo? ¿Necesitas un poco de agua?"

"...Está bien."

Baek Haeju vertió agua en una taza con una mirada impaciente.

"De todos modos, dejando eso de lado, creo que sus dones son lo que realmente necesita mencionarse. De regreso en Haramark..."

Phi Sora se encogió de hombros y continuó con su historia.

"Ah, yo también tengo uno. Todas tienen uno también, ¿Eh?"

"Sí. Todavía me quedo sin palabras cuando pienso en ello. ¿Por qué demonios regalaría eso a las mujeres?"

"Su gusto es extraño seguro... Lo gracioso es que a todas se los regaló en la talla perfecta."

"¿Por qué regalaría eso en primer lugar? No podía entenderlo, así que un día le pregunté, por qué nos regalaba eso y qué pensamientos tenía detrás. Su respuesta ha sido sorprendente. ¿Qué creen que dijo?"

"Ooh, tengo curiosidad. ¿Qué dijo?"

"No te sorprendas."

Teresa y Phi Sora charlaron con entusiasmo. Mientras tanto, Baek Haeju bebía agua de la taza, fingiendo que no le importaba.

"Querido Dios, dijo que su novia se sentía feliz de recibir ropa interior como regalo, ¡Así que pensó que a todas las chicas les encantaría!"

"¡Puuuuuuuuu!"

La conversación se detuvo de nuevo. Chohong, Teresa y Phi Sora giraron sus cabezas simultáneamente.

Cough, cough!"

Baek Haeju, que escupió el agua en su boca, estaba tosiendo fuertemente.

"¿Estás bien?"

"Espera. Creo que hay un malentendido."

"...¿Un malentendido? ¿A qué te refieres?"

"No, quiero decir ..."

Baek Haeju agitó sus manos apresuradamente. El trío Chohong, Teresa y Phi Sora inclinaron sus cabezas porque Baek Haeju rara vez estaba tan nerviosa. Sólo Seo Yuhui sonrió amargamente.

Pronto, Baek Haeju se levantó en silencio y se fue con su Lanza Tathagata, diciendo que necesitaba tener una charla.

Seo Yuhui apartó los ojos de Baek Haeju y se volteó hacia Flone.

"...Hmhm."

Abanicando sus mejillas, que se habían puesto rojas por alguna razón...

"...Señorita Flone."

Se inclinó ligeramente...

"¿Era...?"

Y luego preguntó mientras extendía sus brazos a lo ancho.

"¿Era realmente tan grande?"

[¡Sí! ¡Lo vi!]

Flone puso sus manos en sus caderas y respondió.

[¡¡Lo vi con mis propios ojos!!]