Reciente

jueves, 8 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 459

Capítulo 459. Preparación Para El Final (1)


En el momento en que chocaron, el Pequeño Polluelo rebotó en por el impacto y rodó por el suelo. Sin embargo, el Pequeño Pollito no se rindió. Se levantó del suelo inmediatamente y picoteó violentamente hacia Seol Jihu, que se estaba acercando.

Una gran mano atravesó el aire como una flecha, y un pico afilado también atravesó el aire.

Se desató una lucha feroz. Sudaron sangre mientras intercambiaban varios movimientos. Aplastaron las hierbas del jardín mientras rodaban, y pequeños cráteres aparecieron en la tierra.

Una gran guerra entre un hombre y un ave hizo temblar el jardín. Aunque parecía que no tendría fin, el vencedor se decidió en una fracción de segundo.

"¡Ah!"

La gran mano logró atrapar el cuerpo del ave. Dentro del jardín devastado, el dulce sabor de la victoria se le entregó al humano.

"¡Keuk! ¡Si tan sólo tuviera suficiente energía...!"

El pico del ave tembló de rabia. Seol Jihu sonrió y llevó al Pequeño Polluelo al nivel de sus ojos.

"Perdiste, ¿Verdad? Ahora, entrégalo."

El Pequeño Polluelo dejó de brillar y parpadeó.

"¿De qué estás hablando? ¿Le pasó algo a tu cerebro cuando reviviste?"

"¿Y tú qué? ¿Por qué me atacaste?"

"No hay ninguna razón. Mirarte sólo me hizo enojar."

"...Pequeño bastardo."

Seol Jihu estaba a punto de apretar su mano izquierda, pero en vez de eso, puso su mano derecha delante del Pequeño Polluelo.

"De todos modos, entrégalo. Dijiste que lo harías."

"¿......?"

"No creas que me he olvidado. Lo escuché claramente antes de perder el conocimiento."

El Pequeño Polluelo aún parecía dudar de que Seol Jihu hubiera perdido la cabeza. Sin embargo, después de un momento de mirar aturdido, dejó caer su pico inferior en un momento de agitación.

"Eso..."

"¿Eso...?"

"Bueno...."

"¿Bien?"

Seol Jihu sonrió con su boca. El Pequeño Polluelo gruñó, molesto con Seol Jihu. Se le escapó de la mano, y luego gritó.

"¿¡Cuándo dije eso!?"

"¿Qué, ahora te retractas de tus palabras?"

Al escuchar esto, el Pequeño Polluelo extendió audazmente su pierna. Esta vez, le tocó a Seol Jihu quedarse sin palabras.

"Hmph, tomaste la cuarta y quinta etapa prácticamente gratis, ¿Y ahora quieres la sexta y séptima etapa también? ¿Dónde dejaste tirada tu conciencia?"

"¡Dijiste que las desbloquearías!"

"¡Si volvías con vida! ¿Regresaste con vida? ¿¡Eh!? ¡Ni siquiera pudiste subir una miserable colina y te derrumbaste...!"

Seol Jihu se quedó en silencio. Ahora que lo pensaba, el Pequeño Polluelo tenía razón.

"Pero la batalla final va a ocurrir pronto. Pensé que entrenar con la sexta y séptima etapa ayudaría si voy a luchar contra la Reina Parásito..."

Seol Jihu de repente se puso triste. El Pequeño Polluelo se estremeció...

"¿No puedes ver esto? ¿Hmm?"

Luego gritó mientras señalaba su frente con su pequeña ala.

"¿No deberías ayudarme a llegar a la edad adulta antes de pedirme esto? ¿¡Cómo puedo desbloquear algo si no tengo los medios!?"

Otra vez estaba en lo cierto.

"Los puntos de contribución que tengo pueden ser pocos... pero creo que será suficiente, aunque...."

"...Acabas de revivir. Deberías cuidarte y descansar un poco más. ¿Por qué estás planeando algo tan rápido?"

"¿De qué serviría esperar? Si tenemos que luchar de todas formas, es mejor hacerlo lo antes posible."

"Hmm, eso significa que los Parásitos perdieron y se retiraron de nuevo.... Bueno, dada la naturaleza de los Parásitos, supongo que tiene sentido no darles mucho tiempo...."

Por otro lado, Phi Sora se escondía detrás de un árbol, echando miradas furtivas y escuchando su conversación.

'...¿Qué demonios están haciendo esos tipos?'

Tenía una expresión de perplejidad. Al principio, los dos estaban peleando como si quisieran matarse entre ellos. Ahora, estaban teniendo una conversación seria con miradas graves.

"No sé los detalles desde que me desperté, pero puedo imaginar lo que ha pasado.... De todos modos, la sexta y séptima etapa no son tan fáciles de dominar."

"Ya lo sé."

"¿Qué es lo que sabes? A partir de la sexta etapa, no puedes usar la Autoridad que se te otorga de inmediato. Para la séptima etapa, tienes que ser consciente de tu estado físico también..."

El Pequeño Polluelo frunció el ceño en medio de la charla. Fue entonces cuando sintió la divinidad fluyendo del cuerpo de Seol Jihu.

"Tú... de todas formas, ¡Necesitas tiempo para acostumbrarte a ellos!"

"No te preocupes."

Seol Jihu sonrió.

"Tendré tiempo más que suficiente."

"¿No dijiste que la batalla está a la vuelta de la esquina?"

"Sólo se necesita ganar tiempo entonces."

Seol Jihu guiñó un ojo.

"¿Quieres venir también?"

Al escuchar la vaga pregunta de Seol Jihu, el Pequeño Polluelo ladeó la cabeza.


***


Seol Jihu pasó el resto del día pacíficamente en los brazos de Seo Yuhui y celebró una reunión a la mañana siguiente. Antes de llegar a la agenda principal, había algunas cosas de las que necesitaba ocuparse.

"¿Cómo está Sinyoung?"

"Extremadamente atareado. La representante Yun Seora está corriendo día tras día, ocupándose de los asuntos en la Tierra y en el Paraíso.... Ella tiene mucho trabajo por hacer."

Esto no era sorprendente puesto que cada ejecutivo había sido ejecutado.

"Me preguntaba por qué no contestaba... Supongo que será difícil verla por un tiempo entonces."

"A la Representante Yun Seora, ¿Quieres decir? ¿Por qué?"

"Quería darle las gracias. Fue la Señorita Yun Seora quien adquirió un Juramento Real, ¿Verdad?"

Kim Hannah asintió.

"Ya que ambos lados están ocupados ahora, tal vez puedas expresar tu gratitud enviando primero la ayuda prometida por la Federación a Scheherazade. Eso debería ser más que suficiente."

"¿No están otras organizaciones trabajando con ellos?"

"Lo estaban antes de la guerra. Ahora es un desastre total. Eva es la única ciudad que no está en total ruina."

Seol Jihu se mordió los labios.

"...Entonces, supongo que no se puede evitar. Hazlo. Aunque me gustaría verla más tarde."

"Intentaré dejarle una nota. Por cierto, ¿Qué hay de las Tríadas?"

"Hablé con el señor Hao Win por teléfono un rato en la Tierra. Dijo que está ocupado en este momento pero que estará para tomarse unos tragos una vez que la Reina Parásito sea derrotada."

Kim Hannah se rió.

"Así que, finalmente estás aprendiendo las reglas, llamándolos primero y todo."

"Por supuesto. Si no fuera por la ayuda de las Tríadas, no estaría aquí ahora mismo."

"Es bueno que lo sepas. Evitaron que saltaras por la ventana en cuanto reviviste. Por supuesto que deberías devolverles el favor."

Seol Jihu miró a Kim Hannah. Ella se estaba comportando con inocencia y comenzó a escribir algo en un papel, tarareando.

'No es mi culpa que patearas al Maestro...'

A juzgar por sus sutiles palabras punzantes, todavía debía estar enfadada por lo que pasó hace unos días.

"Oh sí, ¿Tu T está bien?"

"Sí, se ensució un poco, así que lo tuve que lavar, y ahora está bajo el sol."

"Qué lástima. Yo también quería verla de nuevo."

"Puede que sea un poco difícil ahora mismo. Tengo a Encaje Negro conmigo en este momento. ¿Quieres verla en su lugar?"

"No, está bien. Puedo ver a T mañana."

"Oh, pero mañana será el día de la Media Panty de Malla."

Kim Hannah le siguió el juego sin pestañear. Parecía que se había acostumbrado a las payasadas de Seol Jihu.

Seol Jihu se rascó la cabeza torpemente.

'De todos modos, le dejaré el resto a Kim Hannah...'

Seol Jihu parpadeó. Llamó a todos a la oficina, pero...

"¿......?"

Por alguna razón, todos lo miraban fijamente o se reían. Por ejemplo, Chohong sonreía con la espalda apoyada en la pared, Phi Sora se reía frente al escritorio, y Eun Yuri lo miraba de forma penetrante.

Seol Jihu sintió que se estaba perdiendo de algo. Al lado de Seo Yuhui, que tenía su cabeza encima de la suya, Teresa estaba sentada con las piernas cruzadas al borde de su escritorio, enviándole miradas seductoras, y podía sentir un pequeño peso en su pierna izquierda desde hace un rato.

"¿Qué está haciendo aquí, Su Majestad?"

"...¿Hmm?"

Charlotte Aria inclinó su cabeza hacia arriba. Estaba apoyada en la pierna de Seol Jihu, leyendo un libro.

Seol Jihu no era el único que estaba sorprendido. Baek Haeju estaba igual. Parecía alguien que sólo esperaba encontrar un gato ladrón, pero vio seis depredadores mirando a la misma presa.

Por supuesto, la misma presa no se dio cuenta de todo esto. Estaba hurgando en su bolsillo, tratando de sacar el tema principal.

"Como todos saben, nos uniremos a la Federación y lanzaremos un ataque al territorio de los Parásitos."

Sería la primera vez en la historia que los humanos y las razas foráneas invaden el territorio del Imperio.

"Todavía queda algo de tiempo antes de eso... pero no podemos decir que estemos necesariamente en una posición ventajosa. Aunque ahora sólo queda la mitad de los Comandantes del Ejército, los Parásitos no pueden considerarse gravemente afectados mientras la Reina Parásito esté viva y bien."

Seol Jihu habló sobre este tema pesado en un tono ligero antes de sacar los artículos que había preparado.

"Como nuestra próxima batalla será en el territorio del Imperio, la Reina Parásito aparecerá con toda su fuerza. Esta será la batalla final que decidirá el destino de las tres fuerzas, así que..."

¡Tak, tak, tak! Sacudió una bolsa, y tres orbes tenuemente brillantes cayeron a la mesa.

"Deberíamos aumentar nuestras fuerzas para prepararnos para esa batalla."

Diligencia, Caridad y Templanza. Los ojos de todos se agrandaron cuando miraron fijamente a estas tres divinidades.

El plan de Seol Jihu era simple. Consistía en ofrecer las divinidades a cambio de puntos de contribución y usar los Deseos Divinos para ayudar a acelerar el crecimiento de sus compañeros.

Los Deseos Divinos sólo eran omnipotentes cuando se trataba de cosas que los Siete Pecados podían otorgar, pero había un claro límite. Si la potencia máxima de un deseo equivalía a diez puntos, entonces el costo de revivir a un Terrícola también sería de diez puntos. En este caso, un solo Deseo Divino sólo sería capaz de revivir a una persona.

Pero por la misma lógica, uno sería capaz de pedir múltiples deseos usando un solo Deseo Divino. Por ejemplo, se podría pedir un arma y una armadura, cada una de las cuales cuesta cinco puntos.

Y por eso, lo primero que Seol Jihu comprobó fue lo cerca que estaban todos de ser ascendidos. Mientras luchaban contra los Parásitos durante un mes después de la segunda Expedición de Juramento Imperial, esperaba que acumularan una cantidad decente de experiencia y puntos de contribución.

Yi Sungjin fue ascendido a Nivel 4, y Yi Seol-Ah fue ascendida a Alto Ranker. No sólo eso, Eun Yuri, que hizo importantes contribuciones en la guerra, saltó dos niveles para convertirse en Nivel 6.

Desafortunadamente, nadie había sido promovido a Ranker Único. Valhalla tenía varios Niveles 6, pero la mayoría carecía de los puntos de contribución necesarios para el ascenso. Aparentemente, unos pocos se quedaron cortos por algunos puntos...

'No importa'.

A Seol Jihu no le importaba. Ayudar a la gente a subir de nivel cuando estaban en un 70 u 80 por ciento de puntos de contribución, sería muy diferente a alguien que estaba en cero por ciento. Sin mencionar que la mayoría de ellos no necesitaban pasar por exámenes de ascenso.

Por eso Seol Jihu planeó separar a sus camaradas en tres grupos y llenar los puntos de contribución que les faltaban para las promociones usando un deseo.

Concretamente, Baek Haeju y Seo Yuhui estaban en el primer grupo. Como ya habían acumulado muchos puntos de contribución, Kazuki apenas pudo encajar también.

El segundo grupo estaba formado por Chung Chohong, Teresa y Phi Sora. Marcel Ghionea y Hugo también podrían incluirse.

El tercer grupo consistía en Eun Yuri, Yi Seol-Ah, y Yi Sungjin.

Estos fueron los grupos que Seol Jihu ideó después de mucha deliberación. Era una pena que tuviera que excluir a Hoshino Urara, pero no había ningún lugar en el que encajara aunque eliminara a Marcel Ghionea y Hugo.

También debatió fuertemente entre Yi Seol-Ah y Oh Rahee, pero al final, se decidió por la primera. Habría sido genial si ambas hubieran podido subir de nivel, pero no era posible en ambos sentidos.

Después de escuchar su explicación, los miembros de Valhalla mostraron caras de estupor.

Seol Jihu inclinó la cabeza.

"¿Qué pasa? Pensé que ustedes estarían felices."

Eun Yuri miró fijamente a las divinidades antes de mirar a Seol Jihu.

"¿Papi?"

"...¿Qué quieres decir?"

"Quiero decir..."

Phi Sora tomó la iniciativa.

"Obviamente, eso es bueno para nosotros... Estoy segura de que todos entienden lo que dices... Es sólo... Ya sabes..."

"¿Qué quieres decir?"

"¿Realmente necesito deletreártelo? Tú eres el que obtuvo esas divinidades, pero en lugar de gastarlas para ti mismo, estás diciendo que no las darás..."

Phi Sora se mordió el labio.

"¿No quieres ser ascendido al nivel 10?"

"¿Nivel 10? ¿Por qué querría?"

Seol Jihu resopló.

"No es que el ascenso de nivel cambie algo para mí."

"¿No va a cambiar nada?"

"No. No además del nombre de mi clase."

Seol Jihu habló con firmeza.

"Subir de nivel me dará 10 puntos de habilidad. Incluso si añado los puntos que tengo ahora, sólo será suficiente para aumentar mi estadística de suerte. ¿Cuál es el punto de que un guerrero tenga una alta estadística de suerte?"

Phi Sora parpadeó. Como ella creía que Pináculo era el rango más alto que una estadística física podía alcanzar, no entendía de qué estaba hablando Seol Jihu.

"Puede que no lo sepa, señorita Phi Sora, pero en términos puramente físicos, puedo superar fácilmente el nivel 10."

"¿Qué?"

"Guardé los Elixires Divinos hasta el final. Además, después de revivir, me di cuenta de que mis estadísticas de Resistencia, Agilidad, y Maná aumentaron de nuevo... No puedo cuantificarlo realmente, pero debería estar en el rango de Nivel 14 o 15."

Seol Jihu añadió, "Puramente en términos de nivel físico."

María también murmuró, "Sabía que quedarme con Jihu era el movimiento correcto..."

Seol Jihu la ignoró y continuó.

"Juzgué que sería mejor que todos ustedes usaran los puntos en mi lugar. Eso es todo."

Enfatizó el último punto como si no aceptara ninguna objeción. Por supuesto, no mencionó la verdadera razón, que no quería arriesgarse innecesariamente cuando estaba satisfecho con su actual nombre de clase.

"No tenemos ninguna razón para negarnos si ese es el caso, pero..."

Chohong, que estaba apoyada en la pared con los brazos cruzados, habló.

"Pero es difícil estar cómoda con ello. Estás diciendo que me convertiré en un Nivel 7, ¿Verdad?"

"Sí."

"Entonces no me quedarán puntos de contribución después de convertirme en un Ranker Único. Incluso si gano puntos de habilidad para elevar mi nivel físico, no podré aprender ninguna habilidad."

Ella decía que en lugar de dispersarse, debería centrarse en unas pocas élites.

Tampoco estaba necesariamente equivocada.

"Puedes aprender las habilidades por ti misma."

"¿Qué?"

Chohong frunció el ceño.

"¿De qué estás hablando? Sólo hay dos meses antes de la fecha de partida, así que ¿Cómo podríamos...?"

"No te preocupes. Te enseñaré una forma de convertir 60 días en 600 días."

Al escuchar esto, Chohong se quedó sin palabras.

"¿Cómo?"

Preguntó Teresa, acercándose a Seol Jihu.

"Bueno, déjame decir que este es otro uso del Deseo Divino."

"Oh, Dios. ¿Tienes aún más Deseos Divinos?"

"Serán con mis propios puntos de contribución. Me sobraron algunos después de subir de nivel, e incluso maté a dos Comandantes del Ejército después de eso."

Teresa reflexionó. Ahora que lo pensaba, Seol Jihu había matado a Sung Shihyun y detenido la autodestrucción de Caridad Aborrecible.

"Muy bien, eso es todo lo que quería decirles a todos. Les explicaré el resto más tarde."

Seol Jihu sonrió y se levantó.

"Tengo que ir a un lugar."


***


Después de la reunión, Seol Jihu merodeó por el edificio de Valhalla.

[Detente~]

"¡Kking!"

[¡Alto ahí!]

"¡Kking! ¡Kking!"

Encontró a Flone jugando con las pequeñas pelusas y la llevó a un lugar tranquilo para hablar.

"Flone, ¿Recuerdas la Expedición de la Pagoda de los Sueños?"

[¡Sí! ¿Por qué lo preguntas?]

Flone parecía confundida.

"Piénsalo. ¿Quién hubiera pensado que la Estela de Evaluación que encontramos ayudaría a proteger el Árbol del Mundo?"

Antes de regresar a casa después de la expedición, Seol Jihu había activado sus Nueve Ojos. En ese entonces, el bosque había sido una mezcla de amarillo y azul.

"El destino de Roselle cambió porque aceptamos su petición. Si no hubiera sido por nosotros, podría haber estado atrapada en ese bosque para siempre."

No sabía por qué el bosque había brillado azul en ese entonces, pero finalmente lo entendió después de la Guerra de la Fortaleza Tigol. Lo importante era que Seol Jihu conocía otro lugar que tenía una mezcla de amarillo y azul.

"Esto significa que nuestras elecciones pueden cambiar el destino de los demás. No sólo el de los vivos, sino también el de los muertos."

[Entiendo...]

Flone parecía concentrada pero completamente confundida.

"¿Recuerdas la villa del antiguo emperador?"

[Por supuesto.]

"Pensé en cómo utilizar ese lugar, y creo que finalmente lo comprendí. Sabes cómo me convertí en el Apóstol de Gula, ¿Verdad?"

[E...espera.]

Flone levantó sus manos apresuradamente.

[Lo siento, no estoy muy segura de lo que quieres decir con destino, villa, gula, y todo eso... ¿Qué estás tratando de decir?]

Seol Jihu sonrió, y encontró linda a la Flone que hacía pucheros.

"...Flone."

Parecía que tenía que llegar al punto principal antes de explicar el resto.

"¿No te convertirás en mi Servidora?"

Los ojos de Flone se agrandaron.