Reciente

miércoles, 7 de octubre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 458

Capítulo 458. Yoo Seonwha


"Llámanos a menudo."

Su padre dejó a Seol Jihu y a Yoo Seonhwa frente al apartamento de Seol Jihu antes de irse. Ahora que se quedaron solos, una atmósfera incómoda fluía entre los dos.

"Eh... ¿Deberíamos entrar?"

Seol Jihu rompió el silencio primero. Yoo Seonhwa asintió. Se puso un delantal en cuanto entró.

"Comamos primero. Te haré tu plato favorito."

"Pero acabo de comer."

"Puedes comer más. Perdiste mucho peso mientras estabas en el hospital."

Eso era cierto. Debido a que dependía de la medicación sin poder comer nada, había perdido cerca de cinco kilos. Cuando revivió en el Paraíso y abrió su ventana de estado, su peso había sido una de las cosas que lo había sorprendido.

Tong, tong, tong... Yoo Seonhwa tranquilamente rebanó el cebollín. Parecía estar pensando, o tal vez sólo se estaba concentranda.

Seol Jihu miró fijamente la espalda de Yoo Seonhwa mientras preparaba los ingredientes. Casi se sentía como si volvieran al pasado.

'Baek Haeju...'

Una suave sonrisa apareció en la cara de Seol Jihu mientras pensaba en su primer encuentro con ella en el Paraíso. Luego dijo con una voz suave.

"Haeju."

¡Tang! El cuchillo de cocina golpeó la tabla de cortar. Diez segundos después, Seol Jihu se dio cuenta de que había cometido un error. Accidentalmente dijo el nombre de Baek Haeju porque estaba pensando en ella.

Yoo Seonhwa estaba congelada, sin mover un solo dedo, con el cuchillo de cocina en una mano.

"Bueno, um..."

Cuando Seol Jihu sacudió sus manos con nerviosismo, la cabeza de Yoo Seonhwa se giró hacia un lado como una marioneta sin hilos.

"Como pensé..."

Miró a Seol Jihu con una ceja levantada y sonrió radiantemente.

"¿Lo sabías...?"

Seol Jihu estaba muy asustado. Yoo Seonhwa normalmente soportaba sus bromas, pero odiaba cuando bromeaba en momentos serios.

Seol Jihu tuvo que tomarse un tiempo para explicar que realmente había sido un error. Después de la comida, Seol Jihu lavó los platos y Yoo Seonhwa preparó el té.

Sólo cuando se enfrentaron cara a cara, el ambiente se estableció finalmente para hablar.

"He estado pensando mucho en ello. Tampoco pegué un ojo anoche..."

Yoo Seonhwa comenzó.

"Cómo sacarlo a relucir, por dónde empezar... Decidí decirte quién era, pero no esperaba que fuera de esta manera."

Baek Haeju era una Terrícola que estaba activo incluso antes de Seo Yuhui. O al menos, así se conocía en el Paraíso. Debe haber estado activa en ese mundo por lo menos diez años entonces.

Seol Jihu, que sólo ahora se acercaba a su cuarto año, ya tenía mucho que decir, así que no podía imaginar cuántas historias tendría que contar Baek Haeju.

"Así que espero que me preguntes lo que quieres saber. Prometo que diré la verdad."

'Lo que quiero saber...' Seol Jihu reflexionó antes de sonreír suavemente. No podía pensar en nada. Así que organizó sus pensamientos y comenzó con una simple pregunta.

"¿Cuándo entraste por primera vez en ese lugar?"

"En el 2013. Me gradué en Marzo."

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

"Espera, ¿En el 2013...? ¿Quieres decir cuando te fuiste a estudiar al extranjero?"

"Sí."

"¡Si te graduaste en Marzo, significa que entraste en ese mundo más tarde que Yuhui!"

"Así es."

Yoo Seonhwa sonrió.

"Baek Haeju es un personaje fabricado. Alguien que entró en ese mundo antes que la Señorita Seo Yuhui tendría que haber entrado en agosto de 2012 a más tardar. Casi no queda ningún registro de ese tiempo. Tampoco había un Tutorial como el de ahora."

"¿Agosto? ¿No en Marzo?"

"Oh, no lo sabes. Al principio, las Zonas Neutrales no se abrían sólo en Marzo y Septiembre. Se abrían todo el tiempo, casi dos veces al mes."

Seol Jihu reflexionó después de recordar que varias Zonas Neutrales se abrieron después de la guerra del valle.

"La razón por la que mentí sobre cuando entré al Paraíso es... bueno, estoy segura de que ya lo sabes. Deberías saber que el concepto de lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas, no aplica en ese mundo."

"Ah, entonces es por eso que..."

"Cualquiera que trató de investigarme, creyendo sólo en los rumores de que entré al Paraíso antes que la Señorita Seo Yuhui, perdió su tiempo. Incluso ahora, nadie ha descubierto mi identidad en la Tierra."

"Me sorprende que lo hayas escondido tan bien. Al menos debe haber habido al menos algunos tipos tenaces."

Seol Jihu se maravilló.

"Puede que se hayan dado cuenta de que Baek Haeju es un nombre falso, pero eso es probablemente lo más lejos que llegaron..."

Yoo Seonhwa se encogió de hombros.

"No fue tan difícil. De las personas que entraron antes de 2013, las que sobrevivieron probablemente no son suficientes para contarse con una mano. De hecho, la Señorita Seo Yuhui podría ser la única viva."

"¿Tan grave fue?"

"No se puede evitar. La gente de la Tierra cooperó al principio, pero irónicamente la situación también era peor."

Yoo Seonhwa continuó.

"Todo el mundo estaba en un nivel bajo, no había ningún estándar en cómo funcionaban los equipos y el sistema general. Innumerables personas aparecían y desaparecían cada mes.... Hasta que las organizaciones aparecieron y los Terrícolas se establecieron, hubo una serie de caos."

Seol Jihu asintió. Podía imaginar lo mal que deben haber estado las cosas cuando los Terrícolas entraron por primera vez en el Paraíso.

Por otro lado, sintió un poco de arrepentimiento.

'Debería haberlo hecho como Seonhwa....'

De esa manera, su familia no habría estado en peligro en la Tierra. Por supuesto, no es que hubiera sido fácil encontrar un método para cambiar de apariencia y también alguien que ayudara a fabricar un pasado.

"Ah, sobre eso..."

Al preguntar, Seol Jihu escuchó el relato completo de la Expedición al Nido de Dragón. Luego miró a Yoo Seonhwa con envidia.

Un artefacto que podía cambiar la apariencia de uno, un arma antigua, riquezas, e incluso pociones que aceleraban el crecimiento de uno... Yoo Seonhwa obtuvo todo esto al mismo tiempo.

"Oh, vamos, es cierto que obtuve muchos beneficios en esa expedición y me elevé en fuerza, pero todavía no puedo sostener una vela ante ti."

Yoo Seonhwa dio una mirada de reojo. De hecho, la tasa de crecimiento de Seol Jihu no era inferior a la de Yoo Seonhwa.

"Sabes... siempre pensé que era raro."

Seol Jihu se rascó la cabeza.

"Sé que Yuhui es tu amiga, pero siempre viniste a ayudar cuando pasaba algo, a diferencia de lo que decían los rumores sobre ti."

"......"

"Y viniste a verme a menudo cuando estaba en el Camino del Alma... No tuve tiempo de prestar atención a mi entorno en ese entonces, pero en retrospectiva, no había realmente una razón para que Baek Haeju fuera tan considerada conmigo."

Seol Jihu sonrió amargamente.

"Aún así, nunca esperé que ella fuera tú. Dijiste que conseguiste una beca cuando estudiabas en el extranjero, así que siempre pensé que estabas estudiando mucho."

"También prioricé ese mundo más que la Tierra cuando entré por primera vez."

Yoo Seonhwa hizo una pausa por un momento antes de continuar.

"Hay plantas y semillas en ese lugar que no existen en la Tierra. Como el flujo del tiempo también es diferente, pensé que tendría más tiempo para estudiar."

Se mordió los labios y luego continuó.

"Entonces un día, la organización que me invitó fue eliminada en una expedición.... Planeaba adquirir suficientes materiales y retirarme en 2015. Eso es probablemente lo que habría sucedido si no me hubiera retirado en 2014 por una circunstancia inevitable."

Los ojos de Yoo Seonhwa se entrecerraron. La cara de Seol Jihu se volvió rígida. Ahora que lo pensaba, hubo un tiempo en que Yoo Seonhwa regresó a Corea y se aferró a ella todo el tiempo.

Duró unos diez meses. En el tiempo del Paraíso, eso equivalía a unos dos años y seis meses.

Seol Jihu dejó caer su cabeza. Pensando en su comportamiento de entonces, estaba demasiado avergonzado incluso para hablar.

'Ahora que lo pienso...'

Era extraño cómo Yoo Seonhwa le daba millones de won con facilidad cuando iba a pedirle dinero. Seol Jihu se avergonzó aún más al darse cuenta de que el dinero que recibía era el dinero que Yoo Seonhwa había convertido lentamente, para no exponer su identidad.

"Siendo honesta... pensé en terminarlo de verdad."

La voz de Yoo Seonhwa se volvió baja.

"¿Recuerdas lo que me dijiste cuando viniste a verme la última vez por dinero?"

Sopló un viento frío. Seol Jihu se estremeció.

"...¿Eran esos yanquis realmente tan buenos? Es lo que dijiste..."

La voz de Yoo Seonhwa se volvió helada. Sus pupilas se atenuaron mientras miraba fijamente a Seol Jihu.

"¿Por qué dijiste eso...? ¿Cómo pudiste dudar de mí? No pude entenderlo, no importa cuántas veces lo pensara."

"Se... Seonhwa..."

"Nunca gasté el dinero que me diste. Lo mantuve guardado a salvo. Incluso rechacé las ofertas de cenas de otros chicos y profesores. Nunca le di a nadie mi número; rompí todas las cartas de invitación a las fiestas. ¡La gente incluso me llamaba monja por eso! ¡Mirar tus fotos e irme a dormir era el único consuelo en mi día!"

Yoo Seonhwa murmuró rápidamente como si estuviera hablando consigo misma. Pero debió tener muchos sentimientos reprimidos mientras las lágrimas brotaban de sus ojos.

"No, esa no fue la única vez que..."

"......"

"He pensado en ello... muchas veces antes de eso...."

“....”

"En lugar de vivir de esa manera, tal vez debería suicidarme...Tal vez entonces entrarías en razón... O tal vez deberíamos morir juntos..."

Seol Jihu permaneció en silencio. Mientras buscaba un sitio para refugiarse, escudriñó la habitación por si había algo afilado, por ejemplo, un cuchillo de cocina.

"Cuando pienso en esos tiempo.."

"¿Es por eso que regresaste?"

Cambió rápidamente de tema. Fue porque notó que Yoo Seonhwa entraba en un estado cada vez más peligroso.

"...Sí."

Yoo Seonhwa recobró el aliento, tratando de calmarse.

"Cada vez que quería matarme, veía a Seunghae, al tío, a la tía, a Wooseok Oppa y a Jinhee. Quería escapar de la realidad, por lo que naturalmente comencé a buscar un lugar para huir. También quería aliviar algo de estrés, y pensé que tal vez ese mundo podría encontrar algo que podría devolverte a la normalidad..."

Seol Jihu se emocionó al saber que pensaba en él incluso en ese estado.

"De todas formas, me dije a mí misma que terminaría contigo cientos de veces... pero ya sabes."

La voz de Yoo Seonhwa sonó temblorosa. Seol Jihu se mordió el labio inferior. Recordó las palabras de ruptura de Yoo Seonhwa al menos unas docenas de veces. Pero cuando se aferraba a ella, ella lo perdonaba al final, confiando en él.

"Estaba segura de que lo harías de nuevo cuando viniste a mi café..."

"......"

"Pero algo parecía fuera de lugar. Trajiste dinero por una vez, y..."

Yoo Seonhwa le echó un vistazo a la mano izquierda de Seol Jihu.

"...Ah, entonces fue cuando te diste cuenta."

"Me sorprendió observar un sello dorado brillando en el dorso de tu mano izquierda."

Yoo Seonhwa suspiró con fuerza.

"Todo tipo de pensamientos se arremolinaron dentro de mi cabeza en ese momento. Quería protegerte de alguna manera, pero sabía que sólo te pondría en peligro si me acercaba a ti descuidadamente..."

Si ella hubiera hecho eso, la identidad de Baek Haeju como Yoo Seonhwa podría haber sido descubierta. Eso significaba naturalmente que el peligro podría haberse extendido a su familia también.

"Por lo tanto, le pedí urgentemente a la Señorita Seo Yuhui..."

Yoo Seonhwa se echó el cabello hacia atrás y se rió.

"Pero fuiste más allá de mi imaginación más salvaje."

"¿En qué sentido?"

"¿Qué piensas? Seguiste saltando a las situaciones más peligrosas como si tuvieras un don para olerlas. ¿Tienes idea de lo preocupada que estaba la Señorita Seo Yuhui?"

"......"

"Lo más gracioso fue que lo lograste en cada ocasión. Volviste vivo incluso siendo un novato de bajo nivel, cuando yo habría tenido dificultades para tener éxito."

"......"

"Pero aún estaba preocupada, así que intenté sacarte de ese mundo después de la primera guerra, pero terminé siendo rechazada firmemente. Realmente fue una sensación extraña."

Yoo Seonhwa habló medio en broma, pero Seol Jihu no pudo reírse en absoluto. Entendía cómo se debía sentirse Yoo Seonhwa en ese momento.

La conversación se detuvo repentinamente.

"...¿No vas a preguntar?"

Después de un momento de silencio, Yoo Seonhwa preguntó. Seol Jihu levantó la cabeza.

"¿Por qué no te dije antes lo de mi identidad... no estás enfadado conmigo?"

"No, ¿Por qué iba a estarlo? Yo también hice lo mismo."

Seol Jihu nunca se sintió enfadado o decepcionado de que Yoo Seonhwa no le dijera sobre su identidad. Después de todo, tampoco le había dicho a nadie en la Tierra sobre su identidad.

Yoo Seonhwa lo miraba fijamente.

"...Quería confirmarlo."

Entonces, habló con calma.

"Siempre te disculpaste conmigo, y yo siempre te perdoné... Tenía el presentimiento de que esta vez sería diferente, pero no pensaba que aguantaría si me volvías a lastimar..."

Habló despacio y continuó con dificultad.

"Así que quería confirmarlo con mis propios ojos. Si realmente habías cambiado y estabas volviendo a ser como al principio... o si estabas fingiendo haber cambiado de nuevo..."

'Para poder prepararme para eso'. Yoo Seonhwa pensó.

Seol Jihu cerró los ojos. Sus mejillas se sentían calientes. No sabía qué hacer.

Estaba arrepentido... y agradecido.

Se sintió de la misma manera cuando lo revivieron. Sus logros en el Paraíso no los había conseguido solo. Sólo pudo llegar tan lejos gracias a todos los que le ayudaron en el camino.

Fue gracias a ellos que ahora estaba a un paso de un futuro en el que todos podían sonreír.

Por supuesto, eso no significaba que el pasado desapareciera. Tampoco podía olvidarlo.

Sabía que tenía que disculparse, pero su boca se negó a abrirse por el peso de la culpa. Fue entonces.

"Está bien."

Una voz suave surgió.

"La razón por la que te revelé mi identidad es porque estaba convencida."

Seol Jihu abrió los ojos y miró hacia arriba.

"Sabes, en ese entonces... en realidad lloré. Cuando escuché a Jinhee por teléfono."

"¿Eh?"

"Estaba preocupado, pensando que, después de perder la memoria, volverías a ser como eras..."

Sin embargo, Seol Jihu no lo hizo. 

"Todavía recuerdo lo que dijiste."

Yoo Seonhwa inclinó su cabeza como para recordar ese día.

"No puedo... no puedo... No puedo apostar..."

Cerró los ojos, hablando en voz baja como para saborear estas palabras.

"Así que..."

Entonces, Yoo Seonhwa abrió los ojos y miró a Seol Jihu...

"Ya está bien."

Hizo una dulce y aliviada sonrisa que demostraba su satisfacción.

Seol Jihu charló con Yoo Seonhwa durante mucho tiempo. No sólo sobre asuntos del pasado sino también del futuro.

Yoo Seonhwa decidió mantener su identidad como Baek Haeju por un tiempo. Aunque le reveló su identidad a Seol Jihu, no había razón inmediata para decírselo a todos los demás también. Jang Maldong y algunos otros ya habían escuchado acerca de ello, pero todos eran personas muy calladas y confiables.

Una vez que terminaron de hablar, decidieron volver al Paraíso.

"Por cierto, ¿Estás seguro?"

"¿Hmm?"

"En derrotar a la reina alienígena."

Seol Jihu sonrió inconscientemente, encontrando la descripción de Yoo Seonhwa de la Reina Parásito bastante adorable.

"No como soy ahora."

"¿De verdad?"

Preguntó Yoo Seonhwa sorprendida.

"Sí. Ahora que estoy en un nuevo reino, puedo sentir lo fuerte que es ella. Sé que está atada por varias restricciones, pero todavía estoy un poco inquietante."

"Entonces, ¿No fijaste la fecha de la partida demasiado pronto? La Federación dijo que estaban tratando de apurarse."

"Tengo una forma de lograrlo a tiempo."

Seol Jihu habló mientras sacaba un pedazo de papel de su bolsillo.

"Lo importante es que todo el mundo necesita una mejora ahora mismo."

Seol Jihu echó un vistazo a Yoo Seonhwa mientras agarraba el papel con ambas manos.

"Por cierto... se siente un poco raro hablar de esto contigo."

"¿En serio? Creo que es agradable."

Yoo Seonhwa sonrió mientras también sostenía el papel.

Entonces, justo cuando el dúo estaba rompiendo el papel por la mitad...

"Oh, claro, Jihu, hay algo que me da curiosidad."

Yoo Seonhwa preguntó de repente.

"¿Hasta dónde llegaste con la Señorita Seo Yuhui?"

"¿......?"

"¿Lo hiciste?"

¡Chwak!

Seol Jihu terminó de rasgar el papel en el mismo instante en que se quedó sin palabras.

¡Flash!

Lo último que Seol Jihu vio antes de que una luz cegadora se lo tragara fue la sonrisa radiante de Yoo Seonhwa.

Seol Jihu no regresó a Valhalla después de entrar al Paraíso. Necesitaba hablar con Gula para prepararse para los próximos días.

...En realidad, no quería buscar a Yoo Seonhwa tan pronto. Ella no estaba con él, porque aparentemente había sido invocada a otro templo.

En cualquier caso, después de hacer las preguntas que quería, Seol Jihu sacó a las tres divinidades del almacén del templo y se dirigió a Valhalla. Tarareó felizmente, habiendo recibido la respuesta que quería.

Pero cuando llegó a Valhalla, le esperaba otra alegre noticia.

El jardín estaba hecho un desastre total.

"¡Uaaaak! ¡Que alguien me salve!"

"¿Qué? ¿No has perdido tu fuerza?"

Phi Sora y Hugo corrían por sus vidas con los brazos en alto...

[¡Maldito bastardo de azúcar negra!]

[¡Tú también te detienes!]

Y un ave gigante monstruosa estaba persiguiendo furiosamente a Phi Sora.

"¡Kyaaaak!"

[¡Juajajajaja! Te atrapé, pequeña desgraciada... ¿Hmm?]

Después de conseguir finalmente morder la cabeza de Phi Sora, el ave monstruosa, casualmente, se giró hacia la entrada mientras levantaba su largo cuello.

[Tú...]

La agitada Phi Sora cayó de la boca del fénix.

"¡Sí! ¡Estoy vivo!"

Phi Sora se marchó tan pronto como golpeó el suelo. Sin embargo, el fénix no le prestó atención. Había descubierto a Seol Jihu mirándolo aturdidamente.

"Tú..."

Las esquinas de la boca de Seol Jihu se curvaron.

"Tú..."

El ave fénix también volvió a su forma de Pequeño Polluelo y gorjeó.

Pronto...

"¡Bastardo!"

Seol Jihu y el Pequeño Polluelo gritaron simultáneamente, luego chocaron entre sí.