Reciente

martes, 27 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 318

Capítulo 318. Carta de Amistad (3)


Yeon-woo sonrió, el remitente de la carta era Kahn. A pesar de sus esfuerzos para encontrarlo, nunca supo nada sobre él.

La carta era larga, y en la primera parte prácticamente saludaba a Yeon-woo. La información sobre lo que había pasado Kahn estaba cerca del final.

『...En realidad, después de ese día, estuve muy ocupado. Hice un trato con el Ejército del Demonio.』

La cara de Yeon-woo se puso rígida. Un trato con el Ejército del Demonio. Eso no se podía tomar a la ligera.

'Victoria me dijo que esa gente los seguía, y cuando recobró el conocimiento, Kahn se había ido'.

No había ningún detalle sobre el tipo de trato que Kahn había hecho con ellos.

Sólo dijo que no había nada de qué preocuparse y que lo estaba haciendo bien.

『De todas formas. Salí por primera vez en un tiempo para encontrarme con mi maldito padre y escuché que has estado averiguando sobre mí. Así que escribí esta carta.

Pero entonces, también escuché que haces tratos aquí también... Maldición. Estoy haciendo esto a través de conexiones, pero eres realmente increíble. ¿Verdad?』

Yeon-woo levantó la cabeza para mirar a Atran. No dijo nada, pero Atran sacudió su cabeza como si supiera lo que iba a preguntar.

"Ya sabes que somos extremadamente reservados con la información de nuestros clientes. Sin embargo, dependiendo de la persona, algunas restricciones son ignoradas. El Señor Kahn es de la realeza, y estaba bien decirle que usted tenía un contrato con nosotros. Aunque que todo lo relacionado con el Señor Kahn es un secreto. De hecho, ni siquiera lo conocemos tan bien."

A menos que Kahn fuera estúpido, habría hecho un trato directo con Por La Mesa, puesto que intentaba mantenerse fuera de la red.

『Probablemente tengas muchas preguntas, pero esto es todo. Por favor, entiéndelo.

Pero estoy bien, así que no te preocupes y dale mis saludos a Victoria. Iré cuando termine con algunas cosas aquí. ¿De acuerdo? Mantente bien hasta entonces.』

La carta de Kahn terminó con eso.

¿Dónde estaba y qué estaba haciendo? ¿Qué trato hizo con el Ejército del Demonio? ¿Por qué no podía encontrar nada sobre Doyle? ¿Y qué pasó entre ellos dos?

Yeon-woo suspiró mientras cerraba la carta.

No sabía si a Kahn le iba realmente bien o si sólo actuaba cuando en realidad se estaba metiendo en más problemas.

'Pero es un alivio que sea capaz de escribirme'.

Y descubrió otra cosa.

'Así que Kahn era el hijo del León de Hierro'.

El clan mercenario que Yeon-woo había visto durante la batalla con la Noche de Walpurgis, el Clan León de Hierro. No sabía que su maestro era el padre de Kahn.

No se trataba necesariamente de un secreto, pero Yeon-woo no había investigado los antecedentes de Kahn, por lo que no lo sabía.

'Si algo sucede, puedo buscarlo a través del Clan León Hierro'.

Esperaba que, donde sea que estuviera Kahn, se encontrara bien.

También, se preocupó por Doyle, no sabía dónde se encontraba y cómo estaba.

***

"¡Aaaack! ¡Sálvenme! ¡Por favor! ¡Por...favor!"

"Jejejeje. Centauros. Siempre he querido comerlos una vez. He escuchado que sus hígados son tan buenos... Me pregunto cómo sabe."

Seres mitad humanos, mitad caballos. Los Centauros eran nativos del piso 32. Sin embargo, no había muchos, y no eran sociables, por lo que resultaba difícil conocerlos.

Sin embargo, debido a su inigualable fuerza, cada vez que aparecían, siempre se convertían en el centro de atención.

Natahan también era uno de esos seres. Cuando era adolescente, se marchó porque no le gustaba la pequeña sociedad de su especie, y tuvo éxito al entrar en los 81 Ojos del Dragón Rojo.

No había casi nadie en la Torre que no conociera el apodo de 'Arquero de Ojos Rojos'. Cuando regresó a su tierra natal, se sintió bien consigo mismo por las miradas de sus viejos amigos.

Sin embargo, su madre no pensaba igual. Ella seguía diciéndole que se detuviera. Estaría en peligro si continuaba. Los Centauros no pertenecían al oscuro campo de batalla, sino al vasto campo abierto.

Natahan sólo le gritaba a su madre, diciéndole que no sabía nada.

No le agradaba que lo regañara. Estaba progresando bien. Tenía éxito, así que ¿Por qué su madre estaba tan preocupada?

Lo estresaba, y él odiaba eso.

Sin embargo.

En el momento en que estaba a las puertas de la muerte, todo lo que Natahan podía recordar eran los ojos preocupados de su madre. Lo que ella decía sobre su regresar a su tierra resonaba en sus oídos.

El sonriente Emperador de la Glotonería le parecía un demonio.

'Madre, lo siento...'

¡Puk!

La mano del Emperador de la Glotonería atravesó la parte inferior izquierda de su cuerpo. No opuso resistencia. El aura depredadora del Emperador de la Glotonería le hizo perder toda la voluntad de luchar.

El Emperador de la Glotonería metió su cabeza en el corte, abriendo la herida. Podía observar el hígado fresco. Unas gruesas venas se interponían, pero las cortó con sus caninos y se lo tragó todo. Se trataba de un delicioso manjar para el Emperador de la Glotonería.

La imagen del Emperador de la Glotonería comiendo algo vivo podría parecer repugnante, pero los dos Duques lo protegieron sin expresión alguna en sus rostros. Los dos Duques, el Duque Tuan Tien y el Duque Moglay, no quitaron los ojos de encima mientras Natahan moría.

Tierra Sangrienta sufrió enormes pérdidas cuando el Duque Ardbad y el Duque Robera murieron a manos de la Reina del Verano.

Entraron en una guerra oficial con Dragón Blanco. Lo primero que hizo el Emperador de la Glotonería y los dos Duques fue cazar a los antiguos 81 Ojos.

Ahora que Natahan, la antigua mano izquierda de la Reina del Verano, había muerto, los daños a ambos lados se igualaron en gran medida.

Por supuesto, no planeaba terminar las cosas de esta manera. Si lo hubiera hecho, no habría empezado la guerra en primer lugar. El Emperador de la Glotonería iba a cooperar con Dragón Negro para derribar a Dragón Blanco.

Sólo quería una cosa.

'Comer el corazón de la Reina de la Primavera'.

El deseo del Emperador de la Glotonería de probar la carne de dragón algún día no había cambiado. También, todavía tenía un pequeño deseo de probar la carne de la Tribu de un Solo Cuerno, incluso después de que el Rey Marcial lo atacara en el pasado.

¿Pero si se comía el corazón de la Reina de la Primavera? Sería capaz de aliviar ambos deseos. ¿En qué otro lugar habría presas divertidas como esa?

Crunch, crunch...

"Mmm."

El Emperador de la Glotonería levantó lentamente su cabeza después de terminar de comer. Su cara y sus ropas estaban cubiertas de sangre.

Se limpió la cara con el pañuelo que le dio el Duque Tuan Tien y sonrió. Se trataba de una sonrisa de satisfacción después de haber disfrutado de una buena comida. La energía roja se reunió alrededor de sus ojos y se desvaneció.

<Depredación> y <Digestión>. Estas habilidades del Emperador de la Glotonería acumulaban el maná y las Bendiciones que comía en su cuerpo. Junto con la Daga Vampírica de Báthory, estaba entre las mejores habilidades de drenaje de energía.

"Por lo general, los Centauros no tienen buen sabor porque tienen mucha grasa por estar atrapados en las granjas. Pero este era bastante musculoso y sabía bien."

"Es un alivio, señor."

"Pero no debe ser tan bueno como la carne de dragón. ¡Quiero comer un filete hecho de carne de dragón! ¡Y qué emocionante sería el vino hecho de Sangre de Dragón! ¡Debo probarlo algún día!"

Cuanto más comía estos manjares, más aumentaba su obsesión por la carne de dragón.

"Parece que no falta mucho."

El Duque Tuan Tien le entregó otro pañuelo.

"¿Hay buenas noticias?"

"Dragón Negro dijo que planean atacar directamente a Dragón Blanco. El Dragón Verde también los atacará, y quieren que les ayudemos."

"Otro ataque directo, ¿Hmm? Bueno, eso es interesante."

La lucha de los tres clanes después de que el Dragón Rojo se desmoronara aún estaba en marcha.

Clanes como Tierra Sangrienta y Elohim buscaban interferir tan pronto como se presentara una oportunidad.

La razón por la que los nuevos clanes emergentes podían surgir era que los grandes clanes estaban concentrados entre ellos.

Había grandes batallas todos los días, y resultaba confuso diferenciar entre aliado y enemigo.

Sin embargo, en este momento, el Emperador de la Glotonería no planeaba traicionarlos. Su venganza por sus subordinados y su deseo de carne de dragón se había convertido en una obsesión. Si veía una oportunidad, tenía que aprovecharla.

"Bien. Tuan Tien, concéntrate en la próxima pelea. Será un verdadero banquete. ¿Entendido?"

"¡Sí, señor!"

El Duque Tuan Tien, el segundo al mando de Tierra Sangrienta, se fue pensando en las órdenes que tendría que dar.

Sólo quedó el Duque Moglay.

"Su Majestad, la noticia que ha estado esperando acaba de llegar."

"¿Noticias?"

"Nuestro buen amigo, el Acaparador, que se disculpó diciendo que estaba muy ocupado, ha enviado finalmente un mensaje de que quiere reunirse con Su Majestad."

"¿Qué? ¡¿Por qué me dices eso ahora?!"

El rostro del Emperador de la Glotonería se iluminó. Se levantó de su asiento.

"¿Qué estás haciendo? ¡Hay que volver al castillo ahora! Viene un importante invitado. ¡Entonces tenemos que prepararnos como tal! ¡Un festín! ¡Preparen un festín!"

***

Después de que Yeon-woo le comunicó a Tierra Sangrienta que quería visitarlos por medio de Atran, visitó a la Tribu de un Solo Cuerno.

"Estaré esperando aquí, debido a que los forasteros no están permitidos."

Después de despedirse de Yeon-woo, Creutz puso una barrera de luz y comenzó a descansar. No había descansado desde que dejaron el Tártaro.

Yeon-woo se dirigió inmediatamente hacia Brahm.

"¿Sobra algo de Sangre de Dragón?"

Brahm miró a Yeon-woo con asombro.

"Si estás hablando de la Sangre de Dragón de la Reina del Verano, obviamente casi la he usado toda."

Había muchos usos para la Sangre de Dragón. Un tesoro con tanto maná no era común.

No solo se usaba para purificar a Vigrid, sino también para construir varios encantamientos mágicos y diferentes artículos mágicos.

Brahm no había planeado usarla mucho. Se trataba de un tesoro valioso.

"Dijo que la usara sin dudarlo. Que no debería escatimara en nada."

Por supuesto que se sorprendería de que Yeon-woo viniera a preguntar sobre ello de repente. Brahm sentía que estaba siendo interrogado y le parecía un poco incómodo.

Pero Yeon-woo parecía satisfecho.

"Así que eso significa que todavía queda algo."

"Sólo una cantidad extremadamente pequeña."

"Eso es bueno. Si tienes algún lugar para usarlo, puedes darme una versión diluida. O incluso puedes darme lo que quede después de que lo uses."

Brahm se dio cuenta de que Yeon-woo estaba planeando algo de nuevo. El interés apareció en su cara.

"¿Dónde planeas usarla?"

"Dárselo al Emperador de la Glotonería."

"¿Qué?"

La cara de Brahm se arrugó ligeramente. El Emperador de la Glotonería era alguien que había estado detrás de Sesha. ¿Pero Yeon-woo quería darle esto?

Antes de que ocurriera un malentendido, Yeon-woo tranquilamente explicó su idea, y Brahm se mostró asombrado. Entonces, sonrió.

"¿Así que vas a dar la sangre que sobra y recibir el Licor de Jamshid a cambio?"

"Sí, así es."

"¿Sabes lo que es el Licor de Jamshid? Entre los fanáticos, se vendía aún más caro que la Sangre de Dragón."

El Licor de Jamshid no era simplemente vino.  Tenía el maná de un viejo rey. Su valor como elixir era excepcional.

"Pero ni siquiera piensas darle una cantidad significativa, y sólo quieres darle las sobras..."

"El valor de un artículo es subjetivo para quien lo compra."

"Supongo."

Brahm chasqueó la lengua después de pensar en la obsesión del Emperador de la Glotonería por la Sangre de Dragón y la carne de dragón.

"Entonces espera aquí un momento."

Brahm se levantó y se dirigió a su laboratorio. Cuando regresó más tarde, trajo un frasco bien tapado.

Yeon-woo lo agarró y lo miró. La sangre roja brillaba.

"Lo diluí y lo mezclé con otras cosas. Hice que supiera exactamente como la sangre para que a ese tonto le gustara."

El Emperador de la Glotonería probablemente aún lo disfrutaría.

"Y esto es carne de dragón. La he estado guardando en caso de emergencia, así que toma toda la que quieras."

Brahm puso una gran bolsa sobre la mesa. Yeon-woo la aceptó amablemente.

"Gracias."

"De todos modos, eso era tuyo. También..."

Los ojos de Brahm brillaron.

"¿Crees que es verdad que pueden encontrar el alma de Jeong-woo?"

"No estoy seguro. Pero parece que definitivamente está siendo retenida en algún lugar que no es el Más Allá. Así que..."

"Tienes que crear a Kynee tan rápido como puedas. ¿Es eso?"

"Sí."

Brahm asintió con la cabeza fuertemente.

"Hades, ese tipo no salía del Olimpo muy a menudo, por lo que tampoco lo veía mucho. Pero era muy orgulloso y muy responsable con su trabajo.  Probablemente por eso sigue en el Tártaro."

Entonces, entrecerró los ojos.

"Pero es un poco extraño. Podría haber pedido ayuda a todo el Olimpo. Pero, ¿Por qué...?"

Aunque Hades tenía un fuerte sentido de la responsabilidad, no dejaría que las cosas llegaran tan lejos. ¿Había algo que le impedía pedir ayuda?

Yeon-woo también lo había pensado antes, así que asintió con la cabeza.

"Donde vivía, tenían un dicho que decía: 'Cien personas, cien colores'. Significa que toda la gente tiene un color individual o un problema en su vida. No hay necesidad de interferir con lo que los dioses están haciendo. En su lugar, me centraré en la creación de Kynee."

"Una vez viví bajo la regla del principio de causalidad. No tienes que darme un sermón."

Yeon-woo y Brahm conversaron un poco más. 

En cierto momento, Yeon-woo echó un vistazo hacia otra habitación.

Pudo mirar a Ananta sentada en una mecedora dentro. Su mirada aún estaba perdida.

"¿Podría hablar con Ananta por un momento?"

"Estaré agradecido si lo haces. De esa manera, Ananta no se aburrirá."

Entró en la habitación en la que estaba Ananta.

Había una bonita manta con figuras de osos sobre sus piernas. Era una que Sesha usaba frecuentemente. Parecía que la había traído pensando que su madre tendría frío.

Yeon-woo sonrió y se arrodilló para estar al nivel de los ojos de Ananta.

Entonces...

Click-

Se quitó la máscara y miró a Ananta a los ojos con la misma cara que tenía Jeong-woo.

"Ananta."