Reciente

viernes, 23 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 314

Capítulo 314. El Rey del Inframundo (4)


Los ojos de Yeon-woo se encontraron con los de Hades.

Eran oscuros, y resultaba difícil descifrar lo que estaba pensando.

Todos los dioses y demonios que Yeon-woo había conocido hasta ahora habían sido honestos con sus sentimientos.

Todos se reían, expresaban su ira o tenían una sonrisa ilegible. Había un patrón en sus rostros.

Pero la fría sonrisa en el rostro de Hades era diferente. Era profunda. Yeon-woo sentía que su alma sería absorbida con sólo mirarla. Era como el mismo Tártaro.

Por un momento, Yeon-woo se preguntó por qué Hades hacía una pregunta como esta.

Sin embargo...

"Pregunta. Será mejor que elijas bien."

"¿......?"

"Priorizo un trato justo por encima de todo. ¿Confianza? ¿Respeto? ¿Qué importa todo eso? Todo es inútil. Dar tanto como se recibe. Puedes hacer tratos de esa manera. Te pido este trato porque también tengo una pregunta para ti."

Yeon-woo asintió. Podía notar qué tipo de creencias y personalidad tenía Hades.

"El cadáver del Gigante donde llegué, ¿Quién era?"

El cadáver del Gigante tenía kilómetros de largo. Perses también era enorme, pero comparado con el cadáver, se veía pequeño. El cadáver era como una montaña.

"Así que, eso es lo que vas a preguntar."

Hades sonrió con satisfacción.

"Cronos."

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

"¿Conoces a Cronos?"

"¿No es el Rey de los Titanes?"

"Así es. Y también es el padre Zeus, Poseidón, y yo. El horrible padre que se comió a sus propios hijos."

Las leyendas del Olimpo comenzaron con el rey de los dioses, Cronos, comiéndose a sus hijos. Cronos había escuchado la profecía de que uno de sus hijos tomaría su posición, y comenzó a tragárselos.

Sin embargo, su esposa, Rea, no pudo soportar observar semejante atrocidad y escondió al más joven, Zeus. Zeus creció lejos de todos los demás y volvió para desafiar a Cronos.

Crono vomitó a todos los hijos que se había tragado, y se convirtieron en los aliados de confianza de Zeus. Eran Hades, Poseidón, Hestia, Hera y Deméter. Después de la larga guerra, los hermanos lograron encerrar a Cronos y a sus partidarios, los Titanes, en el Tártaro.

Eso significaba que Cronos era el comienzo de las leyendas del Olimpo y su mayor villano.

Pero...

'¿Dicho ser ha muerto?'

¿Podría un dios también morir?

Y también.

'¿No era Cronos el Rey Negro?'

Hasta ahora, todos los dioses no habían llamado al Rey Negro por su nombre. Sólo lo llamaban 'él'. Hermes dijo que era por la promesa del Río Estigia.

Pero Hades había llamado a Cronos por su nombre. Sus expectativas pueden haber sido erróneas.

"Parece que te preguntas cómo puede morir"

"Eso... es correcto."

"Es normal. Puesto que le robamos 'tiempo'."

"¿......?"

"Significa que robamos todo lo que tenía. Para convertirse en un dios completo, se necesita la inmortalidad absoluta, y la gente con inmortalidad necesita tiempo. ¿Un verdadero dios no gobierna sobre el tiempo? Pero se le fue, por eso murió."

El dios del tiempo y la muerte. ¿Estaba diciendo que porque le habían quitado tiempo, sólo quedaba la muerte?

"Y gracias a eso, pude recibir una parte de esa muerte... De todos modos, eso es lo que pasó."

Hades agitó su mano como si no quisiera hablar más de ello. Entonces, Hades miró rápidamente de arriba a abajo a Yeon-woo. Como si estuviera tratando de encontrar algo.

'¿De mí? ¿Qué?'

"Entonces, haré una pregunta ahora."

"Sí, señor."

"¿Has escuchado algo más de Perséfone?"

Yeon-woo recordó cuando dejó el territorio sagrado de Perséfone.

"Toda mi tarea consistía en localizar donde estabas."

"¿En serio? Ya veo..."

Hades sonrió amargamente. Era la primera emoción real que Yeon-woo veía en su rostro.

Yeon-woo pensó que se veía algo solitario.

"Haz tu próxima pregunta."

"¿Realmente esa ha sido toda tu pregunta?"

"¿Y qué?"

Hades parecía como si le estuviera preguntando a Yeon-woo si había algún problema.

Yeon-woo tragó. Hades acaba de decir que prioriza un trato justo por encima de todo. ¿Tanto valoraba el mensaje de Perséfone?

"No es nada."

"Dices un montón de cosas inútiles. Rápido haz tu próxima pregunta."

"Entonces, ¿...Esta larga y constante batalla es agotadora?"

La segunda pregunta. Yeon-woo ya había visto el campo de batalla, pero quería escucharlo desde la perspectiva de Hades.

"¿La batalla? Jejeje. La batalla."

Hades se rió.

"Si puedes llamarlo una batalla."

La risa pronto se convirtió en una fría sonrisa.

"El Tártaro está al borde de la destrucción."

Así comenzó la explicación de Hades.

Cientos de años atrás, había llegado al Tártaro por primera vez debido a las cosas extrañas que ocurrían en el lugar. La situación no ha ido muy bien desde entonces.

"¿No pensaste que el primer Titán que viste, Perses, era anormalmente grande? Aunque es un dios, no debería haber sido tan grande o tener tanto poder de alma."

Yeon-woo pensó en el cuerpo del Titán que era lo suficientemente alto para alcanzar el cielo y asintió con la cabeza.

"Es porque absorbió el poder sagrado de Cronos."

El poder sagrado de Cronos no había desaparecido sólo porque había muerto. Los Titanes y Gigantes que querían vengarse buscaron formas de usar la herencia de Cronos, y encontraron algo.

Su tamaño anormal sólo era un efecto secundario de eso.

'Entonces, ¿El humo negro que vi es el poder sagrado de Cronos?'

Estaba pensando en el humo emanado por el cuerpo de Perses debido a la herida ocasionada por Hades.

"No es fácil tratar con criminales que tienen el poder sagrado de un antiguo rey. Seguí perdiendo territorio mientras robaban el poder, y ahora, sólo me queda este lugar."

Hades murmuró para sí mismo, pensando en lo irónico que sería que la prisión fuera tomada por sus reclusos.

'Entonces...'

Yeon-woo recordó las caras agotadas de Di Hades. Creían que los Titanes y Gigantes pronto tomarían el control del Tártaro.

'¿Qué pasará si lo hacen?'

Ahora, era el momento que Hades hiciera su pregunta.

"Humano. ¿Cuál es la razón por la que has venido a este lugar?"

Yeon-woo se detuvo y miró directamente a Hades mientras hablaba.

"He venido por Kynee."

***

Habían llegado al templo oscuro de Hades, que representaba a la muerte. En estos momentos, Hades estaba sentado en su trono.

"Sí, señor."

Hades se rió de nuevo. Estaba atónito.

"Qué gracioso. ¿Sabes lo que eso significa?"

Yeon-woo no apartó la vista de Hades.

"Significa que serás una parte de mí. Te convertirás en mi sombra y serás el apóstol que guíe a todos mis seguidores. ¿Puedes hacer eso?"

Hades entrecerró los ojos.

"Así como no puedo aceptarte, parece que no tienes ninguna intención de servir a nadie. ¿Estoy en lo cierto?"

Yeon-woo no dijo nada. Sólo continuó mirando a Hades. Habría tratado de buscar otra opción bajo circunstancias normales.

Incluso cuando Hades mencionó que lo rechazaba, la forma en que actuaba era diferente.

"Qué humano tan divertido. Tú tampoco reaccionas mucho."

Con sus brazos en los apoyabrazos del trono, Hades miraba a Yeon-woo con arrogancia.

"¿Dijiste que querías a Kynee? Entonces te diré la conclusión primero. Es imposible. No porque no quiera, sino porque no tengo a Kynee."

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

"Eso significa."

"Digo que está roto. Desde hace mucho tiempo, cuando luché con Tifón, el rey de los Gigantes... si todavía tuviera a Kynee. Hm. Me pregunto si hubiéramos sido derrotados de esta manera."

Como Astrape disparaba relámpagos, simbolizando a Zeus, y el Tridente causaba tornados, simbolizando a Poseidón, Kynee emanaba una pesada oscuridad y lentamente llevaba a los enemigos hacia la muerte. También podía ocultar la presencia de su dueño y acabar con la vida de sus enemigos sin hacer ruido.

Hades usaba actualmente una espada en lugar de Kynee, pero no podía usar su poder sagrado al máximo sólo con la espada.

Siempre sentía que algo le faltaba sin el artefacto sagrado a su lado. Si tan sólo tuviera el yelmo que había usado para derribar a Cronos, la situación no se habría desarrollado de esta manera.

"No. Si todos los Cíclopes se hubieran reunido..."

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

"¿Qué quieres decir?"

"Digo que si los tres hermanos Cíclopes que me dieron a Kynee se hubieran reunido, Kynee podría ser creado de nuevo."

"¡......!"

"Sin embargo, con solo uno, eso no es posible."

Urrrng, urng-

La Desesperación del Rey Negro tembló. Brontes estaba gritando después de escuchar lo que dijo Hades.

Yeon-woo presionó su brazalete mientras preguntaba.

"¿Sólo uno? ¿No llegaron Estéropes y Arges a salvo?"

Esta vez, Hades se sorprendió.

"¿Cómo sabes eso? Sin embargo, es como dije. El primero, Brontes, desapareció de camino al Tártaro, y el segundo, Estéropes, murió por un ataque de los Titanes. En este momento, sólo queda Arges, y nos está ayudando en todo lo que puede... pero hay límites en lo que puede hacer por su cuenta. Kynee fue un objeto creado por todos los hermanos juntos. Además, tampoco sus habilidades son como antes."

Urrrng-

El brazalete negro comenzó a temblar violentamente. Brontes lloraba por el hecho de que su segundo hermano estaba muerto.

Sin embargo.

'Puedo aprovechar esto...'

Yeon-woo pensó que las cosas podrían resultar más fáciles de lo que esperaba.

"Hades. ¿Estás diciendo que si los tres hermanos Cíclope estuvieran reunidos, Kynee podría restaurarse? ¿Y que obtendrás ventaja en la guerra?"

Hades no podía entender lo que Yeon-woo estaba pensando y frunció el ceño.

"Así es. Pero el rumbo de la batalla no cambiará por completo. Hay un método para mejorar las cosas, aunque no quería usarlo. Pero, ¿De qué estás hablando...?"

"Entonces, si resuelvo ese problema, ¿Puedes darme a Kynee a cambio cuando la guerra termine?"

"¿De qué demonios estás hablando?"

"Por favor, sólo dame una afirmación. ¿Me darás a Kynee aunque no me convierta en tu apóstol?"

La cara de Hades se arrugó.

"Bien. Si quieres, te lo daré. ¡Lo juro por mi nombre! Pero si no puedes mantener tu promesa, no tendrás un buen fi..."

"Has jurado por tu nombre. Entonces, por favor, llama a Arges. Y que traíga algún artículo de Estéropes."

"¿......?"

Hades miró a Yeon-woo con insatisfacción después de que lo interrumpiera, pero asumió que Yeon-woo podía hacer algo basándose en su confiada mirada.

¿Qué estaba tratando de hacer? No podía leer la mente de Yeon-woo. Supuso que Yeon-woo haría algo con la Autoridad del Rey Negro, pero no sabía qué exactamente.

Hades también era un dios de la muerte, pero sólo castigaba a los muertos. No podía imaginar hacer algo más con ellos.

Sin embargo, no le haría ningún daño intentarlo, y si Yeon-woo lo había humillado, podía castigarlo después.

Hades aplaudió para convocar a un sirviente para que trajera al Cíclope Arges, junto con un objeto de su hermano muerto, Estéropes.

Entonces, miró a Yeon-woo en silencio. Un jugador con un objeto 'suyo'. Hades no planeaba enojarse como lo hizo Poseidón.

Consideraba que lo que hizo en ese momento había sido un error. Pero si pudiera volver a aquel entonces, volvería a hacer lo mismo.

Podía estar donde estaba hoy, como resultado de sus acciones en ese entonces. Todas sus Autoridades provenían de 'él'. Como los Titanes y los Gigantes.

Justo entonces, la puerta se abrió, y Arges entró lentamente. Como los miembros de Di Hades, su rostro se veía exhausto por la larga guerra. Sostenía viejos yunques en cada mano.

"¿Me llamaste?"

"Arges. Deja esos objetos delante de ese jugador."

"Sí, señor."

Arges cuidadosamente dejó los yunques frente a Yeon-woo sin dudarlo.

"A partir de ahora, te permitiré reunirte con tus hermanos."

"¿Qué...?"

Yeon-woo extendió su mano hacia los yunques. Arges estaba a punto de preguntarle qué estaba haciendo.

¡Hwak!

De repente, un destello de luz se extendió a su alrededor, y un alma apareció frente a Arges. El único ojo de Arges se agrandó. La cara que quería ver estaba ahora justo delante de él.

[Arges...]

"¿Hermano?"

[¿Por qué estás tan delgado? ¿Las cosas se pusieron tan mal?]

"¿Eres realmente tú, hermano?"

[Finalmente, después de 200 años... podremos estar juntos.]

El ojo de Arges se agrandó aún más.

Entonces...

['Invocación de Muertos' ha sido activada.]

[¿A quién te gustaría invocar?]

"Esteropos."

Una luz azul comenzó a brillar.