Reciente

lunes, 19 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 309

Capítulo 309. Tártaro (9) 


La Piedra del Alma de Luciel.

'¿No la había tomado Vieira Dune?'

Hace mucho tiempo, Luciel, que no había sido capaz de convertirse en un dios o un demonio, había caído en el mundo inferior con sus alas desgarradas por ambos bandos.

La Piedra del Alma surgió de su caída.

Había entrado en posesión de su hermano por coincidencia, pero después de que Vieira Dune la tomara, desapareció del mundo inferior.

O eso se pensaba.

Pero ahora tenía en su posesión la Piedra del Alma.

'¿Es la misma?'

No resultaba extraño que los tres hermanos Cíclopes fallaran en sus tareas hace 200 años y que la piedra acabara con su hermano.

'Pero... algo no está bien'.

Yeon-woo entrecerró los ojos.

La forma y sensación de la piedra que había visto en el diario era diferente a la de Brontes.

Mientras que la piedra en el diario parecía más cuadrada y tenía una energía ambigua, la piedra del alma que tenía Brontes tenía una apariencia redonda y una luz brillante. Realmente encajaba con la expresión 'fuego'. La piedra parecía estar ardiendo.

[La Piedra del Alma. Sí. El anterior propietario la llamaba de esa manera. Pero nosotros la llamamos 'fuego' o 'luz'.]

¿Luz?

Ahora que lo pensaba Yeon-woo, el otro nombre de Luciel era Lucifer, que significaba 'Portador de Luz'.

[También lo llamamos el 'Fuego del Comienzo'... Luciel, era el guardián del faro del fuego. Dejando de lado todo esto, este objeto era algo que Lord Hades necesitaba desesperadamente.]

Brontes estaba hablando de Hades y el Fuego del Comienzo. Sin embargo, Yeon-woo quería sobre algo en específico primero.

"No. Por favor, háblame primero del Fuego del Comienzo."

Brontes frunció el ceño. No podía permanecer en su cuerpo de vestigio por mucho tiempo. Había demasiadas cosas que tenía que transmitir a Yeon-woo, como sobre qué tener cuidado o cómo llevar a cabo las cosas.

Pero la luz que brillaba en los ojos de Yeon-woo lo amenazaba. Como si fuera a abandonar la misión si Brontes no respondía a sus preguntas.

Yeon-woo estaba tan desesperado por información sobre la Piedra del Alma. Definitivamente había algo que le faltaba.

Eventualmente, Brontes suspiró y atendió los deseos de Yeon-woo.

[De acuerdo. Pero no tengo mucho tiempo, así que no puedo entrar en muchos detalles. El Fuego del Comienzo se ha convertido en una historia antigua incluso entre las sociedades divinas, y no se puede hablar de todas las cosas relacionadas con Luciel por una promesa que estamos obligados a cumplir.]

Yeon-woo asintió con una mirada expectante.

[Al comienzo, había fuego, y Luciel era el guardián. Luego, se convirtió en una entidad superior al tragarse el Fuego del Comienzo. Este es Lucifer.]

El modesto guardián del faro, Luciel, se había convertido en Lucifer, con sus docenas de alas.

[Sin embargo, este poder no le fue otorgado. El Fuego del Comienzo era algo que todos los dioses y demonios atesoraban. Se trataba de la chispa de la que provenían las leyendas y los mitos, así que no podían permitir que Luciel se la guardara para sí mismo, por lo que todos trabajaron juntos para arrancarle las alas.]

Brontes continuó, hablando rápidamente.

[Lucifer no murió fácilmente. No quería devolver el fuego a los dioses y demonios, así que dividió su alma en varios pedazos mientras caía al mundo inferior. Estas son las Piedras del Alma. Pedazos del alma que tienen el Fuego del Comienzo dentro de ellas.]

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

[Los dioses y demonios intentaron frenéticamente recuperarlos, pero aparte de unos pocos, el resto desapareció completamente.]

"......"

[Esta es una de las piedras que se conservaron de ese momento, Castitas.]

Muchas cosas pasaron por la mente de Yeon-woo.

'¿No había una sóla Piedra del Alma?'

Se trataba de información muy importante.

"Entonces, ¿Cuántas piedras cayeron en total?"

[Un total de 14. Siete virtudes y siete pecados. Fue el resultado de que Luciel tuviera afinidades tanto con la luz como con las tinieblas. El mundo superior tiene nueve de ellas. Cinco de ellas vagan por el mundo inferior. Y ésta es una de los cinco.]

'Entonces Vieira Dune tenía una de las cuatro restantes...'

Yeon-woo sintió que algunas cosas encajaban perfectamente en su lugar. ¿Por qué pensó que sólo había una piedra? Era posible que hubiera varias.

Al mismo tiempo, estaba sorprendido.

'Con esa única Piedra del Alma, Vieira Dune pudo tragarse a la Madre Diosa de la Tierra y ascender al mundo celestial. Entonces, si puedo reunir al resto de ellas...?'

Yeon-woo podía obtener todo el poder que necesitaba.

[Pero es extraño que tengas curiosidad sobre esto.]

Yeon-woo prestó atención a lo que dijo Brontes.

"¿Qué quieres decir?"

[Me refiero a lo que dije. Tú y yo tenemos Piedras del Alma, pero no sabes nada de ellas.]

Yeon-woo se sorprendió. Nunca imaginó que escucharía eso.

Sus ojos se agrandaron más.

"¿Qué eres...?"

[¿No tienes una Piedra del Alma cerca de tu corazón?]

"¡......!"

Yeon-woo sacó el reloj de bolsillo del bolsillo interior en su pecho izquierdo. Las manecillas del reloj estaban temblando.

Brontes asintió con la cabeza.

[Sí. Ese es un artículo que se creó refinando muy bien la Piedra del Alma. Ni siquiera yo sería capaz de hacer algo como eso. ¿Había un herrero tan talentoso en el mundo inferior? Es una pena que no pueda observar su talento.]

Las manos de Yeon-woo temblaron. Por un momento, no pudo pensar en nada. Sólo estaba confundido.

[Aunque sus funciones parecen casi detenidas por alguna razón que no puedo discernir. Sin embago, eso será de gran ayuda para Lord Hades, así que es un alivio.]

Parecía que Brontes pensaba que había traído el reloj de bolsillo para Hades.

"¡Yo...!"

Yeon-woo trató de hacer algunas preguntas más puesto que Brontes pensaba de esa manera, pero Brontes levantó su mano e interrumpió a Yeon-woo.

[No. Basta de pequeñas preguntas. Ahora tengo que decirlo. No tengo mucho tiempo. Pero si insistes en hacerlas, simplemente desapareceré.]

Su único ojo tenía una mirada feroz, como si no cedería.

Yeon-woo se mordió el labio inferior. Brontes estaba tan desesperado como él.

Al final, Yeon-woo asintió con la cabeza. Primero, necesitaba escuchar lo que Brontes tenía que decir, y podría hacer sus preguntas después.

[De todos modos.]

Brontes comenzó a hablar con un asentimiento.

[Me estaba trasladando al Tártaro con mis hermanos por orden de Lord Hades con la 'Piedra de Castitas'. Según Lord Hades, una fuerza de la oscuridad está invadiendo el Tártaro.]

"¿Qué es esa oscuridad?"

[No lo sé. Sólo seguí sus órdenes. Pero puede decir una cosa con seguridad. Los Titanes y los Gigantes encerrados en el Tártaro han recuperado de alguna manera su fuerza y están tratando de escapar. Lord Hades estaba tratando de evitarlo.]

Los Titanes y los Gigantes, criminales que fueron encerrados en el Tártaro después de luchar con los dioses del Olimpo.

El hecho de que se estuvieran oponiendo resistencia era una gran noticia.

Parecía que los extraños sucesos que Hades había percibido en el Tártaro, eran los planes de los convictos para escapar.

[Por eso Lord Hades necesitaba la Piedra de Castitas, y también las habilidades de nuestros hermanos.]

Yeon-woo asintió. Los tres hermanos Cíclopes definitivamente serían capaces de crear armas más sobresalientes para mantener a los Titanes y Gigantes bajo control.

[Pero en algún momento, todo se torció. No sé cómo se enteraron aunque nos movimos con tanto cuidado, pero la gente nos perseguía.]

Alguien estaba claramente conectado al Tártaro desde el exterior. Eso pensaba Brontes.

"Y ellos deben haber sido los monstruos fantasmas."

[Sí. Estábamos atrapados en la sexta puerta. Me quedé atrás para entretenerme un rato.]

Brontes entrecerró su único ojo.

[Pensaba que alguien vendría a ayudar algún día. Necesitarían un guía que les indicara el camino. Y afortunadamente... valió la pena quedarse aquí... aunque perdí mi nivel.]

La imagen de Bronte comenzó a desvanecerse.

Desde que se quedó en este lugar todo ese tiempo, había perdido una cantidad considerable de su santidad.

Ahora podría convertirse en un alma normal y caer en el ciclo de la reencarnación en lugar de estar encerrado en esta puerta.

Convertirse en mortal era lo que más temían los dioses, pero Brontes no parecía temerle en absoluto.

[De todas formas. Es un largo camino, así que te confío los últimos pasos. Parece que la oscuridad no ha sido rechazada a pesar de todo este tiempo... mis hermanos también necesitarán ayuda. El único arrepentimiento que tengo...]

Hwaaa-

Su imagen se distorsionó con la estática.

[Es que no puedo ayudarles como el mayor.]

[La misión repentina (El Deseo de Perséfone) ha sido actualizada.]

[Por favor, compruebe la ventana de la misión.]

El alma de Brontes se desvanecía con mayor rapidez.

'¡No!'

Yeon-woo se sintió desesperado mirando a Brontes. Todavía no había escuchado nada sobre el reloj de bolsillo.

Además, tenía que preguntar sobre las armas del Rey Negro. La razón por la que se tragó a Astrape y el Tridente...

En ese momento, Yeon-woo de repente recordó algo.

Muerte.

Almas.

La Autoridad que tenía.

Ya había atado a Brahma.

Si era un dios que tenía un bajo nivel y estaba profundamente arrepentido...

"¡Brontes!"

Yeon-woo miraba a Brontes, que ahora sólo le quedaba la cabeza.

[¿Qué? ¿Quieres despedirte de mí?]

"Dijiste que querías ayudar a tus hermanos, ¿Verdad? ¿Todavía quieres derrotar a los Titanes y a los Gigantes?"

[Por supuesto... ellos son mis enemigos.]

Cuando los Titanes gobernaban el Olimpo, encerraron a los tres hermanos Cíclopes, diciendo que no querían verlos. Fue Zeus quien los salvó entonces. Los tres hermanos Cíclope pensaron que debían compensarlo y crearon grandes armas para Zeus.

Fueron Astrape, el Tridente y Kynee.

Sin embargo, los Titanes y Gigantes estaban tratando de escapar del Tártaro ahora. La razón por la que los tres hermanos Cíclopes estaban ayudando a Hades era por el rencor que les guardaban.

"Si es así, por favor, únete a mí."

[¿Qué?]

"Te ayudaré a resolver tus arrepentimientos."

Yeon-woo trató de retener a Brontes.

Era imposible atar a la fuerza almas de ese tamaño como lo hizo con los monstruos fantasmas. Tenía que atraerlo lógicamente y hacer que Brontes quisiera estar atado a él.

[¡Qué...!]

Brontes frunció el ceño, incapaz de entender lo que Yeon-woo estaba diciendo. ¿Decirle a un dios que se vinculara a un humano? Ha sido una falta de respeto. 

Además, no sabía qué cambiaría si lo hacía.

Sin embargo, en el momento en que Yeon-woo extendió su mano hacia él...

[¿Eso es...?]

Sus ojos se agrandaron. El brazalete negro y el grillete que Brontes pensaba que eran artefactos normales estaban temblando. Al igual que ellos, las pestañas de Bronte también temblaron.

Apenas se daba cuenta de eso, de quién era sucesor Yeon-woo. ¡Sólo lo podían llamar 'Él' debido a la promesa en el Río Estigia...!

"Sé atado."

El mundo que se desvanecía alrededor de Brontes se detuvo.

***

[...... No puede ser.]

Brontes tenía una expresión incrédula después de observar su brazo visible.

Creutz también se veía sorprendido.

"...De ninguna manera."

Pensó lo mismo cuando Yeon-woo tomó el control de decenas de miles de almas, pero no se imaginaba que ahora Yeon-woo ataría el alma de un dios.

Nunca escuchó de un mortal haciendo algo como esto. Los ojos de Creutz estaban llenos de incredulidad.

Especialmente porque sabía más sobre la santidad que la mayoría de los jugadores, habiendo entrenado con su espada sagrada, estaba muy sorprendido en este momento.

No importaba cuánto daño se hubiera hecho al nivel de un Dios, no tenía sentido que un alma sobrenatural pudiera tomarse de esa manera.

[No. Supongo que es lógico.]

Brontes observó a Yeon-woo con una mirada más profunda. Estaba atónito por la situación.

Sin embargo, Yeon-woo ahora era su maestro, y 'su' sucesor. No tenía escapatoria. 

'Sin embargo, si puede ayudarme a conocer a mis hermanos y detener a esos tipos... ¿No estaría dispuesto a esto? Esto podría ser el destino'.

¿Había notado la expresión de Brontes?

"Preguntaré algo de lo que no tuve oportunidad antes."

Yeon-woo asintió y sacó el reloj de bolsillo.

[Dime, Maestro.]

"¿Puedes arreglar este reloj?"