Reciente

lunes, 19 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 308

Capítulo 308. Tártaro (8) 


'Tuve suerte'.

Los ojos de Yeon-woo brillaban cuando miraba al apóstol de uno de los Cíclopes, Aldin. ¿Fue porque había liberado una intensa Conciencia antes de morir? Podría haber sido porque había sido un apóstol. Independientemente de la razón, a pesar del tiempo que había pasado, el alma de Aldin estaba relativamente intacta.

Parecía un poco desorientado, pero parecía que no tendría problemas para comunicarse con él.

'Y no sé si Brontes estaba involucrado en esto, pero queda una parte de su poder sagrado'.

Yeon-woo habló.

"Espera un momento. Tengo que ocuparme de algo primero."

Aldin parecía querer decir algo, pero Yeon-woo intencionalmente lo ignoró y rápidamente examinó a su alrededor.

Némesis y Nike estaban desatando todo el poder que habían acumulado durante su sueño en la Piedra Filosofal.

Los venenos y ácidos se purificaban rápidamente con el Fuego Sagrado. Mientras que los monstruos fantasmas que habían resultado amenazadores al principio, ahora estaban siendo repelidos.

Boo lanzaba su magia, y debajo de él, Shanon, Hanryeong y Rebecca corrían por el campo de batalla. Los Monstruos Excéntricos entraban y salían de las sombras.

¡Boom!

En ese momento, la cabeza del primer monstruo fantasma quedó aplastada y su cuerpo se desplomó.

Fue una gran explosión, y Yeon-woo pudo sentir el calor desde donde estaba. En esta batalla, Yeon-woo estaba usando todo lo que tenía.

Por otra parte, Creutz estaba peleando con mucho esfuerzo. Como era un jugador que usaba el poder sagrado, parecía que estaba siendo empujado por los monstruos fantasmas, que usaban poderes completamente opuestos a los suyos.

Sin embargo.

'Esto no es suficiente'.

Entrecerró los ojos.

Habían derribado un monstruo fantasma y hacían lo que podían para ocuparse del resto, pero los monstruos fantasmas aprendían mientras luchaban. Buscaban la oportunidad para un contraataque. En este momento, probablemente se estaban memorizando los patrones de ataque del grupo de Yeon-woo.

Además, otros monstruos fantasmas continuaron saliendo de la superficie. Bajo tierra, incluso más monstruos fantasmas trataban de abrirse camino. No podía imaginar cuántos de ellos había.

'¿Hay alguna otra manera?'

Si tuviera que luchar, lo haría. Aunque sería agotador. Cada monstruo fantasma podía igualar su aura, pero Yeon-woo sabía cómo luchar. Estaba seguro de que podía huir o ganar tiempo de alguna manera.

Pero el problema vendría después de eso.

Entonces, ¿Qué pasaría si entrara a la siguiente puerta? Con su fuerza agotada, no había manera de que pudiera atravesarla. Además, podría encontrarse con monstruos más fuertes que los monstruos fantasmas de esta puerta.

Yeon-woo tenía que encontrar una solución.

En ese momento...

Urrrng, urrg-

Su muñeca derecha y su tobillo izquierdo temblaron. Como si la Desesperación y la Pena del Rey Negro le preguntaran qué estaba haciendo.

De repente, Yeon-woo se dio cuenta de lo que se había olvidado.

¿Por qué sólo había pensado en pelear? Todas las puertas que conducían al Tártaro deberían beneficiarle.

[Piedra del Rey del Mar - Miedo al Tanino]

Yeon-woo comenzó a combinar el miedo con su Conciencia. Miedo al Tanino. Un aura por la que cualquier monstruo se sentiría amenazado comenzó a proyectarse a su alrededor.

Extendió sus manos hacia el frente. El Miedo al Tanino se extendió a través de su territorio y presionó a los monstruos fantasmas. A medida que pasaba el tiempo, la presión se intensificaba.

Kiaaaaak-

¡Kyak! ¡Kyak!

Los fantasmas que conformaban los monstruos fantasmas se dieron cuenta de que estaba sucediendo algo extraño y comenzaron a agitarse.

El Miedo al Tanino doblegaba la voluntad de tu oponente y los obligaba a retroceder. Podría haber sido difícil contra los monstruos en su conjunto, pero estaba bien contra cada fantasma individual.

Estaban afligidos por la presión mental que recibían.

Los movimientos de los monstruos fantasmas se ralentizaron. Se dieron cuenta de que era debido a Yeon-woo y lentamente giraron sus cabezas, pero a estas alturas parecían robots averiados.

[¿Eh? ¿Por qué actúan de esa manera?]

[Supongo que está tratando de hacer algo]

Shanon y Hanryeong miraron a Yeon-woo. De todos modos, tenían a sus guardias arriba en caso de que algo saliera mal.

Yeon-woo también estaba siendo presionado por los monstruos.

'Voy a enloquecer'.

Cada fantasma individual no suponía un problema, pero habían demasiados. Parecía como si todas las almas de los jugadores que murieron en las diez puertas estuvieran reunidas en este lugar.

Todo tipo de emociones y vestigios se entrelazaban de forma compleja en su interior.

Si Yeon-woo daba un paso en falso, podría unirse a ellos fácilmente. Demasiadas cosas resonaban alrededor de su cabeza.

El impacto de causar el caos entre los fantasmas casi se apodera de la mente de Yeon-woo.

[Mantienes tu razonamiento a través del rasgo de 'Sangre Fría'.]

Yeon-woo activó las Autoridades del Rey Negro con la ayuda del rasgo.

La Desesperación se ocupaba de las almas, y la Pena de la muerte. Sentía que sería posible si usaba el poder de las dos.

[Segundo Espíritu]

Apretó el puño.

Crunch-

Como si estuviera tirando de las cuerdas de una marioneta, los fantasmas conectados y la cuerda empezaron a temblar.

¡Kiaaak!

¡Kiaak! ¡Kyak!

Los fantasmas se estremecieron.

¡Puk!

Pew pew puk-

Los monstruos fantasmas entraron en agonía, y se desmoronaron por repentinas explosiones. No sólo colapsaron los monstruos fantasmas sobre la superficie, sino que incluso los que trataban de llegar a la superficie resultaron destruidos.

Instantáneamente, la sexta puerta se llenó de fantasmas, que se habían dispersado después de destruir a los monstruos fantasmas, donde estaban agrupados. Había diez mil de ellos de un solo vistazo. No, probablemente había cientos de miles.

Una neblina grisácea se extendió y comenzó a moverse en un gran vórtice.

"¿Qué...?"

Los ojos de Creutz se agrandaron sorprendidos. Los fantasmas gritaban enfrente de él. 

[Coleccionista de Almas]

Yeon-woo retrajo su puño cerrado hacia él. Entonces, el retorcido grupo de fantasmas vino en su dirección.

Un nuevo abismo se abrió delante de Yeon-woo.

Colección de Almas. Lo que esclavizaba a las almas, apareció de forma horrible.

Kiaaa-

Los fantasmas se dieron cuenta de lo que Yeon-woo trataba de hacer y trataron de escapar, pero no pudieron apartarse del proceso que había comenzado.

Todas las almas estaban siendo absorbidas por la Colección de Almas. El abismo se lo estaba comiendo todo. Entonces, cerró la boca.

Koong, koong, koong...

Por supuesto, no había forma de que terminara bien.

El espacio se estremeció. La puerta de la Colección de Almas apareció y desapareció de nuevo. Las almas de dentro intentaban salir a la fuerza.

Todas estas almas estuvieron encerradas en esta puerta durante mucho tiempo, y tenían intensos vestigios. El número de almas probablemente podría formar un ejército. Las almas parecían estar familiarizadas con el trabajo en conjunto.

Atarlas por la fuerza con la Autoridad no resultaba fácil, especialmente a su nivel actual.

Además, el tamaño de su colección tenía un límite de 20.000. Ya había excedido sus límites.

Sin embargo.

"¡Némesis!"

[Muy bien. Nunca pensé en usar 'Sueño Vacío' de esta forma.]

Némesis comenzó a poner el sueño alrededor de la Colección de Almas.

Se trataba de un vacío que cubría todo lo que le rodeaba. No había excepciones para las almas. La Colección de Almas se convirtió en la 'nada' en un instante. Estaba ligada a Némesis.

Clack, clack—

Clack, clack—

El forcejeo comenzó a disminuir. Y cuando la última reacción se detuvo...

"...Uff."

Yeon-woo pudo abrir su puño. Había puesto tanto esfuerzo en esto que su sangre goteaba por debajo de sus escamas.

Sus manos aún temblaban y su ropa estaba empapada de sudor.

Pero mirando su brazalete que lloraba de alegría, sonrió.

Aldin miraba a Yeon-woo aturdido.

[De ninguna... manera.]

Creutz tenía la misma expresión de estupor.

***

'Llevará algún tiempo asimilarlos a todos'.

Yeon-woo pudo resolver la situación después de que se recuperara un poco.

Lo primero que revisó fue la Colección de Almas. Su mente se sentía pesada porque demasiadas almas estaban flotando en su interior.

[Almas recolectadas: 121.334]

'...Esto es una locura'.

Yeon-woo chasqueó su lengua mirando las almas recolectadas. Incluso él, lo consideraba un número ridículo.

'No. Supongo que es lógico en cierto modo'.

Había barrido todas las almas que estaban en el escenario. Además, cada una de estas almas pertenecían a individuos poderosos cuando estuvieron vivas. Eran de buena calidad.

El Rey Negro era un ser respetado por todos los dioses y demonios que gobernaban sobre la muerte. Azrael se llamaba a sí mismo el servidor del Rey Negro. Resultaba lógico que el artefacto de semejante ser pudiera hacer cosas como ésta.

Más bien, era correcto decir que Yeon-woo no podía usar los artefactos al máximo porque tenía un nivel muy bajo.

'Cuando asimile todo esto, desarrollaré primero las Monstruos Excéntricos y examinaré más a fondo las Autoridades del Rey Negro'.

Yeon-woo estaba bastante satisfecho.

[Debe ser agradable. Yo soy quien hizo todo el trabajo.]

Némesis se quejó. Yeon-woo sólo había sido capaz de ocuparse de las almas gracias a Némesis.

'Gracias. ¿Pero no deberías hacer eso por lo menos? Puesto que has estado durmiendo dentro de la Piedra Filosofal todo este tiempo.

[¡¿Entonces qué pasa con Nike?!]

[¿Me llamaste?]

Nike había vuelto a su forma de ave y estaba sobre el hombro izquierdo de Yeon-woo. Parecía que estaba pasando el mejor momento de su vida.

Yeon-woo acarició la barbilla de Nike y habló con Némesis.

'Eso sería abuso infantil'.

[¡¿Y lo que me mandas a hacer no se considera abuso también?!]

'¿Quieres que me aproveche de ti de verdad?'

Nike ladeó la cabeza con ojos brillantes, como si no supiera de qué estaba hablando Némesis.

[¡Mierda!]

Némesis insultó, a diferencia de su habitual calma.

Nike era grande, pero por dentro seguía siendo un niño. Como Némesis lo trataba como a un hermano pequeño, nunca le pediría a Nike que hiciera nada difícil. Yeon-woo lo sabía muy bien.

[¡Argh, esa personalidad tuya...!]

Sintiéndose ofendido por ser el único que hacía el trabajo duro, Némesis le gritó a Yeon-woo y se dio la vuelta.

Su anterior dueño nunca le había hecho nada como esto. Aunque eran gemelos, tenían una personalidad completamente diferente.

Yeon-woo sonrió.

'Supongo que tendré que hacer algo por Némesis en el futuro'.

Némesis se enfadaba fácilmente.

Yeon-woo se dio la vuelta, pensando que debería compensar a Némesis en algún momento, cuando vio a Aldin mirándolo aturdido. En ese momento, Aldin enderezó su espalda.

[¿Tú, tú... cómo...?]

Aldin había sido un jugador poderoso cuando estaba vivo. Al principio, estaba seguro de que no perdería contra Yeon-woo si estuviera vivo.

Sin embargo, Aldin había luchado contra los monstruos fantasmas solo, dejando que sus hermanos huyeran primero, y al final, murió.

Por otro lado, Yeon-woo no sólo derrotó a los monstruos fantasmas sino que también los esclavizó. A Aldin le resultaba difícil de creer a pesar de que lo había visto con sus propios ojos.

Sobre todo, el poder que Yeon-woo había usado...

[¡Cómo puede un jugador tener el poder de la Muerte...!]

No era un poder que se le permitiera a los mortales.

Sin embargo, Yeon-woo no necesitaba responder a la pregunta de Aldin. En este momento, estaba apurado por el tiempo.

'Su alma se está desvaneciendo'.

El vestigio de Aldin se estaba volviendo más ligero. A menos que hiciera de Aldin un espíritu como Rebecca, Aldin probablemente se convertiría en un fantasma. Perdería su identidad.

"¿La Canalización con el Cíclope, Brontes, sigue conectada? Quiero hablar con él. Quiero saber dónde está Hades."

[¿Quién eres? ¿Cómo sabes sobre el dios al que sirvo, y sobre Lord Hades...!]

"Sólo te diré que soy un mensajero que se dirige al Tártaro a petición de Perséfone. Quisiera contarte más, pero parece que no tienes mucho tiempo."

Aldin entendió lo que Yeon-woo estaba diciendo y asintió solemnemente con la cabeza. Una vez que su identidad desapareciera, la canalización también se cortaría.

Lo que había estado haciendo requería el más absoluto secreto, pero alguien que había recibido órdenes de Perséfone merecía saberlo.

[Lord Brontes ha estado durmiendo conmigo aquí. Esperando a que Lord Hades apareciera... persiguiendo la profecía... y parece que tú eres la persona de la profecía.]

'¿Profecía?'

Justo cuando Yeon-woo estaba a punto de preguntar de qué estaba hablando,

Pat-

Aldin desapareció. El poder sagrado que le quedaba se había desvanecido y una luz blanca descendió desde el cielo.

Lo que había descendido de la columna de luz era un dios gigante con un solo ojo.

[¿Eres tú e quien me llamó?]

Fue el descenso del más antiguo de los Cíclopes, Brontes.

Yeon-woo asintió.

"Sí, he sido yo. He venido a petición de Perséfone para buscar a Hades en el Tártaro, y te he encontrado."

El tiempo permitido a Brontes no parecía tan largo tampoco. Se estaba desvaneciendo. Su alma parecía estar muy herida, puesto que su cuerpo estaba cubierto de heridas. No parecía un dios.

Yeon-woo fue directo al grano. Brontes habló después de asentir con la cabeza.

[Como sabes, nos dirigíamos al Tártaro con un artículo bajo las órdenes de Hades. Sin embargo, el menor reveló accidentalmente lo que estábamos haciendo, y tuvimos que huir.]

"¿Cuál es el artículo?"

Definitivamente era el artículo que había visto Yeon-woo en las visiones del vestigio. El artículo que Hades dijo que trajera. El secreto del Tártaro sin duda se podría entender con él.

[Fuego.]

¿Fuego?

¿Qué se supone que significaba eso?

[Es el fuego que puede vencer la oscuridad que contamina el subsuelo del Tártaro, Erebus y los cinco ríos que lo rodean: Acheron, Cocytus, Phlegethon, Lethe y Styx.]

Cuando Brontes abrió su mano, apareció un pequeño cofre. Se trataba del cofre que tenían los tres apóstoles. Cuando la identidad del 'fuego' fue revelada...

"Esto es..."

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

"¿La Piedra del Alma?"

Era la Piedra del Alma de Luciel.