Reciente

sábado, 17 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 305

Capítulo 305. Tártaro (5) 


"¿Jeong-woo?"

Yeon-woo levantó su cabeza y miró a su alrededor.

"¿Qué sucede?"

Bodi miró a Yeon-woo sorprendido.

Yeon-woo se había detenido de repente mientras caminaban.

Sin embargo, a Yeon-woo no le interesaba lo que Bodi pensara en este momento. Sus ojos estaban temblando.

La voz hizo que su corazón se acelerara un poco. No se detuvo. La sangre circulaba rápidamente por su cuerpo.

Yeon-woo miró a su alrededor como si estuviera buscando algo. Su intensión se transmitió a los dos Nobles de la Muerte.

[¿De qué está hablando, Maestro? ¿Por qué estás buscando a Ala Celestial de repente?]

[¿Qué sucede?]

No esperaba sus reacciones.

Bajo la máscara, la expresión de Yeon-woo se volvió rígida.

'Chicos, ¿...No escucharon eso?'

[¿Qué?]

[¿......?]

Shanon y Hanryeong parecían confundidos. No estaban fingiendo.

Demostraban claramente que no sabían nada de lo que Yeon-woo estaba hablando.

Yeon-woo levantó la cabeza.

Arriba, Rebecca apareció como un cúmulo de aire. Ella sacudió la cabeza de lado a lado.

Yeon-woo rápidamente sacó el reloj de bolsillo del bolsillo de su pecho.

El reloj de bolsillo que estaba sacudiéndose hasta ahora, se calmó y las manecillas se detuvieron en XII.

Todo parecía una mentira.

'Sólo...'

***

"...Entonces te lo dejo a ti. El futuro de nuestra tribu está en tus manos, Paneth."

"Volveré como una Diosa."

"Sí. Nos sentimos más fuertes porque estás con nosotros. Ione debe haberse ido en paz."

Una mano envejecida le dio una suave palmada en el hombro a Paneth. Los ojos de Paneth brillaron más que antes al recibir el estímulo de los ancianos.

Un mensaje divino había llegado.

En el templo que ahora era casi inútil, pero que seguía siendo atendido por unas pocas personas, había descendido un corto mensaje.

—Baja a la profunda oscuridad. Habrá un camino de regreso para ti.

Las especies Protogenoi eran originalmente dioses. Eran una fuerte especie divina que estaba presente desde el principio de los tiempos. Sin embargo, con el paso del tiempo, sus poderes se desvanecieron, y terminaron siendo reemplazados por los dioses del Olimpo.

Al perder sus poderes, continuaron dando a sus hijos el nombre y la tradición de su especie, con la esperanza de que algún día, pudieran volver al mundo celestial.

Y por primera vez en miles de años, recibieron una respuesta. Los dioses del Olimpo, que sólo habían buscado a la especie Protogenoi cuando necesitaban apóstoles, finalmente se habían acercado a ellos.

Comenzó con Poseidón. Luego, Hera, Deméter y Hestia se acercaron. Era un mensaje que cuatro dioses superiores les habían dado.

Por supuesto, la especie Protogenoi se alborotaría. Interpretaron la 'profunda oscuridad' como el Tártaro.

La tribu había empleado todas las fuerzas que tenía para crear un equipo. Elohim usaría una gran cantidad de su mano de obra para esto.

Si fallaban, no sólo su tribu caería, sino que todo su clan se desmoronaría, pero ninguno de ellos se preocupaba por esas cosas. Las bendiciones de los cuatro dioses superiores los seguían. Sobre todo, la líder del equipo era Paneth. Jefa de dos familias, y agraciada con sangre divina. Nunca fallaba.

Mientras se celebraba la ceremonia de salida del equipo, había una firme confianza en los ojos de los ancianos que miraban a Paneth.

'Mierda... Esos ancianos no saben nada'.

Aether miraba a Paneth con envidia.

En el pasado, él también había soñado con esta visión.

Cada vez que su padre, un gran guerrero, se iba a la guerra, era bendecido por los ancianos de la tribu, el Senado le besaba los pies y recibía el apoyo absoluto del Consulado.

Solía mirar a su padre salir por el arco, sosteniendo con fuerza la mano de su hermana pequeña Hemera.

Para Aether, su padre era su mundo.

Representaba un símbolo del respeto. Alguien a quien quería alcanzar. Si alguien le preguntaba a Aether en qué quería convertirse cuando creciera, decía que quería convertirse en alguien como su padre.

Sin embargo, su padre había aplastado los sueños de su joven hijo.

No sabía lo que había pasado. Sin embargo, lo que sabía era que su padre había sufrido una gran pérdida y había traicionado la confianza de todos.

Su familia se derrumbó de la noche a la mañana. Todos los que estaban cerca de ellos les dieron la espalda, y los echaron de la tribu.

Hemera podía soñar con un regreso, habiendo desechado a la familia antes de eso, pero Aether fue considerado responsable de todos los pecados que su padre había cometido. Sus sueños de convertirse en el héroe de su tribu quedaron aplastados de esa manera.

Con el prestigio del hijo de un traidor, vagó por la Torre sin hogar.

La mayoría de los que vivieron algunas vez como nobles se volverían locos o fortalecerían su determinación después de convertirse en mendigos. Aether pertenecía a la última categoría.

Agarraba su estómago hambriento y rechinaba los dientes mientras cavaba en los cubos de basura.

Prometió hacerles pagar por todo lo que habían hecho y volver a casa con gloria a pesar de lo que había hecho su padre.

Sin embargo.

'La realidad es un desastre'.

Aether miró hacia abajo, a sus regenerados brazos y piernas. Pudo curarse gracias a las extraordinarias habilidades regenerativas de la sangre divina, pero no podía olvidar el dolor de sus miembros siendo arrancados mientras estaba siendo presionado por Paneth.

¿Qué pensaba ella, que había vivido como una noble... no, como una realeza, toda su vida, mientras lo miraba? ¿Lo consideraba el hijo de su padre? ¿O simplemente se sentía asqueada, como si estuviera mirando basura?

Él no lo sabía.

Aether levantó la cabeza para mirar a Paneth de nuevo. La ceremonia de bendición de los ancianos de la tribu estaba terminando.

Pensó en cómo sería si estuviera en ese lugar, pero ni siquiera podía imaginárselo porque nunca estuvo en una posición similar.

No.

Reflexionando sobre el pasado, hubo un tiempo como ese.

Arthia.

El lugar que le había dado una mano durante el tiempo en que escarbaba en los botes de basura.

'Debo estar loco, pensando en ellos otra vez'.

No tenía derecho a recordarlos, habiendo vendido a sus camaradas para volver a su tribu. Había sido un desvergonzado por traicionar al clan que lo salvó y luego por traicionar a su tribu.

'Yo tampoco quería vivir como una moneda de dos caras'.

Mientras Aether apretaba los dientes, Paneth volteó con una cara inexpresiva. Se sacudió los hombros con la mano como si estuvieran sucios. Era donde los ancianos la habían tocado con sus envejecidas manos.

Aether miró a Paneth con desagrado. Sabía que era remilgada, pero no se imaginaba que tratara de esa manera a los ancianos de su propia tribu.

<< Nota: Remilgada - que muestra excesiva delicadeza, repugnancia o escrúpulos.>>

"¿Hay algún problema?"

"No, No."

Paneth volteó de nuevo su mirada. Aether también miró hacia otro lado y acomodó su postura. No pudo reunir el coraje para seguir mirando a esa perra loca.

"Entonces vámonos. El tiempo es esencial."

Paneth pasó por a un lado de Aether fríamente. El equipo, que incluía a sus subordinados, comenzó a moverse también. Nadie estaba interesado en Aether, el 'perro'.

Aether apretó los dientes por la vergüenza.

'De alguna manera...'

Agarró la pieza del Ruyi Bang en su bolsillo.

Así fue como el equipo se marchó a la expedición.

***

[...Maestro.]

[Creo que no tiene sentido.]

La voz de Shanon y Hanryeong sonaron en su cabeza. Le decían que se detuviera.

Yeon-woo asintió en silencio y se sentó sobre una roca cercana. Los Monstruos Excéntricos que había esparcido para buscar regresaron débilmente a su sombra. Intentaron encontrar rastros de su hermano, pero nadie pudo hallar nada.

Bodi y Creutz miraron a Yeon-woo de forma extraña. Debido a que no sabían lo que estaba haciendo, sus acciones parecían extrañas.

Sin embargo, Yeon-woo ignoró sus miradas y sacó el reloj de bolsillo de nuevo.

'Definitivamente no escuché mal'.

Cuanto más tiempo pasaba, a pesar de las opiniones de Shanon y Hanryeong, más seguro estaba Yeon-woo de que la voz había sido real.

Las manecillas del reloj de bolsillo eran prueba de ello.

Las agujas del reloj se sacudían débilmente, pero después de escuchar la voz de su hermano, el movimiento se intensificó. Se trataba de una sutil diferencia, pero aún resultaba visible a través de los Ojos Dracónicos.

Todo tipo de emociones pasaron por su cabeza.

'Fallé en la invocación porque no se le podía encontrar. Pero...'

Los ojos de Yeon-woo brillaron.

¿Y si la habilidad no fallaba?

Todas las opciones del Reparto del Rey Negro eran lo suficientemente poderosas para llamarse 'Autoridades'.

Las Autoridades eran poderes que doblaban las leyes de la naturaleza.

Había muy pocas o ninguna posibilidad de que fallaran. Eso debido a que los poderes de los dioses y los demonios funcionaban como 'milagros' en el mundo inferior.

La Invocación de Muertos que traía almas del Más Allá también se podía considerar Autoridad.

A menos que algo grande interfiriera, no fallaría.

Así que Yeon-woo consideró la posibilidad de que la Invocación de Muertos no hubiera fallado del todo.

Entonces podría decirse que, aunque su invocación hubiera fallado en sí misma, el alma de su hermano hubiera sido influenciada por la Autoridad de alguna manera.

Si estaba en lo cierto, la voz desesperada de su hermano podría haber sido entregada tenuemente sólo a él.

Por supuesto, todo esto eran suposiciones, que podrían no ser ciertas.

Sin embargo, Yeon-woo consideró que sus suposiciones eran probablemente ciertas.

Su capacidad de observación después de tragarse a la Reina del Verano y la capacidad de cálculo del Cuerpo de Dragón Demoníaco se lo indicaban.

Más que nada...

'Sólo lo siento...'

Sus sentidos se lo decían.

Se trataba de una sensación inexplicable que sólo los gemelos podían reconocer. Habían crecido juntos en el estómago de su madre, y sus sentidos de gemelo le decían que su hermano estaba en alguna parte.

'La respuesta está en poner los poderes del Rey Negro en mis manos'.

Yeon-woo se levantó lentamente, habiendo aclarado su mente.

***

[Misión Repentina / El Deseo de Perséfone]

[Descripción: Hace cientos de años, el dios del inframundo, Hades, se dio cuenta de que algo extraño estaba sucediendo en Tártaro, y con la ayuda de los Hecatónquiros, pudo abrir él mismo la puerta de bronce.]

[Sin embargo, después de que la puerta de bronce se cerrara, nunca se volvió a abrir.]

[Perséfone esperó sola el regreso de su esposo durante cientos de años. Pero sólo escuchó una cosa sobre Hades. Después de entrar en Tártaro, llamó a los tres hermanos Cíclopes.]

[Eventualmente, juzgando que no podía esperar más, decidió tomar la responsabilidad de encontrar a su esposo.]

[Como se ocupaba de los deberes del Más Allá y no puede entrar en Tártaro, eligió a un representante para que fuera en su lugar.]

[Conviértete en su representante de ahora en adelante y persigue los rastros de Hades en lugar de Perséfone.]

[Condiciones: Aquellos que puedan acercarse a la 'Muerte'. Aquellos reconocidos por un dios del Olimpo. Aquellos que despejaron el escenario oculto del piso 30 y despejaron las 'Diez Puertas'.]

[Límite de tiempo: Ninguno]

[Recompensas:]

[1. Artefacto Sagrado de Perséfone]

[2. Bendición de Perséfone]

[3. Autoridad de Perséfone]

Yeon-woo cerró la ventana de la misión y dejó el templo de Perséfone.

Un nuevo mensaje apareció.

[Has entrado en el escenario oculto, las 'Diez Puertas'.]

[Resumen: Tú, que has pasado por el río y la tierra del Más Allá. Esta es la corte que juzga y castiga, en la que sólo pueden entrar los muertos. La gente viva no debería venir a este lugar, así que si se equivoca, regresa.]

[Sin embargo, si has venido a este lugar a sabiendas, se encontrarán con diez pruebas difíciles.]

[El castigo, duro incluso para los muertos, será aún más horrible para los vivos. Será más cruel, espantoso y doloroso. Además, si mueren en este lugar, quedarán atrapados para siempre en las puertas y repetirán el dolor repetidamente.]

[Pero si puedes pasar por este lugar, habrá un gran honor y bendiciones. Tendrás la firme voluntad de superar cualquier peligro y prueba que se te presente en el futuro. También serás respetado por los muertos.]

En el ambiente, había un intenso calor que parecía que iba a derretir su piel. El calor se sentía aún más extremo porque acababa de estar en la fresca atmósfera que Perséfone había creado.

Creutz frunció el ceño. Era su segunda vez en este lugar, por lo que pensaba que podría haberse acostumbrado a ello, pero no pudo. El calor y la humedad se sentían desagradables.

Como se trataba de una corte que juzgaba los pecados de uno durante su vida, el cielo era negro, y lava roja fluía por el suelo como un río. Al mismo tiempo, la húmeda energía de los muertos estaba mermando su vitalidad. Los mensajes que decían que estaba en condiciones extremas seguían apareciendo.

Era un lugar extremadamente desagradable.

Creutz creía que Yeon-woo estaría sufriendo. El Líder del Regimiento había sufrido bastante cuando entró en el escenario oculto.

Pero...

[¡Guaooo! ¡Esto es genial! ¡Jejejeje!]

[Por fin podremos disfrutar de las aguas termales. Ufff. Esto se siente relajante.]

Sobre el cielo, Nike agitaba sus alas con alegría. Némesis desde hace tiempo, se había metido en el fuego infernal y gruñía como un anciano.

Creutz se quedó parado, sorprendido.

"Qué reconfortante."

Yeon-woo tenía una sonrisa de felicidad en su cara.

[La energía del fuego te envuelve cálidamente. Todas tus estadísticas se han incrementado temporalmente en 20.]

[La energía de la oscuridad te trae paz. Todas tus estadísticas se han incrementado temporalmente en 25.]

[La energía del veneno te revitaliza. Todas tus estadísticas se han incrementado temporalmente en 10.]

......

[Has obtenido el título de 'Rey del Fuego'.]