Reciente

sábado, 10 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 295

Capítulo 295. Poseidón (7) 


Yeon-woo levantó la cabeza y miró a su alrededor. Había gastado una gran cantidad de maná, pero la Piedra Filosofal circuló ferozmente y le proporcionó energía de nuevo. 

'Me he perdido un poco'.

El objetivo que había visto con esta Previsión, consistía en anular todos los ataques que se mezclaban en el caos.

Vigrid se movió entre las fallas con precisión, pero desafortunadamente, no llegó al último punto. Los tiempos entre la Segmentación del Tiempo y la Previsión no coincidieron. 

Además, sus oponentes escondían más habilidades de las que esperaba. 

'Bueno, pude comprobar todas las habilidades de los novatos, así que no ha sido un completo desperdicio'.

Los jugadores estaban todos dispersos por la explosión del Aura Negra. 

Cada uno de sus rostros estaba lleno de conmoción. 

Creutz miraba su mano. Su piel exterior se había agrietado, y su palma estaba ensangrentada. Su espada sagrada, Zulfikar, temblaba como si se fuera a romper en cualquier momento. La mitad del poder sagrado en su interior se había evaporado.

Por eso el líder del clan le había dicho que lo trajera de la forma más educada posible. Creutz asintió con la cabeza ante la perspicacia del líder de su clan. 

¿Y si hubieran tratado de forzarlo como lo hizo el Escuadrón 92? No sólo estaría en problemas, sino que incluso la Caballería de la Ilusión podría estar en peligro. 

Comprendió por qué el Acaparador se consideraba el mejor de las Seis Nuevas Estrellas a pesar de estar en pisos más bajo. Una persona como esta definitivamente tenía que ser reclutada en el Regimiento de Fantasía. 

La mano de Creutz palpitaba tanto como su cabeza por todo lo que pensaba, pero estaba contento de que tal persona sea un aliado. Se sentía aliviado de haber confiado en Yeon-woo y de haber retirado su espada, lo que minimizó su herida.

Creutz se arrodilló sobre una sola rodilla y rezó, besando la joya en el centro de la espada sagrada Zulfikar. 

<Oración del Deseo>. El poder sagrado se activó de nuevo y lo envolvió. Las heridas en su interior se curaban a un ritmo rápido. Había orado por su espada sagrada y Yeon-woo. 

Mientras Creutz cantaba la oración sagrada, el Doctor Perdición vomitó sangre. Intentó tragársela, pero tuvo que sufrir la penalización de fallar al usar decenas de hechizos mágicos al mismo tiempo. 

'¿Qué...es eso?'

Apretó los dientes mirando los dos ojos que flotaban sobre la cabeza de Yeon-woo. Era un poder silencioso que estaba presionando su alma. 

En realidad, no se trataba de que su alma estuviera siendo presionada. Toda la magia y la magia negra que usaba estaba siendo sellada. 

No podía usar sus habilidades de esta manera. Era de suma importancia que encontrara una forma de escapar de ese poder. 

"Vamos a tener que dejar la ejecución... para más tarde."

Con esas palabras, Doctor Perdición sacó un pergamino y lo rompió por la mitad. Fue cubierto por una luz y de repente desapareció. Lo había hecho para descansar y curar sus heridas. 

"Jejejeje. Qué divertido. Estoy muy satisfecho. No tengo que preocuparme por lo que viene después."

Sin Rostro, que estaba más lejos, se rió maniáticamente. Por fuera, no parecía afectado. 

Sin Rostro se había involucrado para deshacerse de Benteke y Tritón. Sin embargo, ahora consideraba que no era necesario. Sin Rostro creía que Yeon-woo podía hacer el trabajo. 

'Por supuesto, tendré que apuntar a ese tipo después'.

El Acaparador. Sin Rostro observó a Yeon-woo a través de las vendas. Había visto a Yeon-woo una vez antes de estar envuelto en vendas, pero Yeon-woo se había vuelto más fuerte. Si Yeon-woo continuaba a ese ritmo, se convertiría en una gran molestia. 

"Te recordaré, Acaparador."

Sin Rostro habló con la voz de una joven mujer y se elevó del suelo, desapareciendo como si no pesara nada. 

Yeon-woo no persiguió a Sin Rostro. Sólo observó las complejas fallas alrededor de Sin Rostro. 

'Definitivamente es sólo una persona. Pero parece que está atado a varias personas. ¿Cuál es la identidad de Sin Rostro?'

Los humanos tienen cada uno su propia longitud de onda, porque cada uno de ellos tenía una sola alma. 

Sin embargo, Sin Rostro era diferente. Emanaba múltiples longitudes de onda. A veces, eran tres. Otras veces, de repente superaba las diez, incluso en algunos momentos se reducía a una. 

Parecía que cientos de personas estaban intrincadamente combinadas dentro de un solo cuerpo. Esa parecía ser la razón del cambio de actitud y de voz también. 

Además, 'Sin Rostro' había sido el menos afectado. 

Antes de que Yeon-woo explotara su Aura Negra, Sin Rostro rápidamente usó las vendas para cubrir su cuerpo. Entonces, se movió a donde el impacto del ataque era más débil. Al final, dejó el campo de batalla.

La capacidad de 'Sin Rostro' para analizar la batalla era excelente. Incluso para Yeon-woo resultaba difícil de seguir. 'Sin Rostro' era al menos un gran maestro con una habilidad oculta o incluso algo más. 

Yeon-woo desconfiaba de Sin Rostro, pero se encogió de hombros y miró hacia otro lado. 

Allí, Jinrang se estaba sosteniendo con su espada. La sangre se acumulaba debajo de él. 

"¡Maldición...!"

El ataque acababa de ahuyentar a Sin Rostro y a Doctor Perdición, pero Yeon-woo había apuntado a Jinrang. 

Jinrang sentía el insoportable dolor de que la mitad del poder de Orión se hubiera esfumado. 

Ni siquiera había sido capaz de luchar adecuadamente, pero ya había caído. El poder sagrado que quedaba en su cuerpo se filtraba, como una vasija con un agujero. La recipiente se había roto. 

Lo mismo sucedía con Tritón. Todo su cuartel general estaba en ruinas. Benteke todavía no salía aunque la situación había llegado tan lejos. 

Jinrang miraba con desprecio a Yeon-woo, lo tenía justo enfrente. 

Jinrang no quería mostrar un lado débil de sí mismo. Sabía que uno de ellos tenía que morir para que esto terminara, pero quería mantenerse firme hasta el final, como Lana lo había hecho antes de morir. 

Puk-

Yeon-woo movió su mano izquierda hacia el cuello de Jinrang. Los ojos ardientes de Jinrang se calmaron y su respiración se detuvo. La Daga Vampírica de Bathory absorbió el poder sagrado de Orión. 

[La competencia de la 'Daga Vampírica de Bathory' ha aumentado. 61.2%]

[La vitalidad está siendo absorbida.]

[El maná está siendo absorbido.]

[El poder sagrado está siendo absorbido.]

......

[Has obtenido la 'Energía de Orión'. Las Bendiciones Divinas también se absorben automáticamente.]

Las Bendiciones Divinas en su interior se amplificaron una vez más. 

"¡Señor Jinrang!"

"¡Aléjate de él!"

Los jugadores de Tritón estaban furiosos, pensando que Yeon-woo se había burlado de su superior. 

Si Benteke era el padre que los guiaba, Jinrang era la madre que se encargaba de todo lo demás. Por supuesto que estarían furiosos. 

Sin embargo, los jugadores de Tritón no podían precipitarse hacia Yeon-woo. La Caballería de la Ilusión les bloqueaba el camino. Una vez más, otra batalla comenzó. Pero incluso antes de que comenzara, la victoria estaba a favor de la Caballería de la Ilusión.

Los jugadores de Tritón buscaban a Benteke desesperadamente. 

"¡Capitán! Capitán!"

"¡Señor Benteke! ¡Por favor! ¡Por favor!"

"¡Poseidon...!"

Creutz terminó su oración y se puso de pie. Su armadura estaba restaurada y brillaba de nuevo. 

"Los detendré personalmente. Espero que te concentres en terminar tu pelea con Benteke, Caín."

Yeon-woo asintió con la cabeza y entró en el castillo. El 60% del castillo había sido destruido por la explosión de antes, y ya no se podía llamar castillo. 

Sin embargo, el poder sagrado en el centro del castillo se sentía más pesado que antes. 

'Ese lugar es probablemente el templo de Poseidón'.

Como Tritón era una organización creada a partir de las Bendiciones y Gracia de Poseidón, por supuesto que habría un templo para Poseidón. 

Yeon-woo levantó su pie y pisó fuertemente el suelo con maná. 

Kwang-

El suelo se desmoronó, y se creó un camino hacia el subterráneo. 

Cuando saltó, una gran puerta de hierro recibió a Yeon-woo. 

'Es grande'.

La puerta de hierro era enorme. 

Probablemente medía unos diez metros de altura. También tenía un grosor considerable. La pintura sagrada a lo largo de la puerta era muy brillante. 

Tenía una imagen de los 12 Olímpicos y otros dioses del Olimpo luchando contra los Titanes. Cada imagen se retorcía como si estuviera viva.

Si la hubiera visto por primera vez, Yeon-woo habría exclamado con asombro, pero esta pintura le resultaba familiar. 

'La puerta de la Tesorería del Olimpo'.

Casi la misma imagen que había visto después de recolectar las doce llaves. 

Era ligeramente diferente a la imagen de entonces. En la anterior, Zeus con su relámpago era la figura principal, pero en esta, Poseidón con sus olas se veía más enfatizado. 

Más allá de la puerta, algo colosal y fuerte se estaba moviendo. 

Parecía el poder sagrado de Poseidón, aunque no lo era. 

El aura amenazante presionaba a Yeon-woo desde arriba. 

Se sentía como si estuviera forzando a Yeon-woo a rendirse y servir. 

[Una voz no identificable se apodera de tu mente. Estás cayendo en una condición de aturdimiento.]

[Mantienes tu racionalidad debido al rasgo de 'Sangre Fría'.]

[La condición de aturdimiento ha sido removida. La voz no identificable es ahuyentada.]

[Te liberas de la presión.]

Apenas lo había apartado usando el rasgo de Sangre Fría, pero algo peligroso seguía acechando. 

No sabía si era algo bueno o malo, pero también podía sentir la energía de Benteke levemente en su interior. 

'¿Le había pasado algo?' Yeon-woo levantó su mano, con la mirada ligeramente rígida.

Contrariamente a sus preocupaciones de que no cediera, la puerta de hierro se abrió fácilmente. 

Se reveló un gran salón polvoriento. 

Bajo el techo en forma de cúpula, las pinturas sagradas llenaban las paredes y el techo. Todas eran pinturas sagradas relacionadas con Poseidón mientras levantaba tornados y olas. 

En el centro, Benteke estaba sentado en el altar. Los braseros de bronce a su lado ardían con un fuego azul, iluminaban el delgado y exhausto rostro de Benteke. 

"Así que... viniste. Jajajajajaja. Yo tenía razón. Eres un loco bastardo. Como yo."

Yeon-woo entrecerró los ojos cuando entró en el salón. 

"¿Qué le pasó a tu brazo?"

"Oh, ¿Esto?"

Benteke levantó su brazo derecho. No lo había recuperado por un tiempo debido a que Yeon-woo lo absorbió, pero ahora se veía normal. 

"¿Cómo está? ¿No es increíble?"

Pero a diferencia de su tono, su cara estaba llena de disgusto. Desenvolvió las vendas alrededor de su brazo derecho. 

Su brazo derecho se movía como una ola azul. 

"Mi maldito dios me dio este ridículo regalo diciendo que soy demasiado débil. Es un regalo muy ridículo".

"Un cúmulo de poder sagrado."

"Sí. Así es."

Un brazo que Poseidón le había dado a través de la canalización para usar en lugar del Tridente.

Sin embargo, el problema fue que Benteke lo aceptó ingenuamente. 

No era un artefacto sagrado normal. 

"Debido a este maldito cúmulo, no puedo moverme de aquí."

No había un nombre para el artefacto sagrado. Poseidón acababa de enviar una parte de su poder sagrado.

Benteke no lo sabía y sólo aceptó la sincronización con Poseidón. 

Después de eso, había continuado luchando por el control de su cuerpo. 

Poseidón trató de robar el cuerpo de Benteke. Fue horrible para Benteke. 

Ni siquiera le agradaba que Poseidón descendiera a veces, ¿Como iba a permitir que se apoderaba completamente de su cuerpo? Benteke no podía dejar que eso sucediera. 

Un apóstol representaba la carne santa y la manifestación de un dios, pero seguían siendo un ser separado. 

Sin embargo, Poseidón no aceptaba los pensamientos de Benteke. 

—Ni siquiera lo atraparás. Mírate ahora. ¡¿Cómo puedes luchar contra el rey de los muertos como un ser vivo?! Es imposible para ti. Apenas has escapado, pero no puedes esperar que pase lo mismo en el futuro. 

—¡Ven a mí! ¡Llevaré tu alma al templo que gobierno y te garantizo una posición alta...!

Al final, Benteke ganó la pelea. Había un límite a los poderes de Poseidón como resultado del principio de causalidad. 

Sin embargo, Benteke resultó bastante herido. La mitad de su cuerpo físico había sido consumido por el poder sagrado. 

Incluso ahora, el poder sagrado estaba tratando de tomar el control de su cuerpo. Si no se concentraba por un momento, sería su fin. 

Más que nada, había perdido demasiado tiempo. 

"Además, estoy completamente atado a este lugar. Con este maldito brazo hecho de poder sagrado, no puedo dejar el templo."

Como los dioses no podían abandonar su templo, su territorio sagrado, Benteke también estaba atado a este lugar. En el momento en que se marchara, perdería todo su poder o moriría. Era una jodida maldición. 

"¡Jajajajaja! ¡Un perro guardián que protege las puertas sería mejor que esto!"

Benteke pensó que Poseidón había buscado esto desde el principio.

Quería que se quedara en este lugar porque Yeon-woo iba a venir pronto. 

Debido a eso, Benteke perdió a muchos de sus preciosos subordinados. Jinrang, Ted, Elaine. Todos tenían diferentes planes para el futuro, pero seguían siendo como una familia para él. 

Estaba furioso con Poseidón. Sus seguidores religiosos se estaban muriendo, pero Poseidón no pestañeó. 

¿Se debía a que las vidas de los humanos eran como moscas para un dios? ¿Porque no representaban nada frente a un inmortal?

"Tú, ¿Qué hiciste para que nuestro dios te odiara tanto?"

Benteke maldijo el poder del dios que había aceptado descuidadamente, pensando que podría hacerse más fuerte. Esperaba que Yeon-woo pudiera liberarlo de esta maldición. 

Podría haber sido el karma por actuar arrogante y confiado mientras mataba a su propia amante. 

"Algo."

Yeon-woo respondió lentamente, y apuntó a Vigrid hacia Benteke. Mientras activaba las opciones, una poderosa energía comenzó a envolverlo. 

Antes de que avanzara, Yeon-woo comprendió por qué a Poseidón no le agradaba e incluso trató de matarlo por su cuenta. 

No se debía simplemente a  que había hablado de matar a un dios. Había un asunto más importante que eso. 

'El Rey Negro'.

Los ojos de Yeon-woo se oscurecieron. 

'Poseidón tiene miedo de que obtenga el poder del Rey Negro'.

Con esos pensamientos, Yeon-woo avanzó, dejando el suelo agrietado. 

Kwang-