Reciente

viernes, 2 de octubre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 280

Capítulo 280. Tritón (5)


'¿Se combinaron?'

Yeon-woo se quedó sin palabras mirando las cadenas alrededor de su tobillo izquierdo. 

Fue tan repentino. Nunca hubiera imaginado que algo como esto pasaría, por lo que se quedó congelado. 

Algo similar había sucedido antes. El Astrape de Zeus. En el pasado, se sintió vacío al observar que el artefacto sagrado que acababa de obtener se había destruido frente a sus ojos, pero después de aprender a usar el Brazalete Negro, se dio cuenta de que no era un artículo inferior a Astrape. 

<< Nota: Recordemos que el Brazalete Negro absorbió a Astrape. >>

Y ahora, lo mismo había sucedido. 

Tal vez podría entenderlo si se tratara de un artefacto sagrado que pudiera absorber los rasgos de los demás, pero ese no era el caso. Sólo devoraba otros artefactos sagrados. 

Zeus y Poseidón eran hermanos muy famosos. Entonces, ¿Cómo estaban relacionados con el dueño del Brazalete Negro?

'El Rey Negro. ¿Quién es él...?'

[La Pena del Rey Negro]

[Clasificación: Equipo Defensivo de Tobillo]

[Calificación: ???]

[Descripción: ???]

[** Este es un artefacto 'Único'. No existe un artefacto igual en La Torre, y estará ligado a su dueño. No puede ser transferido o intercambiado entre jugadores.]

[**Actualmente, no se puede visualizar nada al respecto. Sólo después de que tengas ciertas cualificaciones podrás verlo. ]

No podía visualizar la información del artefacto. Apenas podía mirar su nombre.

Yeon-woo estaba incrédulo mientras revisaba el artefacto. 

No era sólo Yeon-woo. En el piso 98 también estaban sorprendido.

[Atenea se cubre la boca. Está sorprendida por el repentino cambio de acontecimientos.]

[Hermes tiene una sonrisa misteriosa.]

[Azrael asiente con los brazos cruzado mientras se ríe.]

[La sociedad divina, el Olimpo, está sorprendida.]

[Los dioses del Olimpo están en un estado de confusión.]

[Los dioses del Olimpo miran hacia Hermes. Hermes los trata con indiferencia.]

[La sociedad divina, 'Asgard', guarda silencio.]

[La sociedad divina, 'Malak' te observa.]

[La sociedad divina, 'Secta Chan', suspira. Comienzan a leer los cielos, diciendo que algo se aproxima.]

......

[La sociedad demoníaca, 'Le Infernal', está alegre.]

[La sociedad demoníaca, 'Secta Jie', se ríe del Olimpo.]

[¡Poseidón grita!]

[Poseidón se levanta de su trono y grita algo. Protesta contra Hermes y Atenea.]

[Hermes lo ignora.]

[Atenea resopla.]

[Poseidón decide algo.]

[Poseidón llama a los dioses que están bajo su mano y discuten algo.]

[Poseidón te mira furioso. Está preparando una respuesta a esto.]

Los mensajes continuaron llenando la visión de Yeon-woo. Entre ellos, había algo que no había visto antes.

[Hay tres mensajes que le han sido entregados. ¿Le gustaría leerlos?]

'¿Mensajes?'

Eran mensajes que Hermes, Azrael y Agares habían enviado. 

Los seres eran penalizados fuertemente si enviaban mensajes a jugadores que no eran apóstoles. 

Esto podía causar un gran impacto al jugador. Para pagar el hecho de poder afectar el principio de la causalidad, tenían que gastar una cantidad significativa de poder sagrado o energía demoníaca. 

Sin embargo, seguramente le habían enviado mensajes frenéticamente porque este evento también resultaba impactante para ellos. 

Los mensajes se abrieron de golpe. 

[Mensaje de Hermes: No es nada, así que no tienes que preocuparte por ello.]

[Mensaje de Azrael: ¡Así que eres tú! ¡Eres ese ser...!]

[Mensaje de Agares: ¡Acéptame! ¡A mí!]

Hermes lo animaba como siempre, y Agares estaba desesperado por algo, afectado por lo que acababa de suceder. 

Sin embargo, el mensaje de Azrael era un poco extraño.

'¿Ese ser? ¿Está hablando del Rey Negro?'

¿Sabía Azrael algo? Su reacción parecía un poco sospechosa. 

Yeon-woo también quería enviarle un mensaje a Azrael para preguntarle sobre todo lo que sabía. Sentía mucha curiosidad sobre el Rey Negro.

Sin embargo, con esto, podría saber algo sobre el secreto del Rey Negro. 

El Rey Negro no no había sido un viejo héroe o jugador. Al menos había sido un ser sagrado. 

Por ejemplo, como el Rey Mono.

La Desesperación y la Pena del Rey Negro. Eso no sonaba tan mal. Yeon-woo estaba bastante feliz.

Por otra parte, la reacción de Benteke fue completamente diferente. 

"¡Que...!"

Actuaba de forma indiferente ante la mayoría de las cosas, pero su sorpresa era tan grande que le temblaban los dedos. Entonces, miró al cielo con los ojos inyectados de sangre. 

Su cara estaba arrugada. Gritó con rabia. 

"¡Cállate! ¡Cómo puede ser mi culpa que esto haya sucedido! ¡Eres un dios, y ni siquiera pudiste predecir esto! ¡Culpa a tu maldita previsión! O ve con Apolo, puesto que no pudo advertirte de esto."

Debía de estar muy enfadado, porque su voz sonaba muy fuerte. ¿A quién le gritaba?

El cielo tembló por un momento como si estuviera enfadado por lo que había dicho Benteke, pero Benteke resopló y miró hacia abajo. 

Sus dedos se movieron y volvió a comportarse con normalidad. Cuando extendió su mano, el agua del río flotó y se convirtió en una lanza. 

"Mostré un lado negativo de mí mismo debido a mi dios malhumorado. Empecemos de nuevo."

Entonces, ¿Le había estado gritando a Poseidón?

Cuanto más lo miraba, Yeon-woo sentía que Benteke no era normal. Un apóstol que expresaba su ira hacia su dios. Aunque era incluso más extraño que Poseidón no tomara ninguna acción contra su apóstol por hacer esto. 

Sin embargo, Benteke no parecía afectado. Parecía que estaba tratando de concentrarse en la lucha. 

"Está bien. Entonces empecemos de nuevo. Es un poco molesto porque la atmósfera se ha arruinado, pero volverá una vez que crucemos las espadas una o dos veces, ¿Hm?"

Benteke sonrió sosteniendo la lanza que hizo con el Río de las Almas. 

Por un momento, Yeon-woo lo miró extrañado. 

Benteke inclinó la cabeza, como si preguntara por qué Yeon-woo le miraba de esa manera, y luego sonrió, entendiendo su mirada.

"¿Por qué? ¿Soy un poco raro?"

"No es sólo un poco."

"¡Juajuajajajaja! Supongo que soy bastante raro."

Benteke se rió fuertemente. Luego, continuó hablando. 

"Hablando en contra del dios al que sirvo, y estando tranquilo incluso después de perder un artefacto sagrado. Probablemente también habría pensado que mi oponente estaba un poco mal de la cabeza. Pero..."

Benteke sonrió con satisfacción.

"¿Y qué?"

Sonrió fríamente.

"¿Es algo malo no comportarse como los demás? También tengo curiosidad por muchas otras cosas. No, tengo tantas cosas que quiero preguntar. ¿Cuál es la razón por la que llevas ese collar? ¿Cuál es la razón por la que mi artefacto sagrado se ha convertido en una cadena? Sin embargo, podré saber esas cosas si te atrapo. Lo más importante para mí ahora mismo es la lucha entre tú y yo."

Benteke sonrió revelando sus dientes. Sus ojos brillaban como los de una bestia. 

"¿No es lo mismo para ti?"

"......"

Yeon-woo miró su mano. Vigrid todavía vibraba. Tampoco estaba de humor para luchar debido al repentino cambio de acontecimientos, pero su cuerpo aún estaba caliente. 

Como lo que dijo Benteke, esas cosas no eran importantes en este momento. Pelear y ganar sólo importaba.

Apuntó a Vigrid hacia adelante. Los principios básicos de la Espada de Ocho Extremos estaban listos. La bestia en su interior que había salido de la jaula, rugió. 

Kwang-

Los dos se enfrentaron de nuevo. Las olas se agitaron bruscamente. 

Sólo un pensamiento le venía a la mente a Yeon-woo cuando veía a Benteke. 

Un signo de interrogación. 

No sabía qué clase de persona era Benteke. Era un enemigo que había matado a la maestra de su hermano, pero aparte de eso, no había nada malo en mantenerlo cerca. 

Sabía cómo enfrentarse a su dios y parecía saber tomar decisiones rápidamente. 

Sin embargo, debido a su crueldad y brutalidad, Yeon-woo no quería mantenerlo cerca. A Yeon-woo no le agradaba realmente la gente como esta. Creaban el caos cuando estaban en el mismo equipo que tú. 

Sin embargo, a Yeon-woo le agradaba Benteke. No había una razón en particular. 

'Es divertido'.

Era porque le mostraba a Yeon-woo la diversión de la lucha. 

Shang-

Yeon-woo y Benteke se atacaron mutuamente. Cuando la espada y la lanza chocaban, sonaba el sonido del metal. También se escuchaba ocasionalmente el sonido del metal clavándose en la piel. 

¡Pupupuk!

A medida que las heridas de ambas personas crecían, el agua del río se tornaba roja, pero a ninguno de ellos le importaba. 

La lanza atravesó el estómago de Yeon-woo. Su cuerpo se puso rígido por el dolor, sentía que estaba cortando sus órganos internos, y se hundía más profundamente en él. 

Crunch-

[Magia Demoníaca]

[Regeneración]

Yeon-woo dependía de estas dos habilidades sobre todo lo demás. 

Usaba la Bendición del Demonio para crear energía demoníaca dentro de sus células y se regeneraba. 

[Ha recibido un mensaje de Agares.]

[Mensaje: En lugar de pobres Bendiciones como esas, te puedo dar más. ¿Qué te parece?]

[Ha recibido un mensaje de Agares.]

[Mensaje: Ya tienes algo mío de todos modos. Usa eso. ¿Será bueno? ¿Hm? Úsalo. No saldrá nada malo de ello.]

Yeon-woo quería gritarle a Agares por ser tan molesto. 

¿Nada malo saldría de ello? Pensando en los problemas en que se había metido en su hermano después de que hiciera un contrato con Agares, no tenía intenciones de hacerlo. 

Afortunadamente, el mensaje de Agares se detuvo. Al parecer porque el principio de la causalidad lo limitaba. 

Pensando que eso era un alivio, clavó su espada en el cuello de Benteke. 

La sangre brotaba de sus venas cortadas, pero la cuchillas no podía penetrar más profundamente. Estaba siendo bloqueada por algo duro.

Benteke giró su cuerpo con ojos ardientes. Cuando se salió la cuchilla de su cuello, brotó más sangre. Al mismo tiempo, movió rápidamente su lanza.

Un vórtice. Creó varios agujeros con viento en el cuerpo de Yeon-woo usando su habilidad característica. 

No, lo intentó. 

Yeon-woo pisó el Camino de Viento y se movió a través del Vórtice. 

No pudo evitar todos los vórtices, por lo que tenía agujeros en su brazo izquierdo y pierna derecha, pero Vigrid se movió más rápido para cortar a Benteke. La sangre salpicó y sus huesos se revelaron. La mitad de su cuerpo había sido cortada. 

Pero, los dos continuaron luchando sin ningún signo de dolor. 

En medio de la pelea, Yeon-woo y Benteke se rieron. L risa de las bestias. No, esto no podría llamarse risa. Sonaba como un gruñido o un rugido. 

Mientras lo hacían, Yeon-woo y Benteke clavaron sus armas en los puntos vitales del otro al mismo tiempo. Ambos sintieron la sensación de que algo les atravesaba el corazón. 

Para destruir el corazón del otro, introdujeron sus armas tanto como pudieron, usando toda su fuerza. 

Glup-

La sangre salió de sus bocas. Estaban lo suficientemente cerca como para sentir la respiración del otro. Se miraron a los ojos. 

Yeon-woo pudo observar a Benteke sonriendo. Incluso mientras se estaba muriendo, sonreía con los dientes al descubierto, divirtiéndose como nunca. 

Benteke también podía mirar a Yeon-woo. No podía observar su cara por la máscara, pero Benteke creía que Yeon-woo tenía la misma expresión que él. ¿Cómo lo sabía? Las bestias se reconocen entre sí. 

En ese momento, Benteke sintió algo familiar en los ojos de Yeon-woo. Se veía diferente pero similar. Había alguien que ponía esa mirada cuando solían pelear. 

"¡Tú...!"

Justo cuando Benteke estaba a punto de decir algo con los ojos agrandados.

Chrr-

Tic Tac Tic Tac.

La aguja del reloj de bolsillo en lo profundo del pecho derecho de Yeon-woo comenzó a girar. 

[Previsión]