Reciente

miércoles, 30 de septiembre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 451

Capítulo 451. La Segunda Venida de Gula (1)


Después de rasgar el papel, Seol Jihu cerró los ojos con fuerza. Sinceramente, no quería volver a abrirlos. Sabía que estaba esperando algo irrazonable.

Desde que leyó el libro hasta que llegó a casa, había estado feliz. Si esto era un sueño, no quería despertar.

¿Y si el paisaje no cambiaba? ¿Y si, cuando abriera los ojos de nuevo, todavía estuviera en su habitación, y no en el Paraíso?

"......"

Una sonrisa se extendió por los labios de Seol Jihu. Justo ahora, había pensado en el 'Paraíso' cuando originalmente lo habría llamado 'Utopía'. Lo que significaba...

'Mis recuerdos han vuelto'.

Fue entonces cuando un débil ruido llegó a sus oídos.

Seol Jihu abrió los ojos lenta y cuidadosamente.

Cuando vio una estatua de piedra familiar más allá de la vista, sus ojos se abrieron de golpe.

Lo primero que vio fue la estatua de Gula, y detrás de ella, vio las altas columnas que sostenían el techo, además de los majestuosos murales que se extendían por las paredes.

Sin duda era el templo de Gula.

Había vuelto. Por fin había vuelto... al Paraíso.

Seol Jihu se dio la vuelta y miró alrededor del templo. Todo lo que había pasado después de que se derrumbara en la ladera de la colina pasó lentamente por su mente. Se estremeció al pensar en el momento en que casi saltaba del tejado.

'Tengo suerte de no estar muerto'.

Pensó que nunca hubiera podido volver. Y no lo hubiera logrado si estuviera solo. Fue gracias a la dedicación de todos que pudo resucitar.

[Bienvenido de nuevo.]

Justo cuando las lágrimas comenzaban a brotar en sus ojos, una suave voz resonó por todo el templo.

La voz finalmente convenció a Seol Jihu de que se trataba de la realidad, y no un sueño.

[He estado esperando por ti.]

La mirada de Seol Jihu se dirigió a la estatua.

"¡Gula-nim!"

Estaba tan feliz que olvidó que podía conversar a través de sus pensamientos en vez de hablar en voz alta.

El silencio descendió sobre la habitación. Había tanto que quería decir. Tanto que no sabía por dónde empezar.

Gula, también, permaneció en silencio. Estaba leyendo los pensamientos de Seol Jihu.

"...¿Qué ha pasado?"

Después de un momento de silencio, Seol Jihu decidió preguntar sobre lo que más le intrigaba.

"¿Cómo pude resucitar?"

[El hecho de que preguntes esto, me dice que sabes que tu cuerpo no estaba en un estado en que pudiera ser perfectamente resucitado con un solo Deseo Divino.]

Seol Jihu asintió. También se preguntaba por qué seguía teniendo los recuerdos del Negro Seol Jihu incluso después de que se activara la Visión Futura. Pero ahora mismo, esto era lo más importante.

[Es cierto que ninguno de tus camaradas tenía suficientes puntos de contribución para cambiarlos por un Deseo Divino.]

Pero los deseos no eran la única manera de que un Terrícola resucitara.

[Así que en su lugar, Teresa Hussey y Yun Seora aseguraron un Juramento Real para buscar tu resurrección.]

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron. ¿No sólo les quedaba uno, sino dos Juramentos Reales?

[Prihi Hussey, el Rey de Haramark, transfirió la propiedad de su Juramento Real a Teresa Hussey...]

Teresa, Seol Jihu podía entenderlo. Pero no tenía ni idea de quién le dio el Juramento Real a Yun Seora.

Fue entonces cuando una luz brillante destelló ante sus ojos, y un pedazo de papel apareció en el aire.

Seol Jihu lo agarró inconscientemente. Sólo había una frase escrita en el papel.

—Yo, Roe Scheherazade, quisiera transferir la propiedad de mi Juramento Real a alguien que esté dispuesto a usarlo para la resurrección de un Terrícola llamado Seol Jihu.

El semblante de Seol Jihu se desvaneció.

"Roe Scheherazade está..."

[Muerta.]

Gula respondió simplemente.

[Se quitó la vida poco después de escribir su testamento. Parece que cambió de opinión después de hablar con Yun Seora.]

Un cambio de corazón. Seol Jihu miraba su testamento. El hecho de que no especificara el nombre de la persona a la que transferiría la propiedad de su Juramento Real indicaba su intención demasiado bien.

Esto era una sorpresa. Nunca imaginó que Roe Scheherazade cambiaría de opinión en el último minuto. Por alguna razón, Seol Jihu se sintió algo amargado.

[Sé que debes tener muchas preguntas...]

La voz de Gula le devolvió el sentido común.

[Pero me temo que tendrá que empezar de inmediato.]

Seol Jihu se estremeció.

"¿Cuánto tiempo ha pasado desde que morí?"

[Ha pasado exactamente un mes.]

30 días. Sólo han pasado 10 días en la Tierra, pero el tiempo en el Paraíso pasaba tres veces más rápido que en la Tierra. 30 días no era poco. Bastaba para que los Parásitos terminaran lo que habían empezado.

'Esos malditos bastardos'.

Cuando pensó en los Parásitos, los ojos de Seol Jihu comenzaron a brillar ferozmente.

"La situación..."

[No es buena.]

Gula dejó escapar un suspiro y comenzó a explicar.

Después de que los Parásitos cruzaron la frontera y destruyeron Grazia y Caligo, los cuatro Comandantes del Ejército avanzaron hacia Odor.

La humanidad unió fuerzas con los miembros de la Federación que previamente se habían trasladado a Odor. La unión se mantuvo durante un tiempo bastante largo contra Castidad Vulgar, pero no pudo resistir cuando llegaron Sung Shihyun y Paciencia Explosiva.

Fue alrededor de este momento que la fuerza principal de la Federación había llegado a Eva.

Sin embargo...

[Los parásitos no permitieron que la Federación y la humanidad se reunieran en un solo lugar.]

Tan pronto como los Parásitos capturaron a Odor, dividieron sus fuerzas de nuevo en dos. Mientras tanto, Bondad Retorcida ocupó el camino entre Odor y el EVA.

Esto obligó a los Terrícolas y a la Federación en Odor a retirarse hacia Haramark.

[Mientras que Paciencia Explosiva y Bondad Retorcida retrasaron el avance de las fuerzas auxiliares en Eva, Sung Shihyun y Castidad Vulgar destruyeron a Olor, luego persiguieron al ejército en retirada hasta Haramark.]

Para empeorar las cosas, Humildad Desagradable y su ejército invadieron el Valle Arden. Cuando la Comandante del Ejército se dio cuenta de que la fuerza principal de la Federación ya no podía invadir el territorio de los Parásitos, cruzó el valle y se dirigió directamente a Haramark.

"Así que ahora mismo, Haramark está..."

[Apenas resistiendo a cuatro Comandantes del Ejército. Ya han pasado tres días.]

"¿Cuatro? ¿No quieres decir tres?"

[Caridad Aborrecible también se ha revelado, pero no está participando en la batalla. Esto demuestra la confianza que tienen en su victoria.]

Debe haberse mostrado para observar la caída de la especie a la que una vez había pertenecido.

Seol Jihu chasqueó su lengua.

Sabía que los Parásitos no se quedarían de brazos cruzados mientras él estaba fuera, pero no creía que llegarían tan lejos.

[Supongo que la Reina Parásito quiere destruir la base que has construido.]

La voz de Gula continuó.

[Teresa Hussey debe haber pensado lo mismo. Por esa razón, en lugar de retirarse a Eva, se ofreció como voluntaria para convertirse en el cebo.]

"¿Cebo?"

[Sabía que haría exactamente lo que los Parásitos querían, pero si se quedaba en Haramark, podría retrasar el ataque a Eva tanto como fuera posible.]

La fortificación de Eva estaba completa, y si la fuerza principal de la Federación se combinaba con la humanidad, las cosas se habrían puesto bastante problemáticas para los Parásitos. Por lo tanto, los Parásitos planeaban luchar contra ellos por separado, y la humanidad lo hizo.

Los ojos de Seol Jihu se tensaron.

En resumen, Teresa había elegido preservar la base donde Seol Jihu volvería, durante una guerra en la que el destino de su especie pendía de un hilo.

Ella creía sin ninguna duda que Seol Jihu regresaría.

[Su estrategia fue audaz, pero suponía más daño.]

Gula habló con una voz amarga.

[Afortunadamente, la fortaleza del valle logró retrasar la llegada de Humildad Desagradable... pero eso ya quedó en el pasado. Humildad Desagradable ha llegado a Haramark hace dos días.]

La fortaleza del valle había caído, y ahora Haramark estaba al borde de la derrota bajo el ataque conjunto de los tres Comandantes del Ejército.

Los oídos de Seol Jihu captaron el débil sonido de las explosiones en la distancia. Sólo entonces se dio cuenta de dónde estaba y por qué Gula lo había resucitado en Haramark. Si hubiera venido un poco más tarde, ella lo habría resucitado en Eva.

No era el momento de quedarse sin hacer nada. Seol Jihu rápidamente revisó su cuerpo. Casi inmediatamente, una amarga sonrisa apareció en su cara. Aparentemente, dos Juramentos Reales no bastaron para restaurar su condición a la normalidad.

Su brazo derecho estaba de vuelta, pero sus circuitos estaban desordenados debido a las secuelas del maná de flujo inverso. También notó la presencia de la divinidad de la Reina Parásito y el Mal Absoluto dentro de su cuerpo, aunque en pequeñas cantidades.

Seol Jihu abrió su ventana de estado. Como esperaba, su condición actual y su nivel físico eran un desastre.

'Si salgo en este estado... moriré antes de poder luchar'.

Pero esto no representaba un problema para Seol Jihu. Normalmente tomaría al menos un año o dos para recuperarse completamente de una lesión de esta naturaleza, pero Seol Jihu tenía los medios para acortar ese período a un parpadeo.

"Gula-nim."

[Sí.]

No había razón para dudar. Seol Jihu murmuró un deseo dentro de su cabeza, y Gula respondió inmediatamente.

¡FLASH!

Una luz brillante cubrió todo el cuerpo de Seol Jihu. Las heridas y el cuadrado mágico dentro de su cuerpo se borraron en un instante. Su maná, retorcido y enredado como una telaraña, comenzó a desenredarse como un hilo, haciendo que los restos de las dos divinidades se desvanecieran lentamente.

Sentía que su propia energía estaba volviendo a su cuerpo, ahora limpio de todas las impurezas. El gran tamaño de esto hizo que Seol Jihu se estremeciera. La energía brotaba de su núcleo.

'Gracias'.

No se olvidó de agradecer al Negro Sol Jihu. Fue gracias al Negro Seol Jihu que Seol Jihu pudo recuperar su energía con un solo deseo.

[Tu recuperación está completa. ¿Cómo te sientes?]

"Perfecto. Me siento genial."

Seol Jihu respondió, moviendo sus brazos en círculos.

[¿Y tu cabeza?]

"Tranquila. No sabía que tener una memoria coherente se sentiría tan bien."

Seol Jihu sonrió.

"El siguiente paso es el avance.... Ah, ese deseo no ha agotado todos mis puntos de contribución, ¿Verdad?"

[Por supuesto que no.]

Gula, también, sonrió.

[Puedes aspirar al Nivel 8 o superior si quieres. Además, no tendrás que hacer un examen de promoción.]

Había desempeñado un papel importante en asegurar el Juramento Imperial, derrotó a incontables Parásitos, e incluso dañó la divinidad de la Reina Parásito.

Eso se convirtió en puntos de contribución y se añadió a la cantidad que tenía. Así que ahora tenía más puntos de contribución que nunca antes. Le quedaban suficientes para obtener dos Deseos Divinos más, incluso después de haber gastado puntos de contribución en un deseo.

"Me gustaría llegar tan lejos como mis puntos de contribución lo permitan."

Seol Jihu enderezó su postura.

[Petición reconocida.]

Gula respondió sin demora.

[De ahora en adelante, Seol Jihu irá más allá de Santo Nivel 8...]

[...y será promovido a Lancero Divino Nivel 9.]

[¡Espero grandes hazañas acordes con tu posición como la lanza de Gula, como un ser que ha trascendido la humanidad y busca alcanzar la divinidad!]

Así de simple, había logrado avanzar dos niveles al mismo tiempo por segunda vez.

Finalmente, nació el primer Terrícola de Nivel 9 del Paraíso.

[Además.]

Pero Gula estaba lejos de haber terminado.

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron, estaba sorprendido porque la estatua de la diosa de repente comenzó a temblar como si estuviera viva.

Una forma delgada, que rodeaba a la estatua como una cubierta, se deslizó hacia él. Se acercó a Seol Jihu con la rapidez del agua en una corriente y extendió lentamente sus brazos.

Tenía una tela negra atada vagamente alrededor de sus delgados brazos. La tela envuelta alrededor de su cuerpo y las piernas también se agitaban en el aire.

La figura se veía aún más misteriosa, puesto que el velo negro que la cubría sólo revelaba sus labios de color pálido. Su largo cabello negro estaba tocando el suelo.

Seol Jihu finalmente se dio cuenta de quién era esta mujer, rodeada de una extraña oscuridad.

Gula se había manifestado físicamente ante él.

[Acércate, hijo mío.]

Seol Jihu bajó la cabeza en silencio.

[La humanidad ha cambiado.]

Gula puso su mano sobre la cabeza de Seol Jihu.

[Mientras escapabas de los Parásitos, rápidamente formaron una fuerza auxiliar...]

[Y se unieron a la Federación para resistir contra los Parásitos después de tu desaparición.]

[Los juramentos que hicieron pueden haber sido la razón de sus acciones, pero la humanidad sin duda respondió a la prueba que les hice a través de ti.]

[Roe Scheherazade, el mayor problema, cambió su posición en el último minuto.]

Lo que significaba....

[Has logrado con éxito el cambio completo de la humanidad.]

[El mayor problema que aqueja a la humanidad ha sido resuelto, y el cambio ya está completo.]

[Porque el cambio está completo, la prueba que te he puesto también se ha completado.]

Entonces...

[Por la presente reconozco la finalización de la prueba de Ejecutor...]

[...¡Y anuncio en nombre de Gula que he elegido a Seol Jihu para ser el Apóstol y la Estrella de Gula!]

El sonido de las notificaciones sonó fuertemente en sus oídos. Una docena de mensajes aparecieron ante sus ojos, informándole que había obtenido el derecho de ejercer la Autoridad de Gula y nombrar un Servidor.

[Ve, hijo mío.]

Gula envolvió sus brazos alrededor de Seol Jihu como para celebrar el nacimiento de un nuevo apóstol.

[¡Ve con nuestros enemigos y muéstrales quién ha regresado!]

[Como el hijo y la lanza de Gula, elimina a nuestros enemigos. Hazle saber a la Diosa del Parasitismo que la Gula ha venido a devorar a los Parásitos.]


***


Seol Jihu salió del templo de Gula.

El cielo nublado era oscuro y rojo.

¡FLASH!

De repente, una luz azul destelló a través del cielo.

A lo lejos, escuchó el sonido de algo que se desmoronaba, pisadas fuertes, y el sonido de interminables explosiones.

La guerra finalmente comenzaba a sentirse real.

Seol Jihu se apresuró a llegar al palacio real. Gula le había informado de que la familia real de Haramark guardaba su equipamiento.

"...Sabía que llegarías a tiempo."

Eso fue todo lo que Prihi dijo. Por supuesto, no pudo borrar completamente la mirada de sorpresa en su cara, pero su voz permaneció tranquila de todos modos.

"Nos pondremos al día más tarde. Ahora mismo, necesitamos tu ayuda."

Prihi trajo el equipamiento y se lo entregó a Seol Jihu.

Seol Jihu se equipó rápidamente y luego se elevó hacia el cielo con la Lanza de la Pureza en su mano.

Su cuerpo rápidamente atravesó el aire.

Lancero Divino Nivel 9, Habilidad de Clase — Movimiento Aéreo.

Esta fue la primera habilidad que obtuvo al gastar sus puntos de contribución después de ser promovido al Nivel 9.

Seol Jihu levantó su ventana de estado mientras volaba por el aire a la velocidad de la luz.

[Tu Ventana de Estado]

[1. Información General]
Fecha de Invocación: 16 de Marzo de 2017
Grado de Marca: Oro
Sexo/Edad: Hombre/27
Altura/Peso: 180.5cm/65.4kg
Condición Actual: Saludable
Clase: Nvl 9. Lancero Divino
Nacionalidad: Corea (Área 1)
Afiliación: Valhalla

[3. Nivel Físico]
Fuerza: EX
Resistencia: EX
Agilidad: EX
Estamina: EX
Maná: Comienzo Divino
Suerte: Alto (Intermedio)
Puntos de Habilidades Restantes: 4

[4. Habilidades]
1. Autoridades (3)
-Servidor (Grado Desconocido)
-Mata Dioses (Grado Desconocido)
-Gula (Grado Desconocido)

Su resistencia se había elevado a EX. Según el Negro Seol Jihu, esto se debía a que continuó moviendo su cuerpo durante mucho tiempo después de superar lo que resultaba físicamente imposible para los humanos.

Lo mismo ocurría con su maná. Durante el proceso de neutralización, su cuerpo absorbió pequeñas porciones de la divinidad de la Reina Parásito y del Mal Absoluto, elevando de esa manera su maná al Comienzo Divino.

En cuanto a la agilidad, usó los puntos que había obtenido al ser promovido al Nivel 8 y Nivel 9 para aumentar su grado a EX.

Seol Jihu apretó su agarre sobre la lanza y cerró la ventana de estado.

El sonido de la batalla se hacía más fuerte con cada paso, y ahora podía escuchar gritos.

Como Gula había dicho, la Federación y la humanidad luchaban contra los Parásitos. Intentaban desesperadamente detener el avance del enemigo, pero la batalla se acercaba a su fin.

Sólo pensar en el pasado hacía hervir de rabia la sangre de Seol Jihu.

'Sung Shihyun... La Reina Parásito...'

Los Parásitos lograron su objetivo.

Pero él también logró regresar al Paraíso.

La última vez los Parásitos lo habían tratado muy bien, ahora era su turno de devolverles el favor.

Seol Jihu estaba decidido a cumplir la Regla de Oro mucho antes de que Gula se lo pidiera.

Mostraría a los Parásitos que estaba de vuelta, obteniendo mucho más gracias a ellos, y como resultado, estarían pagando un alto precio.

Se acercaba rápidamente al campo de batalla más allá de los muros de la ciudad.

Los ojos de Seol Jihu se agudizaron y comenzaron a emitir una luz dorada.