Reciente

miércoles, 16 de septiembre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 437

Capítulo 437. Con Una Lanza y Dos Piernas (2)


¡Kwak!

La Lanza de la Pureza atravesó a los enemigos que atacaban. Justo cuando Seol Jihu trató de balancear su lanza a la derecha para detener los ataques...

"¡Kkeuk!"

De repente sintió una escalofriante garra que rozaba su pelvis hasta la espinilla. La sensación escalofriante pronto se convirtió en un calor abrasador que se extendió por todo su cuerpo, seguido de un dolor punzante y rastrero.

"¡Grrrr!"

Seol Jihu casi gritó, pero apretó los dientes y movió su brazo con un gruñido.

¡Pung!

El asta de la lanza giró y golpeó la cabeza del enemigo que apuntó a su espalda.

Seol Jihu seguía en una batalla interminable contra los Parásitos.

No tenía ni idea de cuántos días habían pasado, dejó de contar después de una docena. Ni siquiera podía decir dónde estaba. Aunque habían pasado más de una docena de días, no podía decir que había avanzado durante más una docena de días. Después de todo, había estado luchando todo el tiempo que estaba huyendo.

Había alcanzado su límite hace mucho tiempo. Considerando el incontable número de ataques que había sufrido, sería extraño que no tuviera heridas. Por no mencionar que la tierra contaminada estaba continuamente succionando su resistencia.

El nivel físico de Seol Jihu había excedido el reino de los seres humanos, pero el tormento al que estaba sometido también estaba más allá de la imaginación de cualquier persona ordinaria.

La habilidad de rango Especial, Voluntad Indomable, le permitía ignorar la mayoría de las heridas y la fatiga, pero sólo en la medida en que pudiera mantener su destreza en la batalla.

No era como si la fatiga no se acumulara en su cuerpo, y no podía suprimir el agotamiento que resultaba de lesiones como miembros desgarrados o agotamiento del maná.

En otras palabras, el hecho de que se sintiera cansado significaba que el estado de su cuerpo se había deteriorado hasta el punto de que la Voluntad Indomable no podía reprimirlo más.

Era como conducir a la fuerza un coche cuando su motor se estaba quemando. Lo correcto sería dejar que el coche descansara y dejar que se enfriara el motor en llamas. El destino del coche se determinaría si uno pisaba continuamente el acelerador.

Ahora que las cosas habían llegado a este punto, todo tipo de pensamientos se arremolinaban dentro de la cabeza de Seol Jihu.

'¿Debería... escapar...?'

¿A dónde?

Después de otra ronda de batalla, Seol Jihu pensó rápidamente antes de sacudir la cabeza.

Los Parásitos estaban cubriendo el cielo y la tierra en todas las direcciones. Simplemente no había ningún lugar a donde ir. Además, estaba en el territorio de la Reina Parásito. Ella se daría cuenta en el momento en que intentara escapar y cambiaría su táctica.

'¿No vendría alguien a ayudar?'

Seol Jihu sonrió amargamente mientras jugueteaba con el cristal de comunicación. El orbe no reaccionaba a su maná, probablemente debido a la onda de interferencia de los Parásitos. Esto era una prueba de que había Nidos en las cercanías.

Pero incluso si de alguna manera se las arreglaba para ponerse en contacto con otros, era difícil esperar un rescate. Como estaba la situación actual, era más probable que se quedara sin fuerzas y muriera antes de que llegaran los refuerzos.

Entrar en el territorio del Imperio no era una tarea fácil. Tomaría por lo menos diez días notar la situación, formar una fuerza militar, preparar los suministros y entrar en el centro del Imperio.

Sin mencionar que sería extremadamente difícil llegar a su ubicación con la vasta red de Parásitos rodeándolo.

Sobre todo, no había forma de que la Reina Parásito dejara que eso sucediera. Aunque llegaran refuerzos, todo lo que podrían hacer era separar una parte del ejército que lo rodeaba. Independientemente de la victoria o la derrota, esto sería suficiente para ganar tiempo.

El momento en que los Parásitos se quedaran sin soldados comunes, terminando de esta forma con la Táctica de la Rueda, sería cuando la Reina Parásito y los seis Comandantes del Ejército hicieran su aparición.

En pocas palabras, no había manera de salir de esta situación. Seol Jihu no podía imaginar lo que quería la Reina Parásito o lo que le esperaba al final de esta larga batalla.

'¿Debería morir?'

Un pensamiento repentino cruzó su mente. Seol Jihu se detuvo abruptamente.

No tenía intención de morir fácilmente, pero suicidarse era algo que tenía en mente como último recurso.

Morir significaba salir del Paraíso. Una vez que lo hiciera, no había garantía de que regresara. Aunque podía ser revivido, un Deseo Divino no era algo que se pudiera tomar a la ligera.

Luxuria lo dijo. Que la distribución de los puntos de contribución tenía en cuenta la situación de fondo del evento.

Incluso Seol Jihu, que acumuló puntos de contribución hasta el Nivel 5 mientras realizaba logros sin precedentes, los redujo al comprar un Sello de Oro y un Deseo Divino.

Aunque no había forma de estar seguro, dudaba que alguien en ese momento tuviera suficientes puntos de contribución para usar un Deseo Divino.

Seol Jihu suspiró. ¿Quién hubiera pensado que las cosas saldrían de esta manera cuando salieron de Scheherazade?

Se rehusó a que le quitaran su energía y lo llevaran cautivo. Preferiría morir antes que convertirse en un Parásito.

'...Todavía no'.

Pero no tenía intención de morir todavía. Si iba a morir, quería llevarse a tantos como pudiera.

'Todavía puedo... luchar'.

Quería autodestruirse de una manera espléndida en lugar de morir fácilmente. De lo contrario, se decepcionaría de sí mismo.

'Tengo que seguir luchando'.

Seol Jihu comenzó a avanzar.

Finalmente, el enemigo apareció de nuevo.

No había razón para pensar más. No era como si pensar en este punto cambiara algo.

Y así, Seol Jihu vació su mente.

Poniendo fuerza en sus manos y piernas temblorosas, se levantó del suelo y comenzó la batalla.


*


Pasó otro día.

Seol Jihu seguía avanzando mientras se libraban batallas. Mientras peleaba una batalla feroz tras otra, había un par de hombres y una mujer observándolo en una colina cercana.

Los dos seres, que desprendían auras extraordinarias, eran nada menos que Sung Shihyun y Bondad Retorcida.

Seol Jihu aplastaba ferozmente y con brutalidad a las filas de los Parásitos hasta el punto de que 'intenso' no bastaba para describir la situación. La espantosa y espeluznante visión haría que cualquier espectador se estremeciera.

"...Está dando inesperadamente una buena pelea."

Bondad Retorcida dijo unas palabras. De acuerdo con sus cálculos, Seol Jihu ya debería haber colapsado varias veces.

Deberían haber llegado al resultado antes del séptimo día. Seol Jihu debería haber colapsado por agotamiento, perdiendo la cabeza por la desesperación, pero seguía aguantando con tenacidad y obstinación.

'¿Cómo?'

Eso era lo que Bondad Retorcida quería saber.

¿Qué tipo de dificultades podría haber soportado un simple humano para estar tan tranquilo frente a la muerte? La forma en que Seol Jihu actuaba era como si hubiera muerto al menos miles de veces antes. No tenía sentido de otra manera.

Por supuesto, no importaba lo fuerte que fuera su mente, su cuerpo claramente no era invencible.

"Esperaba terminar esto rápidamente, pero parece que nuestro héroe no quiere eso."

Bondad Retorcida murmuró en voz baja, y luego miró a un lado.

"Ya es hora de que hagamos un movimiento. ¿Cuál es tu plan?"

"Hubiera preferido que su mente se hubiera roto también, pero supongo que no se puede evitar."

Sung Shihyun, que estaba agachado en el suelo mirando, se mordió los labios. Luego, habló.

"Tendremos que destruir su recipiente completamente."

"¿Recipiente?"

"Es simple."

Sung Shihyun se levantó.

"El escenario del renacimiento permite a un Terrícola revivir en el Paraíso devolviéndolo a un estado anterior a la muerte. Más específicamente, la configuración trae el resultado antes de la causa de la muerte."

Sung Shihyun continuó.

"Esto es lo importante. La causa de su muerte debe ser diferente de la causa que lo hace impotente incluso si revive."

"¿Estás diciendo que tenemos que hacer que su estado antes de la muerte persista incluso si revive?"

"Exactamente, y ese es el problema. Piénsalo. Su maná, su atributo anti-maldad y su nivel físico no desaparecerán sólo porque revive."

"¿Pero hay algo que podamos hacer al respecto?"

"Por supuesto. Cualquier cosa puede convertirse en veneno si se tiene demasiado. Es lo mismo con la medicina."

Sung Shihyun sonrió.

"Por cierto, pensé en este método después de absorber la Divinidad de Diligencia."

"¿Divinidad...?"

Así como la Bondad Retorcida frunció el ceño...

"Lo sé."

Sung Shihyun sonrió con satisfacción.

"No tenemos ninguna divinidad que darle. Incluso si la tuviéramos, se convertiría en un problema sin importar si puede digerirla. Si lo hace, se convertirá en el único individuo entre los humanos que se convertirá en una existencia que nos sobrepasa a ambos, a ti y a mí. Ahora, si no puede digerirla, se convertirá en la causa de su muerte, y revivirá perfectamente sano."

"......"

"Intentas decir que es demasiado arriesgado, ¿Verdad?"

Bondad Retorcida cerró su boca. Parecía que Sung Shihyun pensaba en todo y tenía una solución en mente.

"No te preocupes. Todo lo que significa es que tenemos que hacerle aceptar una energía que no pueda digerir. Con fuerza, hasta que esté al borde de la muerte."

"¿Una energía que es incluso más fuerte que la de las Siete Virtudes?"

"Tenemos una, ¿No?"

Sung Shihyun miró a un lado. La mandíbula de 'Bondad Torcida' se abrió.

"No me digas..."

"Por lo que tengo entendido, nuestra reina era originalmente un dios poderoso. No importan las Siete Virtudes, ni siquiera la Deidad Principal podría sostener una vela ante su fuerza."

Sung Shihyun continuó.

"No importa cuán asombroso sea, al final del día, sólo es humano. Mientras sea humano, tiene que haber un límite en su recipiente."

"Quieres decir..."

"Eso es correcto. Vamos a inyectar la divinidad de la Reina en su maná. Sólo hasta que su recipiente se rompa."

Sung Shihyun se encogió de hombros.

"Este es el único camino seguro. Tú y yo apenas logramos absorber nuestras divinidades. Los otros Comandantes del Ejército fallaron y se vieron obligados a sellarlas incluso después de convertirse en Parásitos... ¿Crees que puede hacer algo si recibe una energía que supera a la nuestra?"

No, eso era poco probable. El escenario más probable era que Seol Jihu muriera por aceptar la divinidad. Pero, si la Reina ParásitO realizara personalmente la inyección, podría identificar el límite de su recipiente y hacer los ajustes necesarios.

"Es mucho trabajo sólo para deshacerse de un solo humano."

"Vale la pena. La Reina lo ha decidido. Además, has visto cómo ha llegado tan lejos. Es un precio insignificante si lo piensas."

"...¿Qué posibilidades hay de que los Siete Pecados intenten hacer algo?"

Preguntó Bondad Retorcida después de reflexionar sobre el asunto durante mucho tiempo.

"¿Intentar qué?"

Preguntó Sung Shihyun.

"¿Qué pueden hacer con el poder de un dios que supera al suyo? Ah, sólo será una pequeña porción del poder de la Reina, así que supongo que pueden hacer algo si unen sus manos, pero será demasiado tarde cuando el resultado salga a la luz. Dudo que hayan hecho algún tipo de preparación para esto tampoco."

Sung Shihyun levantó las cejas y preguntó, "¿No lo crees?"

Parecía estar preguntando si ella tenía más dudas. Bondad retorcida bajó su cabeza.

"Bien. Voy a regresar entonces."

Sung Shihyun se dio vuelta.

"Será más fácil lograr nuestro objetivo si su mente se rompe. Eso también aumentará las posibilidades de que se suicide en la Tierra... pero por lo que parece, estará luchando hasta el amargo final."

Sung Shihyun miró hacia Seol Jihu y chasqueó su lengua.

"No es que no hayamos obtenido ningún resultado. Intentar este método cuando se encuentre tan agotado como sea posible, lo hará más fácil para nuestra Reina."

Bondad Retorcida asintió con la cabeza.

"De todos modos, me voy. No deberías quedarte en este sitio por mucho tiempo, tampoco."

Sung Shihyun apartó la mirada de Seol Jihu y desapareció en un parpadeo.

Pronto, cuando Bondad Retorcida estaba a punto de irse también...

¡Woong!

Sintió un estallido de luz brillante por detrás. Bondad Retorcida se estremeció justo antes de desplegar sus alas. Entonces, miró rápidamente hacia atrás.

"...¿Hm?"

Una fuerte mirada de asombro apareció en la cara de Bondad Retorcida mientras confirmaba la identidad de la luz.

Seol Jihu, que estaba al borde del colapso, estaba pasando por un cambio de movimiento.


*


"Huk, huk..."

Jadeando fuertemente, los ojos de Seol Jihu estaban perdiendo lentamente su luz.

Luchando sin cesar, matando sin parar, debe haber balanceado su lanza diez mil, no, cien mil veces en este punto. Debido a eso, ya no podía entender la situación. Ni siquiera podía decir si estaba empuñando su lanza o si sólo se lo estaba imaginando.

"Kahak..."

Sus pulmones gritaban y pedían aire cada vez que respiraba. Su garganta estaba ardiendo. Era tan grave que quería agarrar un parásito o incluso un cadáver para saciar su sed con sangre.

Sus párpados parecían pesar una tonelada. Confiaba en quedarse dormido en el momento en que cerrara los ojos.

Sus brazos y piernas dejaron de moverse como quería. Se sentía como si estuviera encadenado con enormes bolas de hierro.

'Estoy cansado...'

Viendo a un parásito que se acercaba, los ojos de Seol Jihu perdieron su luz y se hundieron.

'Renunciemos'.

En el momento en que pensó eso, sus brazos se debilitaron.

'Es hora de morir'.

Sus piernas también perdieron fuerza, y su cuerpo se inclinó gradualmente hacia un lado.

'Hice lo suficiente'.

Quería seguir luchando, pero su cuerpo se negaba a escuchar. Había luchado sin un solo momento de descanso durante más de una docena de días. Nadie lo culparía aunque se derrumbara.

Rápidamente su cuerpo se acercó al suelo. Una leve sonrisa apareció en los labios de Seol Jihu con lo suave y cómodo que parecía el suelo empapado de sangre.

'Debería ser cómodo...'

Fue entonces.

La cara de Seol Jihu se estremeció débilmente mientras miraba fijamente al suelo. La escena tenía adelante cambió abruptamente.

'¿Una colina?'

Por una fracción de segundo, el suelo plano se pareció a una pendiente. Un pensamiento cruzó inmediatamente la mente de Seol Jihu.

'Vamos'.

¿Cómo podría olvidarlo? Había escalado este camino durante siete años, suplicándose y gritándose a sí mismo que diera un paso más.

En ese momento, una luz brotó de la Lanza de la Pureza, y una extraña sensación lo envolvió.

Dentro de esta sensación familiar, Seol Jihu levantó aturdidamente su mirada.

'...¿Qué es esto?'

Lento. A menos que estuviera viendo cosas, parecía que el mundo se había detenido. El parásito, que debería haberle alcanzado hace mucho tiempo, se acercaba muy lentamente.

'Esto es...'

La boca de Seol Jihu se cerró en trance.

Ssp-

Inspiró por la nariz...

Pheww-

Y exhaló por la boca.

En el momento en que exhaló, su cuerpo inmóvil se movió de repente como si fuera atraído por un imán. Sus piernas colapsadas se levantaron, y su pie pisó fuertemente el suelo.

Casi como si estuviera subiendo una pendiente.

¡Puk!

En el siguiente instante, la brillante Lanza de la Pureza atravesó el parásito.

'Esto es...'

Era una sensación desconocida, pero familiar. La Lanza de la Pureza parecía haber hecho algo, pero se sentía diferente de una Autoridad.

|La Fuerza de Mil Toneladas es una técnica basada en el tai chi.|

<< Nota: Tai chi - es un arte marcial desarrollado en China. >>

En ese momento, por alguna razón...

|¿Has escuchado la expresión '¿la suavidad supera a la dureza?' El significado de esta expresión es que incluso una fuerza poderosa no puede dominar la suavidad.|

|Piensa en la inercia o en una palanca. Suponga que alguien corre a toda velocidad hacia ti.|

Seol Jihu sintió que podía escuchar la voz del Negro Seol Jihu. Su yo alternativo parecía susurrar en sus oídos mientras sostenía su cuerpo colapsado  y agarraba su mano que sujeta la lanza.

|Pero para que esto funcione, debes ser capaz de identificar el tamaño de la fuerza de tu oponente, la dirección de su movimiento y su centro de gravedad en una fracción de segundo, para luego apuntar al lugar correcto.|

|Será difícil, especialmente durante una batalla en la que tu vida está en peligro.|

Sentía que había tenido una sensación similar antes.

'Esto es...'

|Lo importante es el flujo.|

|Empujar, deslizar y devolver el peso. Necesitas saber cómo hacer las tres cosas para completar el Gran Cambio Cósmico.|

Ssp-

|Voy a retirar mi maná pronto. |

Phew-

|Te sostendré el brazo mientras. Inténtalo con tu propia maná esta vez.|

Seol Jihu inhaló y exhaló de nuevo. Al mismo tiempo, se abalanzó sobre el enemigo blandiendo su lanza; dando estocadas, golpeando y cortando.

Estocada, Golpe y Corte.

Las técnicas que usó miles, no, millones de veces se desplegaron.

La sangre brotaba de todas las direcciones. El cuerpo de Seol Jihu atravesó la brecha suavemente, casi como si estuviera patinando sobre hielo.

El mundo seguía fluyendo lentamente. Más parásitos corrían hacia él, pero podía leer sus movimientos perfectamente. Eran tan lentos que sentía que podía esquivarlos por márgenes muy finos si quería.

En ese momento, Seol Jihu finalmente se dio cuenta.

En esta crisis de vida o muerte, las técnicas que había aprendido en el pasado se combinaron con las autoridades de la Lanza de la Pureza para formar un nuevo cambio.

'Bien, esto es...'

En el momento en que se dio cuenta, Seol Jihu dejó de dudar y confió su cuerpo a la sensación.

Entonces, se olvidó de todo.

Olvidó que estaba empuñando su lanza y se olvidó incluso de sí mismo.

Había caído en trance.

Suavemente como el agua que fluye, el cuerpo de Seol Jihu avanzó a través de la ola de parásitos que se precipitaban como toros enfurecidos.

¡Chachachwak!

Tan pronto como pasaba junto a ellos, los parásitos eran cortados, esparciendo sangre por todas partes.

Ese no fue el final. Mientras más parásitos lo rodeaban, el cuerpo de Seol Jihu se movía. Los ataques entrantes no lo alcanzaron o le pasaron por un lado. Incluso había algunas lanzas o tentáculos que volaron por el espacio entre sus axilas o piernas.

El cuerpo de Seol Jihu se retorcía evitando todos los ataques. Luego, cuando giraba su lanza en un movimiento de barrido, todo alrededor explotaba simultáneamente.

Al ver esto, los ojos de Bondad Retorcida se estremecieron débilmente. Antes de ahora, Seol Jihu sólo había sido una bestia feroz. Arrasaba violenta y salvajemente como si presumiera de su fuerza. Estaba claro que con el tiempo se quedaría sin fuerzas y se derrumbaría.

Pero con el repentino cambio en el movimiento de Seol Jihu, Bondad Retorcida sintió ahora una inestimable infinitud por su parte. Si tuviera que describirlo, podría decir que estaba en un estado sin límites.

Dentro de un río embravecido, sólo Seol Jihu fluía suavemente. Desde la distancia, parecía que los parásitos eran atraídos hacia Seol Jihu.

Seol Jihu estaba tratando de usar el estado sin límites para entrar en un reino aún más alto.

"Hermoso..."

Los labios temblorosos de 'Bondad Retorcida' inesperadamente pronunciaron grandes elogios.

Si antes sólo se trataba de un simple asombro, ahora miraba con admiración como si estuviera viendo una espléndida obra de arte.

Cuando se trataba de batallas, la filosofía de Bondad Retorcida se basaba en cuán eficientemente se podían utilizar los recursos.

'Sólo cómo...'

¿Cómo podía mostrar semejante movimiento con un solo aliento? Usar la fuerza de unos pocos kilos para lograr la fuerza de mil toneladas era bastante sorprendente, pero Seol Jihu había ido un paso más allá, atando una serie de procesos en un solo flujo y minimizando aún más los puntos innecesarios. Sus movimientos habían alcanzado el extremo de la eficiencia.

Se movía como si su mente, su técnica y su cuerpo fueran uno solo. Eso bastaba para provocarle escalofríos a Bondad Retorcida, pero también una sensación de belleza sin palabras.

Fue entonces.

Cuando los Parásitos disminuyeron notablemente en número mientras eran arrastrados por el flujo de Seol Jihu, otro ejército apareció en la distancia. Era un ejército formado por los súcubos de Castidad Vulgar y parásitos de rango superior.

[Regresa.]

Bondad Retorcida envió una transmisión mental a Castidad Vulgar tan pronto como apareció.

[¿Qué?]

Castidad Vulgar se estremeció porque esperaba la oportunidad de vengarse después de recibir una paliza unilateral.

[¿De qué estás hablando de repente?]

[Morirás si vienes.]

[¿Qué?]

[Si luchas contra él en su estado actual, hay una posibilidad de que mueras. No, es muy probable que mueras. Morirás incluso si corres.]

Castidad Vulgar parecía confundida.

Bondad Retorcida chasqueó su lengua. ¿Cómo no podía sentir el peligro después de observar tan extraordinarios movimientos?

[El Primer Comandante del Ejército ha salido para informar a la reina. ¿No es tu ataque el último asalto de todos modos?]

[Pero...]

[Sólo regresa. Deja el resto al Primer Comandante del Ejército y a mí. Tú y los otros Comandantes del Ejército no son rivales para él. Él ha evolucionado una vez más.]

[¿Qué?]

Castidad Vulgar jadeó.

[¿Eh? Sí, mi Reina... Sí, lo entiendo.]

Entonces, Castidad Vulgar se dio la vuelta, aparentemente habiendo recibido la transmisión mental de alguien. Por lo que parece, la Reina Parásito pareció haber notado el cambio de estado de la Estrella Más Brillante.

Bondad Retorcida también se volteó. Justo antes de irse, miró fijamente a Seol Jihu con una profunda mirada de arrepentimiento.

'Supernova... Una estrella que evoluciona cuanto más la irritas...'

Antes de que se diera cuenta, su cuerpo se había calentado. Su deseo de triunfar rebosaba, y el deseo de tener una pelea adecuada surgió en su interior.

Pero sabía que no podía. Lo último que quería era convertirse en un peldaño para su crecimiento como aquella vez en el Reino de los Espíritus.

Bondad Retorcida extendió sus alas y rápidamente voló al lugar donde ocurriría la lucha final. Como una doncella que se había enamorado, puso su mano en su corazón acelerado.

'Así que ese es el motivo'.

Finalmente lo entendió.

|Ese hombre es más fuerte. Mucho más que el Primer Comandante del Ejército.|

La razón por la que Humildad Desagradable hablaba con tanta confianza en aquel entonces.