Reciente

miércoles, 9 de septiembre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 431

Capítulo 431. Seo Yuhui


Meteoritos descendieron del cielo como si fuera lluvia.

La mandíbula de Seol Jihu se abrió.

Sólo había un Sacerdote en el Paraíso que pudiera usar un hechizo sagrado de semejante magnitud.

'¡No puede ser!'

Seol Jihu miró hacia atrás rápidamente.

Como pensaba. Pudo observar a Seo Yuhui parada a la distancia, sosteniendo firmemente la Prueba de Castitas.

"¡Jihu!"

Seo Yuhui también estaba mirando a Seol Jihu, por lo que gritó tan pronto como él la notó.

"¡Deprisa...!"

Gritó con dificultad mientras el sudor salía de ella.

Seol Jihu pensó inmediatamente, '¿Por qué está Yuhui Noona aquí?' Pero se movió poco después. Debían alejarse mientras la barrera retenía el sol artificial.

Llamó a Flone. Luego usó el Movimiento Etéreo consecutivamente para llegar a Seo Yuhui. Entonces, la tomó en sus brazos antes de usar el Movimiento Etéreo una y otra vez.

En el siguiente momento...

¡Koong!

La esfera rompió la barrera y se estrelló contra la tierra. En el momento en que hizo contacto con el suelo, la esfera brilló y explotó con luz incandescente.

¡Flash!

Un cegador e intenso cúmulo de luz se extendió por toda la zona en un instante. La luz cubrió a Seol Jihu en un parpadeo, calentando exponencialmente el aire y prendiendo fuego a todo.

Por suerte, Seol Jihu logró escapar por poco de la fuente de la explosión mientras Seo Yuhui le daba tiempo.

"¡Jihu...!"

En medio del mundo brillante, Seo Yuhui tocó a Seol Jihu. Correr más no haría la diferencia a menos que les permitiera escapar completamente del alcance del ataque y sus consecuencias. En ese caso, era mejor detenerse y concentrarse en la defensa preventiva.

Una vez que Seol Jihu dejó de correr, Seo Yuhui inmediatamente cantó un hechizo, creando varias capas de barreras a su alrededor.

Pronto, una terrible ola de calor se desató. El aire hervía, y su piel ardía. A pesar de estar dentro de una barrera y de que la ola de calor sólo era una consecuencia de la explosión, se sentía como si estuvieran en una sauna hirviendo.

Pero quizás esto no era tan malo, considerando que las rocas a su alrededor se quemaron hasta convertirse en cenizas en cuestión de segundos.

[Uf...]

Flone exhaló un suspiro de alivio desde el collar.

[Si nos hubiéramos visto envueltos en esto... eck, no quiero ni imaginarlo.]

El mundo más allá de la barrera seguía parpadeando como una lámpara rota, pese a que habían salido del epicentro de la explosión. De lo contrario, sólo estarían viendo el mundo arder en luz blanca.

[Así que hay un enemigo capaz de algo como esto....]

Flone murmuró con pesar mientras miraba fijamente. En realidad, había tenido esperanzas cuando Seol Jihu diezmó el ejército de los Parásitos. Aunque no estaba segura de lo que sucedía, con la fuerza que había demostrado Seol Jihu, sentía que realmente podían escapar. Sin embargo, el gran poder que acababa de demostrar el enemigo rompió su esperanza a la mitad.

Seol Jihu dejó de mirar a su alrededor y se volteó hacia Seo Yuhui.

Después de concentrarse un rato, Seo Yuhui se limpió el sudor de su frente con el dorso de su mano. Luego, miró a Seol Jihu.

"Gracias a Dios... Llegué a tiempo."

Seo Yuhui sonrió dulcemente, pero Seol Jihu miró fijamente sin decir una palabra. La expresión de Seo Yuhui se desplomó, sintiendo claramente su mirada que preguntaba, '¿Por qué has venido?'

"...Algo se sentía fuera de lugar."

Finalmente, habló con una voz débil.

"Nos topamos con los Parásitos unas cuantas veces, pero todos volaban en la misma dirección."

"¿Sólo por eso?"

"Nosotros también fuimos atrapadas una vez."

Seol Jihu frunció el ceño.

"Estoy seguro de ello. Un Parásito volador nos miró e incluso hizo contacto visual con mis ojos. Pero nos ignoró y se marchó volando."

Seo Yuhui continuó en silencio.

"Tuve una furtiva sospecha cuando los Parásitos estaban siguiendo tu ruta de escape. Cuando no se molestaron en registrar el área, me convencí..."

La suposición de Seo Yuhui no estaba equivocada.

Cuando llegó, Seol Jihu estaba rodeado por el ejército Parásito e incluso luchaba contra tres Comandantes del Ejército. Pero lo que resultaba aún más sorprendente era que Seol Jihu no estaba perdiendo de ninguna manera.

"De todas formas, ¿Qué pasó? Tú... no usaste ese cubo, ¿Verdad?"

"...No, no lo hice."

Seol Jihu agitó la cabeza. Finalmente entendió la intención de Seo Yuhui. Debe haber estado preocupada de que usara el Cuadrado Mágico de Armonía.

Desafortunadamente, eso no era lo importante en este momento.

"¿Por qué regresaste?"

"Bueno..."

"No puedes desviarte del plan. Normalmente no actúas de esa manera, Noona."

Seol Jihu habló con una expresión rígida. Su voz sonaba suave, pero parecía dispuesta a hervir en cualquier momento. Era la voz que Seol Jihu tenía cuando estaba furioso.

"...Lo sé. Que lo que hice no está bien."

"Entonces, lo sabes."

"¿Y qué hay de ti?"

Seol Jihu mantuvo la boca.

"No me habría separado del grupo si los Parásitos se movieran como dijo el Señor Philip Muller."

Seo Yuhui continuó con calma.

"Pero sabes que ese no es el caso. No sé la razón, pero los Parásitos no apuntan a la estela, sino a ti."

"Eso es..."

"Y tú intentabas llamar la atención del enemigo para que pudiéramos escapar con seguridad."

Estaba dando en el clavo con cada respuesta.

"Como líder del equipo de expedición, es natural que me responsabilice de esta operación."

Seol Jihu trató de protestar.

"Siguiendo tú lógica, también soy culpable porque escondí la estela en Scheherazade."

Sin embargo, Seo Yuhui respondió rotundamente.

Seol Jihu cerró los ojos.

"Pero... esto te está poniendo en peligro."

Suspiró profundamente y presionó su frente.

"Podrías morir... No, morir no es el problema. Hay una posibilidad de que..."

Seol Jihu se detuvo, pero resultaba fácil adivinar lo que intentaba decir. No había forma de que Seo Yuhui no supiera lo que le sucedía a la gente capturada por los Parásitos.

"¿Estás preocupado por mí?"

Cuando Seol Jihu no contestó, Seo Yuhui miró tímidamente.

"Lo prometiste en ese entonces, ¿No es así? Que me mantendrías a tu lado y me harías ramen para siempre."

"Noona, eso es..."

"Sí, quiero comer tu ramen, así que vine a protegerte. ¿Qué hay de malo en eso?"

"...¿Hablas en serio?"

Seol Jihu preguntó atónito. Por supuesto, Seo Yuhui sólo bromeaba, así que sonrió amargamente.

"Por supuesto, estoy bromeando."

"......"

"Honestamente, no es que no se me haya pasado por la cabeza la idea de que todo esto estaba en mi cabeza... Aún así, no podía huir. Mi cerebro decía que no, pero mis pies no se movían."

"......"

"Porque yo..."

Seo Yuhui cerró su boca sin terminar su frase. Luego sonrió con tristeza y pellizcó ligeramente las mejillas de decepcionado Seol Jihu.

"De todos modos, habría sido una historia diferente si no lo supiera, ¿Pero cómo puedo dejar a mi memista en esta situación?"

<< Cirk: ¡Oh Diablossss! ¡Tenemos una pista de quien podría ser! Capítulo 411, palabra 'memista'. ¿O es una jugada del autor? >>

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron mirando fijamente a Seo Yuhui.

Fue entonces.

¡Guoooooooo!

La luz que cubría la tierra se apagó, y su campo de visión se amplió.

Seol Jihu apretó los dientes.

¿Deberían seguir luchando? ¿O retirarse temporalmente?

No era una decisión difícil.

Bondad Retorcida había aparecido. Sería difícil terminar con esto aunque lucharan, y lo que pasaría si un nuevo Comandante del Ejército apareciera estaba tan claro como la luz del día.

Especialmente Sung Shihyun. Si ese bastardo viera que Seo Yuhui estaba aquí...

Seol Jihu apretó los dientes y sacudió su cabeza vigorosamente. Dejando de lado todo lo demás, algo había surgido justo ahora que tenía que atender con urgencia.

El orbe en llamas del tamaño de una montaña que conjuró Bondad Retorcida se había reducido al tamaño de una colina.

Seol Jihu sacó un pedazo de papel de su bolsillo sin demora. Era uno de los artículos que Yun Seohui había intentado usar antes de ser decapitada, el pergamino de teletransportación.

"Salgamos de este lugar por ahora."

Seol Jihu agarró la mano de Seo Yuhui y rompió el pergamino.

Inmediatamente después, una pequeña luz estalló, y los dos se desvanecieron.


*


Cuando la explosión disminuyó, no quedó nada en la zona. Sólo quedó una gigantesca fosa de varios kilómetros de largo.

"...Así que los perdimos, eh."

Bondad Retorcida murmuró brevemente después de escanear el suelo de abajo.

La intervención de la Estrella de la Lujuria estaba fuera de sus expectativas. Ella había usado su energía al límite por primera vez en mucho tiempo, así que sería una mentira decir que no estaba decepcionada.

'En cualquier caso, ese mocoso realmente hizo un buen daño a nuestras fuerzas...'

Aunque Bondad Retorcida había acabado con el ejército Parásito con su hechizo, había estado observando cuidadosamente la batalla desde el principio.

No importaban los Insectos y las Cucarachas, incluso las Hydras habían sido derribadas por una extraña habilidad, y la Comandante del Sexto Ejército casi había sido asesinada también.

Si no hubiera intervenido, tanto Castidad Vulgar como Paciencia Explosiva habrían perecido en este sitio hoy.

'El Segundo Comandante del Ejército no estaba mintiendo...'

Esta vez no puso ninguna excusa, porque todos habían luchado al máximo de sus capacidades. El hecho de que hubieran sido repelidos a pesar de esto significaba que el enemigo era una potencia que podía suprimir sin esfuerzo a uno o dos Comandantes del Ejército.

'Una estrella que evoluciona cuanto más se irrita... ¿Por eso se hizo más fuerte que la vez que luchamos en Scheherazade?'

"¿No vamos a perseguirlos?"

Paciencia Explosiva voló y preguntó mientras Bondad Retorcida estaba perdida en sus pensamientos.

"¿No lo has visto ahora?"

Bondad Retorcida respondió con una mirada ligeramente agotada.

"Tú y la Comandante del Sexto Ejército fueron usadas como carnada,mientras que usaba el hechizo más fuerte de mi arsenal. A pesar de todo esto, se las arregló para escapar con vida."

La Estrella Más Brillante, un héroe que estaba bajo la protección del mundo, no moriría fácilmente.

"Entonces..."

"Nos retiraremos y reorganizaremos."

"¿Re... retiraremos ?"

La vacilante Paciencia Explosiva preguntó sorprendida.

"Es la orden de la Reina."

Bondad retorcida respondió apáticamente.

"Ella dijo que el Primer Comandante del Ejército habría tenido razón."

"......"

"Y estoy de acuerdo. Si lo perseguimos sin un plan sólo porque lo tenemos acorralado, sólo estaremos acelerando su crecimiento."

Ella habló con fuerza.

"Tal vez su crecimiento no pueda evitarse ahora que lo hemos irritado, pero no podemos seguir haciendo lo mismo. Necesitamos usar nuestros recursos de manera más eficiente."

Los Parásitos necesitaban una táctica más metódica para asegurar la desaparición de la estrella más brillante.


*


[¿Dónde estamos?]

Flone miró alrededor del área.

No había forma de saber su ubicación exacta, pero se notaba fácilmente que no habían abandonado el territorio del Imperio. Fue porque el pergamino que tenía Yun Seohui era sólo un pergamino de teletransportación de corta distancia. De hecho se usaban en una emergencia para escapar.

El lado bueno era que no podían observar a ningún enemigo en las cercanías.

"¡Maldita sea! Tenemos que desviar nuestro camino..."

El Pequeño Polluelo salió del bolsillo de Seol Jihu y giró la cabeza de un lado a otro.

Flone miró fijamente al Pequeña Polluelo antes de gritar de rabia.

[Oye, ¿No estás siendo demasiado duro?]

"¿Qué?"

[Seol y yo estamos luchando con todas nuestras fuerzas, ¡Pero tú estás...!]

"Hmph, mocosa estúpida, ¿Olvidaste que usé mi energía yendo y viniendo por el escondite de la Vía Láctea?"

El Pequeño Polluelo también levantó la voz.

"¿Crees que estoy sin hacer nada porque quiero? ¿Qué quieres que haga cuando necesito recuperar mi energía? No es como si tuviera tiempo para absorber los nutrientes."

[¡Pero...! Vale, bien. ¿Entonces cuándo puedes transformarte de nuevo?]

"Transformarme por un momento no hará nada. Necesito reunir más energía si quiero mantener mi forma de fénix incluso durante una hora."

Mientras el ánimo de Flone se apagaba un poco, el Pequeño Polluelo respondió bruscamente.

"No seas impaciente. Esta batalla va a ser larga. Necesitamos considerar las cosas a largo plazo en lugar de darlo todo en una sola pelea".

[......]

"No elegir presionarnos a nosotros mismos en este momento ha sido la elección correcta. Tal vez estoy demasiado orientado a los resultados, pero escucha, nuestro refuerzo llegó en el momento perfecto."

El Pequeña Polluelo entonces murmuró en voz baja: "Aunque el motivo por el que vino es un asunto diferente."

Flone giró la cabeza.

Seo Yuhui estaba parada frente a Seol Jihu, ocupada revisando si había alguna herida.

"Asombroso. Contra un ejército tan grande, apenas estás herido... pero sólo para estar segura..."

"......"

"¿Puedes levantar el brazo un poco, Jihu? Déjame mirar tu costado."

Fue entonces.

Seol Jihu, que estaba sentado como una estatua de piedra, de repente sacudió su brazo irritado.

Seo Yuhui se detuvo en un sobresalto. Parecía un poco sorprendida.

"Jihu..."

Por alguna razón, Seol Jihu se enrojeció desde el cuello hasta la cara.

"¿Estás...todavía enfadado...?"

Seol Jihu miró tranquilamente a Seo Yuhui. Bajó la cabeza y se mordió el labio inferior. Poco después, miró al cielo y dejar escapar un profundo suspiro.

Lo repitió un par de veces antes de finalmente mirar directamente a Seo Yuhui.

"...Noona."

Luego, preguntó nerviosamente.

"¿Quién eres?"

"¿Hmm?"

"No finjas que no sabes de qué estoy hablando. ¿Quién eres?"

"¿Qué quieres decir con eso?"

"Memista."

Seol Jihu habló con fuerza.

"Lo dijiste en ese entonces. 'Cómo puedo dejar a mi memista en esta situación'."

Seo Yuhui parpadeó.

"¿Cómo conoces esa palabra?"

"...¿Eh?"

"Memista. Eso es algo que sólo mi familia sabe. Es un apodo que he tenido desde que era joven."

Seo Yuhui se congeló. Sus ojos se agrandaron, y se cubrió la boca con un gran ruido.

Seol Jihu notó la reacción de Seo Yuhui, demostraba claramente que se le había escapado la lengua. Seol Jihu se convenció.

"¿Eres mi padre? ¿O mi madre?"

"......"

"¿Eres Hyung? ¿O Jinhee?"

"......"

"O... ¿Eres Seonhwa? ¿O Seunghae?"

"...No."

"Entonces, ¿Quién?"

Seol Jihu apretó los dientes.

"Yo... lo escuché."

Presionada por su espíritu, Seo Yuhui dijo.

"¿Lo escuchaste?"

"Sí, lo escuché hace mucho tiempo... Sonaba lindo, así que lo recuerdo muy bien... Debo haberlo dicho sin saberlo porque lo seguía diciendo en mi cabeza..."

Los ojos de Seol Jihu se entrecerraron. La explicación de Seo Yuhui no tenía ningún sentido. Incluso si estaba diciendo la verdad, ¿De quién podría haberlo escuchado?

"No mientas."

"¡No lo estoy haciendo!"

"Ese apodo es algo que sólo mi familia conoce. ¿Significa que un miembro de mi familia es Terrícola y que Noona conoce a esa persona?"

"Eso es..."

Seol Jihu cerró la boca con fuerza y miró con desprecio a Seo Yuhui. No tenía intención de moverse antes de que ella le dijera la verdad.

Después de morderse el labio inferior por un tiempo, Seo Yuhui finalmente cedió.

"Jihu."

"Dilo."

"Escúchame, por favor."

"Estoy escuchando, así que dilo."

"Bien, te lo diré. Así que, por favor."

Seo Yuhui continuó.

"Esto no es algo que pueda explicar rápidamente. No terminará en diez o incluso veinte minutos. No es algo que pueda explicar en nuestra situación actual. Nuestras vidas son más importantes, ¿Verdad?"

"......"

"Juro por el nombre de Luxuria-nim. Responderé a cualquier pregunta que tengas una vez que lleguemos a casa con vida."

"......"

"Así que por favor, enfoquémonos en escapar por ahora, ¿De acuerdo? Con los cuatro trabajando juntos, no debería ser imposible salir de este lugar con vida".

Seo Yuhui suplicó fervientemente y desesperadamente.

Ella tampoco estaba equivocada. Ciertamente, no era el momento de descansar y discutir con los Parásitos pudiendo aparecer en cualquier momento.

"Haa..."

Seol Jihu, que sus ojos brillaban con fiereza, suspiró por enésima vez y habló.

"Ventana de estado."

"¿......?"

"Déjame al menos mirar tu ventana de estado. Puedes mostrármela si me lo permites, ¿Verdad?"

"¿Quieres mirar mi ventana de estado...?"

Seol Jihu asintió fuertemente.

"También juraré en nombre de Gula-nim. Sólo muéstrame tu ventana de estado. Entonces no diré nada más y me concentraré sólo en escapar."

Seo Yuhui parecía estar en conflicto.

¿Esto tampoco está permitido?

Cuando no hubo respuesta incluso después de un tiempo...

"¡Noona!"

Seol Jihu gritó con impaciencia y activó su Habilidad Innata en la ira.

En ese instante, por alguna razón...

¿Era porque su maná había subido al rango EX? ¿O porque Seo Yuhui lo permitió?

Los Nueve Ojos que Miden el Futuro ya no veían a Seo Yuhui como incolora.

Su ventana de estado apareció, y varios colores brotaron de su cuerpo.

Al mismo tiempo...

¡Flash!

Una pantalla se desplegó frente a él.