Reciente

martes, 1 de septiembre de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 423

Capítulo 423. Variable, y Variable (1)

"¡Yun Seora...!"
 
La cara de Yun Seohui se retorció de dolor. Trató de gritar con una expresión amenazadora, pero no pudo terminar su frase porque la espada larga de Yun Seora se inclinó hacia abajo sin dudarlo.
 
"¡Tú perr...!"
 
Chop. La cuchilla cortó la garganta de Yun Seohui, una fuente de sangre brotó junto con su cabeza.
 
¡Tk! Drrr... La cabeza cortada giró en el aire antes de caer al suelo y lentamente se detuvo.
 
El largo y sedoso cabello de Yun Seohui estaba esparcido por el suelo, su rostro se distorsionó como un espíritu maligno mientras sus ojos miraban al cielo.
 
La muerte de Yun Seohui fue rápida y limpia.
 
Seol Jihu escudriñó sus alrededores en secreto y rápidamente se dio cuenta de lo que pasó.
 
Los miembros de Valhalla no eran los únicos que estaban alrededor. Había algunos que habían logrado escapar de la ciudad.
 
Yun Seora tenía que ser uno de ellos.
 
Estaba respirando con dificultad. Eventualmente, sus brazos se debilitaron.
 
Después de un momento de silencio...
 
"Unni..."
 
Habló con una voz temblorosa y miró lentamente a Seol Jihu.
 
Su cara estaba roja por la sangre de su hermana mayor. Sus ojos brillaban como si fuera a estallar en lágrimas en cualquier momento.
 
"...Unni... siempre fue igual..."
 
Salió una voz ronca.
 
"Siempre que hacía algo malo... siempre encontraba alguien a quien culpar... o pensaba en formas de evitar asumir la responsabilidad sola... desde que era joven..."
 
Yun Seora se mordió el labio inferior, y aunque trató de aguantarlo, una lágrima brotó de sus ojos llorosos.
 
"Siendo honesta... también lo sabía..."
 
"......"
 
"Las cosas que los ejecutivos de Sinyoung han estado haciendo... Traté de detenerlos... y corregir su error..."
 
"......"
 
"Pero no había nada que pudiera hacer por mi cuenta..."
 
Eventualmente, dos corrientes de lágrimas rodaron de los ojos de Yun Seora.
 
Clang. Su espada larga cayó al suelo.
 
"Lo siento..."
 
Yun Seora bajó la cabeza y lloró como una niña.
 
"Lo siento... Siento no haber podido hacer nada... Lo siento mucho...."
 
Lo que debería haber salido de la boca de Yun Seohui salió de la de Yun Seora en su lugar.
 
Por algo que no había hecho, por algo que trató de detener, Yun Soera lloró y se disculpó durante mucho tiempo.
 
 
*
 
 
La primera persona en llegar a Scheherazade fue nada menos que Philip Muller.
 
Después de escuchar lo que había sucedido, consideró que la situación era de suma importancia y usó el teletransporte consecutivamente para disminuir el tiempo de viaje.
 
Después de mirar fijamente la barrera transparente que rodea Scheherazade, Philip Muller volteó la cabeza y descubrió que los miembros de Valhalla estaban reunidos en un solo lugar.
 
Se quedó sin palabras en cuanto corrió a toda prisa.
 
Yun Seora lloraba en silencio, Seol Jihu miraba al cielo con una expresión amarga, los miembros restantes de Valhalla estaban quietos con la boca cerrada. También, había un cadáver con la cabeza y los brazos separados.
 
"Justo como..."
 
En las manos cortadas había dos objetos: un trueno y un pergamino imbuido con el hechizo de teletransportación a corta distancia del antiguo imperio.
 
No resultaba fácil obtener ninguno de los dos.
 
Viendo el cadáver de Yun Seohui, las palabras, '¿Qué ha pasado aquí?' se quedaron en su boca.
 
Pudo adivinar lo que había pasado debido a la información que se había transmitido a través del cristal de comunicación.
 
Seol Jihu no llegó tarde por un paso, sino por varios.
 
Fue entonces. Seo Yuhui se estremeció en medio del pesado silencio.
 
Luego se volteó hacia Scheherazade con una mirada de incredulidad.
 
"...Se rompió."
 
Murmuró en voz baja.
 
Seol Jihu recobró los sentidos ante sus palabras, pidiendo una aclaración.
 
Los ojos de Seo Yuhui temblaron.
 
"La barrera que puse dentro de Gorad Boga... acaba de romperse..."
 
Estaba lo que esto significaba.
 
|Recé durante cien días dentro de las ruinas para poner una barrera. Incluso dejé un artefacto sagrado para mantenerla semi-permanente.|
 
|Si alguien trata de romper la barrera por la fuerza, lo sabré. Y no es fácil romper la barrera con los métodos normales.|
 
Una de las dos barreras que protegían la estela acababa de romperse.
 
La barrera que Seo Yuhui pasó cien días para colocar se había roto con demasiada facilidad.
 
Aunque no había forma de estar seguros, los cinco Comandantes del Ejército probablemente estaban relacionados con esto.
 
Lo que más importaba era que el enemigo estaba en movimiento.
 
Seol Jihu apretó los dientes.
 
 
*
 
 
Después de confirmar la muerte de Yun Seohui, Seol Jihu abandonó las cercanías de Scheherazade y estableció un campamento.
 
Era todo lo que podía hacer en este momento.
 
Cuando el tiempo pasó, y el atardecer apareció, los refuerzos comenzaron a llegar uno por uno.
 
Olor, Haramark, Eva, Caligo... Para cuando llegaron los refuerzos de Grazia, la humanidad había formado un gigantesco cerco alrededor de Scheherazade.
 
Mientras que las caras familiares aparecían una tras otra, Seol Jihu eligió dejar el área. Quería un tiempo para pensar después de recordar algo que había olvidado hasta ahora.
 
"...Lo siento."
 
Una voz entró en sus oídos mientras estaba absorto en sus pensamientos.
 
Mirando hacia atrás, Seol Jihu vio a Philip Muller parado abatido.
 
"Es mi culpa."
 
"......"
 
"Si no me hubiera opuesto a ti en ese entonces... las cosas probablemente no habrían llegado a esto."
 
Antes del Incidente del Ataque a Valhalla, Seol Jihu y Philip Muller habían discutido sobre cómo resolver el asunto después.
 
Seol Jihu quería acabar con todos los traidores y sus organizaciones, mientras que Philip Muller quería dejarlos sin una forma de sobrevivir.
 
Si hubieran seguido la idea de Seol Jihu y destruido todas las organizaciones involucradas, incluyendo a Sinyoung, las cosas podrían haber resultado diferentes. Seguramente eso estaba pesando Philip Muller.
 
"...No."
 
Sin embargo, Seol Jihu sacudió la cabeza. No había manera de saber lo que habría pasado.
 
"Yo soy el que aceptó tu idea y la llevó a cabo. Incluso si hubiéramos seguido adelante con mi idea, no hay garantía de que esto no hubiera pasado. Tampoco podríamos haber predicho lo que Yun Seohui habría hecho."
 
"......"
 
"Tal vez la situación podría haberse vuelto más peligrosa que la actual."
 
Philip Muller sonrió amargamente, pensando que Seol Jihu sólo intentaba animarlo.
 
Suspiró profundamente.
 
"Sé que no me corresponde decir esto, pero ¿Por qué no regresas al campamento? Las cosas se están poniendo muy intensas."
 
Seol Jihu asintió con la cabeza. Sabía no debía quedarse sentado en un aturdimiento. Tenía que hacer algo.
 
Además, si el plan que acababa de pensar fuese posible, ahora tendrían una carrera contra el tiempo en sus manos.
 
Seol Jihu siguió a Philip Muller hasta el campamento base. A pesar de tratarse de las primeras horas del amanecer, una luz brillaba en la tienda del centro del campamento.
 
De vez en cuando se escuchaban voces fuertes. Tanto Baek Haeju como Seo Yuhui participaban en la reunión, al igual que Teresa Hussey, Cinzia, Agnes, y la Estrella de la Ira, Wu Lei.
 
El Rey Bestia Tigre Blanco, que había llegado con las fuerzas de Eva, también estaba presente en la reunión, y Yun Seora estaba sentado en la esquina con la cabeza hacia abajo como una criminal.
 
Como dijo Philip Muller, el aire dentro de la tienda sólo podía ser descrito como intenso.
 
"No hay elección. Tenemos que reunir una fuerza más fuerte, incluso si tenemos que renunciar a la ciudad..."
 
"Eso es absurdo. ¿No sabes lo difícil que es reclamar una ciudad que ha sido tomada? Una ciudad que ha sido contaminada por Nidos es..."
 
Algunos estaban en debates acalorados...
 
"Ese maldito Sung Shihyun. ¡Al final, arruinó todo lo que logró con sus propias manos...!"
 
"Sinyoung es un factor clave también. ¿Cómo planean asumir la responsabilidad de esto?"
 
Mientras que algunos criticaban a Sung Shihyun y a Sinyoung.
 
Seol Jihu miraba fijamente a Yun Seora que soportaba en silencio todas las críticas. Luego, se dirigió al asiento vacío en la cabecera de la mesa.
 
En el momento en que Seol Jihu se sentó, el parloteo desapareció como una mentira.
 
Fue porque la expresión de Seol Jihu estaba tan grave como la atmósfera dentro de la tienda.
 
Como Seol Jihu era alguien que normalmente tenía una estúpida sonrisa en su cara, emitía un aura diferente cuando estaba tan serio.
 
Aunque suene ridículo, también llamaban a Seol Jihu como el Solucionador de Problemas o el Ejecutor de la Victoria... debido a que había dirigido todas las expediciones y guerras en las que participó para lograr el éxito.
 
Este fue el primer fracaso de Seol Jihu. Como la causa de su pérdida había sido un enemigo interno, tenía sentido que se enojara.
 
"¿Cómo está la situación?"
 
Seol Jihu preguntó en voz baja tan pronto como se sentó.
 
"No es bueno. Es complicado."
 
Philip Muller presionó su frente.
 
"Acabamos de recibir una llamada diciendo que los Parásitos han comenzado a organizar sus fuerzas a lo largo de todas las regiones fronterizas."
 
Teresa se peinó el cabello hacia atrás con rabia.
 
"Lanzamos todo tipo de ataques a la barrera sólo para estar seguros, y no se movió ni un poco. Esta es la primera vez que veo una barrera que no ha sido afectada por un Trueno."
 
Wu Lei refunfuñó suavemente.
 
"El cuartel general de la Federación también organizó sus tropas y están avanzando... Nos informaron que descubrieron al ejército de Humildad Desagradable y a la Reina Parásito cerca de la Cordillera Hiral."
 
Y Tigre Blanco murmuró mientras se mordió los labios.
 
Todo el mundo quedó conmocionado ante esta noticia.
 
La Reina Parásito había levantado su pesado trasero.
 
Por supuesto, no podría dejar el territorio del Imperio, pero sus intenciones eran claras.
 
Estaba manteniendo a raya a la Fortaleza Tigol.
 
Seol Jihu dio un golpecito en la mesa con su dedo mientras organizaba sus pensamientos.
 
Habían logrado asediar a Scheherazade por ahora, pero eso era todo. Para romper la barrera de Gorad Boga, tendrían que gastar una increíble cantidad de potencia de fuego.
 
Incluso si de alguna manera lo lograban, ese sería solo el comienzo de su problema puesto que tendrían que enfrentarse a cinco Comandantes del Ejército y sus ejércitos, mientras los atacaban en su propio terreno.
 
Romper la barrera y derrotar a las fuerzas de élite de los Parásitos antes de que pudieran asegurar la estela... Eso no sonaba posible.
 
Pero eso no era todo. Los Parásitos supuestamente estaban desplegando sus fuerzas en la región fronteriza de cada ciudad, así que también tenían que mantenerse cautelosos con eso.
 
Un movimiento equivocado y puede que no sean los cinco Comandantes del Ejército quienes lo rodearan.
 
Las cosas se complicaron, como dijo Philip Muller.
 
Y una vez que Seol Jihu reflexionó sobre todo, juzgó que evitar una batalla sería imposible.
 
Aunque no había garantía de victoria, una guerra sería inevitable.
 
El problema radicaba en la estela.
 
Tenían que evitar el resurgimiento de la Reina Parásito sin importar lo que pasara. Actualmente, las fuerzas unidas de la humanidad y la Federación tenían alguna esperanza de victoria, pero si la Reina Parásito recuperaba todo su poder para unirse a las líneas del frente, entonces realmente no tendrían más opciones.
 
Seol Jihu pensó profundamente antes de preguntar.
 
"¿Puede la Reina Parásita recuperar una parte de su fuerza teniendo uno o dos de los trozos de estela?"
 
"No, definitivamente no."
 
Philip Muller respondió.
 
"Los tres pedazos deben ser unidos para formar la estela completa. Con un pedazo faltante, no son diferentes a unos piedras ordinarias."
 
Seo Yuhui asintió con la cabeza, coincidiendo con la explicación de Philip Muller.
 
'Ya veo'. Seol Jihu pensó y luego dirigió su mirada a Baek Haeju.
 
"Señorita Baek Haeju, escuché que eres la responsable de esconder el último pedazo de la estela."
 
"Sí."
 
"Escuché que no lo escondiste en el territorio de la Federación o de la humanidad. ¿Significa eso que...?"
 
"...Sí."
 
Baek Haeju dio una afirmación un poco más tarde.
 
"Escondí mi pedazo de la estela en el territorio de los Parásitos."
 
"De todos los lugares..."
 
Teresa se quejó en voz baja, pero nadie de los que participaron en esa expedición levantó la voz. Sabían por experiencia personal lo difícil que debe haber sido esconder la estela que desprendía una oscuridad tan aterradora.
 
"No tuve elección. Quería esconderla en el Reino de los Espíritus al principio... pero la Federación se negó."
 
El Tigre Blanco soltó una tos seca.
 
"La Reina Parásito había caído en un sueño profundo por el efecto del Juramento Imperial. Debía esconderla antes de que pudiera recuperarse y sentir la ubicación de la estela. No tuve tiempo para ser selectiva. Si se trataba de un lugar adecuado, tenía que hacerlo."
 
Baek Haeju continuó.
 
"En ese momento, obtuve una información de la Señorita Seo Yuhui e investigué cosas relacionadas con Gorad Boga. Aunque no pude encontrar una ciudad divina, como resultado, pude localizar un lugar similar."
 
"¿Qué? ¿Quieres decir que volviste al territorio de los Parásitos por tu cuenta?"
 
Wu Lei expresó su asombro.
 
"No fue tan difícil. La Reina Parásito estaba incapacitada por el Juramento Imperial, y la mayoría de los Comandantes del Ejército se recuperaban de haber liberado sus divinidades. Era el mejor momento para infiltrarse en el territorio de los Parásitos, puesto que habían perdido la mayoría de sus fuerzas en su fallida guerra contra la Fortaleza Tigol."
 
"Ah, claro, claro..."
 
Wu Lei reflexionó sobre el pasado y luego se frotó la barbilla.
 
"Entonces, ¿El plan actual consiste en asegurar la última pedazo de la estela antes que los Parásitos?"
 
Después de un momento de silencio, Philip Muller preguntó cuidadosamente a Seol Jihu.
 
"No es un mal plan. Si tenemos éxito, no sólo evitaremos el resurgimiento de la Reina Parásito, sino que la invasión de los cinco Comandantes del Ejército también habrá sido en vano."
 
Si tenían éxito, por supuesto.
 
No hace falta decir que el proceso que implicaba ese éxito no sería fácil.
 
"Están sucediendo demasiadas cosas en este momento. Primero, los Parásitos están desplegando sus tropas en el frente."
 
"Humildad Desagradable sigue en el ejército principal, y lo más importante, tendremos que entrar en el territorio enemigo. Luchar dentro del territorio de los Parásitos no será fácil."
 
Hablando de eso, Gabriel también dijo que el territorio corrupto de los Parásitos equivalía esencialmente a tener cuatro o cinco Árboles del Mundo corruptos de su lado.
 
"Y eso no es todo. Roe Scheherazade dijo que nos daría tiempo, pero ¿Cómo podemos confiar en ella? Por lo que sabemos, ella podría haber usado el Juramento Real a estas alturas."
 
"Los Parásitos podrían estar en movimiento para asegurar el  última pedazo de la estela."
 
Los puntos mencionados estaban en lo cierto.
 
De hecho, eso era lo que más preocupaba a Seol Jihu.
 
Entrar en el territorio de los Parásitos sería bastante difícil. Sus esfuerzos habrían sido en vano si llegaran a la ubicación del último pedazo de la estela, y ya estaba tomada.
 
Había una posibilidad considerable de que sufrirían pérdidas sin sentido.
 
"No deberían ser capaces de poner sus manos en el pedazo de la estela de inmediato."
 
En ese momento, Baek Haeju habló.
 
Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe.
 
"¿Qué quieres decir?"
 
"Podrían ser capaces de averiguar la ubicación, pero sacar la estela sería otro problema."
 
Los ojos lúgubres de Seol Jihu finalmente se iluminaron.
 
"¿Quieres decir que el lugar donde escondiste la estela también está protegido como Gorad Boga?"
 
"Algo así."
 
Baek Haeju lo explicó.
 
"Escondí la estela en las catacumbas que eran administradas por una familia del antiguo Imperio. Como debería decir esto... una extraña aura espiritual fluía dentro de ella. Las catacumbas estaban muy profundas bajo tierra y tenían pasillos complejos. Además, había un guardián que impedía que otros entraran al nivel más profundo."
 
"¿Guardián? Entonces, ¿Cómo...?"
 
"Aunque no tenía ninguna relación con el lugar, pude hablar con el guardián. Una vez fue un noble sabio del Imperio, y comprendió la situación en la que se encontraba la humanidad. Pasé su prueba..."
 
Baek Haeju levantó su mano en medio de la conversación y trazó un círculo.
 
"Y obtuve la calificación para entrar en el nivel más profundo."
 
Luego, sacó una insignia descolorida de su bolsillo dimensional.
 
Aunque sus dedos la cubrían, Seol Jihu sintió que había visto la insignia antes.
 
"El guardián desapareció después de darme esta insignia, pero la barrera que bloquea el camino al nivel más profundo sigue activa."
 
"¿Qué tan poderosa es esa barrera?"
 
"Está más allá de la comprensión humana juzgar su fuerza. Sólo me di cuenta después de bajar, pero el nivel más profundo no estaba en el Mundo Medio. Si alguien sin la insignia entra, quedará atrapado en una dimensión desconocida y se verá forzado a vagar en ese lugar por la eternidad."
 
Baek Haeju puso la insignia de nuevo en su bolsillo dimensional.
 
"Por supuesto, estoy segura de que la barrera puede romperse desde el exterior... pero incluso a un dios le será difícil romper una barrera que está conectada a un número desconocido de dimensiones."
 
Seol Jihu apretó sus puños.
 
El lugar donde Baek Haeju escondió la estela se asemejaba a Gorad Boga, pero hay una diferencia clave.
 
Los Parásitos no podrían poner sus manos en ella aunque supieran dónde estaba.
 
Por el contrario, Baek Haeju sería capaz de obtenerla fácilmente siempre que fuera al lugar.
 
"¿Puedes decirnos dónde está la estela?"
 
"Bueno..."
 
Baek Haeju miró a su alrededor.
 
Philip Muller rápidamente entonó un hechizo, y una barrera opaca se produjo alrededor de Seol Jihu y Baek Haeju.
 
Baek Haeju examinó la barrera antes de decir.
 
"¿Tienes un mapa?"
 
Seol Jihu inmediatamente sacó un mapa de su bolsillo y lo extendió abierto sobre la mesa.
 
"El lugar dónde puse el pedazo de la estela fue..."
 
Baek Haeju colocó su dedo en el mapa y trazó un curso en un movimiento fluido. Cuando finalmente se detuvo, ella miró fijamente al lugar levemente sorprendida.
 
Seol Jihu miró el mapa más de cerca. Había un pequeño círculo donde el dedo de Baek Haeju se había detenido.
 
"¿Por qué hay un...?"
 
Baek Haeju parpadeó. Parecía preguntarse por qué había un círculo dibujado en este lugar.
 
"Espera, este lugar..."
 
[¿Eh? ¿No es esto... eso?]
 
Flone también sonaba sorprendida.
 
Correcto, el lugar marcado con un círculo era uno de los cinco lugares donde la herencia Rothschear había sido enterrada. Entre ellos, Flone sólo había escuchado la ubicación  de este lugar, sin saber exactamente lo que estaba enterrado.
 
[¡Aquí es donde la herencia de mi familia está enterrada!]
 
"¿Perdón?"
 
Baek Haeju mostró un raro indicio de nerviosismo.
 
[Pero cómo... ¿Qué había dentro?]
 
"Sólo... un poco de todo..."
 
[¿Qué hiciste con eso?]
 
"...Me lo llevé todo..."
 
Baek Haeju respondió con una sensación de inquietud, y Flone se sintió abatida.
 
Seol Jihu se rió.
 
Finalmente se dio cuenta.
 
El guardián que Baek Haeju había mencionado debía ser una existencia que protegía la herencia de los Rothschear como Roselle.
 
A diferencia de Roselle, que tenía vínculos persistentes en el mundo, el guardián debe haber quedado libre de cargas después de conocer a alguien que estaba cualificado.
 
"Está bien. Saber dónde está, es suficiente."
 
Aunque era una pena haber perdido la herencia, ocurría con frecuencia en el Paraíso. Además, la herencia no era una gran preocupación en este momento.
 
Seol Jihu comprobó la ubicación una última vez antes de tocar la barrera.
 
La barrera opaca desapareció rápidamente.
 
"Lo resumiré."
 
Seol Jihu miró a todos y continuó.
 
"La estela dentro de Gorad Boga y la estela dentro de las catacumbas... No debemos dejar que los Parásitos se lleven ambas. Además, la Reina Parásito y el ejército principal de los Parásitos, excluyendo a los cinco Comandantes del Ejército y sus ejércitos, están estacionados en las regiones fronterizas de la Federación y de la humanidad. Hasta ahora eso es cierto, ¿No?"
 
Seo Yuhui, Baek Haeju y Philip Muller asintieron uno tras otro.
 
"Entonces..."
 
La voz baja de Seol Jihu se volvió clara al instante. Finalmente había encontrado un débil trozo de esperanza.
 
"Todavía estamos a tiempo."
 
Al escuchar esto, todos fijaron su mirada en Seol Jihu.
 
Sonaba como si tuviera un plan, uno que podría revertir esta situación que se deterioraba rápidamente.
 
"Ahora..."
 
Mientras todos miraban con ojos llenos de expectativas...
 
"Le explicaré el plan."
 
Los ojos de Seol Jihu se iluminaron.

***

Para conocer que pasó con el nuevo sitio web, les dejo el link de la página de facebook: https://www.facebook.com/NovelaWuxia