Reciente

miércoles, 30 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 278

Capítulo 278. Tritón (3)


Cuando Yeon-woo se ocupó del 40% de todas las fuerzas de Tritón, pudo sentir la energía de Benteke. Estaba en un gran barco que estaba alejado del resto, como una isla solitaria. 

Tan pronto como Yeon-woo pudo percibirlo, se dirigió en dirección al barco, alejándose del barco que había estado cazando. 

No importaba con cuántos peces pequeños se enfrentara; si el líder no se cazaba, ninguno importaba. Antes de que Poseidón intentara algo más, iba a buscar a Benteke. 

Pat-

Usando el Camino de Viento, avanzó usando Parpadeo. Fuertes vientos se movieron a su alrededor mientras se desplazaba a un ritmo rápido. 

Sólo uno. Planeaba romper el gran barco en el que estaba Benteke de un solo golpe. Incluso Yeon-woo le temía a sus propias Olas de Fuego aceleradas.

En ese momento, pudo observar a Benteke levantándose con un arma, usándola como un bastón. 

Era un enorme Tridente de unos 3 metros de largo. Los zafiros que lo decoraban tenían un extraño encanto. 

De repente, Benteke liberó su magia y su poder sagrado. Yeon-woo se dio cuenta de que estaba a punto de usar el poder que Poseidón le había otorgado. 

Pero el alcance del poder de Benteke era más amplio de lo que Yeon-woo pensaba. 

El poder sagrado se extendió a través del Río de las Almas y alcanzó el cielo.

"¿Puedes liberar tanto poder sagrado?

Justo cuando Yeon-woo miró hacia el cielo sorprendido...

¡Urrrr, kwakwakwakwang!

Las nubes oscuras que se reunieron en el cielo expulsaron relámpagos. La tormenta creó enormes tsunamis de decenas de metros de altura que se elevaron para alcanzar a Yeon-woo.

Esto no se trataba de un simple poder. 

Era una catástrofe. 

Un gran poder que movía a la propia naturaleza. Los dioses de la naturaleza estaban entre la cima. Además, si se tenía un gran poder sagrado, el poder se convertiría en una catástrofe. 

Estaba claro que Poseidón estaba usando a Benteke para enterrar a Yeon-woo en el Río de las Almas. 

Yeon-woo chasqueó su lengua. 

Originalmente había planeado volar el barco en el que estaba Benteke, pero no tenía otra opción que cambiar sus planes por ahora.

Yeon-woo retorció su cuerpo y balanceó a Vigrid. 

La Ola de Fuego condensada en el Aura negra se liberó de inmediato. 

Le añadió velocidad y fuerza de rotación. Adicionalmente, combinó las 72 Artes.

[Ola de Fuego]

[Fuego Santo]

[72 Artes - Pok, Ryul]

¡Krrrrrng!

La incontrolada Ola de Fuego resultó terriblemente destructiva. No sólo barrió los tsunamis que parecía que iban a cubrir el mundo entero, sino que también se tragó los relámpagos que venían del cielo como si no fueran nada. 

Como si el sol hubiera explotado, se extendió una poderosa luz y las réplicas siguieron afectando al entorno que lo rodeaba. 

Los tsunamis se evaporaron y la densa niebla se disipó. El Río de las Almas se agitó con más intensidad que antes y sacudió el barco en el que estaba Benteke. 

La ardiente ola de calor quemaba la piel de los jugadores en la cubierta. Los jugadores que respiraron inconscientemente, gritaron por el dolor que sentían en sus pulmones, causado por la inhalación del aire hirviente.

Sin embargo, los gritos no se podían escuchar porque estaban enterrados bajo la gran explosión. 

Entonces...

¡Kwakwakwang!

Relámpagos de fuego vinieron desde donde estaba Yeon-woo hacia el barco de Benteke. 

Era una pared formada por relámpagos que había sido creada combinando las 72 Artes. Pensaba hundir el colosal barco con ese ataque que hizo con Vigrid.

Sin embargo, Jinrang y los jugadores que custodiaban a Benteke eran competentes. Protegieron el barco de los relámpagos de fuego usando sus habilidades y artefactos para crear una barrera. 

No fue fácil. Debido a que se trataba de un ataque muy poderoso, sintieron como si hubieran chocado contra un enorme martillo. También resultaba difícil lidiar con las ondas de choque que atravesaban la barrera.

El barco se agitó fuertemente. Se agrietó en algunas áreas, y un olor a quemado se extendió a su alrededor. 

Lo que más los frustraba era el calor que parecía que iba a quemarles la piel. 

El horrible calor que resultaba difícil de imaginar y había sido creado por un humano, dejaba un rastro negro a lo largo del barco. 

"¿Qué diablos...?"

"¿Qué es eso?"

Los jugadores de Tritón que apenas habían estado sosteniendo la barrera temblaron. 

Definitivamente habían investigado a Yeon-woo a fondo. 

Cuando había luchado contra los Nueve Hijos del Dragón, la muda de piel de Apophis en el piso 26, el Rey Monstruo Caníbal en el piso 27... habían examinado todas sus fuerzas y habían juzgado que podían atraparlo incluso si Benteke no daba un paso al frente. 

El poder de Poseidón podría usarse con mayor facilidad en el Río de las Almas. Ellos se consideraban superiores en términos del entorno también. 

Sin embargo, las cosas no estaban saliendo según lo previsto.

¿Se había hecho más fuerte en ese corto tiempo? ¿O había estado ocultando sus habilidades? ¿O simplemente no necesitaba revelarlas?

Cualquiera que fuera la razón, los poderes de Yeon-woo eran más fuertes de lo que pensaban. 

¡Él... no se quedaría atrás en comparación con su líder, Benteke!

Hwiii-

Sin importar si estaban sorprendidos, los ojos de Yeon-woo bajo la máscara eran indiferentes. 

Retraía hacías atrás mecánicamente a Vigrid, como si sólo estuviera concentrado en hundirlos en el Río de las Almas que había comenzado a hervir. 

El vapor se arremolinaba a su alrededor. Yeon-woo planeaba explotar otra Ola de Fuego una vez más, esta vez con una abundante cantidad de maná. Estaba ansiado por confirmar la fuerza de su Ola de Fuego. 

¿Dónde más podría hacer esto? Al frente sólo tenía enemigos.

Entonces, fuertes vientos se reunieron alrededor de Vigrid. Vigrid temblaba como si pudiera romperse en cualquier momento, y emitía una luz azul. 

Justo cuando estaba a punto de balancearla, el espacio frente a Yeon-woo se abrió y Benteke apareció. Como Yeon-woo había visto en el diario y en el Vestigio de Lana, le daba una impresión feroz y maliciosa. 

Sólo había una diferencia. Su energía había cambiado notablemente. 

Benteke golpeó duramente la cabeza de Yeon-woo. Había algo que se asimilaba a orbes azules en su mano. 

Yeon-woo no podía decirlo con seguridad, pero parecía el poder sagrado condensado del Río de las Almas. 

Crunch-

¡Krrrng!

Yeon-woo intentó recuperar el equilibrio mientras balanceaba a Vigrid horizontalmente. 

La Ola de Fuego estalló una vez más. Al mismo tiempo, orbes azules aparecieron en la mano de Benteke para contrarrestar el ataque.

En direcciones opuestas, el fuego y la columna de agua se chocaron, crearon dos remolinos. 

Los dos remolinos crearon un tornado aún más grande. 

El gran tornado se extendió desde el Río de las Almas hasta el cielo. 

Las explosiones que provenían del interior del tornado se dispersaron. 

Gotas de agua cayeron como lluvia, y se evaporaron en la atmósfera hirviente. El Río de las Almas comenzó a hervir como la lava. Se tornó furioso y tormentoso.

En el centro de todo esto, Yeon-woo hizo circular su Circuito de Maná y descendió a Vigrid en línea recta. 

Benteke agarró el Tridente con ambas manos y lo movió hacia arriba.

Chang-

¡Kwang!

Con el sonido del metal chocando, una columna de agua se elevó entre ellos. 

El comprimida agua atravesó el pecho de Yeon-woo, mientras que el fuego y los relámpagos impactaron sobre Benteke. 

Esta vez, ambos sufrieron bastante daño. 

Como si ambos lo hubieran prometido de antemano, no volvieron a chocar y se separaron mucho. 

"¡Juajuajajajajaa! ¡Nunca hubiera imaginado que una persona de este nivel siguiera en los pisos inferiores! ¡Qué sorprendente! El mundo de la Torre es muy divertido."

Parado sobre el agua, Benteke tocó la profunda quemadura que tenía cuerpo con su mano izquierda. Una chispa roja permanecía y su carne seguía siendo quemada, pero se sentía muy contento. 

Benteke no había planeado venir. 

Estaba ocupado concentrándose en Tritón con los nuevos clanes en crecimiento. 

Especialmente, los cuatro nuevos clanes emergentes que habían surgido al mismo tiempo que Tritón. Particularmente Regimiento de Fantasía, crecían cada vez más, por lo que estaba muy ocupado.

Incluso si el dios al que servía, Poseidón, lo presionaba, no hacía cosas que no quería. 

Benteke era alguien que se reiría si Poseidón lo amenazaba con quitarle su posición de apóstol. 

La única razón por la que se había convertido en apóstol de Poseidón era porque pensaba que recibiría una poderosa y cómoda fuerza para usar. 

Confiaba en sus capacidades, así que pensaba que podría servir a cualquier otro dios.

Había muchos dioses y demonios que querían a Benteke como su apóstol. Además, Poseidón estaba interiormente satisfecho con la confianza de Benteke, por lo que no intervenía en nada particularmente. 

Sin embargo, esta vez era diferente. 

Poseidón había sugerido firmemente que esta vez cumpliera con su deber como apóstol. Le había dado el título de una Misión Necesaria. 

Poseidón nunca antes había instado a Benteke con tanta contundencia, así que tenía que seguir sus órdenes. Por otra parte, los informes que sus subordinados habían traído también le parecían divertidos. 

Un novato causando conmoción en los pisos inferiores. Estaba haciendo nuevos récords en cada uno de ellos, y estaba empatado con el puntaje previamente intocable de AllForOne en el piso 21. 

Por supuesto que le interesaría. 

Más que nada, Benteke tenía curiosidad por saber quién había hecho que Poseidón estuviera tan irritado. Se trataba de alguien que había hecho que Poseidón, un ser arrogante que ni siquiera miraba los pisos inferiores, se pusiera furioso. 

Por lo que quería comprobarlo.

Pero parecía que sería aún más divertido de lo que esperaba.

Había echó temblar a su Tridente. El arma del gobernante.

Bentke miró a Yeon-woo de arriba a abajo. Una máscara negra y vestimenta. Y las alas de fuego en su espalda. Pensó que el Acaparador se veía bastante singular. 

"¿Hm?"

Justo entonces, Bentke vio el collar en el cuello de Yeon-woo. 

No lo había reconocido por el fuego negro que lo rodeaba, pero definitivamente era similar al de Benteke. 

"¿De dónde sacaste ese artículo? ¿Fuiste al Palacio de Cuarzo?"

Era un artículo que le recordaba al muerto Ala Celestial. 

Lana lo había guardado hasta el final, así que representaba un recuerdo desagradable para él. Para Benteke, Ala Celestial era un fantasma que había dañado a Lana y derribado a Rosa Azul. 

Puede que tuviera buenos recuerdos de cuando estaba vivo, pero no tenía ningún pensamiento positivo sobre Ala Celestial después de su muerte. 

"......"

Pero Yeon-woo sólo tocó el collar con su mano izquierda y no dijo nada. 

Podía sentir las numerosas miradas sobre él, pero las estaba ignorando. Especialmente ignoraba las miradas llenas de hostilidad. 

[Poseidón quiere castigarte.]

[Poseidón te está mirando.]

[Poseidón revela una intensa intención asesina.]

[Hermes te está animando.]

[Atenea te da una Bendición.]

[Atenea espera tu victoria.]

[Atenea mira a Poseidón con una mirada desaprobatoria.]

[La sociedad divina, el Olimpo, guarda silencio por las tensiones entre Poseidón y Atenea.]

[Muchas sociedades divinas y demoníacas están mirando al Olimpo.]

'Pensando en ello ahora, Poseidón y Atenea nunca tuvieron una buena relación, aunque son familia'.

Atenea miraba de forma agradable a Yeon-woo. Por otro lado, Poseidón tenía una intención asesina. Como en las leyendas, estaban enfrentados aquí. 

Yeon-woo podía sentir el poder sagrado que se entregaba a través del canal de los poderes. 

Aparte de Agares, Azrael y Atenea, habían muchos seres interesados en él. 

Se sentía desagradable porque sólo parecía un juguete para los dioses y los demonios. 

Yeon-woo habló con Benteke. 

"Espero que seas diferente de la muda de piel Apophis y del Rey Monstruo Caníbal."

"¿Qué?"

Benteke frunció el ceño ante la extraña respuesta de Yeon-woo a su pregunta y abrió sus ojos se agrandaron al sentir que el aire alrededor de Yeon-woo cambiaba repentinamente. 

[Despertar del Cuerpo de Dragón]

[Tercer Espíritu]

[Hyoongshin Acksal]

[Estigmas de la Diosa]

Crunch-

Las escamas de dragón crecieron en la piel de Yeon-woo hasta justo debajo de sus ojos, y los Espíritus Familiares que había enviado entraron en su cuerpo. 

La Piedra Filosofal comenzó a emitir maná. El demonismo se extendió lentamente en su cuerpo mientras su Circuito de Maná circulaba, y con el poder sagrado de la diosa de la guerra...

Hwakk-

Yeon-woo atacó usando a Vigrid con el poder de la especie de los Dragones, dioses y demonios, tres especies superiores. 

Con un destello, se escuchó un explosión sónica en el aire, y el aura negra se dirigió Benteke.