Reciente

sábado, 26 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 269

Capítulo 269. El Acaparador (9)


Sin embargo, Shanon no se compadeció de ellos. 

Sus sentidos fortalecidos le entregaron una cantidad absurda de información. 

Entre ella, pudo notar que el Escuadrón 92 estaba intentando hacerle algo a Yeon-woo. 

Pero no importaba lo que hicieran, estaban en la palma de la mano de Yeon-woo de todos modos. Pensaba que no podrían hacer nada una vez que apareciera el Rey Monstruo Caníbal. 

No parecía haber ninguna manera de que salieran de la isla a salvo. 
 
Shanon sacudió los pensamientos sobre ellos. Tenía más curiosidad por conocer las habilidades del Rey Monstruo Caníbal. 

***

"No veo a Charon."

"Mierda. Siempre está por aquí, así que, ¿Dónde está ahora?"

Orant se rascó la parte trasera de su cabeza mientras hablaba con enojo. Sentía que se iba a volver loco porque Charon no se había presentado en la isla desde hacía varias horas. 

Reunieron todos los materiales que necesitaban, por lo que ahora sólo faltaba construir el barco, pero el Guardián a cargo de eso no se mostraba, por lo que estaban extremadamente irritados. 
 
Además, según sus subordinados, el Acaparador estaba reuniendo sus suministros para el barco rápidamente. 

Tenían que encontrar a Charon primero.

A Charon lo llamaban un barquero avaro, por lo que habían calculado cuánto podían darle para que escuchara sus órdenes. Ya habían sacado Karma de otros jugadores. Sin embargo, sólo se podía sobornar a alguien si estaba presente. Como Charon no estaba, no sabían qué hacer. 

Normalmente, seguía a la gente como un cachorro perdido, pero ahora que realmente lo necesitaban, no estaba presente. 

Además, Orant quería terminar esto sin complicaciones. 

Con Héctor muerto, era obvio que Ibrahimovic se convertiría en el capitán del equipo. Orant quería convertirse en el vicecapitán. 

"He escuchado que Charon disfruta pescando en el lago al otro lado de la isla. ¿Crees que podría haber ido a ese lugar?"

"¿Pescando?"

Orant inclinó la cabeza. 

"Sí. Uno de nosotros se enteró de esto por un jugador. Dicen que lo han visto dirigirse en esa dirección con frecuencia, durante estas horas."

"¡Maldita sea! ¡Deberías decirme cosas como esta de antemano! ¡Casi perdemos el tiempo por tu culpa!"
 
Orant pateó a su subordinado en la canilla, furioso. Pero su subordinado no dijo nada. Era mejor quedarse callado hasta que la ira de Orant se calmara.

Orant se calmó poco después.

"¿Y? ¿Dónde está el lago?"

"He escuchado que hay que entrar en el bosque."

"No es el territorio de los Monstruos Humanos Caníbales, ¿Verdad?"

"Creo que...sí."

"Mierda. ¿Quieres que vuelva a entrar ahí?"

Orant rechinó los dientes. No era tan difícil recolectar materiales en la isla. 

Sin embargo, el problema radicaba en los Monstruos Humanos Caníbales. Eran una molestia cuando cazaban. Tampoco podían evitarlos, porque los Monstruos Humanos Caníbales eran muy tenaces en la caza de sus presas. 
 
El cuartel general había dicho que la forma más fácil de despejar el piso 27 consistía en recolectar materiales evitando irritar al jefe en la medida de lo posible. 

Mientras controlaran las cosas, podrían atravesar el piso 27 sufriendo menos que en el piso 26. 

Y después de eso...

'Dijeron que el Regimiento se encargaría de las cosas'.

El Regimiento de Fantasía no podía ayudarlos porque la isla se seleccionaba al azar. Pero más allá del Río de las Almas, en el piso 28, las cosas eran diferentes. El Regimiento de Fantasía podía interferir tanto como quisiera. 

El Regimiento de Fantasía era conocido por tener a todos sus clanes en igualdad de condiciones, y los clanes de los pisos superiores se encargaban de ayudar a los clanes de los pisos inferiores. 

Por otra parte, el Río de las Almas, era lo suficientemente grande como para que varios clanes navegaran al mismo tiempo. 

Ibrahimovic lo sabía, y creía que podían rodear al Acaparador en ese lugar. 
 
De todas formas, Orant se sentía incómodo entrando en el bosque que estaba lleno de Monstruos Humanos Caníbales. Pensar en volver a entrar en el bosque de nuevo resultaba ridículo. Pero tenía otra opción. 

Finalmente, Orant apretó los dientes y asintió con la cabeza a su subordinado que se había vuelto a levantar. 

"Cielos. Oh, bueno. Reúne un equipo. Entraremos en el bosque. Y por si acaso, pide a los otros clanes su cooperación."

La expresión de su subordinado se volvió más brillante. 

"¡Si, señor!"

***

Aunque se suponía que se trataba de una 'cooperación', era más como una orden para los otros clanes. Los jugadores de los otros clanes tenían caras rígidas. 

"¡Otra vez...!"

La líder del Equipo Trinity, Heidi, rechinó los dientes. Los Elfos eran conocidos por ser inexpresivos, pero la ira en su cara se notaba claramente. 

Dylan y Jun, que habían estado con ella desde el Tutorial, tampoco parecían muy felices. 

"Básicamente nos dicen que entremos en nuestras propias tumbas."

"Maldición. ¿Deberíamos pelear con ellos?"

Las órdenes que siguieron recibiendo después de entrar en la isla les hacían sentirse disgustados.

Con 500 personas en la isla, había incontables grupos diferentes. El Escuadrón 92 y el Equipo Trinity eran sólo unos pocos entre ellos.
 
Sin embargo, el Escuadrón 92 había tomado el control bajo el nombre de Regimiento de Fantasía. 

Tenían alrededor de 200 de sus miembros en la isla, por lo que podían oprimir a otros clanes, y obligar a los otros jugadores a ayudarlos cuando lo necesitaban. 

También enviaban a otros en su lugar cuando tenían que entrar en el territorio de los Monstruos Humanos Caníbales. 

El daño a los clanes más pequeños había sido grande. Incluso algunos equipos que habían sido completamente aniquilados. 

Después de lograr recoger los materiales con esfuerzo, pensaron que todo había terminado, pero recibieron nuevas órdenes para entrar en el territorio de los Monstruos Humanos Caníbales. Por supuesto que se sentirían frustrados. 

Heidi estaba pensando en contactar con los otros clanes para organizar una rebelión. 

Esto probablemente terminaría pronto, puesto que sólo tenían que encontrar a Charon. Pero, el problema vendría después de eso. Estaban siendo utilizados para trabajos pesados como este, así que resultaba evidente quién haría el trabajo trivial como remar el barco o dirigirlo.

Necesitaban tener el control. 

Como era una Elfa, le resultaba difícil tomar una decisión violenta, pero las innumerables cosas que había sufrido desde que entró en la Torre cambiaron su personalidad.

Dylan y Jun parecían tentados. Como sólo seguirían sufriendo si esto continuaba, pensaron que no era una mala idea atacarlos primero.

'¡Si podemos preguntarle al Acaparador...!"

Heidi de repente recordó a alguien. Una persona enmascarada que había visto desde lejos. El Acaparador. Probablemente no la recordaba, pero ella lo recordaba claramente. 

Se habían conocido brevemente, pero si ella se lo suplicaba, ¿No les ayudaría un poco?

Sin embargo...

"No es necesario."

"No tiene que esforzarte demasiado por nosotros."

Los miembros de su equipo sacudieron sus cabezas. Podían sentir su determinación de hacer lo que fuera necesario. 

Heidi sonrió amargamente. El equipo de menos de 10 personas. Ahora eran su familia, como Dylan y Jun. 

Durante la guerra entre el Dragón Rojo y Cheonghwado en el piso 11, Heidi y los otros se unieron como mercenarios por el dinero. Fueron colocados en la Legión 2. En ese momento, el Acaparador era el líder de su legión. 

Los miembros de su equipo actual eran personas que había conocido en ese entonces. La guerra terminó más rápido de lo que ella pensaba, y su líder había desaparecido repentinamente. 

Estaban preocupados de que su legión se hubiera dividido, y ella había terminado creando un equipo de gente que tenía los mismos objetivos que ella.

Heidi se convirtió naturalmente en la líder, habiendo sido anteriormente la líder de su antiguo grupo. 

Al principio, había rechazado el puesto, diciendo que no estaba cualificada para eso, pero después de tomar el puesto, lideró su equipo sin problemas. 

También había logrado mantener ordenado al equipo durante la difícil prueba del piso 26.

Heidi sentía que tenía una gran responsabilidad. Por esa misma razón, había pensado en rebelarse después de aguantar todo este tiempo. No podía dejar que nadie saliera herido nunca más. Ella ya había perdido tres miembros del equipo. 

Sin embargo, los miembros del equipo sacudieron sus cabezas, intuyendo lo que Heidi estaba pensando. Si se rebelaban en este lugar, simplemente fallarían. Consideraban que sería mejor soportarlo por un poco más de tiempo. 

Heidi suspiró. 

Los miembros de su equipo tenían razón. Incluso si derrotaran al Escuadrón 92 de alguna manera, ¿Cómo lidiarían con el Regimiento de Fantasía? Estaban entre la espada y la pared.

"...¿Qué les parece si contactamos con el Acaparador?"

Dylan levantó su mano, pero Jun sacudió firmemente su cabeza. 

"No. Eso será difícil. Tú lo viste. Sólo se centra en lo que va a conseguir, y no se preocupa por los demás. Será un alivio si no nos delata con el Escuadrón 92."

"¿Re... realmente crees que haría eso?"

Dylan pensaba que se lo tomaría a la ligera puesto que lo habían conocido antes, pero no estaba seguro. 

Heidi se puso de pie cuando terminó de organizar sus pensamientos. 

"Vamos a movernos ahora que hemos tomado nuestra decisión. Para que no nos regañen por llegar tarde."

Asintieron con la cabeza. Cada una de ellos se veían pálidos.

***

"¡Oh! Nuestra hermosa Heidi! ¿Viniste porque me extrañaste? Hace frío aquí, ¿Eh?"

Heidi frunció ligeramente el ceño ante el acoso sexual que se produjo tan pronto como Orant la vio. Sin embargo, sólo respondió apáticamente. 

"Ya que todos están aquí, movámonos."

Luego de decir eso, se movió a donde estaban los miembros de su equipo. Solía actuar bastante temperamental, pero recientemente había aprendido que era mejor controlar sus emociones tanto como pudiera. 

Orant chasqueó su lengua mientras la miraba. 

"Haa. Bien. Veamos cuánto tiempo vas a actuar tan arrogante."

Orant quería observar la cara siempre fría de Heidi desmoronarse.

Pensar en humillarla delante de sus camaradas le provocaba alegría. Estaba seguro de que no pasaría mucho tiempo antes de que eso ocurriera. 

Pronto, todo el equipo comenzó a moverse hacia el bosque. 

El bosque estaba húmedo y denso como siempre. Sin embargo, había algo notablemente diferente que antes. 

El frío. 

No, en realidad, era un escalofrío.

Orant se movió relativamente a gusto rodeado por todo el equipo, pero cuanto más se adentraba en el bosque, más profundo se hacía su ceño fruncido. 

"Hey, explorador. ¿Es este el camino correcto?"

"¿Perdón? Sí. Es el correcto."

"...¿Qué?"

La cara de Orant se arrugó como un papel. 

"¿Por qué se ha vuelto tan diferente en un día?"

Orant tenía un rasgo que podía percibir el cambio, por lo que se dio cuenta inmediatamente del cambio en el flujo del aire.

El olor en la punta de su nariz era diferente. Olía a humedad, con un olor a sangre mezclada. 

'No escuché que hubiera una batalla en este lugar...'

Orant se detuvo. Era mejor no moverse cuando algo estaba mal. 

Todos tenían rostros nerviosos. Se habían dado cuenta de que algo estaba mal. 

Pero a pesar de eso, Orant ordenó a algunos de sus subordinados que se adelantaran para investigar. 

"¡Tú! ¡Tú! ¡Tú! Vayan a comprobar si algo va mal".

Los jugadores que fueron asignados palidecieron. En casos como este, estaba casi garantizado que morirían, pero si no iban, morirían en manos de alguien del Escuadrón 92. 

Se vieron obligados a avanzar. No regresaron ni siquiera después de un tiempo. 

Orant y todos los demás tenían la cara rígida. Todos pensaban lo mismo. Había algo. 

"Capitán Heidi, creo que tendrá que avanzar."

Orant miró a Heidi. Todavía quería que se inclinara ante él de alguna manera, pero su vida importaba más. Heidi era bastante hábil, por lo que creía que sería capaz de descubrir cualquier anomalía. 

Heidi ya había experimentado esto antes, por lo que se llevó a Dylan, Jun y algunos miembros más con ella. 

Heidi también podía sentir que el aire era ligeramente diferente con sus agudos sentidos.

No mucho tiempo después, encontraron 3 cadáveres. Pertenecían a los jugadores que habían salido antes que ellos. 

"¡¡Cielos!!"

"No, no puede ser."

"...Heidi."

El estado de los cadáveres era horrible. Dylan se volteó para mirar a Heidi con una expresión rígida. 

"Espera."

Dijo Heidi, y se acercó cuidadosamente al cadáver más cercano.

'Algo no está bien'.

Los cadáveres eran diferentes a los que quedaban cuando cazaban los Monstruos Humanos Caníbales. Sus cabezas estaban medio aplastadas, y sus cuerpos estaban masticados por algo, así que resultaba difícil reconocerlos. 

Sin embargo, los métodos de caza de los Monstruos Humanos Caníbales no concordaban con esto. Eran caníbales, por lo que intentaban mantener a los jugadores lo más intactos posible cuando los cazaban. 

Pero esto era...

'Como si hubieran jugado con un juguete...'

El problema radicaba en que no habían sentido nada mientras estos jugadores estaban siendo violentamente masacrados de esta manera. 

¿Qué había sucedido? La naturaleza de esta caza difería de la normal. 

En ese momento...

¡Kieek!

¡Kie! ¡Kieeek!

Los gritos de caza de los Monstruos Humanos Caníbales sonaron en el bosque. Se trataba de un método que usaban para poner nerviosas a sus presas. 

En ellos, Heidi podía sentir algo más. Agitación. Ansiedad. Nerviosismo. Estaban corriendo estimulados por algo. Habían perdido todo sentido de la lógica. 

Swek- 

"¡Todo el mundo en formación!"

Heidi gritó cuando sintió que los Monstruos Humanos Caníbales se estaban moviendo. Debían estar en guardia. 

Justo entonces, un mensaje adicional apareció. 

[Un gran número de Monstruos Humanos Caníbales han muerto en algún lugar de esta isla.]

[El jefe está furioso después de descubrir esto. Los sacerdotes de menor rango han comenzado a murmurar oraciones a sus órdenes.]

[La dificultad de la prueba está aumentando.]

[Los 'Demoníacos Humanos Caníbales' aparecen en la isla con más frecuencia.]

['Demoníacas Criaturas Caníbales' están apareciendo!]

......

['Demoníacos Monstruos Caníbales' están apareciendo!]

"¿Qué?"

"No puede ser..."

Todos los miembros tenían caras de sorpresa. 

La cara de Heidi también estaba pálida. 

'¡Era esto!'

La razón por la que el aire se había vuelto diferente. Un gran número de Monstruos Humanos Caníbales habían sido asesinados en algún lugar, y la fuerza de los otros Monstruos Humanos Caníbales había aumentado.

Kookookoo-

El bosque se estremeció, y los lunáticos Monstruos Humanos Caníbales comenzaron a aparecer. Salieron de los árboles y de la hierba sin parar. 

Los miembros estaban a punto de usar sus habilidades cuando...

[¡No hagan nada! Agáchense.]

Heidi de repente gritó con un mensaje mágico. Todos los miembros se tiraron al suelo. 

Los árboles temblaron como si fueran a romperse, y todos aguantaron la respiración mientras esperaban que el alboroto se detuviera. 

En medio de todo eso, Heidi vio una gran sombra que pasaba entre la multitud de Monstruos Humanos Caníbales. Tenía unos 5 metros de largo. El aura asesina que emanaba era tan fuerte que distorsionaba la atmósfera. 

Una Demoníaca Criatura Caníbal. Estaba rodeada por Monstruos Humanos Caníbales. Heidi se encontró con la mirada de la Demoníaca Criatura Caníbal al mover su cabeza. 

Heidi tragó con nerviosismo. 

<Ojos de Hada>.  Pudo obtener información sobre la Demoníaca Criatura Caníbal con su habilidad especial de Elfo. 

La Demoníaca Criatura Caníbal tenía una longitud de onda de maná más fuerte de lo que había escuchado. 

Tenía una fuerza abrumadora. Orant e Ibrahimovic, que actuaban con arrogancia considerándose los más fuertes de la isla en este momento, probablemente serían despedazados por sus propias manos. 

Aunque seguramente la Demoníaca Criatura Caníbal podría aplastar a Heidi y sus miembros sin mucho esfuerzo, se dio la vuelta y siguió su camino. 

Después de que el alboroto terminara, Heidi y los miembros no pudieron ponerse de pie porque estaban demasiado sorprendidos. 

"¿Qué es ese monstruo.....?"

Sólo después de mucho tiempo, Dylan rompió el silencio, jadeando. 

Heidi se levantó de repente. Los miembros la miraron con caras interrogantes. La cara de Heidi estaba rígida. 

"El lugar a donde se dirigen, es donde se encuentra el equipo. ¡Los miembros están en peligro!"

"¡......!"

"¡......!"

Se dieron cuenta de la gravedad de la situación. Habían dejado a algunos de sus propios miembros en la base de todo el equipo. Necesitaban salvarlos.

Además, Heidi no podía olvidar el aura de la Demoníaca Criatura Caníbal, no había logrado leerla completamente. Significaba que estaba en un nivel completamente diferente de los Monstruos Humanos Caníbales y Demoníacos Humanos Caníbales que habían visto hasta ahora. No se trataba de un ser que debería estar en un piso inferior como este. 

Todo el equipo no sería capaz de derrotarla. Si Ibrahimovic se unía, podrían tener una oportunidad. 

'¡Tengo que actuar rápido!'

"¡Heidi!"

Heidi ignoró los gritos de preocupación de los miembros del equipo detrás de ella y llamó a un Espíritu de Viento para dirigirse a donde estaba todo el equipo. 

Cuando llegó al sitio, había un completo pandemonio como ella esperaba. Todo estaba en ruinas por la batalla entre los jugadores y los Monstruos Humanos Caníbales. 

Orant estaba rodando por el suelo, con la parte superior de su cuerpo aplastada. 

Sin embargo, había algo que Heidi no había esperado. 

'¿Qué es eso...?'

Esperaba que todos los jugadores estuvieran muertos y que la Demoníaca Criatura Caníbal estuviera ilesa. Pero los Monstruos Humanos Caníbales y la Demoníaca Criatura Caníbal estaban apilados en el suelo, muertos. 

En su lugar, monstruos que parecían sombras estaban a su alrededor.

Crunch. 

Crunch-

Los Monstruos Excéntricos.