Reciente

martes, 22 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 264

Capítulo 264. El Acaparador (4)


¡Kwang!

Kookookoo-

Un gran pilar de humo negro se extendió en el cielo donde ocurrió la explosión. Las montañas se sacudieron, y luego una avalancha se precipitó hacia abajo. 

La conmoción había sido tan grande que los muros del castillo temblaron. 
 
Cada uno de los jugadores que estaba en los muros del castillo tenía la cara rígida. Aunque querían descansar, no podían hacerlo por los nervios. 

"...Mierda, ¿Qué acaba de pasar?"

Los continuos ataques de los monstruo de nieve agotaron a los jugadores. 

Eran monstruos que continuaban apareciendo sin importar a cuántos matabas. No sentían dolor y sólo sabían correr hacia los jugadores. No importaba cuánta ventaja tuvieran estando en el lado defensor, estarían agotados si los monstruos de nieve seguían saliendo a raudales. 

Además, no les importaba pisar a sus camaradas o usarlos como herramientas. En ocasiones, bajo los muros del castillo, se formaron pilas con montones de cadáveres de monstruos apilados. Intentaron usarlos como una plataforma para cruzar los muros.

Entonces, le disparaban a los cadáveres de los monstruos usando un cañón. Necesitaban evitar que disminuyeran la cantidad de jugadores, y usando ese método los cadáveres se rompían como el hielo cuando se estrellaban contra algo. 

Hasta que el sol salía a las 6, los jugadores tenían que seguir luchando sin descanso. 

Los magos usaban su magia de fuego, los guerreros alejaban a los monstruos de los muros del castillo, o los sacerdotes rezaban por bendiciones, los continuos ataques no cesaban. 

Afortunadamente, los monstruos prácticamente habían desaparecido, dado que casi había amanecido, pero los jugadores no podían dormir fácilmente porque la batalla les había dejado sin aliento. 

Sin embargo, un nuevo nerviosismo se añadía a eso. 

En las lejanas montañas nevadas, las explosiones estallaban repetidamente una y otra vez. 

Cada vez que eso ocurría, las fuerzas de la base recordaban a los monstruos de la nieve que llegaban. 

Incluso tenían miedo de que los monstruos que habían estado durmiendo se despertaran. 

Sabían quién lo estaba haciendo. El Acaparador. Después de saltar de los muros del castillo como un psicópata, había seguido haciendo lo mismo. 

No parecía tener planes de regresar porque con el tiempo, el humo se alejó más de los muros del castillo. Sin embargo, seguían sintiendo el mismo temblor del suelo, lo que significaba que las explosiones eran cada vez más fuertes.

A pesar de que había una cantidad exorbitante de monstruos de nieve, ni un solo monstruo apareció desde donde el Acaparador había estado. 
 
Gracias a eso, todos los jugadores observaron esa zona, sus manzanas de Adán se movían arriba y abajo. ¿Qué estaba haciendo el Acaparador? ¿Cuánto tiempo podría aguantar el tipo que parecía más monstruoso que los monstruos de nieve?

En ese momento, algunos jugadores intercambiaron miradas y se movieron en silencio a un área sombreada. 

***

"¡Muere, humano!"

Yeon-woo movió su cabeza hacia la derecha para evitar la espada y giró a Vigrid en esa dirección. 

Aura Negra dividió el aire. El fuego brotó en su trayectoria. No sólo cortó el brazo del monstruo, sino que también quemó a 5 monstruos a su alrededor. 

Sin embargo, el que tenía el brazo cortado giró hacia la izquierda y bajó su maza como si no sintiera nada. 

Resultaba amenazante porque tenía un cuerpo de 3 metros de largo y emitía un aire frío a cada paso. 

Yeon-woo extendió sus alas de fuego, apenas evitando la maza, y retorció su cuerpo, levantando a Vigrid. 

¡Pat!

Otra trayectoria negra se trazó en el área, y la mitad de la cabeza del monstruo de nieve fue volada. 

Kwang-

"¡Keangggg!"

No obstante, el monstruo no dejó de respirar. Boom. Bum. Boom. Sólo retrocedió tres pasos, luego pensó pisar a Yeon-woo después de que recuperara el equilibrio. Otros monstruos fueron aplastados en su camino, pero no pareció importarle. 

Sin embargo, antes de que pudiera arreglar completamente su postura, Yeon-woo usó Parpadeo y soltó la Espada de Ocho Extremos en su cara. 

Shishishi-

Cada vez que balanceaba a Vigrid, se producían heridas negras en el cuerpo del monstruo de nieve. Las heridas en su cuerpo derretían gradualmente el frío con una luz roja, estaban quemando su cuerpo. 

La maza que había estado deteniendo el Aura Negra se ralentizó, y finalmente, se desplomó, incapaz de soportar los continuos ataques. 

¡Clang!

Virgrid pasó por la garganta del monstruo de nieve. 

"Krrk....."

Miró a Yeon-woo con cara de dolor y desapareció después de ser arrastrado por el fuego. 

[Has logrado derrocar al líder del escuadrón 3, Cordune.]

[El escuadrón 3 está fuertemente conmocionado por la pérdida de su líder. Están en un estado de miedo y pánico.]

Yeon-woo estaba sin aliento, pero no se olvidó de terminarlo. 

[Tercer Espíritu]

En el momento en que usó Tercer Espíritu, las almas de su colección aparecieron en un torbellino y se dispersaron. 

Los monstruos que se habían vuelto más débiles se convirtieron en la presa perfecta para las almas. Este lugar era más o menos un banquete para ellos. 

Las almas trabajaban para elevar el estado de pánico de los monstruos y les hacían ver ilusiones. Entonces, los monstruos comenzaron a luchar contra sí mismos. 

Shanon y Hanryeong se movieron alrededor de los monstruos, matándolos uno por uno. Los Monstruos Excéntricos que no dejó en los muros del castillo avanzaban entre los enemigos. Se volvieron más violentos cada vez que absorbían un alma. 

A su alrededor había humo negro, olor a quemado, y los monstruos gritando hasta morir. 

[¡Un dios de 'Malak', Azrael, está extremadamente satisfecho por el pandemonio que has causado!]

[Azrael se ríe. Te felicita por guiar a la muerte.]

[Agares le grita algo a Azrael. Azrael lo ignora con un resoplido.]

[Azrael ha bendecido el Poder que te dio, 'Tercer Alma'. A partir de ahora, podrás llevar a cabo más logros.]
 
[Muchos dioses relacionados con la muerte han empezado a observarte.]

[Muchos demonios cercanos a la muerte han revelado deseo por ti.]

¿Cuántos monstruos ha atrapado en este día?

No los contó, pero probablemente había aplastado unos 6 escuadrones.

Yeon-woo se adentró en la montaña nevada sin descanso, y se encontró con monstruos más fuertes cuanto más se movía hacia el norte. 

Yeon-woo cortó monstruos una y otra vez con su Aura. Por supuesto, habían tantos monstruos que no se notaba cuando algunos desaparecían. 

Los líderes de los monstruos que ocasionalmente se encontraba eran fuertes. Estaban por lo menos al nivel de un Ranker. Seguramente, varios jugadores del piso 26 tendrían que luchar juntos para derrotarlos. 

Por supuesto, Yeon-woo no perdería fácilmente ante ellos con su Tercera Etapa del Despertar, pero debido al inmenso maná que había usado, estaba cansado. 

El líder del escuadrón 3 con el que acababa de lidiar, estaba en un nivel diferente a los anteriores. 

Había aguantado mucho tiempo. Incluso se defendió. Si Yeon-woo no tuviera su Percepción Extrasensorial aumentada, podría haber perdido un brazo. 

"Haa, Haaa."

Yeon-woo se quedó quieto y recuperaba el aliento. El aire caliente que escapaba de su boca se podía observar en el aire frío. 

La Piedra Filosofal circuló rápidamente. Su maná se reponía rápidamente y su salud se recuperaba al activar su habilidad de Regeneración. 
 
Si no hubiera descansado de esta manera, ya se habría desmayado. 

Definitivamente no resultaba fácil atravesar decenas de miles de monstruos. 

En ese momento, se escuchó el sonido del último monstruo desplomándose. 

[El escuadrón 3 ha sido derrotado.]

[Has logrado algo que no es fácil de conseguir. Karma adicional será provisto.]

[Has adquirido 10.000 Karma.]

[Has adquirido 15.000 Karma adicionales.]

[Azrael sonríe con orgullo, asintiendo con la cabeza. Sugiere que te conviertas en su apóstol una vez más.]

[Agares rechina los dientes.]

Yeon-woo comprobó los mensajes y comenzó a moverse de nuevo. Ya no quedaban muchas montañas de nieve. A lo lejos, podía observar una amplia llanura. 

Tundra. Era el lugar donde residía la muda de piel de Apophis. También era la cordillera donde se crearon los monstruos de la nieve.

Crunch. 

Crunch. 

Cuando comenzó a moverse de nuevo, Shanon y Hanryeong se acercaron a su lado, habiendo terminado su trabajo. 

Los Monstruos Excéntricos se desvanecieron en su sombra de nuevo, y las almas crearon una niebla cenicienta, mientras lo seguían como una cola. 

[Debes estar feliz de estar haciendo esto después de tanto tiempo. Nosotros sólo estamos sufriendo.]

Ante las quejas de Shanon, Yeon-woo se detuvo en sus pasos, mirándolo. Su Visión Infernal estaba ardiendo bajo su yelmo. 

[¿Qué?]

"No. No es nada."

Yeon-woo sacudió su cabeza y se movió de nuevo. 

Shanon miró la espalda de Yeon-woo y lo siguió lentamente. 

Sin embargo, Yeon-woo estaba frotando su barbilla bajo su máscara. 

'Yo... ¿Sonreí?'

***

"¿Eres humano? Humano."

Fue más fácil encontrar el nido de lo que se esperaba. Todo a su alrededor estaba cubierto de nieve, así que consideraba que sería difícil de encontrar, pero pudo encontrar el camino después de seguir la fuente de energía. 

Estaba entre unos mil monstruos. 

Con un enorme cuerpo que parecía tocar el cielo, liberó un aura amenazadora. 

La muda de piel de Apophis. 

La verdadera criatura mágica, Apophis, no podía permanecer en el escenario, así que se trataba de un cuerpo hecho para la prueba. 

Aunque fuera falso, el aura que emanaba no se podía tomar a la ligera. 

"Pareces estar asustado, humano. Sí. Que hayas llegado a este lugar es digno de elogio para un humano. Sin embargo, sólo morirás siendo arrogante."

Apophis se rió mientras veía a Yeon-woo. Pocos jugadores habían venido a través del bosque de monstruos durante toda su vida. Todos lucharon con confianza, pero delante de su presencia, sus reacciones fueron todas iguales. 

Estaban asustados. Sus hombros estaban encorvados. 

En parte porque estaban siendo presionados por su aura amenazante, pero también porque estaban en niveles diferentes. 

La muda de piel de la existencia de un dios, no podía compararse con un jugador normal. 

Incluso si eran fuertes, se sentirían presionados en su presencia. 

La muda de piel de Apophis pensó que Yeon-woo también estaría igual. Aunque había matado a seis líderes y pudo entrar en la Tundra, parecía que sería lo más lejos que llegaría. 

No, más bien, la energía que sentía proviniendo de Yeon-woo se sentía muy débil. 

Se preguntaba cómo una persona como esa había llegado hasta este lugar. Era tan pequeño y patético. Entonces, resopló y ordenó a sus hijos que se lo comieran. 

Había dado a luz a estas crías, y cuando lo hacía, necesitaba una barrera para defender su cuerpo. Todos igualaban a los líderes de los escuadrones, por lo que podían destrozar a un humano fácilmente. 

Yeon-woo estaba pensando mientras veía a los monstruos de nieve precipitándose. En realidad, sus pensamientos estaban enredados puesto que Shanon había dicho que parecía que se estaba divirtiendo. 

'¿Tengo miedo? No, no es eso'.

Pero después de conocer la muda de piel de Apophis, se dio cuenta de la emoción que estaba sintiendo. 

Decepción. 

'Ya veo'.

Yeon-woo se rió con incredulidad sin querer. 

Parecía que había estado esperando demasiado. 

Aunque completó la Ola de Fuego, Yeon-woo nunca había usado toda su fuerza.

Su salud y su maná se habían agotado en camino hacia este lugar, pero eso sólo lo había hecho para aumentar la dificultad. Si recobraba el aliento sólo por un rato, su salud se recuperaria, y su maná rebosaría. 

Presionar su cuerpo hasta el extremo era su especialidad. 

Sin embargo, no había podido hacerlo hasta ahora. Y aunque pensaba que con la muda de piel de Apophis sería diferente, sólo se decepcionó al verla. 

Por supuesto, la muda de piel de Apophis era fuerte, amenazador y temible. 

Pero eso era todo. 

Se trataba de la peor muda de piel que Yeon-woo había visto hasta ahora. La muda de piel del Rey Mono y la de la Madre Diosa de la Tierra, Vieira Dune, eran demasiado fuertes.

Entonces, Yeon-woo liberó todos sus poderes para terminar con esto rápidamente, ignorando su decepción. 

"Anuncio del Territorio."

[Despertar del Cuerpo de Dragón (Tercera Etapa)]

[Estigmas de la Diosa]

[Hyoongshin Acksal]

Crack-

Las escamas continuaron creciendo en su piel. Las Alas de Fuego y sus alas de dragón se combinaron. Sobre ellas, la opción de Arma de la Diosa se activó. 

Hyoongshin Acksal se combinó con la Magia Demoníaca para arrasar con la muda de piel de Apophis. 

"¡No...!"

Apophis intentó gritar, al darse cuenta de que algo andaba mal, pero era demasiado tarde. 

¡Kwakwakwang!

Vigrid arrasó con todo, incluso el hielo de la Tundra. 

***

[¿Registrarás tu nombre en el Salón de la Fama?]

[Se ha negado a registrar su nombre.]

[Sus logros han sido inscritos en la historia de la Torre. Puede registrar su nombre más tarde cuando lo desee.]

......

Con el sonido del escenario siendo despejado, Shanon gritó repentinamente. 

[¡Hey! ¡Maestro! ¿Qué hay del colmillo del que estabas hablando?]

"...Oh."