Reciente

lunes, 21 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 262

Capítulo 262. El Acaparador (2)


[Este es el piso 26, el Muro de los Lamentos.]

Yeon-woo abrió lentamente sus ojos ante una luz. Cuando la luz se desvaneció, un aire frío penetró en sus huesos.

Entonces, una tormenta de nieve se precipitó. 

Yeon-woo combatió el frío haciendo circular su Circuito de Maná. Al mismo tiempo, convirtió su Armadura Mágica en una túnica y se cubrió la cara con una capucha. Esto hizo que el frío viento le molestara menos. 

Todo a su alrededor era blanco. 

Sólo observaba nieve a su alrededor, y copos de nieve tan grandes como los puños de una persona descendían del cielo. Resultaba difícil mantenerse de pie en la tormenta. 

Tampoco podía ver fácilmente. 

Sin embargo, cuando miró de cerca, se dio cuenta de que estaba parado sobre un gran muro de la ciudad.

Las banderas ondeaban al viento, y el muro de la ciudad era tan alto que no podía visualizar el fondo. 

Se trataba de una fortaleza rodeada de montañas de diferentes tamaños.

'Esto será molesto'.

Por supuesto, no estaba diciendo que sería molesto pasar este piso.

Lo que le parecía molesto eran las miradas que sentía a su alrededor. No sólo lo miraban con curiosidad, sino que también con cierta hostilidad.

"¿Esa persona.....?"

"Sí. Es el Acaparador."

"Escuché que desapareció después del incidente de la Reina del Verano. ¿Está empezando a subir de nuevo?"

"¡Maldita sea! Eso significa que este intento es un fracaso para nosotros."

Todos los jugadores de los pisos inferiores sabían que 'no quedaba nada por donde pasaba el Acaparador'. Así que, por supuesto, sentirían un poco de hostilidad hacia él.

[Jejeje. Nuestro maestro es muy popular.]

[No tienes que preocuparte por los inútiles.]

Shanon estalló en risa, y Hanryeong sacudió su cabeza. 

Normalmente, Yeon-woo habría ignorado las miradas que estaba recibiendo. No le importaba lo que los demás pensaran. 

Pero este escenario sería agotador si los demás estaban en guardia. 

Justo entonces, un nuevo mensaje apareció.

[La prueba del piso 26 está comenzando.]

[Prueba: El 'muro' construido en las montañas nevadas de Nahatma simboliza un bloqueo para los monstruos de la nieve del norte. Sin embargo, innumerables personas han caído frente a este 'muro', por lo que se obtuvo el nombre de Muro de los Lamentos.]

[Sin embargo, se ha recibido información sobre tensiones entre los monstruos de la nieve, y se predice que atacarán.]

[Durante el próximo mes, protege las 'Lágrimas de Ra' que están dentro del Muro de los Lamentos.]

Yeon-woo frunció el ceño al mirar el mensaje. 

'Necesito la ayuda de otros jugadores para proteger las Lágrimas de Ra'.

Era fácil de decir, el Muro de los Lamentos era un juego de defensa. Una vez al día, cuando la luna esté en lo alto del cielo, los monstruos vendrán desde más allá de las montañas nevadas.

Definitivamente no eran monstruos normales. Cada uno de ellos estaba especializado en el hielo, y no sentían dolor ni siquiera cuando les cortaban los miembros. Más bien, se emocionaban con el olor de la sangre.

Si miles, no, diez mil de esos monstruos vinieran corriendo... era horrible sólo de pensarlo. 

Lo más importante era proteger los muros del castillo. Por supuesto, ni siquiera la persona más fuerte podía hacer el trabajo de 10 personas, por lo que se debía trabajar con otros jugadores.

Pudimos bloquearlos durante las dos primeras semanas. Aunque había muchos monstruos, también había muchos jugadores y soldados dentro de los muros del castillo.

El problema surgió en la tercera semana.

Había falta de comida, y los soldados salían heridos.

Los monstruos de nieve de 10 metros de altura aparecieron en ese momento, y sus ataques bastaron para hacer que los firmes muros del castillo se desmoronaran.

Y, por supuesto, con la dificultad que aumentaba repentinamente, se creó tensión entre los jugadores.

Definitivamente no fue fácil repartir los recursos entre ellos. Una persona con liderazgo tuvo que distribuirlo de manera justa, si las cosas no se hacían de esa manera democrática, todo se volvería un desastre.

Cuando entramos en la cuarta semana, los enemigos internos se volvieron peores que los externos.

Definitivamente no fue fácil repartir los recursos entre ellos. Una persona con liderazgo tuvo que distribuirlos de manera justa, si las cosas no se hacían de esa manera democrática, todo se volvería un desastre. 

Cuando entramos en la cuarta semana, los enemigos internos se volvieron peores que los externos. 

Un mes definitivamente no era poco tiempo. Además, los ataques de los enemigos no disminuían sino que aumentaban.

El agotamiento y la falta de recursos llevó a los jugadores al límite.

Yeon-woo planeaba que los jugadores protegieran las Lágrimas de Ra cuando el escenario comenzara.

'Pero es evidente lo que puede pasar'.

Incluso si pedía su cooperación, era probable que no lo hicieran correctamente. 

Por supuesto, podía obligarlos a hacerlo, pero...

'No hay necesidad de llegar tan lejos'.

Podría resultar un poco molesto, pero parecía que no había otra alternativa que hacerlo por su cuenta. 

Consideraba que tampoco era una mala idea, puesto que podía mostrarles que el Acaparador era realmente un acaparador. 

'Ah, me pregunto si será difícil encontrar gente con talento'.

Pero eso no le preocupaba demasiado a Yeon-woo. Si eran lo suficientemente hábiles como para destacarse, los notaría de una manera u otra. 

Checheche-

Yeon-woo organizó sus pensamientos y movió a los Monstruos Excéntrico a través de la Desesperación del Rey Negro. 

Su sombra se extendió en forma de arbusto espinoso y llegó hasta la puerta de hierro que daba entrada a la base del castillo. 

Los jugadores que habían estado tratando de explorar la base se detuvieron en su camino. 

Lo habrían ignorado si sólo se tratara de una sombra, pero habían decenas de ojos incrustados en ella.

Todos sintieron escalofríos en la espalda. Los ojos se parecían a los de una bestia salvaje que iba tras su presa. 

"¿Qué estás haciendo, Acaparador?"

Todos los jugadores miraban con desagrado a Yeon-woo. No intentaron hacerle nada a la sombra. Los monstruos dentro de ella probablemente se los tragaría fácilmente. 

Sin embargo, Yeon-woo dijo lo que quería a pesar de las miradas que estaba recibiendo. 

"No se preocupen por nada más y sólo concéntrense en la vigilancia. Les daré recursos cuando los necesiten. Protegeré las Lágrimas de Ra."

"¿Qué estás...?"

A Yeon-woo no le importó lo que los jugadores decían y saltó ligeramente sobre los muros del castillo. 

Todos los jugadores tenían rostros rígidos. Algunos tenían caras que preguntaban, '¿Quizás...?' 

Los muros del castillo eran extremadamente altos, y también habían intensos vientos. Aunque usara magia, sería arrastrado por los fuertes vientos y terminaría convirtiéndóse en un montón de carne ensangrentada. 

Además, incluso si llegara al suelo, las montañas nevadas estaban rodeadas de monstruos de nieve. 

La mayoría de los jugadores habían desafiado este escenario antes, por lo que sabían lo tenaces y malvados que eran los monstruos de la nieve. 

Los monstruos de rango comandante que lideraban a los demás, podían tragarse a los jugadores de un solo bocado. 

Después de todo, la misión consistía en 'proteger el castillo', no en 'destruir a los enemigos'.

Sin embargo, Yeon-woo ignoró sus miradas y desplegó sus alas de fuego mientras caía.

"¿Eh? ¡Espera!"

"¡Está loco...!"

Yeon-woo descendió suavemente. Los copos de nieve bloqueaban su visión, pero nada molestaba a su aguda Percepción Extrasensorial. 

Además, debido a su fortalecida Conciencia y al poder del alma, resultaba mucho más fácil mover su cuerpo. 

¡Tak!

Yeon-woo aterrizó en una montaña nevada cerca de los muros del castillo. La nieve le llegaba hasta las rodillas, pero su camino se despejó cuando exudó calor. 

[Camino del Viento]

Cuando dio un paso adelante, un torbellino comenzó a girar a su alrededor. Con sus Ojos Dracónicos abiertos, podía observar que las fallas aplastadas se dividían en diferentes lados. 

Opción, Búsqueda de Caminos. 

En los diferentes caminos separados, Yeon-woo tomó el camino que estaba destinado para él. 

¡Kwang!

Sweeek-

Yeon-woo comenzó a correr, provocando un viento feroz. En la ráfaga que lo acompañaba, también había una ola de calor. Eso se debía a su nuevo título, Controlador de Fuego. 

[Controlador de Fuego]

[Descripción: La cualidad del fuego es emitida por las habilidades y las autoridades. Además, tienes el control del atributo del fuego.]

Era una habilidad pasiva del fuego que funcionaba en cada uno de sus movimientos. Se la había robado a la Reina del Verano. Debido a que no usaba mucho maná, fue muy útil para Yeon-woo. 

La ráfaga que Yeon-woo creaba se esparció por la montaña, y expandió el alcance de su Percepción Extrasensorial a una montaña nevada cercana. 

Podía sentir cosas de todas partes. Más allá de la montaña nevada, había un ejército de diez mil que estaban listos para moverse en cualquier momento. 

Mientras Yeon-woo corría en esa dirección, abrió su mano. Una sombra se elevó, y apareció con un orbe redondo en su palma. 

El orbe brillante que parecía hecho de rubíes. Eran las Lágrimas de Ra, que tenían que proteger en este escenario. 

'Hay dos cosas que tengo que sacar de este escenario. Las Lágrimas de Ra y el Colmillo Venenoso de Apophis'.

El motivo de la etapa 26 era la batalla del dios del sol Ra y la criatura mágica Apophis. 

Los monstruos de nieve nacidos de Apophis atacaban cuando la Gracia de Apophis se hacía más fuerte; a medianoche. Entonces, había dos maneras de resolver esta prueba. 

Podrías durar un mes como decía la descripción, o podrías robar el Colmillo Venenoso de Apophis que estaba en medio de los monstruos de nieve. 

Por supuesto, si podía conseguirlo, se ganaría un artículo bastante bueno. 

Un artículo que le ayudaría a crecer instantáneamente. 

Ahora que su potencial latente se había vuelto más profundo, Yeon-woo estaba desesperado por cualquier cosa que pudiera conseguir. Acumular los artículos sería crucial para sus nuevos planes. 

Robar el Colmillo Venenoso de Apophis no se podía comparar con la dificultad de robar las Lágrimas de Ra. 

Entrar en un lugar lleno de monstruos era difícil, incluso para los Rankers, especialmente cuando se acercaban a su centro, pero Yeon-woo tenía sus fieles sirvientes. 

'Shanon. Hanryeong'.

Su sombra se extendió. El Noble de la Muerte y Caballero de la Muerte aparecieron. La Visión Infernal flameó bajo sus yelmos. 

Shanon y Hanryeong soltaron la energía que retenían al mismo tiempo. 

Una energía sacudió la montaña. Urrrr. Una avalancha surgió desde lo alto. Hubo una gran conmoción en la montaña nevada mientras la nieve blanca volaba por los alrededores. 

Shanon y Hanryeong, que también habían estado entrenando como Yeon-woo, no ocultaron su fuerza. 

Yeon-woo también liberó su fuerza. Su calor disipó el ambiente gélido y creó un efecto de desertificación. Mientras el vapor se agrupaba, se convirtió en niebla para cubrir las montañas nevadas. 

Justo entonces, Yeon-woo se encontró con el ejército de monstruos. 

Había alrededor de diez mil monstruos alineados como un ejército humano. 

Sin embargo, cada uno de ellos se veía diferente. 

Había un león con alas, una quimera con cara de elefante y cuerpo humano, incluso zombis delgados sobre bestias que parecían rinocerontes. 

Una cosa que tenían en común era que todos ellos exudaban un aura fría. 

Un aura que congelaría a cualquiera. 

Monstruos creados por Apophis, criaturas mágicas de la noche. 

Gritaron después de avistar a Yeon-woo, que tenía un atributo completamente diferente al de ellos, pero no se podía entender lo que decían debido a la avalancha. 

Por supuesto, Yeon-woo no planeaba escucharlos. 

Su misión era simplemente arrasarlos. No sabía cómo lidiar con todos ellos, pero Yeon-woo tenía una buena carta bajo la manga. 

'Ola de Fuego'.

Yeon-woo sacó a Vigrid del subespacio y la balanceó bruscamente. 

Se escuchó un fuerte estruendo que no se podía comparar con la avalancha. Una luz y un calor que podían cegar a cualquiera cubrió la montaña nevada.