Reciente

lunes, 21 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 261

Capítulo 261. El Acaparador (1)


Yeon-woo se sintió extraño con ese fuego fluyendo a través de su cuerpo. 

'Sí. Esto es todo'.

La mente, la energía y el cuerpo, convirtiéndose en uno. Como el Anciano Principal se dio cuenta enseguida, Yeon-woo no había podido crecer mucho después de convertirse en un gran maestro. 

Había alcanzado sus límites físicos y espirituales. No, en realidad, era como si todo su potencial se hubiera evaporado. Que creciera desde ese punto parecía casi imposible. 

Sin embargo, intentó intentar otras cosas como entrenar su magia, crear Conciencia, o verter Ola de Fuego en el Aura. 

Sin embargo, todos estos intentos alcanzaron sus límites. 

Su mente y su cuerpo habían sido llevados a los límites con tanta exactitud que su capacidad de crecer se detuvo. Por supuesto, no era como si no hubiera ninguna manera de arreglarlo. 

'Podría despertar la cuarta etapa o absorber más Bendición del Dragón y Bendición del Demonio... pero entonces el equilibrio podría romperse'.

También podrían existir otras maneras de lograrlo. 

'Pero no es como si pudiera encontrarlas de inmediato como quiero'.

Sin embargo, Yeon-woo tenía otras formas artificiales de crecimiento. Un método que otros nunca habrían podido usar. 

'La Reina del Verano'.

Todo lo que tenía que hacer era tragarse a la persona que había atada dentro de la mazmorra. 

¿Pero qué pasaría si un simple Dragón Humano se tragara a un gran Dragón? No lo sabía con seguridad, pero su potencial aumentaría, y su crecimiento explosivo continuaría definitivamente. 

Y ahora mismo, con su intento de absorber a la Reina del Verano, Yeon-woo sintió que algo explotaba en su interior. Una energía cálida estaba fluyendo.

La Reina del Verano era un Dragón Rojo. Todas las especies de los Dragones podían lidiar con varios atributos, pero sus especialidades eran diferentes. 

Los Dragones Rojos manejaban el fuego especialmente bien. Incluso se les llamaba los reyes del fuego. Así que, por supuesto, el atributo en el que consistía el alma de la Reina del Verano era el fuego. 

Sentía un calor bastante cálido, como si estuviera envuelto en una manta durante un día frío de invierno. El Circuito de Maná y la Piedra Filosofal llevaban lentamente el calor dentro de su cuerpo. 

Músculos, venas, Circuito de Maná, Núcleos y médula. La energía se introdujo dentro de sus células y se mezcló con sus bendiciones. La Bendición del Dragón se estaba profundizando, como si se estuviera encontrando con un amigo cercano. 

La energía del fuego seguía adentrándose en su interior. Yeon-woo se sentía un poco ansioso. 

'Tengo que controlar esto usando cualquier medio posible'.

La Reina del Verano pudo controlar ese poder porque había nacido como una dragón. Pero Yeon-woo no. Tuvo que pasar por mucho trabajo para acostumbrarse a su Cuerpo de Dragón Demoníaco. Pero si se trataba de la verdadera fuerza de un dragón, ahora tendría que hacer más que eso. 

En ese caso, tenía que controlarlo antes de que se asentara completamente en su cuerpo. 

Sin embargo....

'¿Qué?'

Yeon-woo no pudo controlar la energía que obtuvo del alma de la Reina del Verano. 

Intentó dominarla con la Conciencia, pero la energía del fuego se movía como un órgano separado. Incluso a pesar de la influencia de la Piedra Filosofal, la energía aún se movía independientemente.

La energía del fuego continuó fluyendo hacia el poder de su alma a través de diferentes órganos. 

La energía del fuego estaba usando un camino inusual para llegar a su alma.  

La espalda de Yeon-woo se volvió rígida. Por un momento, se sintió ansioso. El alma era un reino misterioso que ningún jugador había sido capaz de usar correctamente. Su hermano sólo había formulado una teoría, pero no había sido capaz de crear algo estable. 

¿Invadir un lugar como ese? Le preocupaba que su alma pudiera verse sacudida por la energía del fuego. Trató de controlarla de alguna manera, pero...

[Has traído algo divertido.]

El Demonismo que siempre estaba observando a Yeon-woo dentro del abismo se rió. Yeon-woo se sentía aún más preocupado. 

La energía del fuego continuó girando alrededor del cuerpo de Yeon-woo para mezclarse con el poder de su alma, y luego se sincronizó con la presión de su alma. 

En ese proceso, Yeon-woo pudo sentir ligeramente lo que representaba un 'alma'. 

Se dio cuenta de ello mientras la energía del fuego se movía a su alrededor. 

Se trataba de un gran cúmulo de energía. 

Sin embargo, no era capaz de moverse, como si estuviera atrapada dentro de una pesada jaula de hierro como había sufrido el alma de la Reina del Verano.

Su alma trató de expulsar su energía externamente, pero su cuerpo se había convertido en una prisión. 

En ese lugar, el alma de Yeon-woo se expandió como si fuera a explotar después de absorber la energía del fuego. 

Su nivel estaba creciendo. 

[Ha logrado apoderarse del alma de Ismenios. Tu Bendición del Dragón acepta el alma del dragón.]

[El nivel de tu alma aumenta.]

[El nivel de tu alma aumenta.]

[Todos los rasgos, habilidades y autoridades relacionadas con la especie de los Dragones aumenta un nivel.]

[Has obtenido un fragmento de un Dragón Rojo.]

[Eres capaz de tener un control absoluto sobre el atributo del fuego.]

[Has obtenido el título de 'Controlador de Fuego'.]

Yeon-woo sentía que su cuerpo estaba flotando. Un efecto causado porque su nivel aumentaba rápidamente. Sentía que iba a volar en el cielo. 

Mientras lo hacía, Yeon-woo recobró los sentidos con el sonido de algo que estaba siendo rasgado.

Hwa-

La energía del fuego que fluía a lo largo de su piel se asentó. 

[Felicita. ciones.]

Boo, que había estado parado a su lado, se inclinó. 

Yeon-woo asintió y miró su mano. Frunció el ceño.

'No parece que haya cambiado mucho'.

No pudo sentir ningún cambio físico. Hizo circular su Circuito de Maná, pero no parecía que su calidad o cantidad hubiera cambiado. 

Entró en el mundo de su conciencia preguntándose qué había pasado. 

"¡......!"

Jadeó. 

El pequeño y frustrante mundo de su mente se había expandido interminablemente. Su cabeza se sentía brillante, como si toda la niebla hubiera sido disipada, haciendo que el rango de su pensamiento y la cantidad de información que podía aprender se amplificara. 

Inmediatamente 'comprendió' las leyes del mundo que le rodeaba. 

Cuando activó sus Ojos Dracónicos, pudo observar más fallas arremolinándose, y después de proyectar su Percepción Extrasensorial, percibió innumerables cosas. 

Toda clase de leyes de la física estaban estrechamente unidas,  como una telaraña. ¿Acaso se trataba del principio de causalidad del que sólo había escuchado hablar?

Más allá de eso, Yeon-woo percibió las diferentes miradas que lo observaban. Más allá del mundo, del cielo, la tierra y las rocas, había miradas por todas partes. 

Había sido capaz de sentirlas débilmente antes, pero ahora no se podía comparar.

Podía sentirlo claramente. Algunas miradas eran cálidas y otras frías. Estaban llenas de curiosidad, de diversión o de rabia. 

'Es desagradable'.

Yeon-woo pensó en cómo deshacerse de esas miradas, pero no parecía haber una manera por ahora. Ni siquiera podía escapar de las leyes de la física que lo ataban, así que, ¿Cómo se libraría de los ojos observadores de los dioses y demonios?

No sabía cómo el Rey Marcial y los otros Altos Rankers vivían con esta sensación. 

Yeon-woo enfocó sus sentidos en otra parte para ignorar las miradas.

Podía observar pequeñas chispas en el aire. Cuando las tocaba ligeramente con la punta de su dedo, de repente estallaban en llamas y desaparecían. 

Mirándolas ahora, había tantas cosas que no entendía. 

Sin embargo, Galliard había dicho que necesitaba ser capaz de controlar su cuerpo en momentos como este. 

'Conciencia'.

Necesitaba leer su cuerpo mientras expandía el mundo de su mente y empezar a controlarlo completamente. 

Al hacerlo, Yeon-woo pudo darse cuenta de algo. 

Su cuerpo no cambió notablemente después de absorber el alma de la Reina del Verano. Aunque su nivel aumentó, todavía tenía sus límites, y sólo había algunas Autoridades de los Dragones que podía manejar. 

En cambio, obtuvo algo más.

Latencia. 

Los límites de su cuerpo y alma se expandieron a profundidades inimaginables. Las habilidades que habían estado bloqueando su camino habían cambiado. 

Tal vez. Sólo tal vez, podría superar a su hermano. 

Tendría que trabajar más duro para digerir esto, ¿Y entonces?

Yeon-woo ya había logrado suficiente con sólo sacudirse sus restricciones. 


***

"Entonces me marcharé. Haré buenos artículos para ti, así que no actúes como lo hiciste con la Noche de Walpurgis."

"Gracias por tu ayuda."

"¡No lo hice para ayudarte! ¡Sólo lo hice por el dinero! ¿Cómo conseguiré el dinero si estás herido?"

Henova se quejó con la cara roja. 

Había muchos artículos detrás de él. Eran restos de la Reina del Verano. 

Planeaba convertirlos en diferentes herramientas a petición de Yeon-woo. Habrían artículos para Yeon-woo y artículos para que el clan pudiera usar.

Brahm sonrió débilmente mientras observaba a Henova saliendo por el portal. 

"Sentí esto desde antes. La relación entre tú y Henova es bastante extraña."

"Me regaña bastante."

"Jaja."

Brahm resopló. Podía percibir un respeto por Henova en la voz de Yeon-woo. Henova también se quejaba, pero sus ojos cuando hablaba con Yeon-woo eran cálidos, como los de un padre. 

Brahm no preguntó por qué Yeon-woo no le había revelado su identidad a Henova. No quería interponerse entre ellos, y sentía que Yeon-woo tenía algo planeado. 

Pensando en ellos, se sintió celoso mientras recordaba a Ananta. 

Estaba afligido, ¿Y si su hija no despertaba? ¿Por qué ella tenía que sufrir tanto?

"Entonces te dejaré el resto a ti."

"Entiendo, por lo que ahora concéntrate en subir los pisos. Si hay buenos artículos o especímenes, tráelos."

"Entendido."

Yeon-woo sonrió y dejó la mazmorra. 

Encargó todo lo demás que necesitaba hacer para crear el clan a Brahm y Galliard. 

Brahm debía estar ocupado cuidando de Ananta, pero había sido de gran ayuda para restaurar el Espacio Exterior todo este tiempo. Planeaba terminar su laboratorio para crear el antídoto de Ananta. 

Galliard se encargaría del resto, así que no necesitaba preocuparse mucho. 

Y con esto, todo estaba terminado. 

Sólo necesitaba una cosa más... gente. 

Yeon-woo estaba planeando concentrarse en subir de nuevo. Sin embargo, había una cosa diferente. También tenía en mente reunir a personas que valieran la pena. 

Había algunas personas que ya había elegido. 

'Kahn y Doyle. Estaría bien si los tuviéramos'.

Pero no podía encontrarlos sin importar lo que hiciera, así que resultaba frustrante. 

Por supuesto, también había otras personas en las que había pensado. Había mucha gente en el diario de su hermano. 

No podía traer a cualquiera, así que los elegiría cuidadosamente. 

Incluso si se había abierto un poco, Yeon-woo seguía estando prácticamente igual. 

[¿Te gustaría entrar en la Torre?]

Yeon-woo entró en la Torre mientras leía el mensaje. Cuando vio la Torre rodeada de una luz brillante, se le ocurrió un pensamiento. 

¿Cómo se veía el cielo en la cima de la Torre?