Reciente

miércoles, 16 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 252

Capítulo 252. Crecimiento (2)


"¿Alas?"

Phante miraba a Yeon-woo atónito. Sin embargo, Yeon-woo pudo notar la expectativa que ardía en los ojos de Phante porque le gustaban este tipo de cosas.

Yeon-woo apretó sus puños y continuó. 

"Sí. Alas. Como dije, lo que voy a hacer en el futuro es imprudente. Es luchar contra la propia Torre. Por eso es difícil para mí decirles que me ayuden. Además, su tribu..."

"Hyung."

Phante se metió un dedo en el oído como si estuviera aburrido e interrumpió a Yeon-woo.

"¿Qué?"

¡Hoo! La sustancia en el dedo de Phante salió volando mientras tenía una sonrisa. 

"En tiempos como estos, sólo tienes que decir es una cosa."

"¿......?"

"Ayuda."

"¡......!"

"Había estado preguntándome por qué te veías tan serio. Siempre fuiste tan brusco para expresarte, que hacías que la gente se sintiera frustrada. Pero veo que también eres alguien muy hablador, ¿No? Jejejeje."

Phante se rió, sus hombros temblaban arriba y abajo. Edora asintió con la cabeza mientras miraba a Yeon-woo. Yeon-woo escuchaba su voz haciendo eco en su cabeza otra vez. 'Quiero compartir tu carga'.

Yeon-woo cerró silenciosamente sus ojos. 

Sólo tenía una cosa que decir a los dos. 

"Gracias."

Era algo que había sentido durante mucho tiempo. Lo mejor que le había hecho desde su entrada en la Torre fue conocer a los dos. 

Phante se rascó la nariz que estaba roja por la vergüenza o por el alcohol. Se bebió el resto de su vaso. 

"¡Tch! No tienes que preocuparte por nada más. Padre cuidará de la tribu aunque no nos tenga a nosotros. Además, ¿A quién le importa si alguien más toma el lugar del sucesor? Yo puedo dárselo."

Las palabras de Phante encajaban perfectamente con su personalidad. Phante sonrió maliciosamente. 

"Además, si naces hombre, debes tener el valor de luchar con el mundo. ¡Es impresionante cuando lo digo!"

"Pero soy una chica", dijo Edora en broma.

"¿Hm? ¿Qué tienes de chica?"

"¿Quieres morir?"

"Tu precioso Oraboni está mirando."

"...Hablaré contigo más tarde."

"¡Jajaja! Hablaré contigo ahora, hermanita."

Phante estalló en risa, sin importarle si Edora lo miraba con desprecio. 

Edora rechinó los dientes y se prometió a sí misma que lo castigaría cuando desapareciera la influencia del alcohol. Luego, miró a Yeon-woo con una cara tranquila. 

"Pero Oraboni, ¿Qué planeas hacer a partir de ahora? ¿No mencionaste esto porque tienes algo más que decir?"

Yeon-woo asintió con la cabeza. 

"Tengo planeado formar un clan."

Sus ojos se agrandaron. 

"¿Clan?"

"Veo que estás tratando de establecer una organización primero."

"Eso es lo más importante por ahora. Sólo llegaremos a alguna parte después de tener una base."

"Jejeje. ¿Y nosotros somos los miembros fundadores?"

Phante se rió con diversión. 

"Pero sólo tenemos un pequeño número de miembros, y será difícil crear uno de inmediato debido a que no estamos preparados. ¿Qué deberíamos hacer al respecto?"

"Hm."

Phante cerró los labios. 

"Volverse lo suficientemente fuertes para que no seamos aplastados, sin importar quien sea."

"Nos estás diciendo que nos hagamos más fuertes para que no te avergoncemos. Eso es un poco hiriente para mi orgullo."

Phante se levantó de su asiento. Sus ojos brillaban como si estuvieran en llamas. 

"Es algo bueno, en realidad. Odio ser una carga. Me dijiste que me convirtiera en tus alas, ¿Verdad? Me convertiré en tus dientes, no en tus alas. Así que tú también deberías trabajar duro. Podrías ser devorado por mí."

Ya habían terminado de beber. Phante se giró y se fue. Edora se inclinó ante Yeon-woo y siguió a Phante. 

Sentado en el mismo lugar, solo. Yeon-woo bebió lo último que quedaba en su vaso. Tak. El sonido del vaso golpeando contra la mesa se escuchó muy fuerte. 

Después de ese día, el grupo estuvo ocupado, como el resto de la Torre. 

Boo estaba concentrado en hacer la mazmorra. Brahm estaba ocupado curando a Ananta y restaurando el Espacio Exterior.

Shanon y Hanryeong se esforzaban por comprender la herencia del Rey Mono. Mientras Rebecca por recuperar su poder divino. 

Todos estaban de acuerdo con lo que había dicho Yeon-woo, y se dieron cuenta de muchas cosas de la guerra con el Dragón Rojo. 

Todavía eran débiles.

Todos habían contribuido mucho en la guerra. 

Sin embargo, sólo se habían aprovechado de la confusa situación. No habían hecho casi nada con su propia fuerza. 

Se dieron cuenta de que el mundo que conocían era pequeño. 

Hanryeong, que había sido el Dios del Sable, descubrió le faltaba mucho después de observar la batalla del Rey Marcial y la Reina del Verano. 

Además, a través de esta guerra, Yeon-woo se había revelado claramente al mundo. Ahora, no era un novato al que debían prestar atencion, sino alguien de quien desconfiar. 

Debido a eso, sería difícil hacer planes como los que se habían hecho hasta ahora. Habrían muchos obstáculos, intrusiones y conspiraciones. 

Para proteger a Yeon-woo de esos peligros, primero tenían que hacerse más fuertes. 

Todos se concentraron en su entrenamiento individual. Nadie dijo nada sobre subir la Torre. 

Uno podía subir la Torre en cualquier momento, pero tener tiempo para entrenar era raro. 

Yeon-woo también se concentró en su entrenamiento. 

Revisó sus habilidades y poderes de nuevo. Trabajó duro para dominar completamente la tercera etapa del despertar. 

Su deseo por la espada se hizo más grande. 

En el piso 20, había continuado entrenando después de aprender Aura, pero a diferencia de la magia, no hizo muchos progresos con la espada. 

Shanon y Hanryeong le dieron consejos para esto. 

[La mayoría de la gente piensa que han llegado al punto final de las artes marciales una vez que pueden crear Aura. Ese es un pensamiento ridículo.]

[El Aura no es el destino. Es el comienzo, porque es cuando aprendes el significado de la espada. Si te enorgulleces de conocer el significado, no crecerás.]

Los dos habían caminado por caminos diferentes, pero decían lo mismo. 

Sólo se trataba del comienzo. 

Dijeron que expandir su conocimiento sobre la espada y grabarlo en su cuerpo era lo más importante. 

"Entonces, ¿Qué debo hacer para conocer su significado?"

[Extender tu conciencia sobre la espada.]

[No se trata sólo de centrarse en la espada; tienes que convertirte en uno con ella. Entonces, serás capaz de completar el cuerpo que quieres.]

Yeon-woo comprendió lo que eso significaba. 

Convertirse en uno con la espada. La Tribu de un Solo Cuerno lo llamaba el Cuerpo y la Espada como Uno. 

Se decía que estaba más allá del rango maestro.

Desde entonces, Yeon-woo comenzó a entrenar su espada de nuevo.

Oong, urrong...

Vigrid siempre temblaba como si se alegrara de verlo. 

Cada día, Yeon-woo hizo lo mejor para enfocar su conciencia en la cuchilla. 

Unos pocos meses pasaron de esa manera. 

***

[Segmentación del Tiempo]

[Percepción Extrasensorial]

En el mundo más lento, Yeon-woo blandió su espada de nuevo por millonésima vez. El tiempo corría diez veces más lento con respecto al resto del mundo. 

Así que ahora, estaba familiarizado con el movimiento. 

Toda su conciencia era absorbida por su espada. El Aura se elevaba y se ligada a su conciencia. 

Energía Fuerte. 

El Aura tenía varias formas, pero todas se llamaban cuchillas de Aura. 

Normalmente los usuarios de espadas sólo se centraban en refinar su Aura y no pensaban más allá de eso. 

Sin embargo, la Tribu de un Solo Cuerno dividió esto en 3 categorías diferentes. 

Energía de Espada, Energía Fuerte, y Energía Fuerte Sin Forma. La Energía Fuerte Sin Forma también se llamaba Energía Fuerte de la Conciencia, y estaba demasiado lejos para que Yeon-woo la alcanzara. 

Sin embargo, la Energía Fuerte era diferente. 

Después de grandes esfuerzos, Yeon-woo pudo usar la Energía de Espada fácilmente. Estaba trabajando para pasar al siguiente paso. 

Comprimir el maná para lograr una alta concentración y fijarlo con su conciencia, Energía Fuerte. 

Yeon-woo quería lograr esto, y lo repetió constantemente con la Segmentación del Tiempo.

'Palgwae y los Extremos Marciales'. 

El poder que el Rey Marcial había usado contra la Reina del Verano. Yeon-woo lo había pensado tantas veces que podía replicar claramente la lucha con los ojos cerrados. 

El Rey de las Artes Marciales. El hombre realmente merece el nombre honorable. Si Yeon-woo pudiera alcanzar los pies del Rey Marcial, sería capaz de escapar de los límites de donde estaba. 

Puung-

La fuerte energía que se había reunido en su espada se disipó, y el tiempo volvió a la normalidad.

Yeon-woo soltó su espada por el dolor ocasionado por el cambio. 

"...Todavía no funciona."

Chasqueó su lengua viendo su mano derecha ensangrentada. La Sangre del Dragón circuló rápidamente para cerrar su herida. Se debía a su habilidad de Regeneración. 

Los últimos meses habían sido una tortura para Yeon-woo. 

En las Cinco Montañas de la Penitencia, también había trabajado mucho, pero en ese lugar, estaba limitado por las penitencias, así que pudo crecer rápidamente. Esta vez, no había podido. 

Tenía que probar los límites de su cuerpo y concentrarse en dominarlos, por lo que era un ciclo interminable de aburrimiento. 

Sólo había un movimiento. Bajar la espada. Aunque estaba poniendo su conciencia en ello, repetir el mismo movimiento miles de veces le hacía sentir que se volvería loco. 

Por supuesto, Yeon-woo no sólo entrenó su espada. 

De hecho, Yeon-woo aprendió mucho durante todo este tiempo. 

Como mezclar la Bendición del Dragón y la Bendición del Demonio eficientemente. La función de la Piedra Filosofal con sus núcleos. Dominar la tercera etapa del despertar que había forzado a abrir en el piso 21. 

Su cuerpo creció rápidamente, pero su conciencia no podía alcanzarlo. 

No sabía dónde estaban sus límites. tampoco hasta dónde llegaba su potencial. 

Por eso usaba la Segmentación del Tiempo y se presionaba  al extremo. 

Al principio, había sido eficaz. 

Ocasionalmente, despertaba sus poderes y rompía sus límites. 

Lo hizo porque confiaba en la capacidad de la habilidad de la Regeneración. 

Pudo sacar el máximo provecho de la magia de la línea de sangre que Brahm le aconsejó. 

Por supuesto, sólo aprendió lo básico y lo usó con su magia rúnica. 

Ni siquiera consideró usar las más difíciles, dejándoselas a Boo. 

Incluso con eso, Yeon-woo había cambiado notablemente. 

Pero durante algún tiempo, había sido bloqueado por una gran pared.

Su crecimiento se detuvo, y su cuerpo no cambiaba. 

Había llegado a su límite. 

Desde entonces, comenzaba el problema.

Ya no crecía. 

Habría sido bueno si hubiera hecho un pequeño progreso, pero nada. La pared parecía demasiado alta. Había balanceado su espada constantemente, pero fallaba cada vez. Todo resultaba inútil. 

Yeon-woo no tenía la suficiente fuerza para apuntar a Palgwae o a los Extremos Marciales. Sin embargo, podía comenzar desde el punto de partida. 

Aprendiendo la Energía Fuerte.

No obstante, fallaba en cada oportunidad.

Tenía suficiente maná, su cuerpo estaba cualificado, y también tenía la capacidad suficiente. Definitivamente ponía toda su conciencia en ello. 

Sin embargo, le faltaba una cosa. 

No sabía que era.

Fue a pedirle consejo al Rey Marcial, pero sólo recibió una respuesta poco clara. 

"Es porque no es tu camino."