Reciente

sábado, 12 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 245

Capítulo 245. Un Mundo Turbulento (2)


[Has obtenido una gran cantidad de Karma en la misión repentina Arresto de Campo (1)]

[Has hecho una gran contribución para matar a Ismenios. El Dragón Rojo ha sufrido grandes pérdidas.]

[Ranking Final]

[Puesto 1. Nayu (501,953 Puntos)]

[Puesto 2. ### (105,119 Puntos)]

......

[Has despejado la misión con grandes logros.]

[La autoridad para elegir su recompensa ha sido entregada a la Oficina. Por favor espere un momento.]

[Has obtenido el 'Cuarto Intrenian' como recompensa.]

[Has obtenido el 'Quinto Intrenian' como recompensa.]

[Has obtenido el 'El Último Cadáver de Dragón' como recompensa.]

[Has obtenido...]

......

Yeon-woo estaba mirando los interminables mensajes que aparecían cuando sintió algo en su mano. Era un alma tratando de escapar de su alcance. 

¡Kiaaaaaa!

Estaba en un nivel diferente al de las almas normales. Su cuerpo, sus vestigios y su tamaño eran todos anormales. 

Se trataba del alma de la Reina del Verano. 

Yeon-woo tenía todo tipo de enemigos. 

Cada uno con motivos diferentes, y variaba en la medida en que habían herido a su hermano. Estaban aquellos como Bahal y Leonte, que personalmente apuñalaron a su hermano en el corazón, y aquellos como Valdebich, que simplemente desaparecieron sin dejar rastro. 

En el caso del Emperador de la Glotonería o el obispo principal del Ejército del Demonio, hicieron una alianza para evitar que aparecieran nuevos rivales. 

Desde esa perspectiva, la posición de la Reina del Verano era un poco dudosa. 

No le importaba mucho la Arthia; ni siquiera miraba los pisos inferiores. 

Incluso cuando Bahal se unió al Dragón Rojo, no pensaba mucho en ese clan. 

La gente que había luchado contra Arthia y su hermano eran sus subordinados, no ella.

De hecho, antes de eso, la Reina del Verano y su hermano se saludaban cordialmente. 

No había necesidad de que ella se metiera con un descendiente de Kalatus. 

Sin embargo. 

'La Reina del Verano le dio la espalda a Jeong-woo eventualmente. Al final, incluso dio un paso adelante para matarlo'.

Y en ese proceso, hubo una lucha entre su hermano y la Reina del Verano.
 
La Reina del Verano apenas pudo deshacerse de su hermano, pero sólo después de que su Corazón de Dragón fuera destruido.

El resto de la historia Yeon-woo la conocía. El Corazón de Dragón continuó rompiéndose y causando una disminución de su poder hasta que finalmente llegó a su fin.

Y el resultado de eso...

[¿Quién...eres tú?」

El alma de la Reina del Verano gruñó en las manos de Yeon-woo. Ella estaba tratando de eludir el vínculo. 

Pero la Desesperación del Rey Negro era tan increíble, que ni siquiera un alma de la especie de los Dragones podía escapar. 

Su vestigio estaba lleno de intención asesina hacia Yeon-woo. 

La persona responsable de todo esto... No podía perdonar a la persona que la puso en este lamentable estado, incluso sin dejarla descansar en paz.

[¡Tú...! ¡Tú!]

Yeon-woo levantó ligeramente su máscara para mostrar su cara brevemente. 

"¿Esto responde a tu pregunta?"

[¿Co, cómo?]

El alma de la Reina del Verano entró en pánico por un momento y se quedó sin palabras. Nunca había escuchado de una persona muerta que volviera a la vida. 

Aparte de eso, tenía los Ojos Dracónicos de la especie de los Dragones. Si Ala Celestial regresara, ella lo sabría, incluso si llevara una máscara. 

¿Qué diablos estaba pasando? Su vestigio se estremeció. 

En circunstancias normales, ella habría entendido la situación rápidamente, pero la conmoción de convertirse en un alma aún no había desaparecido.

La maldición de Ala Celestial había manchado su alma. 

—A menos que escapes de esa forma de pensar, nunca lo sabrás. Nunca. Probablemente morirás sufriendo por ti misma.

Ala Celestial se refería al pensamiento obsesivo que tenía la Reina del Verano de derrotar a AllForOne y subir hasta el piso 98 para devorar tanto a dioses como demonios 

A medida que pasaban los años, muchos desaparecían, pero la Reina del Verano seguía prevaleciendo. Durante todo ese tiempo como la última miembro de su especie, se dio cuenta de que era única en este mundo, y que debía transitar un camino solitario.

Pero la persona que se había interpuesto directamente en su camino era Ala Celestial. 

Un simple debilucho, las sobras del ahora muerto Kalatus. Él había cuestionado su vida, sin conocer su lugar. La Reina del Verano no pudo controlarse y luchó contra él. 

Sin embargo, incluso mientras las Alas Celestiales de Ala Celestial se rompían y caía al suelo, tragado por el fuego del Aliento, su mirada compasiva no desapareció. 

—Pobre y lamentable Ismenios. El último dragón....

[¡Ala Celestial! ¡Ala Celestial!]

La pesadilla que ella había empujado en una parte de su mente, surgió de repente.

El alma de la Reina del Verano se estremeció de un lado a otro, como si le pidiera que la dejara ir. 

'Será peligroso si esto continua'.

Yeon-woo frunció el ceño y reforzó su agarre sobre la retorcida Reina del Verano.

Las ataduras del Brazalete Negro estaban temblando. Sólo pudo calmarla después de usar Tercer Espíritu.  

'Será difícil digerir esto'.

Un dragón seguía siendo definitivamente un dragón. Pensaba que sería difícil hacerlo bien. 

Justo entonces, Yeon-woo sintió que algo se le acercaba y puso a la Reina del Verano de nuevo en su colección. 

Ni siquiera ella podría hacer algo estando en la colección. 

"¡Jajajaja! Te ves bien. No puedo ni imaginar que seas la persona que ha hecho eso."

La gente que se acercaron eran miembros del grupo de Atran. El Rey de Hielo se rió con una cara alegre. 

El ataque dirigido a la Reina del Verano. Fue una escena memorable para el Rey de Hielo, que había luchado en el campo de batalla durante mucho tiempo. 

Yeon-woo se sentía un poco precavido con el Rey de Hielo. Sabía que no era una mala persona, pero su amabilidad injustificada lo hacía sentir incómodo. 

Se acababan de conocer por primera vez, y no tenían nada en común excepto por el Rey Marcial. Es normal que alguien se sienta extraño por la amabilidad de un extraño. 

Se preguntaba cómo debía responder a sus palabras cuando sintió otra presencia. 

Swek-

Un espeso olor a sangre que no podía ser borrado por mucho que se intentara. Era el Rey Marcial y los miembros de la Tribu de un Solo Cuerno.

Pero el Rey Marcial, que estaba al frente del grupo, no parecía feliz. Tenía una expresión rígida, a diferencia de su habitual personalidad. Su mirada estaba fija en Yeon-woo. 

Tenía una atmósfera violenta, como si fuera a mover los puños en cualquier momento. 

El Rey del Hielo, Dos Veces y Nocturno pusieron a Atran a salvo. 

Y como esperaban, el puño del Rey Marcial se dirigió directamente a Yeon-woo. Una feroz ráfaga de viento se agitó a su alrededor.

Pero Yeon-woo no se movió para esquivarlo. Sólo se quedó parado.

Eventualmente, el puño del Rey Marcial se detuvo ante la frente de Yeon-woo. 

¡Kwang!

Un cañón detrás de Yeon-woo fue arrasado. La mayoría de los cañones se habían destruido en la lucha del Rey Marcial y la Reina del Verano, pero ahora todos habían desaparecido. 

Estaba en una situación peligrosa, en la que podía morir en cualquier momento. Pero Yeon-woo no parpadeó en absoluto y sólo miraba el puño del Rey Marcial. 

Como si estuviera insatisfecho, el Rey Marcial frunció el ceño y golpeó la frente de Yeon-woo con un dedo.

¡Tak!

"¡Keuk!"

Yeon-woo puso sus manos alrededor de su cabeza por el dolor que sentía, parecía como si su cráneo se estuviera rompiendo. No había hecho ningún sonido cuando su cuerpo estaba siendo destruido por los buffs, pero ese movimiento de su dedo resultó demasiado doloroso. 

El Rey Marcial inclinó la cabeza. 

"¿Keuk? ¿Keuk? Te comiste todo lo que tu maestro preparó, ¿Pero 'keuk' es todo lo que dices? Sólo te recompondrás después de tener un pie en Estigia, mirandp la cara de la Reina del Verano en el lado opuesto, ¿Eh?"

<< Nota:  Río Estigia - en la mitología griega constituye el límite entre la tierra y el mundo de los muertos. >>

Yeon-woo no se atrevió a decir que el alma de la Reina del Verano estaba en su colección. Creía que sería golpeado hasta la muerte si bromeaba de esa manera. 

Pero debe haber sufrido algún tipo de enfermedad mental debido al golpe. Yeon-woo habló inconscientemente. 

"Sólo estaba tratando de ayudar...."

¡Tak!

"¡Aack!"

"¿Por qué estás contestando?"

El Rey Marcial observó a su discípulo, que estaba en el suelo con los brazos alrededor de la cabeza, y suspiró. 

Luego, preguntó con cara seria. 

"¿Esa anciana era uno de ellos?"

Yeon-woo aún no le había dicho al Rey Marcial su identidad y su objetivo. 

Sin embargo, el Rey Marcial sabía que su tercer discípulo tenía un profundo rencor, y estaba subiendo a la Torre con ese mismo propósito. 

Se preguntaba si esta era una de las maneras de compensar ese rencor. 

Yeon-woo asintió en silencio, y el Rey Marcial sacudió su cabeza.

La escala de su venganza era tremenda. 

Su venganza había destruido el Espacio Exterior e involucrado a la Oficina, las uniones y los grandes clanes. Incluso Tierra Sangrienta había participado al final. No podría ser más caótico que esto. 

El Rey Marcial había causado muchos incidentes en su juventud, pero no podía igualar a su tercer discípulo.

Yeon-woo parecía un erudito serio en el exterior, pero sus acciones resultaban desagradables.

'Bueno, por eso me gusta'.

El Rey Marcial se rió para sí mismo, pensando que tampoco era normal que pensara que esto le pareciera divertido. 

"De todas formas, tú hiciste esto, así que limpia bien lo que has hecho y vuelve."

El Rey Marcial le dio una suave palmada en la espalda a Yeon-woo y se fue a donde estaban los los miembros de la Tribu de un Solo Cuerno. 

"El líder de nuestra tribu no puede expresar sus verdaderos sentimientos."

"Sólo di que lo hizo bien. ¿Es tan difícil de decir? ¿O es porque eres tímido?"

"¡Cállense, tontos! Aparte de eso, ¿Dónde está ese bastardo?"

"Por supuesto que se escapó."

"Vamos a atraparlo primero."

El Rey Marcial intercambió algunas palabras con los miembros de su tribu y volteó su cabeza hacia donde estaban Atran y los demás. 

El Rey de Hielo lo saludó alegremente. 

"Cuánto tiempo sin vernos."

"¿Cuándo volviste a salir? No escuché nada."

"No ha pasado tanto tiempo. Sigues siendo igual que en ese entonces. Tu discípulo, ¿Verdad? Es exactamente como tú."

"¿Es un cumplido o un insulto?"

"Tómalo como quieras."

El Rey Marcial sonrió y miró al Rey del Hielo de arriba a abajo. 

"Parece que todavía tienes muchas cosas interesantes. ¿Qué te parece? ¿Jugamos más tarde?"

"Jejejeje. No bromees de esa manera. Si fuera hace 10 años, lo haría, pero me duelen las articulaciones en estos días. No me recuperaré si me lastimo".

"Todavía te ves lo suficientemente bien como para levantar una cuchara. De todas formas, te veré la próxima vez."

Mientras el Rey Marcial y el Rey de Hielo se despedían, se encontró con los ojos de Nocturno. Pero el Rey Marcial no dijo nada y pasó a un lado de Nocturno, como si no lo conociera. 

No, fingió que no había nadie. Aunque cortaran los lazos, en algún momento habían sido maestro y discípulo. Sin embargo, Nocturno no parecía afectado. 

El Rey Marcial y la Tribu de un Solo Cuerno desaparecieron tan rápido como llegaron. Necesitaban encontrar su objetivo perdido. 

Yeon-woo se levantó acomodándose la máscara. 

La guerra había terminado. Sólo había durado unos pocos días, pero sentía que había pasado por muchas cosas durante ese tiempo. 

También, pensaba que aunque se había encargado de Vieira Dune y Reina del Verano, y había producido una gran conmoción, todavía había muchos enemigos, y la Torre no se veía afectada en lo más mínimo considerando su tamaño. 

"Um, Oraboni."

En ese momento, Edora se acercó cuidadosamente.

"¿Qué pasa?"


"Tienes un...bulto en la cabeza. ¿Estás bien?"

"......"

Yeon-woo sonrió amargamente después de tocar su frente. Tenía un gran bulto. Todavía se sentía entumecido. 

* * *

"¡Jajajaja! ¡Jajaja!"

Jang Wei se puso en movimiento después de darse cuenta de que la Tribu de un Solo Cuerno había reanudado la persecución, y estaba escapando hacia las secciones exteriores de la Torre. 

Pero a pesar de que claramente estaba siendo perseguido, la sonrisa no desaparecía de sus labios. 

Sin embargo, no era una risa de alegría. Se trataba de una llena de tristeza, odio y desilusión.

"¿Así que estás aquí? ¿Aquí? ¡Aquí! Me preguntaba..."

Jang Wei no podía olvidarlo. 

El Acaparador que había visto mientras apuntaba al Rey Marcial. Sólo había escuchado los rumores, pero nunca lo había visto. Sintió dos cosas cuando lo miró. 

Familiaridad. 

Y también,

'Es peligroso'.

¿Por qué pensó eso?

Aunque el Acaparador tenía una capacidad marcial que no encajaba en los pisos inferiores, puesto que igualaba a los Rankers, no bastaba para amenazar a Jang Wei, un Alto Ranker. 

No obstante, la 'advertencia' de sus instintos no abandonaba su mente. 

No debía reconocerlo debido a la máscara, pero ¿Por qué se sentía esa familiaridad? No, siendo precisos, la 'atmósfera' le resultaba familiar. 

Desde lejos, Jang Wei estuvo persiguiendo a Yeon-woo. Quería saber la razón de la advertencia. 

Y durante ese proceso, cuando vio los ojos más allá de la máscara, de inmediato Jang Wei se dio cuenta de quién era. 

Esos ojos. Aunque estuvieran cubiertos con algo, no los podía olvidar. Los ojos que parecían indiferentes, y al mismo tiempo, ardientes como si fueran a quemar el mundo. 

'Hermana. El comandante está dentro de la Torre. ¡Está dentro de la Torre!'