Reciente

jueves, 10 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 243

Capítulo 243. La Reina Del Verano (8)


[El jugador 'Chimmy' ha muerto.]

[Ha despejado una parte de la misión. La caza de 'Chimmy' ha contribuido a la misión, y has hecho un gran mérito.]

La muerte de Chimmy ha sido un gran golpe para el Dragón Rojo.

[¡Segundo hermano!]

Los Nueve Hijos del Dragón eran los más fuertes de la Torre y gobernaban en nombre de la Reina del Verano. Cada uno de ellos tenía las cualificaciones de apóstoles, Lords o sobrenaturales.

¿Pero semejante persona había muerto? Los 81 Ojos estaban muy consternados. 

El problema residía en que sólo se trataba del comienzo. 

¡Swekkkkkk!

Swek-

[¡Maldita sea! ¡Esa maldita lanza otra vez!]

[¡Huyan!]

Cada vez que una Asesina de Dragones brillaba, los Nueve Hijos del Dragón se dedicaban a huir. 

Tenía una increíble fuerza destructiva, pero el Veneno del Rey Demonio y el relámpago que venía después eran aún más espeluznantes. 
 
Se dieron cuenta de que sólo estarían a salvo si escapaban. Como tenían la Sangre de Dragón dentro de ellos, no podían escapar de la maldición del Veneno del Rey Demonio. 

[¡Los humanos no conocen su lugar!]

El cuarto, Triger, se abalanzó sobre Yeon-woo. Era un dragón de 4 metros de largo. El suelo tembló como si se produjera un terremoto. 

Frente a él, Shanon, Hanryeong, y Rebecca se prepararon para atacar.

[¡Muévanse, tontos!]

Triger movió su cabeza para ocuparse de ellos de un solo golpe. Se produjo una tormenta de arena, y el cuerno de su nariz estaba a punto de perforarlos, pero...

¡Clang!

Shanon levantó su espada llena de energía demoníaca negra, expulsando fuego.

<Volcán> y <Mano de la Muerte>. El poder de fuego que había robado de Bahal neutralizó el ataque de Trigre, y una manos negras surgieron desde el suelo, envolviendo los pies de Trigre. 

Hanryeong atacó con sus espadas y Rebecca desde el cielo aterrizó con un ataque en la cabeza de Triger. 

¡Kwang!

*Retumbar*

Sin embargo, Triger seguía avanzando, encargándose de los dos no-muertos.

Rebecca repentinamente saltó, alejándose de su cabeza. Poco después, la Asesina de Dragones impactó a Triger.
 
<Armadura de Cuero>. Chimmy tenía Aliento de Veneno Ácido, y Triger tenía una fuerte capa exterior como el acero. 

La Asesina de Dragones y la Ola de Fuego sólo dañaron ligeramente su piel. 

El Veneno del Rey Demonio no había sido capaz de perforarlo. 

[¡Te mataré!]

Al saber que los ataques de Yeon-woo no funcionaban en él, Triger avanzó con más confianza. 

Trigger pupilas verticales miraban fríamente a Yeon-woo. 

¡Kwang!

Pero a pesar de eso, Yeon-woo le lanzó otra Asesina de Dragones con ojos apáticos. 

[¡Jajaja! ¡Inténtalo cien veces más!]

Triger se burló.

[Crees...]

¡Kwang! ¡Kwakwang!

[que ese tipo.... de cosas...]

¡Kwaang!

[...puede...]

¡Kwakwang! ¡Kwakwakwang!

[¿Qué es...esto?]

¡Kwang! ¡Kwang! ¡Kwang! ¡Kwang!

¡Kwaang!

Triger trató de abrirse camino hacia adelante. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo y seguía avanzando, sintió algo siniestro. 

No importa que tan resistente sea un diamante, si lo golpean con un martillo en el mismo lugar, al final se rompe.

Yeon-woo había continuado arrojando a las Asesinas de Dragones desde donde estaba. 

Al principio, su piel sólo estaba ligeramente dañada, pero comenzaron a formarse grietas en su frente.
 
Si esto continuaba, su capa exterior sería destruida. Una alarma de advertencia sonó instintivamente en su cabeza. 

Intentó cambiar de dirección, pero esta vez, su cuerpo no se movió, como si estuviera encadenado. 

[Señor. Triger, ¿A dónde vas?]

Shanon susurró a Triger, sonriendo con malicia.

Sonaba como el susurro del ángel de la muerte para Trigón. 

Unas sombras se elevaban alrededor de sus pies. Decenas de monstruos lo ataban para que no pudiera moverse.

[¡Mierda! ¡Déjame ir!]

Triger gritó pensando que estaba realmente en peligro, y poco después, una Asesina de Dragones estaba dirigiéndose hacia él.

Swek-

¡Kwang!

Impactaron en su frente, más destructivas que antes. Pedazos de piel exterior se rompieron. 

Los fragmentos del Asesino de Dragones se clavaron en su piel y lo envenenaron. 

¡Urrr, kwakwakwang!

Una Ola de Fuego vino del cielo en forma de relámpago. Su cuerno y su frente terminaron completamente destrozados. 

Trozos de piel quemados y crujientes se derramaron sobre el suelo. Vapor blanco surgía de su cabeza, incluso salía de su boca y sus oídos. 

Triger se desplomó indefenso hasta el suelo. 

¡Koong!

El suelo tembló debido a su gran peso. 

Yeon-woo levantó a una Asesina de Dragones de nuevo con la idea de acabarlo. Justo cuando estaba a punto de lanzarla, algo apareció de repente junto a Triger y salió corriendo con Triger en la boca. 

Era un wyvern con una forma parecida a un ave, con una larga cola y cuernos. 

Era el menor de los Nueve Hijos del Dragón, Tom. 

[Es una pena que los hayamos dejado escapar, pero no intenten marcharse de donde estamos. Es importante que bloqueen a cualquiera que se acerque.]

[Suéltalo!]

Era tan rápido que ya estaba lejos cuando Shanon y Hanryeong comenzaron su persecución. 

Los dos trataron de correr tras Tom, pero Yeon-woo rápidamente los detuvo. 

[¡No lo persigan!]

Shanon y Hanryeong se detuvieron en su camino. 

[Es una pena que los hayamos dejado escapar, pero no se marchen tan pronto. Es importante que bloqueen a cualquiera que se acerque.]

Yeon-woo levantó su cabeza mientras daba la orden. 

A lo lejos, podía observar a la Reina del Verano y al Rey Marcial luchando todavía. A la Reina del Verano todavía le quedaba suficiente poder para seguir destruyendo el escenario aunque sus alas y una pierna habían sido arrancadas. 

Sin embargo, sólo quedaban la Reina de Verano y el Rey Marcial. 

Los Nueve Hijos Dragón y los 81 Ojos que se unieron a la lucha para ayudar a la Reina del Verano no los podía ver. 

Se debía a las Asesinas de Dragones, se habían apartado por miedo. 

Justo como Yeon quería. 

Sólo quedaba la Reina del Verano, sin nadie que molestara su cacería.

Yeon-woo extendió su mano hasta donde estaban las Asesinas de Dragones en el suelo. Le quedaban 8 de ellas. 

'En este campo de batalla'.

Levantó una de ellas. 

'Lo haré'.

Crunch-

Los buffs que Brahm y Boo le dieron nuevamente retorcieron su cuerpo, y poco después, fue sanado por la Regeneración. 

Apretó su agarre sobre la Asesina de Dragones.

***

[¡Haa, ha...!]

Thump. Thump. Thump. Triger respiraba intensamente, su corazón palpitaba fuertemente.

El humo negro continuaba saliendo de su boca. La mitad de su cabeza estaba rota, y no podía recuperarse. 

Pero había una cosa de la que estaba seguro. Apenas había sobrevivido gracias al hijo menor.

[Sobreviví... gracias a ti.]

Triger estaba genuinamente agradecido con Tom. Hasta ahora, había despreciado a Tom porque era el menor.

Aunque se había estado riendo mientras Tom estaba siendo regañado por su madre, ahora había sido salvado por él. 

Aunque su orgullo estaba herido, estaba agradecido. 

Si Tom hubiera estado en su lugar, Triger se habría burlado, diciendo que era un tonto por haber sido herido por un simple humano. 

Así solía ser su relación. 

Incluso si estaban unidos por el vínculo de hermanos, siempre luchaban por tener el amor de su madre para ellos mismos. 

Consideraba que Tom sentía lo mismo, pero parecía que Tom pensaba y actuaba como un verdadero hermano. 

[No te preocupes. Yo soy el que está agradecido.]

[¿De qué estás hablando?]

Tom tranquilamente bajó a Triger después de que estuvieran lejos del campo de batalla. 

Triger miró a Tom mientras su cabeza apenas comenzaba a curarse. Aún no había recuperado completamente la visión, pero podía reconocerlo.

Sin embargo. 

[No sé si sabes esto. Hermano.]

Extrañamente, sentía que Tom estaba sonriendo. ¿Sonriendo en esta situación? ¿Cuando la guerra se inclinaba a favor de su enemigo?

[Madre probablemente morirá hoy.]

Triger frunció el ceño por lo que dijo Tom. Su expresión no cambió mucho porque estaba en su forma de reptil, pero le aparecieron arrugas a lo largo de los ojos. 

[¿De qué estás hablando?]

Para el Dragón Rojo la Reina del Verano era prácticamente un dios. Y los Nueve Hijos del Dragón, era mucho más que un dios. 

Era su madre, quien compartía su propia sangre. No podía morir. Ni siquiera debía haberlo pensado o mencionado. 

Pero Tom sonrió fríamente como si no le importara. 

[Ya ha terminado. ¿Cómo puede ganar con sus alas arrancadas por el Rey Marcial? Incluso si lo hace, el Veneno Demoníaco ha invadido gran parte su cuerpo a estas alturas. Debido a que usó una inmensa cantidad de su fuerza vital, probablemente sólo le queden un día o dos como mucho.]

[¡Cállate! ¡Madre no morirá!]

[Los Dragones se extinguirán completamente con esto, como la especie de los Gigante. ¿Y qué queda? Los wyverns. Nosotros, los soldados dragones que recibieron la sangre de su madre. Seremos una nueva especie de los Dragones, tomando el lugar de la especie de los Dragones desaparecida.]

[¡......!]

[Y para eso, ¿Qué crees que se necesita?]

[No vengas. ¡No te acerques más!]

Triger se dio cuenta de lo que Tom quería y trató de retroceder. Pero seguía mareado. Además, sus cuatro patas no le quedaban fuerzas. El Veneno del Rey Demonio había entrado en su médula. Su cuerpo se estaba pudriendo de adentro hacia afuera. 

[Mi nombre Tom. Alguien que 'toma'. Avaricia, glotonería. Cualquier cosa está bien. Dicen que el menor es codicioso. Así que por eso...]

¡Stomp!

Los pasos de Tom se hicieron más fuertes. Sonaban como los pasos del ángel de la muerte para Triger. Intentó evitarlo, pero no le quedaban fuerzas. Su poder se había evaporado. 

Y pronto, la gran sombra de Tom cubrió los ojos de Triger. 
 
[Debo ocupar ese lugar en la especie de los Dragones. Tomando la fuerza de ustedes, que me miraron con desprecio.]

El poder de la Reina del Verano estaba dividido en muchos pedazos entre sus hijos. Porque ella podía recuperarlo en cualquier momento, ellos siempre tuvieron cuidado.

Pero durante este tiempo, cuando estaba seguro de que su madre moriría, ¿A dónde iría el poder? ¿Y qué hay de la Sangre del Dragón?

Había una respuesta. Quien la encuentrara se la quedaba. 

¡Crunch!

Tom abrió su boca y clavó sus dientes en la cabeza destrozada de Triger. 

Con un sonido de crujido, la fuerte barbilla de Tom rompió la cabeza de Triger. La carne y el fluido cerebral fueron introducidos en su boca. 

Filtrando el Veneno del Rey Demonio, Tom comió y comió durante mucho tiempo.

[¡Kaaaaa!]

*Retumbar*

La Reina del Verano gritó ante el dolor causado por la desconexión del cuarto.

Los 81 Ojos podían estar espiritualmente conectados a ella, pero los Nueve Hijos del Dragón eran como sombras que compartían su poder. 
 
Con la conexión siendo cortada a la fuerza, las secuelas resultaban tremendas. 

Podría haber sido mejor si el poder regresara a ella, pero el dolor se duplicó porque no lo hizo. Su hijo había sido comido por otro de sus hijos. 

"Qué estupidez."

Dijo la Reina del Verano mientras el Rey Marcial bajaba sus manos hacia ella. 

No parecía que estuviera pasando gran cosa desde el exterior, pero la energía se arremolinó en el interior de la Reina del Verano.

Crunch. 

Sus músculos, venas, y el Circuito de Maná, e incluso los órganos internos fueron destrozados.

Koong-

Las patas traseras de la Reina del Verano colapsaron. Su colosal cuerpo impactó contra el suelo. Mientras se retorcía, un olor a quemado salió de su boca. 

Parecía no tener la voluntad de luchar más. El Veneno Demoníaco había entrado en su médula en estos momentos.

Sin embargo, intentó atrapar al Rey Marcial usando su magia desesperadamente. Pero el Rey Marcial se movió rápidamente para romper la magia o evitarla. 

Después de la ruptura de su espina dorsal y la espalda, la lucha se inclinó a favor del Rey Marcial. 

El Rey Marcial escupió saliva mezclada con sangre en el suelo. 

Su sangre hirviendo aún no se había calmado. La euforia seguía latente.

Quería dejarla salir de alguna manera, pero la Reina del Verano no podía manejarlo. La Reina del Verano no estaba en condiciones de luchar en su contra en primer lugar. 
 
Estaba un poco molesto por eso. Aparte de AllForOne, la única persona que podía enfrentarlo en toda la Torre era la Reina del Verano.

¿Los Nueve Reyes? El Rey Marcial estaba descontento por estar mezclado en el mismo grupo que esa basura.

Y en este momento, la única persona entre ellos que podía luchar contra él estaba muriendo. 

Podría haber estado bien si hubiera muerto después de una batalla feroz, pero había estado débil desde el principio. No hizo mucho, aparte de golpearla unas cuantas veces. 

"No me gusta."

El Rey Marcial entrecerró los ojos. Hacía tiempo que no se sentía tan competitivo. Estaba feliz después de sentir que había vuelto a sus viejos tiempos, pero ahora se sentía incómodo.

Quería curar a la Reina del Verano para luchar contra ella de nuevo. 

Pero no podía llegar tan lejos. 

[¡Dámelo! ¡Ala... Celestial!]

"¿Ala Celestial? La última persona que ves antes de morir no soy yo, sino ese chico. Eso también es molesto."

Sabía que Ala Celestial Cha Jeong-woo había hecho algo al luchar contra la Reina del Verano. 

Sin embargo, no sabía qué. Todo lo que podía imaginar era que estaba relacionado con el cuerpo desordenado de la Reina del Verano en este momento.

Cuando la sombra de la muerte se apoderaba de la Reina del Verano, no pensó en el Rey Marcial sino en Cha Jeong-woo. 

Su mirada estaba perdida, no estaba en el Rey Marcial. 

Eso significaba que al final, no había sido el Rey Marcial quien la mató, sino Cha Jeong-woo. 

El Rey Marcial se rió con incredulidad. 

¿Qué cambiaría si se enfadara en este momento? No podía enfadarse con una persona muerta. Incluso si no hubiera conocido a Cha Jeong-woo, pensaba que se trataba de un tipo bastante agradable. 

Aunque sintiera que le habían quitado una deliciosa comida, nada cambiaría con molestarse.

Todo lo que podía hacer ahora era acabar con el dolor de la Reina del Verano rápidamente. 

Era la última muestra de respeto que el Rey Marcial podía mostrar hacia la Reina del Verano, quien alguna vez había sido su rival. 

[¡Madre!]

[¡Su Majestad! ¡Cuidado!]

Los 81 Ojos y los Nueve Ojos de Dragón gritaron desesperadamente a la Reina del Verano mientras corrían hacia el Rey Marcial.

Pero estaban demasiado lejos, y la mano del Rey Marcial estaba más cerca. Una pequeña gota de energía se formó en sus manos. Tenía el tamaño de una uña. 

Parecía débil, pero era una forma condensada de los Ocho Pasos de los Trigramas de la Adivinación.

<Extremo Marcial>. El resultaba del conocimiento que había aprendido al estudiar los Ocho Pasos de los Trigramas de la Adivinación para llevarlo a un nivel más alto. Originalmente planeaba mostrárselo a AllForOne, pero también sería bueno despedirla con esto. Por respeto y lástima. 

Justo cuando planeaba plantar el Extremo Marcial en la Reina de Verano...

[Maestro, me disculpo, pero tengo que llevármela.]

El Rey Marcial levantó la cabeza ante las repentinas palabras de su discípulo más joven. 

Entonces, decenas de Asesinas de Dragones cayeron como un diluvio con una tremenda Ola de Fuego condensada detrás. 

¡Kwakwakwang!

Las Asesinas de Dragones aterrizaron en la Reina del Verano. La Ola de Fuego siguió justo después y no dejó que la Reina del Verano tomara un descanso. 

Yeon-woo lanzó a ocho Asesinas de Dragones. 

Olas de Fuego impactaban a la Reina del Verano repetidamente, casi agotando el Circuito de Maná de Yeon-woo.

Ella se quebró y se rompió. 

¡Kwakwakwang! ¡Kwakwang!

Krrrr-

¡Rrrr!

Cuando el ataque que parecía que iba a acabar con el mundo finalmente se detuvo, y el polvo se asentó poco después, la Reina del Verano estaba destruida más allá del reconocimiento. 

[¡Ala... Celestial!]

Y con esas últimas palabras, exhaló su tenaz último aliento.