Reciente

martes, 8 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 240

Capítulo 240. La Reina Del Verano (5)


Una voz llena de furia resonó. Con un estruendo, la Reina del Verano reapareció entre los escombros. 

Miró al Rey Marcial con ojos ardientes, con las alas abiertas. Empezó a exprimir el poder de su alma. Ya nada importaba. 

[¡Te mataré, Nayu!]

Su cabeza estaba llena de pensamientos de devorar al Rey Marcial. 

Junto con su poderosa voluntad, el Mundo Infinito de la Noche comenzó a estremecerse. Incluso algunos jugadores casi vomitaban. 
 
Sin embargo, el Rey Marcial se rió con una amplia sonrisa. 

"Sí. Eso es lo mismo que dijiste hace unos segundos, Ismenios."

Apretó los puños y sus venas brotaron. Además, 8 diferentes energías de diferentes colores fluyeron a su alrededor.

<Ocho Trigramas>. Era el resultado de entrenar el Puño de Ocho Extremos al máximo. Si la cúspide de los estudios del Anciano Principal era Mina Sangrienta, el del Rey Marcial era Ocho Trigramas. 

Cada una de las energías a su alrededor estaba extremadamente condensada. 

Si usaba Mugong con los Ocho Trigramas, la energía arrasaría con su entorno. 

"Veamos cuál de nosotros es quien golpeará la molesta cara de AllForOne."

¡Kwang! Swekkk-

El Rey Marcial se precipitó hacia adelante y atacó. Era uno de los 8 Pasos de los Trigramas de la Adivinación que Yeon-woo conocía, pero definitivamente no estaba en un nivel que hubiera visto antes. 

La Reina del Verano se elevó agitando sus alas. Con el sonido de un intenso estruendo, un gran agujero se reveló en el centro de la montaña, justo donde la Reina del Verano había estado. 

La montaña se desmoronó, y al mismo tiempo, la Reina del Verano arrojó su aliento desde el cielo.

¡Swooshhh!

Un fuego como el del infierno, calentó instantáneamente el Espacio Exterior. 

El Rey Marcial no lo esquivó. Levantó sus manos y las movió hacia un lado. Apareció una larga línea de falla. 

El espacio encima de larga línea de falla se retorció, y el Aliento desapareció inútilmente. No, incluso el espacio detrás de ella estaba completamente distorsionado. 

Las nubes se separaron y el cielo se dividió. Entonces, el sol quedó eclipsado. Incontables chispas salieron de arriba, y la oscuridad descendió instantáneamente.

Cuando el sol volvió a su posición y el mundo se volvió más brillante, el Rey Marcial y la Reina del Verano luchaban en el cielo. 

La Reina del Verano usaba la magia una y otra vez. Círculos mágicos aparecían a su alrededor. Habían aproximadamente 8 círculos. 

Ventisca, Infierno, Golpe de Meteorito.... Cada uno de ellos causaría un desastre en el lugar, y el Rey Marcial los rompió con sus propias manos. 

Pero incluso entonces, no se detuvo. 

Los Ocho Trigramas que giraban alrededor del Rey Marcial hicieron cada uno su trabajo. Cielo, tierra, viento, fuego, agua, relámpago....todo tipo de atributos bloqueaban la magia, y...

¡Kwang!

En algún punto, se unieron.

La magia y los ocho trigramas chocaron... luego explotaron. 

Krrrrrrng-

El Mundo Infinito de la Noche se convirtió en un mundo repleto de luz y calor.

La lucha de los dos que estaban en la cima de los Nueve Reyes no se podía considerar una simple pelea entre jugadores. Se trataba de un desastre.

Pero el Rey Marcial y la Reina del Verano continuaron luchando como si no hubieran terminado. 

El Rey Marcial retrajo sus puños. Otra gran tormenta se produjo a su alrededor.

Dos diferentes Pasos de los Trigramas de la Adivinación trataron de combinarse como uno solo. Era algo que el Rey Marcial sólo había teorizado pero nunca intentado. Puede lastimarse, pero el Rey Marcial estaba feliz.

Podía hacer lo que nunca se hubiera atrevido a hacer en la aldea. 

Una vez que la bestia que había mantenido reprimida después de convertirse en uno de los Nueve Reyes se liberara, ya no podía detenerse. 

Justo cuando estaba a punto de aplastar la cabeza de la Reina del Verano...

"¡Muere, Reina del Veranoooo!"

Un individuo inesperado se metió repentinamente en su lucha. Ione, que había estado observando en secreto, se precipitó entre los dos.

"¿Quién es este bastardo?"

El Rey Marcial frunció el ceño. Su alegría se desvaneció como si nunca hubiera existido. Odiaba que lo molestaran cuando estaba concentrado en algo, y sólo se sentía mejor después de sacudirse al intruso. 

Sin embargo, Ione también tenía prisa. 

"¡Esa vida! ¡Yo... la tomaré!

Ione sintió que nunca se sentiría cómodo si no tomaba represalias contra el Dragón Rojo por haberlo puesto en este lamentable estado. 

Había sido humillado por Tom, en la Casa de Subastas de Kelat.

Como jefe de una gran familia, que había recibido sólo respeto y admiración toda su vida, fue una humillación que no podía dejar pasar. 

Además, todos los jugadores de Elohim que lo habían acompañado a este lugar estaban muertos. 

Si regresaba a Elohim de esta manera, sólo sería un miembro del Senado despreciado y moriría patéticamente como otros.

Como jefe de la Familia de la Vida, uno de los pilares de Elohim, no podía dejar que su familia se desmoronara de esa manera. Eso simplemente no podía suceder. No sería capaz de mirar a sus antepasados a los ojos cuando muriera. 

Pero había algo en lo que Ione confiaba y por lo que estaba haciendo esto.

Nebro. Un niño por el que lo había dado todo. No estaban emparentados, pero le había dado su territorio. Básicamente era una sombra de Ione. 

Si quería dejar que ese niño siguiera su camino, no, si quería dejarlo volar libre, tenía que sacrificarse en este momento. 

Podría pagar su deuda con el Senado con esto y restaurar el honor de su familia. No podía convertirse en un obstáculo en el camino de ese niño. 

¡Kwakwakwang!

Una luz azul rodeó a Ione y miles de flechas descendieron sobre la cabeza de la Reina del Verano. 

<Luz de los Desastres>. Las especies Protogenoi eran originalmente dioses, pero descendieron después de que se les quitara su estatus. Sin embargo, todavía les quedaba algo de divinidad, y podían usarla desglosando su existencia. 

Ione podía usar momentáneamente el poder sagrado que tenía, y como una vela que brillaba más fuerte justo antes de apagarse, podía utilizar el poder de los dioses en este momento. 

Si el jefe de una familia hacía esto con su existencia, ¿Como aumentaría su poder?

Las miles de flechas atravesaron el cuerpo de la Reina del Verano. 

[¡Te atreves! ¡Te atreves!]

Y con esta oportunidad, los otros Rankers comenzaron a usar sus habilidades. 

Los apóstoles usaron sus poderes, los Lords usaron sus maldiciones, y otros sus habilidades características. 
 
Todo tipo de efectos estallaron, y la Reina del Verano era el objetivo de todo ello. 

¡Kwakwakwang!

[¡Ahhhhh!]

Justo cuando estaba a punto de expulsar su Aliento, el Rey Marcial atacó con los  dos Pasos de los Trigramas de la Adivinación que había guardado al mismo tiempo. 

La fuerte energía que dividió el sol y atravesó la luna, cortó a la Reina del Verano. Había un profundo corte desde su hombro hasta su estómago. 

¡Crunch!

Una tremenda cantidad de sangre se derramó en el suelo como la lluvia. Las escamas agrietadas se esparcieron. 

[¡Kaaaa!]

El Aliento se esparció y golpeó a varios Rankers. 

Y... 

¡Kwang!

El Rey Marcial aterrizó con fuerza en la espalda de la Reina del Verano. La Reina del Verano se dobló en forma de 'V' por el impacto.

¡Crunch!

La Reina del Verano experimentó un dolor desgarrador en su columna vertebral y en su espalda. 

El Rey Marcial no se detuvo, así que torció sus alas y los músculosos brazos de la Reina del Verano. Crunch. Sus escamas se desmoronaban y su piel se agrietaba como el caparazón de una tortuga. 

Sus escamas de dragón, piel, músculos, venas y huesos. Era un cuerpo que incluso podía resistir el adamantium. 

Sin embargo, cedieron fácilmente contra el poder del Rey Marcial.

Incluso bajo ese inmenso dolor, la Reina del Verano retorcía su cuerpo con fuerza.

Un Aliento que salió de su boca abierta cubrió al Rey Marcial. 

Parecía un poder equivalente al fuego infernal. La piel del Rey Marcial hervía, pero él se reía como si estuviera pasando el mejor momento de su vida y le arrancó las alas. 

"¡Jajaja!"

¡Boom!

El Rey Marcial enterró profundamente a la Reina del Verano en el suelo. Ella recibió mucho daño con ese movimiento, su cuerpo había creado un profundo cráter.

Un deslizamiento de tierra, dejó sumergidos bajo los escombros a la Reina del Verano y el Rey Marcial. 

Krrrr-

El cuerpo de la Reina del Verano estaba cubierto de pequeñas y grandes heridas por todas partes. Además, sus alas habían sido arrancadas. La sangre goteaba de ella e inundaba el suelo. 

La Reina del Verano hizo una mueca y volvió a expulsó su aliento, como si quisiera matar al Rey Marcial sin importar lo que pasara. 
 
Aunque el Rey Marcial había recibido algunos daños durante la caída, levantó sus puños otra vez. 

La energía surgió a su alrededor. 

Las cuchillas de luz de todo tipo de atributos dividieron el Aliento. 

¡Kwakwakwang!

La tormenta que parecía que no iba a terminar, volvió a azotar el Espacio Exterior. 

***

"Ma...dre."

Atran observaba la lucha del Rey Marcial y la Reina del Verano desde lejos con la mirada perdida.

Luego, murmuró para sí mismo. 

"¿Atacar a un monstruo como ella? Loco bastardo."

Se estaba maldiciendo a sí mismo. Cuando la subasta se había arruinado por culpa de la Reina del Verano, gastó todos sus ahorros de toda la vida para venir a este lugar.

Al principio, estaba confiado. El Rey del Hielo, Dos Veces, Calavera Negra. Eran todos los mejores mercenarios de la clase S. Adicionalmente, gremios como León de Hierro y Sombra Lunar estaban detrás de él. Incluso encontró talentos inesperados como 'Jang' y 'Turn'.
 
No lo dijo en voz alta, pero pensaba que podía cortar al menos un brazo del Dragón Rojo. 

Creía con confianza que no caería fácilmente. 

Pero en una situación como ésta, se daba cuenta de lo tonto que que había sido. 

¿Un brazo? Eso sería una locura. Sería difícil incluso quitarle un dedo. Ni siquiera podía soñar con acercarse a la Reina del Verano. 

Hace un momento, entre algunos de los Rankers que habían sido arrastrados por el Aliento se encontraba Calavera Negra. Se había acercado diciendo que le arrancaría una de las uñas de los pies a la Reina del Verano, pero ni siquiera quedó su cadáver después de su muerte. 

A estos jugadores se les llamaba Rankers, pero delante de la Reina del Verano, no eran nada. 

"Ese monstruo se ha convertido en un monstruo aún más grande. Jaja. Increíble. A pesar de que trabajé tan duro."

El Rey del Hielo se rió al lado de Atran. Era un anciano que había estado hablando consigo mismo durante todo el viaje. 

A diferencia de los otros mercenarios que huyeron por el Rey Marcial y la Reina del Verano, el Rey de Hielo, Dos Veces, y 'Turn' cumplían con su deber.

Apartaron los escombros voladores y trasladaron a Atran a salvo a un lugar en el que no lo afectara el ataque. 

Querían tomar el portal y dejar el Espacio Exterior, pero el camino estaba bloqueado por el Rey Marcial y la Reina del Verano. 

Atran miró al Rey de Hielo. Recordó cómo la vida del Rey de Hielo había empeorado después de ser derrotado por el Rey Marcial. 

Por otro lado, el Rey Marcial se había hecho famoso después de derrotarlo, haciendo un primer escandolo público impresionante.

'¿No siente nada?'

La mayoría de la gente habría sentido incomodidad, pero el Rey de Hielo estaba disfrutando de la pelea como si encontrara un nuevo juguete. Lo mismo sucedía con Dos veces y  'Turn'. 

Sonreían locamente como el Rey de Hielo, pero parecían estar sorprendidos y muy pensativos mientras observaban la pelea. 

Tenían la misma emoción en sus ojos. 

Pasión. 

Respeto. 

Admiración. 

'¡Están todos locos. ¡Estos bastardos son todos iguales...!'

Eran psicópatas que no podía entender. 

Por eso llegó a la conclusión que necesitaba cuidar su vida. 

Resultaba fácil morir en lugares llenos de psicópatas como este. 

Podrían estar sonriendo mientras disfrutan de una pelea de vida o muerte, pero para Atran, su vida era más importante que nada. 

Para regresar, primero necesitaba sobrevivir. 

Miró a su alrededor para encontrar a la persona más normal del grupo, aparte de él. Jang. Se mantenía en silencio, y sabía cómo observar la situación con frialdad. 

Estaba presente hace un momento. De repente se había ido. 

'¿Dónde está?'

***

Pat-

Jang Wei rápidamente comenzó a correr por el campo de batalla en ruinas. 

Su destino era donde estaban el Rey Marcial y la Reina del Verano. También era donde la maldita Tribu de un Solo Cuerno estaba luchando, sin saber su lugar.

No podía apartar la mirada de la lucha entre la Reina del Verano y el Rey Marcial. 

Incluso mientras la mayoría de los Rankers estaban siendo arrasados por el Aliento, el Rey Marcial tenía la fuerza suficiente para poder arrancarle las alas a la Reina del Verano. 

'Asombroso'.

Jang Wei se rió fríamente. Sus ojos brillaban de alegría. Eran los ojos de un cazador que iba tras su presa. 

Sabía que el Rey Marcial era fuerte porque había sido perseguido por él. Sin embargo, no conocía exactamente su fuerza.

Ahora que lo sabía, su corazón latía más rápido. No tenía que preocuparse por ser molestado. Su presa estaba chocando con otra presa. 

Aunque sus espaldas estaban expuestas, ninguno de los dos pensaba que alguien podía acecharlos. No. No podrían haberlo hecho.

Ese era el punto ciego de las bestias. Conocían su fuerza, por lo que se sumían en la arrogancia, creyendo que eran los mejores y que nada podía tocarlos. Sin duda, ese pensamiento resultaba muy peligroso.

Y semejante presa estaba a la vista.

Si pudiera plantar su flecha en esa gran presa y cortarle el cuello con su cuchillo, ¿Qué tan grande sería su alegría?

'Es como...'

Recordó un momento de la Tierra. 

'Como un jefe'.

Sintiendo un hormigueo en sus dedos, dejo de avanzar por un momento. 

¡Tak!

<Acecho Sigiloso>. Tomando prestada la habilidad de Hou Yi que le permitía acechar sigilosamente a un enemigo, llegó a un lugar que servía para ocultarse. 

No estaba expuesto al exterior, y tenía una vista perfecta. Jang Wei levantó su arco de Cuatro Direcciones y lentamente haló la cuerda hacia atrás. 

A lo lejos, su objetivo se elevaba de nuevo en lo alto del cielo. Estaba tan lejos que parecía un punto, pero sus dos ojos miraban claramente al Rey Marcial. 

Si soltaba la cuerda, su Flecha de Luz aterrizaría en la espalda del Rey Marcial. Pensando en eso, se lamió los labios. 

Pero...

'...¿Qué es?'

Justo cuando estaba a punto de soltar la cuerda, hizo una pausa sin querer. Thump. Thump. Thump. Su corazón latía más rápido. Su ritmo respiratorio se había acelerado. 

Su corazón estaba latiendo más rápido mientras estaba tras el Rey Marcial, pero eso se debía a la expectación y el regocijo.

Ahora se debía a una sensación diferente.

Su espalda estaba fría. Sentía como si alguien hubiera puesto su mano en su cuerpo. Ansiedad y nerviosismo. 

Una emoción que nunca había sentido después de poner un pie en la Torre.

En la Tierra, Jang Wei tenía el talento de saber rápidamente cuando estaba en peligro. 

Jang Wei podía sentir cuando estaba en peligro. 

De esa manera, había podido sobrevivir en el infierno de África. 

Usando ese talento, también había podido convertirse en el Dios del Arco.

Esa emoción había regresado. Debía haber algo a su alrededor. 

Giró su cabeza hacia un lado. En el borde de su visión, podía observar a un hombre parado en una colina. 

Había un hombre con un traje negro y una máscara. Caín. Se trataba de su objetivo original, el Acaparador. 

Su corazón no se calmaba. 

No, más bien, latía felizmente más rápido. Thump. Thump. Thump. 

Jang Wei frunció el ceño mirándolo con desprecio. 

***

"¿90%? Que equivocado estaba."

Yeon-woo se burló de sí mismo por pensar que si el Rey Marcial le 'ayudaba', sería capaz de atrapar a la Reina del Verano. ¿Quién? ¿El Rey Marcial?

Más bien, sería un alivio si Yeon-woo no lo molestaba. 

Aunque estaba herida, la Reina del Verano seguía siendo la Reina del Verano. 

Era el último dragón, y la gobernante absoluta de la Torre durante los últimos mil años. 

Atrapar a alguien como ella simplemente era una locura.

Aunque se uniera a la lucha del Rey Marcial y la Reina del Verano, sería herido por las secuelas de la lucha de ambas bestias. 

Sin embargo, Yeon-woo estaba un poco celoso. 

'Esa pelea... se supone que es mi pelea'.

El Rey Marcial se había acercado para ayudar a su discípulo. Sabía lo imprudente que era su discípulo. Por eso se ofreció a pelear en lugar de Yeon-woo, y ahora estaba caminando por el sendero peligroso con su vida en juego.

A pesar de estar en esta situación, a Yeon-woo no le agradaba la ayuda del Rey Marcial.

Y no tenía la intención de ocultar estos pensamientos. 

Quería unirse a esa lucha. Auqnue tuviera una probabilidad del 10%, no del 1%, confiaba en que podría acabar con la Reina del Verano. 

Incluso si la Reina del Verano usara todo su poder, no se podía comparar con Agares, que había hecho que todo el escenario se oscureciera, o Hermes, que había devorado a un demonio. 

Además, la Reina del Verano le había arrancado un brazo a su hermano.

Tenía que pagar por eso. ¿Haberla envenenado con el Veneno Demoníaco? Eso no bastaba para satisfacerlo. 

Los poderes de un miembro de pleno derecho de la especie de los Dragones eran equivalentes a los de un dios o un demonio. Y por supuesto, luchar contra un dios o un demonio representaba una locura. Sin embargo, Yeon-woo le había dado un golpe a Agares. 

Entonces, ¿Por qué no podría hacerlo ahora?

[...Rápido. Tu presa está ahí. ¿No?]

En ese momento, la Piedra Filosofal vibró. Algo desde su corazón susurró dulcemente en su oído.

Normalmente no se movía mucho, pero siempre se activaba en momentos como éste. Obviamente se trataba de un truco para llevarlo al peligro, pero...

'A veces estoy de acuerdo con este tipo'.

Yeon-woo sonrió con satisfacción. Aunque sólo se trataba los remanentes del Demonismo de Agares, tenía su personalidad.

Yeon-woo extendió su mano en el aire.

[Has elegido la recompensa 'Apertura del Intrenian'. Puedes obtener 5 artículos de lo que está en la lista.]

[¿Qué te gustaría elegir?]

[Lista de Recompensas]

[Huevo de Fenghuang]
 
[Fuego de Prometeo]

[Festival del Rey]

......

Eran las recompensas de la misión que la Reina del Verano le había dado.

Se trataba de una recompensa de la misión que la Reina del Verano había dado. 

Aunque no habían tesoros importantes, todos los artículos de la lista eran interesantes.

Afortunadamente, había algo que Yeon-woo quería. 

Mientras elegía sus recompensas, tenía un pensamiento. 

'¿Romperle la cabeza a la Reina del Verano con una recompensa que me dio? Tengo curiosidad por la cara que pondrá'.

Podía imaginar a su maestro quejándose de ira porque los había molestado.

'Pensará que su discípulo es osado. Bueno, un discípulo debe parecerse a su maestro'.

Se convenció a sí mismo con tonterías, 

Ring

'El último...'

Yeon-woo seleccionó uno entre los objetos que buscaba.