Reciente

lunes, 7 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 238

Capítulo 238. La Reina Del Verano (3)


'Heh....'

Yeon-woo resopló sin querer. No podía creer que el Rey Marcial tuviera el valor de revelar su dedo medio a un gran y amenazante dragón. 

Eso encajaba con el Rey Marcial. Una persona difícil de entender. Fuerza y relajación. Tenía la arrogancia de los más fuertes.

Y por un lado, tenía otro pensamiento. 

A pesar del comportamiento groserp del Rey Marcial, parecía impenetrable por fuera.

[¡Nayu!]

La Reina del Verano se enojó aún más ante la actitud desvergonza del Rey Marcial. 

Durante mucho tiempo, el mayor obstáculo de la Reina del Verano había sido AllForOne. Ella deseaba mirar la cima de la Torre más que nadie, pero no había podido pasar del piso 76 porque AllForOne siempre la estaba bloqueando. 

Después de establecer Dragón Rojo, pasó la mayor parte del tiempo luchando contra él. 

Y siempre perdía. Ella estaba en segundo lugar. No podía superarlo. Su inferioridad hacia AllForOne se convirtió en una maldición que la condenaba.

Entonces, apareció alguien de la Tribu de un Solo Cuerno.
 
Nayu. Cuando escuchó su nombre por primera vez, sólo pensaba que se trataba de un 'nuevo novato'. Sólo lo conocía por un informe de su subordinado. 

La Tribu de un Solo Cuerno. Se trataba de una especie superior que alguna vez había equiparado a la especie de los Gigantes o especie de los Dragones.

Pero la Tribu de un Solo Cuerno desechó los poderes que le habían otorgado como si no fuera nada. Incluso movieron su base afuera de la Torre por su cuenta. 

Dijeron que no iban a depender de sus ancestros y que forjarían su propio destino. 
 
Y de hecho, aunque abandonaron todas sus obligaciones, tuvieron éxito en la construcción de un territorio propio. 

Por eso la Reina del Verano admiraba a la Tribu de un Solo Cuerno.

Y siempre aconsejaba a sus subordinados que no se pelearan con ellos. 

No les decía que evitaran una pelea o que se rindieran. No había nada que pudiera hacer al respecto si estallaba un conflicto, pero no había necesidad de meterse en su camino para pelear contra ellos. 

De esa manera, la Reina del Verano los respetaba. Y la Tribu de un Solo Cuerno lo sabía. 

Transcurrió un tiempo, y la siguiente ocasión en que la Reina del Verano supo de Nayu fue cuando derrotó a su sombra. 

Incluso entonces, sólo le parecía 'impresionante', pero le prestó mucha atención. Todavía necesitaba 1000 años para alcanzarla.

Pero después de eso, se enteró de que había derrotado a un Ranker, el Rey del Hielo. Luego, atravesó el piso 30 en un corto período de tiempo.

A partir de entonces, el ritmo con el que recibía informes sobre Nayu aumentó. 

A veces, ella escuchaba noticias sobre él todos los días. 

La Reina del Verano comenzó a sentirse ansiosa. En la historia de la Torre, ¿Había alguien que hubiera crecido tan rápido?

El Lord Vampírico Báthory, el Cazador de Demonios De Roy, y el Filósofo Oscuro Fausto.
 
Todos ellos eran personas que habían gobernado durante sus épocas. 

Sin embargo, nunca habían derrotado a la Reina del Verano. Intentaron el piso 76, pero se arrodillaron al final. 

Báthory había usado su drenaje de energía. Por otra parte, De Roy y Fausto usaron sus poderes demoníacos. Pero todos ellos fallaron. 

Habían declarado desde el principio que podían derrotar a la Reina del Verano y a AllForOne, pero la Reina del Verano nunca se sintió amenazada por ellos. 

Así de fuerte era. Nadie podía amenazarla excepto AllForOne. 

Pero por primera vez, sentía que estaba en peligro... y por un novato del que ni siquiera sabía nada. 

Entonces, Nayu se convirtió en el rey más joven de la Tribu de un Solo Cuerno, y casualmente se encontró con la Reina del Verano en una batalla. 

—¿Es usted esa cosa dragón, anciana?

—An, anciana...

—¿Hm? ¿Dije algo malo?

Con 'cosa dragón' bastaba para hacerla enojar, pero ¿Anciana? Sin embargo, Nayu no parecía saber lo que había hecho mal. 

Ella había escuchado que tenía una personalidad peculiar, y parecía cierto.

A partir de entonces, el conflicto entre la Reina del Verano y el Rey Marcial comenzó. 

Fue una batalla tensa, lo suficientemente intensa como para hacer un desastre en algunos pisos. 
 
La gente vitoreaba, diciendo que el Rey Marcial representaba la nueva esperanza que podía ayudar a la Reina del Verano a derrotar a AllForOne. 

Pero esto resultaba vergonzoso para la Reina del Verano. 

¿Un novato que ni siquiera había vivido 100 años podía igualarla? Era una tontería. 

Pero los intentos de la Reina del Verano de derrotar al Rey Marcial fallaron todas las veces. 

Entonces, se dio cuenta de que su enfoque ya no estaba dirigido hacia arriba, hacia donde estaba AllForOne, sino hacia abajo, hacia el Rey Marcial. 

Su motivación durante los últimos miles de años había cambiado. 

Por eso razón, había apartado su competencia con el Rey Marcial y se había enfocado en lo alto.

Pero la sensación de pérdida siempre la preocupaba. Ella le haría pagar por esto, como correspondía a la especie de los Dragones. 

Se prometió que el Rey Marcial pagaría por la humillación que había recibido. 

Destrozaría al Rey Marcial con sus dientes. 

Y...

[Si ahora...]

Ella pensaba que este era el momento perfecto para hacerlo. 

A lo lejos, ella podía observar al hombre enmascarado parado detrás del Rey Marcial. 

Se trataba de la persona que había matado a Vieira Dune, y quien había tenido más éxito en la misión que ella dio. Eso significaba que estaba más cerca de la Piedra Filosofal que otros.

Además, emanaba un aura similar a la de ella. Sus Ojos Dracónicos le indicaban que estaba ocultando algo. 

Justo entonces, la Reina del Verano se dio cuenta de algo. Ese hombre enmascarado estaba detrás de todo esto. 

¿Y el Rey Marcial estaba defendiendo a esa persona? Entonces ella tuvo que aplastarlo. ¡Junto con el tipo que está detrás de él!

[¡Dámela!]

¡Kwang!

Ella se levantó del suelo. Con el Miedo al Dragón, su largo cuerpo se abalanzó sobre el Rey Marcial. 

Desde lejos, parecía que una gran montaña se movía. 

"Discípulo. ¡Mira de cerca lo asombroso que es tu Maestro!"

"No llores cuando te den una paliza."

"¡Esa boca tuya!"

El Rey Marcial bromeó con Yeon-woo incluso cuando la temible aura se abalanzó hacia su dirección. Separó sus brazos, mostrando sus colmillos. 

¡Boom!

Ambas auras chocaron. El mundo se sacudió. Sonó una fuerte explosión como si hubiera caído otro meteorito y una onda expansiva se extendió.

Yeon-woo desplegó sus alas de fuego y usó Parpadeo para moverse hacia atrás en caso de que fuera arrastrado por la tormenta de maná. 

'Tienes que ganar. No importa lo que pase'.

Mientras Yeon-woo deseaba internamente la victoria del Rey Marcial, las cosas estaban tensas entre el Rey Marcial y la Reina del Verano. 

El Rey Marcial empujaba sus brazos contra la boca de ella. Sus brazos eran pequeños comparados con el tamaño de la Reina del Verano.

¡Kraaaa!

La Reina del Verano gruñó, tratando de tragarse al Rey Marcial que era más pequeño que su boca, pero él no cedía. 

Un choque de poderes. 

Kwakwakwak-

El aura que emanaban no permitía que nadie más interfiriera. 

"Ugh, en serio. La señora, ¿No hace dieta? ¡Estás muy pesada!"

El Rey Marcial frunció el ceño ante la obstinada Reina del Verano que tampoco retrocedía.

Había dado un paso adelante para salvar a su discípulo, pero ahora se encontraba en una situación vergonzosa. ¿Qué ejemplo estaba dando como maestro?

Originalmente había venido para vengar a su subordinado. Pero después de perseguir al Dios del Arco, vio a su discípulo e intervino. 

Si el tipo con la máscara sospechosa detrás de él no estuviera presente, no habría entrado en un campo de batalla tan caótico en primer lugar. 

Discípulo. Un discípulo. Esa palabra siempre se ha sentido extraña para el Rey Marcial. Era una palabra a la que nunca podía acostumbrarse. 

Había dos tipos a los que podía llamar sus discípulos, pero sólo lo habían decepcionado. 

Uno se había marchado diciendo que quería hacer sus propias cosas, y el otro se había marchado diciendo que el camino del Rey Marcial no se alineaba con el suyo. Técnicamente, había fallado con los resultados.

Entonces, cuando aceptó a su tercer discípulo, el Rey Marcial trató de no apegarse demasiado. A simple vista, su nuevo discípulo parecía ser más terco que los otros dos, y probablemente se iría pronto. 

Pero un tipo como ese confiaba en él. A veces incluso lo miraba con ojos llenos de respeto. 

Como ahora. 

Respeto. 

Esa palabra abrió el corazón del Rey Marcial. 

'Si él me mira con esos ojos brillantes...'

Para recuperar su dignidad como maestro, apretó los dientes. Intentaba revelar un camino de su discípulo, aunque fuera un poco. 

"Joder. ¡No puedo quedarme sin hacer nada! ¿Verdad?"

El Rey Marcial se rió con sus colmillos a la vista. Las venas brotaron de sus músculos. 

"¡Arghh!"

En ese momento, las cosas cambiaron ligeramente para el Rey Marcial. Mientras daba un paso adelante, la Reina del Verano retrocedía. 

Viendo la gran montaña siendo empujada hacia atrás, los Nueve Hijos del Dragón y los miembros de Dragón Rojo que habían venido con ella tenían caras de asombro. 

"¡Madre!"

"¡Su Majestad!"

Sabían que el Rey Marcial era fuerte, pero nunca habían imaginado que pudiera hacerla retroceder. 

No, ni siquiera pensaron en ello. 

Desde su perspectiva, eso simplemente no podía suceder. Para los miembros del Dragón Rojo, la Reina del Verano era su dios y su lord.

Tom se recompuso primero. 

'¡Ahora es el momento!'

Como era de esperar del codicioso hijo menor, Tom buscaba el momento adecuado. Pensaba que esta podría ser su última oportunidad. No, no sólo su última oportunidad, sino también la oportunidad de convertirse en el mayor.

Tendría que renunciar a su posición en los Nueve Hijos del Dragón de todos modos, así que iba a darle la vuelta a la situación salvando a la Reina del Verano. 

¡Boom!

Tom pisó fuertemente el suelo, dirigiéndose hacia la lucha entre la Reina del Verano y el Rey Marcial.  

Sus auras bastaban para destrozar la atmósfera, pero a Tom no le importaban esas cosas. 

Los otros Nueve Hijos del Dragón se dieron cuenta de lo que Tom estaba pensando y lo siguieron. 

"¡Ese bastardo!"

Especialmente la mayor de los Nueve Hijos del Dragón, Bihee Waltz, rechinó los dientes. 

Como primer apóstol de la Reina del Verano, el intento de Tom de tomar su posición sólo le parecía deshonesto.

¡Kwakwakwang!

Con Tom al frente, los otros Nueve Hijos del Dragón también usaron sus habilidades características. 

Efectos de fantasía cubrieron el cielo. Su fuerza se demostraa por el hecho de que pudieron mantener el equilibrio e intentar atacar en medio de la feroz lucha entre el Rey Marcial y la Reina del Verano.

Y detrás de ellos, los otros 81 Ojos se unieron. Troya y los otros Altos Rankers atacaron. 

Su objetivo era el Rey Marcial. No les gustaba pelear de esta manera conjunta, pero tenían que ayudar a la Reina del Verano. 

Sin embargo...

"¿Quién se atreve a molestar a nuestro rey?"

Una voz aguda sonó desde el cielo, al mismo tiempo que un relámpago rojo descendió sobre los Nueve Hijos del Dragón y los 81 Ojos. 

Krrrrng-

Los Nueve Hijos del Dragón y los 81 Ojos detuvieron sus habilidades y trataron de retroceder para escapar. 

Se dieron cuenta de que no sobrevivirían si les alcanzaba ese relámpago de color rojo sangre. 

Y tenían razón. 

Un cráter gigante se produjo en el suelo donde el relámpago aterrizó. Era como si un Golpe de Meteorito hubiera aparecido de nuevo. 

Sin embargo, el relámpago no se detuvo en ese punto.

Miles de chispas se conectaron como redes en el suelo, y todo a su alrededor se iluminó de un color rojo como la sangre. 

¡Fizz!

Cuando finalmente recobraron la vista, las caras de los Nueve Hijos Dragones y los 81 Ojos se volvieron rígidas. 

¡Tak!

Un anciano con un cuerno aterrizó donde había caído el relámpago. 

Parecía un erudito, pero las vibrantes chispas rojas a su alrededor hacía que se estremecieran.

Fizz, pop-

"El Filósofo Sangriento..."

Quien había gobernado en la Torre junto con Amanecer Negro del Ejército del Demonio . 

Pero con la aparición del Rey Marcial, había dado un paso atrás para convertirse en el Anciano Principal.  Así que por supuesto, incluso los Nueve Hijos del Dragón estarían en guardia. 

"No sabía que la gente todavía reconozca a este anciano. Me siento honrado."

En realidad, era raro no conocerlo si eras un Alto Ranker. 

Aunque se retirara, una vez había sido tan poderoso como el Rey Marcial. Como había otro monstruo como el Rey Marcial, el Dragón Rojo se puso nervioso.

"Supongo que lo entienden entonces. Aunque actúa como un gamberro, es nuestro rey. Si interfieren..."

 <Control de Relámpagos>. Era la reliquia de la familia Cheongram, y también el poder que simbolizaba a Phante. Sin embargo, como el Anciano Principal, había recreado el Control de Relámpagos para crear algo tan destructivo como el Puño de Ocho Extremos.

Se llamaba <Mina Sangrienta>. El relámpago de color rojo sangre tronaba como si se los fuera a tragar en cualquier momento. 

"Morirán."

¡Kwakwakwang!

El relámpago que rodeaba al Anciano Principal se extendió a los alrededores. Todo lo que lo rodeaba fue barrido. 

Krrrrr-

Los Nueve Hijos del Dragón y los 81 Ojos no tuvieron el coraje para enfrentar a Mina Sangrienta de frente, por eso huyeron.

Aunque eran los ejecutivos del Dragón Rojo, los gobernantes de la Torre, eran débiles frente a un poder tan dominante. 

Pero hubo una persona que no lo hizo. 

Una mujer con el cabello negro hasta los pies. Bihee Waltz giró su cuerpo y se movió hacia la Mina Sangrienta que caía del cielo. 

Mientras una tormenta de maná se arremolinaba a su alrededor, las escamas del dragón crecían en su piel hasta sus ojos. Las alas y la cola de su espalda mostraban el nacimiento de un nuevo Dragón Humano después de la muerte de Ala Celestial, Cha Jeong-woo. 

¡Kwanggg!

Kwakwakwa-

Vals interceptó la Mina Sangrienta.

El relámpago dispersado impactó en el suelo. Nubes de polvo flotaron y un olor a quemado se extendió a su alrededor. 

No había usado todo su poder, pero había bastado para destrozar el poder del Anciano Principal. 

No era muy conocida públicamente, pero como la mayor de los Nueve Hijos del Dragón, había sobrepasado los límites de un Dragón Humano, y ya había despertado hasta la quinta etapa de las Autoridades.

Excepto la Reina del Verano, no había nadie que pudiera derrotarla. 

"¿Acabas de decir que moriríamos?"

Revelando su aura violenta, gruñó con un Miedo al Dragón que no se quedaba corto con respecto al de la Reina del Verano. 

"Te devolveré esas palabras. Te enseñaré lo que significa oponerse al Dragón Rojo".

Ella extendió sus alas de dragón y se precipitó hacia el Anciano Principal.

El Anciano Principal produjo varias Minas Sangrientas que tenía en sus manos. <Poder de Mina Sangrienta Definitivo>. Una luz color rojo sangre se derramó sobre ella como granizo. 

Krrrngg, krrng, krrrrr-

Y con eso como punto de partida. 

Swekkkkk-

¡Kwakwakwang!

"¡Vals nos está cubriendo!"

"¡Tenemos que salvar a la Reina del Verano!"

Los 81 Ojos se reunieron de nuevo y corrieron hacia adelante. 

Frente a ellos, los guerreros y los Ancianos de la Tribu de un Tribu de un Solo Cuerno se interpusieron. 

"Podremos divertirnos un poco, ¿Eh?"

Una batalla entre el Dragón Rojo y la Tribu de los Cuernos Únicos, en una escala completamente diferente a la guerra contra Cheonghwado.