Reciente

sábado, 5 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 234

Capítulo 234. Cacería de Brujas (9)


Justo cuando la Bayoneta Mágica estaba a punto de alcanzar el cuello de Vieira Dune...

¡Clink!

Fue rechazada por una barrera invisible. Un aura asesina descendió repentinamente desde arriba. 

Yeon-woo rápidamente consideró si debía terminar con Vieira Dune o irse. 

Eventualmente, se volteó dejando a Vieira atrás. Al mismo tiempo, se puso su máscara de nuevo. 

¡Kwang!

Mientras lo hacía, algo descendió con fuerza. El suelo se agrietó mientras se sacudía.

"Oh. Eres bastante bueno. ¿Leíste eso? Tus sentidos se han vuelto más agudos que cuando estabas en las Cinco Montañas de la Penitencia, chico."

La mayoría de los Rankers hubieran sido golpeados. El atacante se puso de pie con una ligera risa. 
 
Como el atacante tenía poca estatura, su túnica se arrastraba por el suelo. 

Su cara, que se podía observar a través de la capucha, sonreía maliciosamente. 

Yeon-woo pudo observar la fría maldad en su cara. El Fantasma de la Peste, la bestia del Ejército del Demonio que destrozaba a todo el mundo exceptuando a su Lord, estaba frente a él. 

"Kindred."

"Sí. Ha pasado un tiempo. Parece que sabes quién soy, puesto que no te sorprendes."

Kindred se echó la capucha hacia atrás y se rió. Fue la primera vez que se encontraron después del Palacio del Rey Mono. 

Sin embargo, no parecía que hubiera pasado tanto tiempo. 

"Supongo que sería raro si no lo supieras, ¿Eh? Nuestros caminos se cruzaron tantas veces. Nuestros destinos deben estar entrelazados."

Desde el Palacio del Rey Mono, el Bosque de los Demonios, y ahora en la Noche de Walpurgis. 

Durante los últimos meses, dondequiera que Kindred iba, siempre había rastros de Yeon-woo. ¿Había cosas como las coincidencias en este mundo? Kindred no lo creía. 

Todo en este mundo estaba controlado por el Demonio Celestial. Por lo tanto, significaba que se reunían por la voluntad del Demonio Celestial. Kindred tenía una sonrisa de felicidad.

"Entonces, ¿Cómo está Brahm?"

"Brahm está muerto..."

"Jajaja. ¡No! Aunque no seamos cercanos, no deberíamos mentir. ¿Pensaste que pregunté porque no lo sabía? Por supuesto que debe haber muerto. Pero, ¿Crees que no sé que está caminando con sus propios pies?"

Bajo la máscara, los ojos de Yeon-woo se endurecieron. ¿Cómo lo supo? Todas las cosas relacionadas con la Desesperación del Rey Negro las mantuvo en secreto. 

Casi nadie de su grupo sabía el verdadero secreto de la Desesperación del Rey Negro. 

¿Pero cómo lo sabía Kindred, no, el Ejército del Demonio?

Kindred curvó sus labios de forma divertida. 

"No hay nada que no sepamos dónde el Demonio Celestial desciende. Pero siendo honesto, no sabemos sobre tu secreto. Sin embargo, el Demonio Celestial lo sabe, así que nosotros también lo sabremos. ¿Qué te parece la gracia del Demonio Celestial?"

Tenían razón en que sólo se podía entender la mitad de lo que decían los fanáticos de ese culto. 

Sin embargo, Yeon-woo pudo comprender algo. 

Como que había observado al Ejército del Demonio desde la oscuridad, el Ejército del Demonio también había hecho lo mismo.

Se preguntaba por qué no lo habían seguido desde el Palacio del Rey Mono, pero se debía a que lo habían estado observando en silencio. 

'Tendré que ser más cuidadoso cuando me mueva a partir de ahora'.
 
Yeon-woo chasqueó su lengua. Lo que hacía a partir de ahora tenía que hacerse en secreto. No podía dejarse atrapar por el Ejército del Demonio. 

'Es un alivio, no parecen saber demasiado'.

Si se hubieran dado cuenta de su identidad, habrían intentado matarlo desde mucho antes. El Ejército del Demonio fue el que tomó la iniciativa de deshacerse de Arthia. Existía una mala relación entre su hermano y el obispo principa.

Sin embargo, Kindred estaba mostrando un interés positivo en Yeon-woo en este momento. Significaba que tenía otro objetivo en mente.

Y tenía razón. 

"Así que chico. Como el Demonio Celestial ha proclamado, necesitas unirte a nosotros ahora. He estado esperando que vengas."

Yeon-woo preguntó con los ojos abiertos. 

"¿Es por Sesha?"

"Mitad si, mitad no. Si te tenemos a ti, Brahm te seguirá, y esa niña también vendrá. Pero eso no es todo. ¿No eres un sucesor del Rey Mono? Entonces eso significa que eres nuestro hermano. Nos aseguraremos de que estés satisfecho."

No sabía como estaban relacionados el Rey Mono y el Ejército del Demonio, pero Yeon-woo estaba preocupado por Sesha. Estaba claro por qué Elohim estaba interesado en ella, pero no tenía ni idea de por qué el Ejército del Demonio la quería. 

"¿Qué están tratando de hacer con Sesha?"

"Tampoco lo sé."

Yeon-woo frunció el ceño. 

"¿Qué?"

"Jajajaja. ¿No te lo dije? Todo es de acuerdo con la voluntad del Demonio Celestial. El Demonio Celestial me dice qué hacer, y sólo sigo sus órdenes. ¿Tiene que haber otra razón?"

Estas personas eran definitivamente unos locos bastardos difíciles de entender. 

¿El Demonio Celestial necesitaba a Sesha? Lo más probable es que no se tratara de la voluntad del Demonio Celestial, sino del obispo principal. 

'Porque desde hace tiempo  el Demonio Celestial no da órdenes por sí mismo'.

Esto significaba que para proteger a Sesha, tenía que enfrentarse al Ejército del Demonio, como con Tierra Sangrienta y Elohim.

¡Kukukoong!

En ese momento, tembló. Los intrusos habían entrado por las puertas del castillo. Kindred agarró a Vieira Dune la parte trasera de su cuello y extendió su mano hacia Yeon-woo. 

"Ya basta de charla. Los molestos herejes vendrán, así que ven conmigo."

"¿Y si no quiero?"

En ese momento, los ojos bondadosos de Kindred se estrecharon. Su atmósfera agradable se transformó en una atmósfera violenta. Expuso sus dientes, mostrando sus colmillos. 

"¿Te atreves a oponerte a las órdenes del Demonio Celestial? Qué irrespetuoso. ¿Crees que tienes elección?"

"Puedo tomar mis propias decisiones."

"¿De qué estás hablando...?"

Justo cuando Kindred estaba a punto de dar un paso adelante... 

¡Kwang!

Todo se sacudió de un lado a otro. La conmoción por la llegada de Kindred no se puede comparar con esto. Con un terremoto, el lugar donde estaban comenzó a inclinarse hacia un lado. 

"¿Qué?"

Todo dentro del castillo se movió hacia la dirección en que se inclinó. También, aparecieron grietas en los techos y paredes. Partes de la estructura se desmoronaron. 

Estaba a punto de derrumbarse. 

¡La fortaleza de la Noche de Walpurgis que había existido durante miles de años!

¡El Castillo Brocken!

*Retumbar*

"¿Qué estás haciendo?" Kindred gritó frenéticamente. Por primera vez después de convertirse en el segundo obispo, sintió un miedo escalofriante.

Sin embargo, Yeon-woo sólo sonrió detrás de la máscara. Luego, habló a sus subordinados a través de su conexión.

'Comiencen'.

* * *

"Nuestro maestro quiere que comencemos."

Brahm sonrió fríamente cuando escuchó la orden de Yeon-woo. 

A su lado, Galliard asintió y apuntó su arco a un gran cristal azul en el cielo. 
 
"Es eso, ¿Verdad? ¿El centro de esas extrañas barreras?"

Las cinco barreras alrededor del Castillo Brocken. 

Las barreras acabaron permitiendo la entrada de los intrusos, pero todavía estaban en funcionamiento. 

Para proteger el lugar.

Las barreras ejercían mayor efecto en el cielo. Debido a esto, los jugadores estaban en desventaja en una batalla área.

Brahm y Galliard querían deshacerse de estas barreras por completo. 

Tenía que haber un centro para crear las barreras, y la Noche de Walpurgis había hecho todo lo posible para ocultar esto.

Sin embargo, había algo que no habían podido anticipar. 

Cuando se trataba de la muerte, nadie se podía comparar con Yeon-woo.

[Tercer Espíritu]

[Libro Sin Ley]

Usando los dos poderes, Yeon-woo había averiguado a través de las almas de las brujas el 'centro', esto con la ayuda de Boo. 

Estaba escondido en los cañones que rodeaban el Castillo Brocken. 

Yeon-woo le dijo a su grupo que se dispersaran, y que esperaran en sus posiciones. 

Para que pudieran atacar cada centro al mismo tiempo. 

En este momento, habían encontrado las ubicaciones de cinco centros... Había uno en cada una de las direcciones cardinales, y uno en el centro. 

Brahm y Galliard estaban en el este. Shanon y Phante estaban en el oeste. Hanryeong y Edora en el norte. Rebecca en el sur. Boo había dicho que estaba preparado para destruir el centro que estaba en el medio en cualquier momento. 

Por supuesto, no era como si algo fuera a suceder de inmediato después de que las barreras desaparecieran. 

Por lo tanto, probablemente tendrían que hacer otros ataques. Boo y Brahm ya estaban completamente preparados. 

'Hay tantos'.

Antes de romper el centro, Brahm miró hacia abajo.

Podía observar las batallas que se estaban librando dentro del castillo. 

El Mar del Tiempo estaba en el este, y los mercenarios de la Unión de Viento del Oeste estaban en el oeste. En el norte, había una mezcla entre el Ejército del Demonio y varios Rankers. En el sur, Elohim acababa de ser fuertemente atacados, pero estaban reorganizando sus fuerzas de nuevo. 

Había innumerables gremios de mercenarios y gremios de asesinos. Parecían fantasmas hambrientos. 

A pesar de que se trataba de un escenario que habían preparado, daba lastima verlos. Parecían pequeñas luciérnagas entrando en el fuego.

Definitivamente se trataban de hábiles jugadores, ¿Qué los había cegado?

¿La codicia? ¿El deseo? Cualquiera cosa que hubiera sido, no habría muchos que sobrevivirían debido a su estupidez. 

"Kindred, la cara de ese tipo se arrugará. Es una pena que no pueda verlo por mi cuenta."

Brahm se puso a pensar en Kindred, que probablemente estaba encontrándose con su maestro en este momento. ¿Kindred lo sabría? ¿Que Yeon-woo lo estaba esperando?

'Cometió un error pensando que era el único tipo inteligente.'

Brahm le preguntaría a Yeon-woo qué tipo de cara puso Kindred. 

Luego, un pensamiento se le ocurrió de repente. 

'Aunque las almas de las brujas hayan sido investigadas, Boo ha encontrado las debilidades de las barreras demasiado rápido. ¿Realmente sería tan fácil? Es algo que las brujas habían hecho después de minuciosos experimentos. Escuché que muchos de sus viejos recuerdos volvieron. ¿Está relacionado con eso?'

Pero detuvo sus pensamientos. Necesitaba hacerlo ahora mismo. Brahm miró a su amigo. 

"Galliard."

"Lo tengo."

Galliard asintió con la cabeza y sólo su mano de la cuerda. <Flecha Explosiva>. Se trataba de una habilidad que los Elfos Oscuros podían recibir si tenían el título de 'Cazador'. 

¡Kwakwakwang!

La flecha se clavó profundamente dentro del cristal azul. Al explotar, varias explosiones se desencadenaron dentro del cristal, y se hizo pedazos. 

El primer centro había sido completamente destruido. 

La Formación del Mundo Fantasmal se desvaneció. 

¡Hwak!

Brahm sacó un libro y comenzó a recitar un hechizo. <Libro de Marte>. No podía compararse con el Libro de Mercurio, pero seguía siendo un grimorio con conocimiento de alquimia en su interior. 

"Sal."

Brahm activó su magia invocadora. Se trataba de una magia que requería un precio astronómico para invocar por la fuerza un objeto del espacio exterior.

Se trazó un gran círculo mágico en el aire. 

El precio podía pagarse fácilmente. 

Había muchas Piedras Filosofales, porque las brujas las habían plantado dentro de los 'centros' para fortalecerlos.

No eran tan refinadas comparadas con la que tenía Yeon-woo, pero bastaba para invocar a los objetos que flotaban en el exterior. 

Las brujas probablemente nunca imaginaron que lo que crearon para protegerse les haría daño al final. 

Kookookoo-

El cielo vibró, y una piedra envuelta en calor a través del círculo mágico comenzó a revelarse. 

Brahm sonrió fríamente al verla. 

"Golpe de Meteorito."

¡Kwang!

* * *

Justo entonces. 

Ting, ting, titi-

Todo se detuvo como si lo hubieran estado esperando. 

La Formación del Mundo de los Monstruos, la Formación del Mundo de los Desastres, y la Formación del Mundo del Inframundo desaparecieron. Por último, la Formación del Mundo de las Calamidades se dispersó. No quedaba nada para proteger el castillo. 

Justo entonces, una gran piedra descendió encima del Castillo Brocken. Fue un desastre.